Maurice Baring

Maurice Baring

Maurice Baring, el quinto hijo de Edward Charles Baring (1828-1897), nació en 37 Church Street, Mayfair, el 27 de abril de 1874. Su padre, que era banquero, fue creado el primer barón Revelstoke en 1885.

Baring se educó en Eton College y Trinity College. Sin embargo, dejó la Universidad de Cambridge sin obtener un título. Un lingüista talentoso, se unió al servicio diplomático en 1898 y se desempeñó como agregado en París, Copenhague y Roma. Después de pasar un año en el Foreign Office en Londres, renunció al servicio en 1904.

Baring ahora unido The Morning Post donde informó sobre la Guerra Ruso-Japonesa. Sus experiencias aparecieron en el libro. Con los rusos en Manchuria (1905). Después de trabajar en San Petersburgo y Constantinopla, se trasladó en 1912 a Los tiempos donde se convirtió en su corresponsal especial en los Balcanes. Según su biógrafo, Robert Speaight: "Durante estos años aprendió ruso y desarrolló una simpatía duradera por el pueblo ruso que los cambios políticos no pudieron perturbar".

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Baring se unió al Royal Flying Corps. En agosto de 1915 fue nombrado "mentor y guía" de Hugh Trenchard. En 1918, Baring se convirtió en oficial de estado mayor de la Royal Air Force. Varios de los amigos más cercanos de Baring murieron durante la guerra. Esto incluyó a Julian Grenfell, Raymond Asquith y Patrick Houston Shaw-Stewart. La muerte en acción de estos hombres lo inspiró a un verso conmovedor, que publicó en 1919. Según William Orpen, el poema de Baring, In Memoriam "es la obra de arte más grande que ha salido de toda esta guerra". Baring escribió más tarde sobre sus experiencias de guerra en su autobiografía, El espectáculo de marionetas de la memoria (1922).

Baring era un amigo cercano de G. K. Chesterton comenzó, y se ha sugerido que Baring fue el modelo de Horne Fisher, el personaje de conexión de las historias que componen El hombre que sabía demasiado (1922). Después de la guerra, Baring escribió una serie de novelas exitosas que incluían Pasando por (1921), C (1924), Cuna de gato (1925), Daphne Adeane (1926), Robert Peckham (1930), En mi fin es mi comienzo (1931) y La dama solitaria de Dulwich (1934).

Un crítico, PM Irvine, ha argumentado que las novelas de Maurice Baring han llegado a ser consideradas como: "obras maestras menores en el estudio del personaje y la representación social. Por limitadas que sean en materia y tema ... pueden apreciarse por la precisión con la que reproducen la mundo de la élite victoriana tardía, por la pureza y sencillez de su estilo, y por la sensibilidad y erudición que despliegan ".

A principios de la década de 1930, Baring comenzó a sufrir de parálisis agitante. Continuó escribiendo y ¿Tiene algo que declarar?, una antología de citas favoritas en varios idiomas, se publicó en 1936. En 1940 se vio obligado a dejar su casa en Rottingdean y fue atendido por amigos en Escocia. Maurice Baring murió soltero, en el castillo de Beaufort, cerca de Inverness, el 14 de diciembre de 1945.

La única ocasión en que puedo recordar que habló con vehemencia sobre un tema serio fue una noche de 1920 cuando estábamos sentados solos después de la cena en su casa. Hablaba, más de lo que hablaba habitualmente, de forma incoherente y rápida, sobre el impacto nauseabundo de la insensibilidad y el mezquino interés propio de los pacificadores en París, sobre todo de su olvido de los millones de cadáveres destrozados y podridos en el fango de Flandes. . Él (William Orpen) sacó del bolsillo una copia del poema de Maurice Baring 'En memoria'a su amigo Lord Lucas, que leyó en voz alta, su dicción desigual oscureciendo sus cualidades como un poema, pero dando una mayor intensidad a su significado. "Este poema", declaró, "es la obra de arte más grande que ha salido de toda esta guerra". Le pedí a Maurice Baring que me lo copiara. Maurice Baring me dijo: "Estoy loco, pero nadie lo ha notado todavía". Eso es cierto para todos nosotros: el mundo entero está loco.


Evelyn Baring, primer conde de Cromer

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Evelyn Baring, primer conde de Cromer, también llamado (1883-1892) Sir Evelyn Baring, (nacido el 26 de febrero de 1841 en Cromer Hall, Norfolk, Inglaterra; fallecido el 29 de enero de 1917 en Londres), administrador y diplomático británico cuyo gobierno de 24 años en Egipto como agente y cónsul general británico (1883-1907) profundamente influyó en el desarrollo de Egipto como un estado moderno.


Proyectos anteriores y actuales

El primer libro del profesor Baring, El joven Derrida y la filosofía francesa, 1945-1968 (2011) examina la carrera temprana de Jacques Derrida, prestando especial atención a las instituciones académicas del París de mediados de siglo que lo pusieron en conversación con una variedad de ideas políticas y teológicas. El libro fue galardonado con el premio Morris D. Forkosch por el Revista de Historia de las Ideas. Con Peter E. Gordon, editó El rastro de Dios: Derrida y religión (2014). Su segunda monografía, Se convierte a lo real: el catolicismo y la creación de la filosofía continental, apareció en 2019, y rastrea el éxito internacional de la fenomenología en las décadas medias del siglo XX. Baring está trabajando actualmente en una historia transnacional del marxismo, centrándose en el rechazo a menudo repetido pero molesto del pensamiento "vulgar". Para una entrevista reciente sobre su investigación, vea el jhiblog.


& # 8220Wagner & # 8221

Oh extraño despertar a un mundo de tinieblas,
Y rayos de luna desconcertados y estrellas delirantes,
De almas que gimen tras rejas prohibidas,
Y bosques ondulantes barridos por alas de fatalidad
De héroes cayendo en infeliz lucha,
Y los mensajeros alados de los Eyries se oscurecen
Y montañas rodeadas de llamas y formas que nadan
En la noche verde traslúcida del río profundo.

Oh alma inquieta, que siempre buscas la bienaventuranza,
Sediento por siempre e insatisfecho,
Si el bosque comienza a sonar el cuerno resonante,
O Tristram agonizante gime junto a las costas desamparadas,
O Siegfried cabalga a través del fuego para despertar a su novia,
Y sacude los planetas giratorios con un beso.

El conservador imaginativo aplica el principio de apreciación a la discusión de la cultura y la política: abordamos el diálogo con magnanimidad en lugar de con mera cortesía. ¿Nos ayudará a seguir siendo un oasis refrescante en la arena cada vez más polémica del discurso moderno? Considere hacer una donación ahora.

Esperamos que se una a nosotros El conservador imaginativo comunidad. El conservador imaginativo es un diario en línea para aquellos que buscan lo Verdadero, lo Bueno y lo Hermoso. Abordamos la cultura, el aprendizaje liberal, la política, la economía política, la literatura, las artes y la República Americana en la tradición de Russell Kirk, T.S. Eliot, Edmund Burke, Irving Babbitt, Wilhelm Roepke, Robert Nisbet, Richard Weaver, M.E. Bradford, Eric Voegelin, Christopher Dawson, Paul Elmer More y otros líderes del conservadurismo imaginativo. Algunos conservadores pueden mirar el estado de la cultura occidental y la República de Estados Unidos y ver una enorme nube oscura que parece estar lista para desatar una tormenta que bien puede lavar lo que más atesoramos de nuestras formas heredadas. Otros se centran en el lado positivo que se puede encontrar en la próxima generación de conservadores tradicionales que se han inspirado en el Dr. Kirk y sus semejantes. Esperamos eso El conservador imaginativo responde T.S. El llamado de Eliot a "redimir el tiempo, redimir el sueño". El conservador imaginativo ofrece a nuestras familias, nuestras comunidades y la República, un conservadurismo de esperanza, gracia, caridad, gratitud y oración.

La imagen presentada es un busto de Richard Wagner en Venecia, subido por Daderot. Tiene licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported y se ha mejorado para mayor claridad.

Todos los comentarios son moderados y deben ser corteses, concisos y constructivos para la conversación. Se pueden aprobar los comentarios que sean críticos con un ensayo, pero no se publicarán los comentarios que contengan críticas ad hominem al autor. Además, es poco probable que se aprueben los comentarios que contengan enlaces web o citas en bloque. Tenga en cuenta que los ensayos representan las opiniones de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de The Imaginative Conservative o su editor o editor.


El surgimiento de las finanzas corporativas

Hacia finales del siglo XIX, comenzó el trabajo para empresas nacionales, comenzando con la salida a bolsa de Arthur Guinness Sons & amp Co Ltd en 1886. Otros clientes corporativos británicos tempranos fueron Whitbreads, Manchester Ship Canal Co Ltd, Vickers y London Omnibus Co Ltd Entre las guerras, cuando el mercado de capitales de Londres estuvo cerrado durante largos períodos a los prestatarios extranjeros, las transacciones para las empresas británicas se volvieron mucho más importantes. Ahora se emprendió por primera vez el trabajo general de finanzas corporativas, comenzando en la década de 1920 con la reorganización de Armstrong Whitworth, una importante empresa de ingeniería, y continuando con la racionalización de la industria textil del algodón de Lancashire mediante la creación de Lancashire Cotton Corp. Después de 1945 el trabajo de finanzas corporativas para empresas británicas, la gestión de fondos para fondos de pensiones, instituciones e individuos, y la banca formaron las tres divisiones principales de la empresa.


Vida [editar | editar fuente]

Baring fue el octavo hijo y el quinto hijo de Edward Charles Baring, primer barón Revelstoke, de la familia de banqueros Baring, y su esposa Louisa Emily Charlotte Bulteel, nieta del segundo Earl Grey. Nacido en Mayfair, & # 911 & # 93, fue educado en Eton College y Trinity College, Cambridge. & # 912 & # 93 Después de un comienzo fallido de una carrera diplomática, viajó mucho, particularmente en Rusia. Informó como testigo presencial de la Guerra Ruso-Japonesa para Londres. Publicación de la mañana. & # 913 & # 93 Al comienzo de la Primera Guerra Mundial se unió al Royal Flying Corps, donde se desempeñó como asistente de David Henderson y Hugh Trenchard en Francia. Durante 1918, Baring se desempeñó como oficial de estado mayor en la Royal Air Force y fue nombrado oficial en la Orden del Imperio Británico. En 1925, Baring recibió una comisión honoraria como comandante de ala en la Reserva de Oficiales de la Fuerza Aérea. Después de su muerte, Trenchard escribió: "Era el hombre más desinteresado que he conocido o es probable que conozca. El Cuerpo de Vuelo le debe a este hombre mucho más de lo que saben o piensan". & # 914 & # 93

Después de la guerra disfrutó de un período de éxito como dramaturgo y comenzó a escribir novelas. Sufrió una enfermedad crónica durante los últimos años de su vida, durante los últimos 15 años de su vida estuvo debilitado por la enfermedad de Parkinson. Era ampliamente conocido socialmente, por algunos de los Apóstoles de Cambridge, por The Coterie y por el grupo literario asociado con G. K. Chesterton e Hilaire Belloc en particular. & # 915 & # 93 Era acérrimo en su antiintelectualismo con respecto a las artes, y un bromista convencido.

Anteriormente agnóstico, & # 916 & # 93 se convirtió al catolicismo romano en 1909, "la única acción en mi vida de la que estoy bastante seguro de que nunca me he arrepentido". & # 917 & # 93 Hablando por experiencia personal, sin embargo, una vez le aconsejó a Belloc que "nunca, nunca, nunca hable de teología o discuta la Iglesia con los que están fuera de ella. La gente simplemente no entiende de lo que está hablando y simplemente (a) enojarse y (b) llegar a la conclusión de que uno mismo no cree en la cosa y que simplemente lo está haciendo para molestar ". & # 914 & # 93


Maurice Baring: fe y cultura

Cuando Sir James Gunn exhibió su famosa pintura, The Conversation Piece, que representa a G.K. Chesterton, Hilaire Belloc y Maurice Baring se reunieron alrededor de una mesa, Chesterton, con humor característico, etiquetó las tres figuras, Baring, dominante y pasado.

Sin embargo, el retrato de grupo de Gunn, que ahora se exhibe en la National Portrait Gallery de Londres, representó mucho más que una mera reunión de amigos. Las tres figuras literarias fueron consideradas por el público lector como inseparables en muchos aspectos. Compartieron una amistad común, una filosofía común y una fe común. Si no tan indivisibles como la Santísima Trinidad, eran al menos tan indomables como los Tres Mosqueteros. De hecho, en el caso de la quimera de Belloc-Baring-Chesterton, el grito de batalla de "todos para uno y uno para todos" no es inapropiado.

Sin embargo, si los tres compartieran mucho en común, sería cierto decir que Baring es el menos conocido del trío y que, a menudo, se le pasa por alto. Sin duda, Bernard Shaw lo pasó por alto cuando este comparó a Chesterton y Belloc con dos mitades de un "elefante de pantomima muy divertido", al que apodó el Chesterbelloc. Para Shaw, al escribir su sátira del Chesterbelloc en 1908, G.K. Chesterton e Hilaire Belloc ahora eran vistos como sinónimos que se habían convertido en nada más que portavoces de un monstruo más grande que ambos. La imagen potente y divertida de Shaw se convirtió en una leyenda literaria, y el destino de Maurice Baring ha sido vivir a su sombra. Su fama y reputación se han visto eclipsadas en gran medida por la perdurable popularidad de sus dos hermanos de armas. Esto es a la vez desafortunado e injusto porque Baring merece reconocimiento como un poeta y novelista distinguido por derecho propio.

Al igual que Chesterton, Baring se convirtió al catolicismo en parte bajo la influencia de Belloc, y es posible, quizás probable, que nunca hubiera emergido como uno de los novelistas católicos más importantes del siglo si nunca hubiera conocido a su voluble mentor. Al escribir sobre su primer encuentro con Belloc en Oxford en 1897, Baring comentó que era "un orador brillante y conversador ... que vive de su ingenio". Los hombres pronto se hicieron buenos amigos, pero Baring seguía sin estar convencido del vociferante y vehemente defensor de la Iglesia Católica por parte de Belloc. Cuando su amigo Reggie Balfour le informó en el otoño de 1899 que "sentía un fuerte deseo de convertirse en católico", Baring estaba "extremadamente sorprendido y desconcertado" y trató de disuadirlo de dar un paso tan drástico.

A pesar de su incredulidad, Baring acompañó a Balfour a una misa baja y se sorprendió gratamente. "Me impresionó mucho ... Uno sentía que uno estaba mirando algo extremadamente antiguo. El comportamiento de la congregación y la expresión de sus rostros también me impresionaron mucho. Para ellos, evidentemente, era real".

Hubo una potente posdata de este episodio, que quizás tuvo una gran influencia en la eventual conversión de Baring. Poco después de su asistencia a la misa, Reggie Balfour envió a Baring un epitafio, copiado de una lápida en Roma y traducido del latín: "Aquí yace Robert Peckham, inglés y católico, quien, después de la ruptura de Inglaterra con la Iglesia, dejó Inglaterra sin poder vivir sin la fe y que, viniendo a Roma, murió sin poder vivir sin su país ”.

El epitafio se encuentra en la Iglesia de San Gregorio en Roma, y ​​su tragedia subyacente produjo un efecto marcado y duradero en toda la visión de Baring sobre la Reforma. Siempre poseyó una naturaleza melancólica, y esas imágenes le sirvieron de inspiración para muchas de sus novelas. Más específicamente, el epitafio en sí mismo proporcionó el punto de partida para escribir la novela histórica, Robert Peckham, 30 años después.

Baring fue recibido en la Iglesia en el Oratorio de Londres el 1 de febrero de 1909, un evento registrado en su autobiografía, The Puppet Show of Memory, con la simple declaración de que fue "la única acción en mi vida que estoy bastante seguro de haber nunca me arrepiento ". Sus sentimientos en ese momento se expresaron admirablemente en su secuencia de soneto "Vita Nuova".

Belloc, que había observado el progreso lento pero constante de su amigo durante más de una década, recibió la noticia de su conversión con júbilo. En una carta de celebración a Charlotte Balfour, quien había sido recibida en la Iglesia en 1904, Belloc escribió: "Es algo inmenso. Están llegando como un ejército que se reúne desde todas las direcciones, todo tipo de hombres, cada uno trayendo algunos nueva fuerza: la de Maurice es su asombrosa precisión mental que procede de su gran virtud de la verdad. ¡Estoy profundamente agradecido!

Baring también aportó una profundidad cultural que pocos de su generación podrían igualar. Aunque todavía no tenía 40 años, había viajado mucho por Europa como diplomático, periodista y hombre de ocio. Sabía latín, griego, francés, alemán, italiano, ruso y danés, y era muy leído en la literatura de todos estos idiomas. Fue el europeo por excelencia. Con esto en mente, las palabras de Belloc en Una carta abierta sobre la decadencia de la fe, publicada en 1906, deben haberle golpeado con una resonancia particular cuando hizo su acercamiento final a la Iglesia: "Deseo que recuerde que somos Europa, somos un gran pueblo. La fe no es un accidente entre nosotros, ni una imposición, ni una prenda es hueso de nuestros huesos y carne de nuestra carne: es una filosofía hecha por nosotros mismos y fabricado. Hemos adornado, explicado, agrandado le hemos dado forma visible. Este es el servicio que los europeos le hemos hecho a Dios. A cambio, él nos ha hecho cristianos ".

La naturaleza extensa del conocimiento de Baring de la literatura europea se mostró en su último libro, ¿Tiene algo que declarar? Descrita por el actor y escritor convertido Robert Speaight como "el mejor libro de cabecera en idioma inglés", esta antología se inspiró en la llegada imaginaria del autor a las orillas del Styx y cuando Caronte le pidió que declarara su equipaje literario. Su selección, extraída de la literatura de muchos de los idiomas en los que estaba familiarizado, muestra un gusto católico extraordinario y recuerda la descripción de un personaje en El abrigo sin costura, una de sus novelas: "Todo sobre él. .. daba la impresión de siglos y depósitos ocultos de civilización reprimida ". La selección de Baring mostró un amor particular por Homer y Virgil, y una profunda devoción por Dante:

"Escalando los círculos del Paradiso, somos conscientes todo el tiempo de un ascenso no solo en la calidad de la sustancia sino en la de la forma. Es un largo crescendo perpetuo, aumentando en belleza hasta la consumación final en la última Alguien una vez definió a un artista ... como un hombre que sabía cómo terminar las cosas. Si esta definición es cierta, y creo que lo es, entonces Dante fue el artista más grande que jamás haya existido. Su canto final es el mejor, y depende y completa el comienzo ".

Irónicamente, este libro de extractos de las obras de los autores favoritos de Baring se hizo más conocido que todos sus otros libros. Tal descuido de sus logros literarios hace que tanto el hombre como su obra sean una injusticia.

La carrera de Baring como novelista fue relativamente corta, comenzando con la publicación de Passing By en 1921 cuando el autor ya tenía casi 50 años, y terminando prematuramente 15 años después como resultado de los efectos debilitantes de la enfermedad de Parkinson. En el medio, escribió varias novelas de considerable mérito. C, publicado en 1924, fue muy elogiado por el novelista francés Andre Maurois, quien escribió que ningún libro le había proporcionado tanto placer desde su lectura de Tolstoi, Proust y ciertas novelas de E.M. Forster. En todo caso, Baring iba a tener más éxito en Francia que en Inglaterra, y se sintió "demasiado conmovido para hablar" cuando se enteró de la profunda admiración que François Mauriac tenía por sus novelas. "Lo que más admiro del trabajo de Baring", le dijo Mauriac a Robert Speaight, "es la sensación que te da de la penetración de la gracia". Diez de los libros de Baring se tradujeron al francés, y uno, Daphne Adeane, pasó por 23 ediciones en la edición de Librairie Stock. Otros fueron traducidos al italiano, holandés, sueco, húngaro, checo, español y alemán, un fiel reflejo de la visión panorámica del autor de la fe y la cultura europeas.

Quizás no sea del todo sorprendente que, en Inglaterra, los grandes campeones de Baring fueran Belloc y Chesterton. Belloc consideró Cat's Cradle, publicada en 1925, "una gran obra maestra ... la mejor historia de la vida de una mujer que conozco". Mientras tanto, Chesterton, con cautivadora humildad, declaró en una carta a Baring que "mi escritura no puede en ningún caso ser tan sutil o delicada como la suya". Como una gran luz literaria escondida bajo un celemín de negligencia, la obra de Maurice Baring todavía tiene el poder y el potencial de brillar como un faro de fe y cultura en una época sin fe y sin cultura.

Pearce, Joseph. "Maurice Baring: fe y cultura". Testigo laico (Abril de 2001).

Este artículo se reimprime con permiso de Testigo laico revista. Testigo laico es una publicación de Catholic United for the Faith, Inc., un apostolado laico internacional fundado en 1968 para apoyar, defender y promover los esfuerzos de la Iglesia docente.


Baring

[DESNUDO] Plantation en el condado de Washington, incorporada el 19 de enero de 1825.

Al igual que la ciudad de Alexander en el condado de Washington, también recibió el nombre de Alexander Baring (Lord Ashburton), el enviado británico que, junto con Daniel Webster, estableció el límite norte de Maine con el Tratado Webster-Ashburton que puso fin a la Guerra de Roostook. & # 8221

& # 8220Moosehorn National Wildlife Refuge & # 8221 (2013) @

Barn Meadow Road and Signs (2013) @

George Varney y # 8217s Diccionario geográfico de Maine describió Baring como era a finales del siglo XIX:

Casas en Baring (2013) @

El heno y las patatas son el cultivo principal. Los árboles del bosque son principalmente hayas, abedules, arces, pinos, abetos, cicuta y hackmatack. Algunos olmos han sido colocados a lo largo de las vías públicas por personas consideradas y con espíritu público.

Llamar a la tienda de madera (& # 821713) @

Cruce de ferrocarril (2018) @

Vías de ferrocarril c. 1940 (postal)

La rama de Moosehorn que corre hacia el sur hasta el lago Pemaquan [Pennamaquan] es la corriente principal. Una lámina de agua llamada & # 8220Little Lake & # 8221 se encuentra en la parte occidental de la ciudad. El centro de negocios está en St. Croix, donde una presa suministra una energía que transporta varios aserraderos y otras maquinarias. Las manufacturas de la ciudad son principalmente de madera aserrada en sus diversas formas. El ferrocarril de St. Croix y Penobscot atraviesa la ciudad y cruza el río hacia New Brunswick en este punto.

Iglesia Bautista Baring (& # 821713) @

En ese momento, Baring tenía dos escuelas sostenidas por una población en 1880 de poco más de 300. Varney informó sobre la construcción de una iglesia bautista en 1886.

La ciudad alberga el extenso Refugio Nacional de Vida Silvestre Moosehorn establecido en 1937.

Forma de gobierno: Encuentro Anual de Evaluadores.

Recursos adicionales

Chase, Clifford G. A History of Baring: compilado para la celebración del centenario el 4 de julio de 1925 y revisado al 1 de julio de 1950. 1950?

Varney, George J. Un nomenclátor del estado de Maine. págs. 99-100.


Familia desnuda

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Familia desnuda, Familia británica cuya banca y casa comercial desempeñó un papel principal en los préstamos británicos en el extranjero durante dos siglos.

John Baring emigró de Bremen a Inglaterra y comenzó un pequeño negocio de lana cerca de Exeter en 1717. Su hijo, el futuro Sir Francis Baring, primer Baronet (1740-1810), fundó la empresa bancaria familiar, originalmente llamada John & amp Francis Baring & amp Company. en Londres en 1763. Lo convirtió en un negocio grande y exitoso, y desde 1792 la casa de Baring fue fundamental para ayudar a financiar el esfuerzo de guerra británico contra la Francia revolucionaria y luego napoleónica. En 1803, la casa de Baring ayudó a financiar la compra de Luisiana por parte de Estados Unidos. En 1806, la empresa pasó a llamarse Baring Brothers and Company. Francis Baring se convirtió en director de la Compañía de las Indias Orientales y fue un firme partidario y asesor financiero del primer ministro William Pitt el Joven, quien lo nombró baronet en 1793.

En el momento de la muerte de Sir Francis en 1810, su empresa se había convertido en la principal casa bancaria de Europa. El liderazgo de la firma pasó a su segundo hijo, Alexander Baring, luego primer barón Ashburton (1774-1848), quien se casó con Anne Bingham, miembro de una de las familias más ricas de Pensilvania, y quien aseguró para Baring Brothers el liderazgo (hasta el Guerra Civil Estadounidense, 1861-1865) para financiar el comercio exterior estadounidense y vender bonos estadounidenses. Como embajador en los Estados Unidos, Lord Ashburton negoció con el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Daniel Webster, el Tratado Webster-Ashburton (1842) relativo a la frontera entre Maine y New Brunswick.

Después de la muerte de Lord Ashburton en 1848, los asuntos de la casa fueron administrados por Thomas Baring (1799–1873), nieto de Sir Francis. Thomas Baring fue socio director de la empresa desde 1828 y también fue miembro del Parlamento desde 1844 hasta su muerte. Su hermano mayor, Sir Francis Thornhill Baring (1796–1866), fue miembro del Parlamento de 1826 a 1865 y también se desempeñó como canciller del Tesoro (1839–41) y primer señor del Almirantazgo (1849–52). En 1866 fue creado Baron Northbrook, convirtiéndose la baronía en 1876 en un condado a favor de su hijo mayor, Thomas George Baring (1826-1904). Este último se ocupó casi en su totalidad de los asuntos públicos y es mejor recordado como virrey de la India, cargo que ocupó entre 1872 y 1876.

Con la muerte de Thomas Baring en 1873, Edward Charles Baring (1828-1897), hijo de Henry Baring y nieto de Sir Francis Baring, se convirtió en director de Baring Brothers, y en 1885 fue elevado a la nobleza como barón Revelstoke. La casa de Baring se encontraba entonces en el apogeo de su prosperidad. Durante los años siguientes, el banco Baring supervisó el préstamo de grandes cantidades de capital inglés al gobierno de Argentina. El continuo incumplimiento del gobierno argentino involucró a Baring en dificultades tan serias que precipitó una crisis financiera general en Inglaterra en 1890. En un célebre episodio de la historia financiera, Baring fue rescatado por el Banco de Inglaterra, que, en conjunto con el líder conjunto conjunto bancos bursátiles del Reino Unido, se hizo cargo de los pasivos de Baring por valor de £21.000.000. Posteriormente, la firma de Baring Brothers se reorganizó como sociedad anónima y, dado este respiro, la empresa y los miembros individuales de la familia pagaron la totalidad de la deuda.

Barings se convirtió en asesor de la familia real británica en sus inversiones y, durante la Segunda Guerra Mundial, al director gerente de la empresa se le encomendó la liquidación de los activos fijos de Gran Bretaña en Estados Unidos. En la segunda mitad del siglo XX, Barings fue superada en tamaño e influencia por otras casas bancarias comerciales británicas. En 1985, la propiedad del banco se transfirió a una organización benéfica llamada Fundación Baring, aunque el control del banco permaneció en manos de los miembros de la familia Baring. Barings PLC, como se llamaba al banco, se declaró en quiebra en 1995 después de que un empleado perdiera casi $ 1,500,000,000 en transacciones de futuros y opciones no autorizadas. Barings fue comprada por una compañía bancaria y de seguros holandesa, Internationale Nederlanden Groep NV (o ING), poniendo así fin a la existencia independiente de la casa bancaria comercial más antigua de la City de Londres.

Los miembros de la familia Baring se mantuvieron prominentes en la banca, la industria privada y el gobierno durante todo el siglo XX. Otros miembros de la familia incluyen a Evelyn Baring, primer conde de Cromer (1841-1917), quien fue el gobernante de facto de Egipto como agente y cónsul general británico (1883-1907) y Maurice Baring (1874-1945), hombre de letras.


Ver el vídeo: Hugh Grant and James Wilby on Maurice, Merchant Ivorys gay love story. BFI Flare