Rey Arturo por C.E Butler

Rey Arturo por C.E Butler


Rey Arturo


Durante los años 500 a 550 d.C., los británicos parecen haber frenado el avance sajón. Sin embargo, en los años siguientes se vieron obligados a regresar a Cornualles y Gales. El territorio en poder de los sajones finalmente se conoció como Inglaterra y la gente de Gales fue llamada 'galés' de la palabra sajona 'weala' que significa 'extranjeros'. (Vale la pena señalar que los galeses se llamaban a sí mismos 'Cymry', que significa 'compatriotas' y su país 'Cymru'.) Ahora, la importancia de esta división es que los conquistadores sajones probablemente no estarían interesados ​​en las hazañas de un 'extranjero 'líder que tuvo éxito en mantenerlos a raya. Quizás sea por esta razón que Arthur no se menciona en las primeras crónicas inglesas, mientras que su nombre aparece en las galesas.

La primera referencia confiable a Arturo se encuentra en la 'Historia Brittonum' escrita por el monje galés Nennius alrededor del año 830AD. Sorprendentemente, se refiere a Arturo como un guerrero, no como un rey. Enumera doce batallas libradas por Arthur, incluido el Monte Badon y la Ciudad de la Legión.

Arturo se menciona en la literatura galesa temprana, sin embargo, los manuscritos supervivientes que se refieren a él datan de después de que la leyenda se estableció firmemente. Estos documentos, aunque interesantes, no nos ayudan a comprender las raíces de la leyenda.

Fue obra de Geoffrey de Monmouth, otro clérigo galés, lo que realmente sentó las bases de las leyendas artúricas. Otros escritores posteriores han ampliado sus temas y han agregado nuevos hilos a la historia. Su obra, 'Historia Regum Britaniae' fue escrita en el año 1133 d.C. Afirmó haber basado el trabajo en un antiguo documento celta que tenía en su poder. Se convirtió en un "superventas" y aún se conserva en doscientos manuscritos.

El trabajo de Geoffrey estaba destinado a ser un documento histórico. A los cincuenta años de su finalización, había encendido la imaginación de los escritores de ficción de toda Europa. Muchos de estos agregaron nuevos hilos a la historia que posteriormente se convirtieron en elementos esenciales:

En 1155, el poeta francés Maistre Wace añadió La mesa redonda.

Chretien de Troyes, también francés, escribió cinco historias artúricas entre los años 1160 y 1180. Desarrolló el tema de la caballería y se detuvo en las sutilezas del romance cortesano.

Otro francés, Robert de Boron de Borgoña, desarrolló la idea de la Búsqueda del Santo Grial.

De regreso a Inglaterra, aproximadamente al mismo tiempo (alrededor del 1200 d.C.), el sacerdote Layamon escribió la historia en inglés, la primera vez que apareció en este idioma. En su versión, Arthur no murió a causa de sus heridas, permaneció en la Isla de Avalon, para regresar en el futuro.

En 1485 William Caxton publicó 'Le Morte Darthur', uno de los primeros libros impresos. Escrita por Sir Thomas Malory, esta fue una colección de ocho historias que reunieron brillantemente toda la saga y nos dieron el relato que conocemos hoy.

Es interesante que los escritores ubicaran a Arthur en su propia época. De hecho, la forma en que se desarrolla toda la historia nos dice mucho más sobre la época en que vivió el autor que sobre la época a la que se refiere.

Antes de la invasión normanda, los vikingos atacaban y se asentaban tal como lo habían hecho los sajones 400 años antes. La gente seguramente debe haber buscado un salvador. Los tiempos eran propicios para contar historias de un líder poderoso.

Los conquistadores normandos deben haber dado la bienvenida a la cuenta de Geoffrey. Esto sugirió que el heredero legítimo del trono de Inglaterra fue expulsado por los sajones, tal vez al norte de Francia. Podían reclamar un linaje directo de reyes anteriores.

Geoffrey dedicó su libro a Robert, conde de Gloucester, señor de las marcas de Gwent. Robert era inusual entre los lores normandos en la medida en que alentó un movimiento intelectual en Gales. Se dice que reunió en su corte a un brillante cuerpo de eruditos. Debe haber acogido con agrado el relato de Geoffrey que ubicaba eventos importantes en Caerleon (parte de las Marcas de Gwent) y declaró: & quotla ciudad contenía un colegio de doscientos hombres eruditos, que eran expertos en astronomía y otras artes y, por lo tanto, mediante sus cuidadosos cálculos profetizaron para el rey Arturo los Prodigios que debían en ese momento.¡Geoffrey se convirtió más tarde en archidiácono de Monmouth!

La escritura de Geoffrey obviamente tocó un nervio particularmente en Francia. Tal vez fue porque recordaba un "mejor momento". En realidad, la vida debe haber sido muy diferente a la descrita en la leyenda que se desarrolló.

La historia tal como la conocemos fue escrita por Malory en 1470. Él estableció muy claramente los eventos en la Edad Media.

¿Cuál es la verdad? ¿Existe la verdad? Localizar hechos es muy difícil. Geoffrey estaba escribiendo unos 600 años después de los hechos. Se desconoce su fuente principal. Hasta hace relativamente poco tiempo, no existía una ortografía estándar ni siquiera para palabras comunes; los nombres de personas y lugares en particular tomaban muchas formas. De modo que los investigadores "creativos" pueden encontrar lo que quieren encontrar, mientras que los escépticos no encuentran nada que puedan llamar evidencia concreta. Cuanto más profundizas, menos ves. Recuerda las palabras de una canción popular:

"No te esfuerces demasiado, tus sueños son porcelana en tu mano".

Se debe solicitar permiso antes de que las fotos, imágenes y textos de este sitio web se reproduzcan en cualquier forma.
y se requerirá reconocimiento completo.


¿Era el rey Arturo una persona real?

Todos hemos escuchado historias sobre el rey Arturo de Camelot, quien, según la leyenda medieval, dirigió las fuerzas británicas (incluidos sus confiables Caballeros de la Mesa Redonda) en la batalla contra los invasores sajones a principios del siglo VI. Pero, ¿era el rey Arturo una persona real o simplemente un héroe de la mitología celta? Aunque el debate se ha prolongado durante siglos, los historiadores no han podido confirmar que Arthur realmente existió. No aparece en la única fuente contemporánea sobreviviente sobre la invasión sajona, en la que el monje celta Gildas escribió sobre una batalla en la vida real en Mons Badonicus (Badon Hills) alrededor del año 500 d.C. Varios cientos de años después, Arthur aparece por primera vez. en los escritos de un historiador galés llamado Nennius, quien dio una lista de 12 batallas que supuestamente libró el rey guerrero. Todas extraídas de la poesía galesa, las batallas tuvieron lugar en tantos tiempos y lugares diferentes que hubiera sido imposible que un hombre hubiera participado en todas ellas.

Los escritores galeses posteriores se basaron en el trabajo de Nennius & # x2019, y la fama de Arthur & # x2019 se extendió más allá de Gales y el mundo celta, particularmente después de que la conquista normanda de 1066 conectó Inglaterra con el norte de Francia. En el popular libro del siglo XII & # x201CHistory of the Kings of Britain, & # x201D Geoffrey de Monmouth escribió la primera historia de la vida de Arturo, describiendo su espada mágica Caliburn (más tarde conocida como Excalibur), su caballero de confianza Lancelot, la reina Ginebra y el mago Merlín. Una mezcla irresistible de mito y realidad, el libro se basó supuestamente en un manuscrito celta perdido que solo Geoffrey pudo examinar. Una serie de romances del poeta francés Chr & # xE9tien de Troyes le dio a la búsqueda de Arthur & # x2019s un motivo espiritual al presentar su búsqueda del misterioso Santo Grial. Aunque Arthur puede no haber sido una persona real, su poder mítico solo se haría más fuerte a medida que pasaran los siglos. Los gobernantes ingleses desde Enrique VIII hasta la reina Victoria se han apropiado de la leyenda de Arturo con fines políticos, mientras que innumerables escritores, pintores, fotógrafos, cineastas y otros artistas han producido sus propias versiones para la posteridad.

REVISIÓN DE HECHOS: Nos esforzamos por la precisión y la equidad. Pero si ve algo que no se ve bien, ¡haga clic aquí para contactarnos! HISTORIA revisa y actualiza su contenido con regularidad para asegurarse de que sea completo y preciso.


Contenido

Muchos castillos afirman ser Arthur's Camelot, pero el más probable es el de Tintagel, Cornwall (aunque no hay evidencia de esto [3]). En Camelot se sentó la famosa Mesa Redonda, donde se sentaron Arturo, su reina Ginebra, Merlín, Morgan le Fay, Sir Lancelot, Sir Gawain, Percival y muchos otros caballeros. Arthur y sus caballeros emprendieron muchas misiones, incluidas La búsqueda del Santo Grial, El Caballero Verde, El Caballero Negro y más.

Después de las muchas aventuras del rey Arturo, su hijo, Mordred, se apoderó de su reino y su reina, lo que obligó a Arturo a luchar por lo que realmente era suyo. Lucharon durante mucho tiempo y Mordred golpeó al Rey Arturo en muchos lugares, pero al final fue Arturo quien mató a Mordred. Tras esta victoria, el rey Arturo quedó débil y murió por perder sangre por las heridas recibidas en la batalla. Mientras sus caballeros cabalgaban de regreso a Camelot, arrojaron a Excalibur al lago para que pudiera regresar a su lugar de origen. [4] Una leyenda dice que nunca murió, pero que regresará cuando los británicos lo necesiten.

Se han escrito muchos libros sobre él. La mayoría de ellos involucran a Merlín, los Caballeros de la Mesa Redonda, Morgan le Fay, etc. Geoffrey de Monmouth escribió el primero. Alfred, Lord Tennyson visitó dos veces a Tintagel, el mítico Camelot y escribió una serie de poemas sobre Arthur. Uno de los libros más conocidos, La muerte de arthur, fue escrito por Sir Thomas Malory. Otro cuenta cómo se dispuso a encontrar el Santo Grial, la copa de la que bebió Jesús en la Última Cena. [5] También hay muchas películas sobre él, incluida la de Disney. La espada en la piedra, Monty Python y el Santo Grial, King Arthur (2004), King Arthur, The Kid Who Would Be King (2019) y The Legend of the Sword (2017) y el musical Camelot.


King Arthur de C.E Butler - Historia

Una publicación del Instituto Arqueológico de América

En Tintagel, Cornualles, se han encontrado posibles pruebas de la existencia de Arturo, el legendario rey guerrero. En julio se encontró una pizarra de Cornualles con grabados del siglo VI en las terrazas orientales de Tintagel al borde de un acantilado que domina el lugar tradicionalmente conocido como la Cueva de Merlín. Fue descubierto debajo de cerámica y vidrio rotos de finales del siglo VI o VII durante las reexcavaciones de un área excavada por última vez en la década de 1930.

La pizarra de 20 x 35 cm lleva dos inscripciones. Las letras superiores más antiguas se han roto y no se pueden descifrar. La inscripción inferior, traducida por Charles Thomas de la Universidad de Glasgow, dice "Pater Coliavi ficit Artognov--Artognou, padre de un descendiente de Coll, ha hecho construir esto. "La inscripción está básicamente en latín, tal vez con algunos elementos primitivos irlandeses y británicos, según Thomas. El nombre británico representado por el latín Atrognov es Arthnou. Geoffrey Wainwright de English Heritage dice que el nombre es lo suficientemente parecido como para referirse a Arthur, el legendario rey y guerrero. Thomas, sin embargo, cree que debemos descartar las ideas de que el nombre está asociado con el Rey Arturo. Christopher Morris, profesor de arqueología en la Universidad de Glasgow y director de las excavaciones, cree que el guión no se refiere necesariamente a Arturo, porque el rey Arturo entró por primera vez en el dominio histórico en el siglo XII.

La pizarra, parte de un muro derrumbado, se reutilizó como tapa de desagüe en el siglo VI. La primera inscripción secular jamás encontrada en un sitio de la Edad Media en Inglaterra, el hallazgo demuestra que la alfabetización latina y el estilo de vida romano sobrevivieron al colapso de la Gran Bretaña romana. Es la primera evidencia de que las habilidades de lectura y escritura se transmitieron en un contexto no religioso, según Morris.

También se encontraron tiestos de ánforas mediterráneas, vasijas grandes utilizadas para almacenar y transportar mercancías y un alijo de fragmentos de una sola vasija de vidrio. Estos últimos proceden de una gran jarra de vidrio de un tipo que no se encuentra en ninguna otra parte de Gran Bretaña o Irlanda durante este período, pero que se encuentra en Málaga y Cádiz del siglo VI o VII. El hallazgo indica, por primera vez, un vínculo directo entre España y el oeste de Gran Bretaña en este momento.

Tintagel se ha llegado a asociar con el rey Arturo como su lugar de nacimiento, representado por el monje galés Geoffrey de Monmouth en Una historia de los reyes de Gran Bretaña (ca. 1139), y renovado por Alfred Lord Tennyson en Idilios del rey en la década de 1870.

Las excavaciones de Tintagel son un proyecto conjunto patrocinado por English Heritage y la Universidad de Glasgow.


La muerte del príncipe Arturo, príncipe de Gales, 1502

El primer relato enumerado a la derecha fue tomado de un informe # 8217s de un heraldo contemporáneo, publicado por primera vez en 1715. El segundo relato fue escrito por el ciudadano Tudor Richard Grafton. Su ortografía se ha modernizado.
Arturo era el hijo mayor del rey Enrique VII e Isabel de York. Nació el 20 de septiembre de 1486, apenas un año después de la crucial batalla de Bosworth Field, y murió el 2 de abril de 1502. De hecho, Arthur recibió su nombre en honor al mítico rey Arturo Enrique VII era galés y la leyenda era popular en la Inglaterra medieval. De hecho, se creía generalmente en ese momento que Winchester se construyó sobre las ruinas de Camelot. Y así, Isabel de York fue enviada a Winchester para dar a luz y Arthur fue bautizado en su catedral. Se tituló Príncipe de Gales (y fue el primero en recibir el título) cuando tenía 3 años.

Las negociaciones para su matrimonio con Catalina de Aragón, hija de los famosos Fernando e Isabel, comenzaron en 1488. Los términos se fijaron en 1500 y la pareja se casó en Londres el 14 de noviembre de 1501. Viajaron al castillo de Ludlow, la sede tradicional de la Príncipe de Gales, y estableció una pequeña corte. Sin embargo, Arthur murió repentinamente el 2 de abril de 1502, posiblemente de tuberculosis. Las dos cuentas de la derecha registran la reacción de sus padres a la noticia.

Cuando Su Alteza [Enrique VII] entendió que los lazos pesados ​​y dolorosos, envió a buscar a la Reina [Isabel de York], diciendo que él y su Reina tomarían juntos las penas dolorosas. Después de eso, ella vino y vio al Kyng, su Señor, y ese dolor natural y doloroso, como he oído decir, ella con palabras llenas, grandes y constantes y confortables, suplicó a Su Gracia que primero, después de Dios, recordara la bondad de su propia noble persona. , el consuelo de su yo real y de ella. Luego dijo que mi señora, su madre, nunca tuvo más hijos que él, y que Dios, por su Gracia, lo había preservado y lo había llevado a donde estaba. Sobre eso, cómo Dios le había dejado todavía un Príncipe Fayre, dos Princesas Fayre y que Dios está donde estaba, y los dos somos jóvenes ynoughe.
& # 8230.Entonces su Gracia de verdadero amor suave y fiel, de buena gana vino y la alivió, y le mostró el sabio consejo que ella le había dado antes, y él, por su parte, agradecería a Dios por su hijo, y ella debería de la misma manera.

Cuando el rey por su alta política había completado su alianza con España de esta manera, de repente se produjo una lamentable desgracia y pérdida para el rey, la reina y todo el pueblo. Porque ese noble príncipe Arturo, el primer hijo engendrado del rey, después de haber estado casado con Lady Catherine durante cinco meses, dejó esta vida transitoria en Ludlow el 2 de abril de 1502.

Con grandes exequias fúnebres fue enterrado en la iglesia catedral de Worcester. Después de su muerte, el nombre de príncipe perteneció a su hermano el duque de York, ya que su hermano murió sin su descendencia, por lo que sin haber sido creado así debería ser llamado, a menos que alguna causa aparente fuera un obstáculo u obstáculo para ello. Pero el duque, sospechando que la esposa de su hermano estaba encinta, como creían posible los sabios y expertos del consejo del príncipe, se retrasó un mes o más en su título, nombre y preeminencia, en momento en el que la verdad podría parecerles fácilmente a las mujeres.

Se dice que esta dama Catalina pensó y temió que pudiera llegar una oportunidad tan infeliz, porque cuando abrazó a su padre y se despidió de su noble y prudente madre, y navegó hacia Inglaterra, se vio continuamente sacudida y arrojada de un lado a otro con vientos bulliciosos que, con el rugido del agua y los vientos contrarios, impidieron muchas veces que su barco se acercara a la orilla y aterrizara.

Leer más temas de historia inglesa

Vincular / citar esta página

Si utiliza parte del contenido de esta página en su propio trabajo, utilice el código a continuación para citar esta página como fuente del contenido.


Raíces y Ramas

Los cuentos y poemas sobre Arturo se remontan al siglo IX d.C., y tal vez incluso antes. La datación precisa es imposible. Los manuscritos medievales se volvían a copiar periódicamente a mano, y no era raro que los escribas posteriores revisaran y actualizaran el material, sin hacer distinciones entre el contenido original y las adiciones posteriores. Por ejemplo, el poema galés Y Gododdin, que contiene una alusión pasajera al rey Arturo, posiblemente la primera referencia escrita de este tipo, probablemente se compuso alrededor del año 638, apenas cien años después de la supuesta muerte de Arturo. Sin embargo, la única copia que se conserva es una transcripción realizada seis siglos después. No podemos saber si la estrofa relevante es parte del poema original o una inserción posterior.

Este problema se repite con todas las fuentes primarias aparentes. La Historia de los británicos, atribuida al monje galés Nennius, detalla las muchas batallas de Arturo contra los sajones, pero no se compuso hasta alrededor de 828, y las copias más antiguas que se conservan datan de 300 años después. Los Anales de Gales, compilados por la comunidad de eruditos de St. David, proporcionan referencias tentadoras adicionales a la Batalla de Badon, así como a la muerte de Arthur en la batalla de Camlann en 537. Pero los Anales están lejos de los eventos que describen. Completadas alrededor de 977, es muy probable que se sometieran a muchas revisiones a lo largo de los siglos que separan la composición original de la copia más antigua conocida.

El Arturo de estos primeros relatos carece de la trágica nobleza de las interpretaciones modernas. Es un guerrero bastante genérico, dux bellorum (jefe de guerra) en lugar de un rey, una especie de Hércules celta. Arturo no asume su estatura como un ideal real hasta la Historia de los reyes de Gran Bretaña del año 1138 de Geoffrey de Monmouth. El relato de Geoffrey proporciona las primeras menciones de Ginebra, Merlín, Excalibur y otros nombres familiares.


King Arthur de C.E Butler - Historia

Arturo, un rey celta nacido del engaño y el adulterio, se convirtió en uno de los gobernantes más famosos de Gran Bretaña. Fue un guerrero, un caballero y un rey que mató a gigantes, brujas y monstruos y dirigió una banda de héroes en muchas aventuras atrevidas. Es conocido por sus Caballeros de la Mesa Redonda y por unir a los pueblos de su tierra. Aunque su final fue trágico, todavía es conocido y celebrado en todo el mundo hoy. Su historia está pintada en los pasillos del Parlamento británico.

La historia de Arthur comienza con Uther Pendragon, su padre. Pendragon está enamorado de Igraine, la esposa del duque de Cornualles. Disfrazándose como el marido de Igraine, se cuela en su cama y ella concibe a Arthur. Merlín el mago aleja a Arthur de sus padres. Merlín había diseñado para el padre de Arturo, Uther, una gran Mesa Redonda en la que podían sentarse 150 caballeros. Tras la muerte de Uther, los caballeros no saben quién debería ocupar su lugar. Merlín les dice que quienquiera que pueda sacar una espada misteriosa de una piedra debería ser el próximo rey. Muchos lo intentan pero todos fallan. Entonces, un día Arthur, que está atendiendo a su hermano adoptivo Sir Kay, es enviado a buscar una espada para reemplazar la rota de su hermano. Se encuentra con la espada mágica Excalibur en la piedra y, sin conocer la profecía, la sacó. Así, es proclamado nuevo rey.

Arthur une a Gran Bretaña y expulsa a los invasores sajones. Se convierte en un rey benévolo y querido. Su reinado es conocido por sus hazañas heroicas y su romance caballeresco. De hecho, el nombre de su castillo, Camelot, ha llegado a significar una edad de oro. La mayor búsqueda de Arturo y sus Caballeros es la búsqueda del mítico Santo Grial, la copa de la que bebió Jesús en la Última Cena. Si bien el Rey Arturo nunca encontrará el Santo Grial por sí mismo, su caballero Sir Galahad lo hará debido a su pureza de corazón.

El rey Arturo se casa con Ginebra, hija del rey de Escocia. Merlín intenta advertirle contra el matrimonio porque Ginebra está enamorada de Sir Lancelot, uno de los caballeros de Arturo. Cuando Arthur descubre que su esposa y Sir Lancelot están teniendo una aventura, Sir Lancelot huye hacia Francia y Arthur lo persigue. En su ausencia, el sobrino de Arthur, Mordred, toma el poder. Arthur regresa a Gran Bretaña y se asegura una terrible batalla, durante la cual la mayoría de sus caballeros mueren y él queda gravemente herido. Hace que arrojen a Excalibur al lago y aborde un bote hacia la mágica Isla de Avalon. Aquí, espera curarse de sus heridas para poder volver a liderar a su pueblo nuevamente. Por esta razón, a Arturo se le llama "el antiguo y futuro rey".


Los mitos centrales de los celtas se centran en los cuentos del rey Arturo.

Michael Wood busca los orígenes de la historia artúrica con los últimos narradores de historias de héroes gaélicos.


King Arthur de C.E Butler - Historia

El personaje del Rey Arturo es único en la literatura. La mayoría de los personajes se conocen a través de sus acciones y palabras tal como las describe el autor de una historia. Arthur, sin embargo, es un conglomerado de personajes descritos por muchos autores diferentes durante un período de mil quinientos años. No hay una descripción única de él, y no se puede rastrear su origen a un solo autor para la descripción "definitiva". Como tal, el personaje de Arthur es diferente según la época, la cultura y el escritor en particular que relata su versión de la leyenda artúrica.

Tres tipos de Arthur

Arthur como héroe épico

Arthur como símbolo de las virtudes de Camelot

Arthur como víctima ingenua del destino

Un galés llamado Geoffrey de Monmouth fue el primero en describir los personajes y las historias que conocemos hoy. En su Historia Regum Britanniae, Geoffrey cuenta que Arthur engendró a través de una relación adúltera entre Uther Pendragon e Igraine. También presenta al mago Merlín y describe el eventual lugar de descanso de Arturo en la Isla de Avalon. En tratamientos posteriores de las leyendas artúricas, como Le Morte Darthur de Sir Thomas Malory, Arthur se representa como un personaje más "bidimensional". Todavía es un símbolo de la caballerosidad de Camelot, pero tiene un lado muy ingenuo, obstinado y, a veces, incluso patético. Incluso la forma en que se convierte en rey está fuera de su control como joven escudero, se le pide que recupere una espada para su caballero e inadvertidamente saca la espada de la piedra, cumpliendo su destino preestablecido de ser rey.

Un ejemplo de Arthur en su estado más indefenso se puede encontrar en "La boda de Gawain y Dame Ragnell". En esta historia, Arthur se mete en un aprieto y, al igual que Sir Gawain y el Caballero Verde, Arthur una vez más permite que Gawain lo rescate. Arthur prácticamente se arrastra frente a Gawain, suplicando que lo salven. En Le Morte Darthur de Malory, nuevamente vemos a Arthur como ingenuo e inconsciente. Se niega a ver el romance entre Ginebra y Lancelot a pesar de que hay muchas advertencias. Y cuando se revela el asunto, las acciones impetuosas de Arthur comienzan la caída de su corte. Él condena precipitadamente a Ginebra a muerte, lo que obliga a Lancelot a rescatarla. Debido al honor en el que se lleva a cabo Lancelot, se crea un cisma entre los caballeros leales a Arturo y los caballeros leales a Lancelot. Además, al rescatar a Ginebra, Lancelot mata inadvertidamente a los hermanos de Gawain, creando una disputa irresoluble entre dos hombres que habían sido mejores amigos. En todo momento, Arthur es imprudente e ingenuo, y se ve arrastrado por eventos fuera de su control. No es el gobernante virtuoso que controla sus acciones, sino un títere en una obra sobre la que no tiene control.

También hay evidencia de que Arthur está perdido sin el consejo del mago Merlín. Arthur no siempre comprende las implicaciones de los eventos y no puede sacar sus propias conclusiones sin la ayuda de Merlín. El final de Camelot y Arthur es causado por el propio Arthur sin una comprensión completa de sus acciones. Arthur es asesinado por su hijo ilegítimo Mordred, a quien Arthur engendró en una relación incestuosa con su media hermana Morgan Le Fay. Como se presenta en muchas de las historias artúricas posteriores, Arthur es engañado por los poderes mágicos de Morgan, mostrando su susceptibilidad al engaño. En un ensayo titulado El caso de Sir Mordred por Tyagi Mordred Nagasive, se argumenta que Mordred no es tan malvado. Según Nagasive, "Mordred podría haber visto a Arturo como débil e indeciso, y a sí mismo como un guerrero superior y un rey potencial. Mordred de hecho pudo haber tenido en mente el bienestar del reino cuando intentó tomar el poder". Nagasive sugiere que Arthur echó a perder el manejo del romance de Ginebra con Lancelot, primero condenándola en un ataque de ira y luego cambiando de opinión. Él ve como una de las debilidades clave de Arthur su incapacidad para equilibrar su amor por su esposa y Lancelot con su respeto por la justicia: "Es, por supuesto, la corrupción inevitable del poder jerárquico (el incesto de Arthur con su hermana) lo que engendra la perdición del Reino, y que impulsa la Búsqueda del Grial ". (Nagasive, El caso de Sir Mordred, en línea, 23/3/97)

¿El rey de una vez y del futuro?


Según el folclore arturiano, Arturo y Merlín no están muertos, sino durmiendo en las islas benditas o en las colinas huecas, imágenes que son representaciones simbólicas del inframundo de los celtas. En el siguiente archivo de audio (haga clic aquí para reproducir), he presentado un monólogo (haga clic aquí para ver la versión de texto) que el dormido Arthur podría hablar al despertar en el siglo XX. Arthur estaría confundido por la cultura actual, sin embargo, las instituciones democráticas de hoy pueden no parecer tan desconocidas. Aunque era un gobernante absoluto, Arthur tenía un fuerte sentido del "imperio de la ley" y hay pruebas de que los juicios justos eran uno de los pilares de su tribunal.

Resumen

El personaje del Rey Arturo es más grande que la vida. Rara vez se le presenta como verdaderamente humano, o es el símbolo idealizado de Camelot y las virtudes de la Mesa Redonda, o es un personaje periférico, a veces virtuoso, pero rara vez con una inteligencia penetrante capaz de ver efectos a largo plazo y tomar decisiones acertadas. . Si realmente existió un Arthur histórico, lo que nos queda hoy es un personaje mitológico, memorable y tentador en sus virtudes y debilidades.


King Arthur de C.E Butler - Historia

Creo que esa figura histórica es Artur o Arturius, el hijo de Aidan, y una figura real del siglo VI. Puede que nunca haya sido un rey, ciertamente fue un guerrero, y fácilmente podría haber sido el 'Dux Bellorum' o líder de batalla de las fuerzas unidas de los escoceses y británicos, quienes definitivamente eran aliados en este período, en las guerras en el norte contra los sajones / anglos de Bernicia y los pictos, en virtud del hecho de que su padre Aidan era el rey más poderoso del norte.

Juzga por ti mismo. Artur, hijo de Aidan, es idéntico al Arthur of Legend en los siguientes aspectos:

  1. Tiene el nombre correcto, Artur o Arturius, la versión del siglo VI del nombre Arthur.
  2. Era el hijo de un rey muy poderoso.
  3. Era cristiano (un punto válido, cuando la mitad del país todavía era pagano).
  4. Vivió en el período correcto. (Siglo VI.)
  5. Fue contemporáneo y aliado del Rey Urien del Norte, quien fue una figura histórica real y que se menciona en las leyendas como un aliado de Arturo.
  6. Fue un aliado de los reyes de los británicos en las guerras del norte contra los sajones / anglos y los pictos.
  7. Murió en batalla contra los pictos. (Recuerde en la leyenda que la última batalla de Arthur fue contra Modred, cuya madre era la esposa de Lot, rey de los pictos).
  8. Artur o Arturius tenían una hermana o media hermana llamada Morgan, al igual que el rey Arturo de leyenda. (Evidencia que tuve la suerte de encontrar en el siglo VIII. 'Martirología de Oengus the Culdee').

Contra este Arturo, que es idéntico en tantos aspectos al Arturo de las leyendas, que no puedo creer que pueda ser solo una coincidencia, está el Arturo de Cornualles, Gales y el oeste de Inglaterra, donde no se ha encontrado ninguna evidencia histórica confiable. alguna vez se ha encontrado.

¿Por qué puede preguntar, después de leer la evidencia, si Arturius no ha sido aceptado como inspiración para la Leyenda del Rey Arturo? Quizás la respuesta esté en el simple hecho de que él fue culpable de algo imperdonable: haber nacido escocés y, por lo tanto, no galés o de Cornualles.


Ver el vídeo: El Rey Arturo - Documental