La cápsula del tiempo de la casa de las teselas abre una ventana al pasado

La cápsula del tiempo de la casa de las teselas abre una ventana al pasado

En 2017, los arqueólogos en Jordania desenterraron una cápsula del tiempo que se remonta a más de mil años. La Casa de las Tesserae se conservó fortuitamente después de que un terremoto azotara la ciudad jordana de Jerash en el 8 th siglo después de Cristo. El edificio islámico temprano es particularmente significativo debido al sorprendente descubrimiento de un estudio de mosaicos que se encuentra en su interior. El derrumbe del edificio durante el terremoto selló la Casa de Tesserae a la manera de una instantánea, congelada en el tiempo. La Casa de las Tesserae y su taller de mosaicos ofrece a los arqueólogos una rara visión de la industria del mosaico en Jerash durante el 8 th siglo después de Cristo.

Historias de origen para la fundación de Jerash

Jerash (también conocida como Gerasa) es una ciudad antigua en la parte norte de la actual Jordania. Según los registros arqueológicos, el área alrededor de Jerash ya había sido poblada por seres humanos desde el período Neolítico. Aunque hay evidencia de ocupación humana en el área durante los próximos dos milenios, ni Jerash ni sus alrededores fueron de particular importancia en ese momento y se sabe poco sobre los asentamientos y sus habitantes durante este período. Sin embargo, se dispone de más información sobre Jerash a partir del período helenístico. De hecho, se cree comúnmente que la ciudad se fundó durante este período.

  • Garshu, Gerasa, Jerash: la ciudad cambiante del mundo antiguo
  • Mapas antiguos y escaneos de alta tecnología revelan el pasado acuoso de una ciudad perdida en Jerash Jordan
  • Reciclando la belleza antigua: cómo se han reutilizado las piedras preciosas, los monumentos y las joyas

Según una versión de la historia, Jerash fue establecido por Alejandro Magno durante el 4 th Siglo aC. Según las antiguas inscripciones griegas de la ciudad, la ciudad recibió su nombre de sus primeros habitantes, los veteranos del ejército de Alejandro. Dado que la palabra griega para "persona mayor" es gerasmenos, el asentamiento se conoció como Gerasa. Según la tradición, a estos soldados se les dio una parcela de tierra fértil entre el valle del Jordán y el desierto como recompensa por derrotar a los persas.

Según las antiguas inscripciones griegas de la ciudad, Jerash (o Gerasa) fue fundada por Alejandro Magno y lleva el nombre de los veteranos de su ejército.

¿Fue realmente fundado por el Imperio seléucida?

Sin embargo, se han planteado dudas sobre esta historia de origen. Si bien es posible que Alejandro el Grande dejara una guarnición temporal en el sitio, es menos probable que tuviera la intención de establecer una ciudad permanente allí. Los eruditos señalan que Jerash o Gerasa es en realidad un nombre semítico, más que griego. Además, el nombre original de la ciudad era de hecho Antiochia ad Chrysorrhoam (Del griego "Antioquía junto al río de oro"). Los eruditos opinan que la ciudad se estableció durante el reinado de Antíoco IV Epífanes, un gobernante del Imperio seléucida durante el 2 Dakota del Norte Siglo aC.

Jerash pronto se convirtió en una ciudad importante, gracias a su ubicación estratégica a lo largo de la Carretera del Rey, que más tarde se conocería como la Via Nova Traiana. Esta fue una importante ruta comercial que conectaba África y Mesopotamia. vía Jordania y Siria desde la antigüedad. Como centro comercial notable, Jerash se convirtió no solo en una ciudad rica, sino también en una cosmopolita. Además de los griegos, también había indígenas arameos que vivían en la ciudad. Comerciantes de Persia, Partia e incluso de la India visitaron la ciudad. Además, los nabateos, cuya capital, Petra, se encontraba al sur de Jerash, atravesarían la ciudad con sus caravanas de camino a Damasco en el norte.

Jerash cae en manos de los asmoneos

Los seléucidas no pudieron retener a Jerash durante mucho tiempo. Incluso durante el reinado de Antíoco IV, el Imperio seléucida estaba en declive. Uno de los sucesores de Antíoco, Antíoco VII Sidetes, intentó recuperar las provincias orientales del imperio que estaban perdidas, y fue asesinado en una emboscada por los partos en el 129 a. C. Como consecuencia de la muerte del rey, el Imperio seléucida se sumió en el caos y Jerash cayó brevemente en manos de los señores de la guerra.

Uno de los enemigos de los seléucidas eran los asmoneos, que habían establecido una dinastía en Judea. Los asmoneos gobernaron su territorio como vasallos del Imperio seléucida. Sin embargo, tras la muerte de Antíoco VII, los asmoneos aprovecharon la oportunidad para declarar su independencia de sus amos. En 102 a. C., el rey asmoneo, Alejandro Janneo, capturó Jerash. La ciudad permanecería en manos de los asmoneos hasta el 64/3 a. C.

En ese año, el general romano Pompeyo derrotó a Mitrídates VI durante la Tercera Guerra Mitrídatica. A raíz de la guerra, Siria fue anexionada y se convirtió en una provincia de la República Romana. Por lo tanto, Jerash ahora era una ciudad romana. Debido a su pasado helenístico, la ciudad recibió un trato especial por parte de los romanos. Jerash fue una de las diez ciudades helenísticas que formaron la Decápolis (que literalmente significa "Diez Ciudades"), a las que se les permitió funcionar como ciudades estado semiindependientes.

La próspera ciudad romana de Jerash

Al comienzo de la 2 Dakota del Norte siglo d.C., es decir, durante el reinado de Trajano, sin embargo, Jerash se incorporó formalmente al Imperio Romano. Junto con las tierras de los nabateos al sur, Jerash pasó a formar parte de la provincia de Arabia Petraea. También fue Trajano quien renovó la Carretera del Rey, a fin de mejorar el transporte y la comunicación entre Bostra, la capital provincial, y Aqaba, el único puerto importante de la provincia.

Jerash prosperó bajo el dominio romano. Se estima que a principios de los 3 rd siglo d.C., cuando Jerash alcanzó su punto máximo, la ciudad albergaba entre 15.000 y 20.000 personas. Además, fue en esta época cuando Jerash alcanzó el rango de colonia. La crisis imperial del Imperio Romano en el siglo III tuvo un impacto devastador en la economía romana, y Jerash tampoco se libró. Aunque el comercio disminuyó, la ciudad pudo adaptarse, asegurando así su supervivencia en el período bizantino posterior. En 636 d.C., los bizantinos fueron derrotados por los musulmanes en la batalla de Yarmouk. Como resultado de esta batalla decisiva, terminó el dominio bizantino en Siria, y la región, incluido Jerash, ahora era parte del Califato Rashidun. Este califato terminó en 661 d.C. y fue reemplazado por el califato omeya.

En el 2 Dakota del Norte En el siglo d. C., la ciudad jordana de Jerash se incorporó formalmente al Imperio Romano. ( OjosViajando / Adobe Stock)

Golpeado por un devastador terremoto: destrucción en Jerash

En 749 d.C., poco antes de la desaparición de los omeyas, Jerash fue golpeado por un devastador terremoto. Gran parte de la ciudad fue destruida y su población se redujo a aproximadamente una cuarta parte de su tamaño anterior. Jerash no pudo recuperarse de la destrucción causada por el terremoto. En los siglos que siguieron, el sitio estuvo en gran parte desierto, aparte de un breve período de ocupación por una guarnición cruzada durante el siglo XII. th siglo, y varios pequeños asentamientos en la zona.

En 1806, Jerash fue redescubierto por Ulrich Jasper Seetzen, un explorador alemán, aunque el trabajo arqueológico solo comenzó allí un tiempo después. La primera descripción arqueológica sistemática de Jerash fue publicada en 1902 por Gottlieb Schumacher. Las cartas de viaje inéditas de Hhenirich Kohl, escritas cinco años después, describen la compra de un mosaico, parte del cual se encuentra ahora en el Museo de Pérgamo de Berlín. Esto sugiere que ya se estaban realizando algunas excavaciones en Jerash antes de eso. Durante las décadas de 1920 y 1930, la Expedición de Yale llevó a cabo trabajos arqueológicos en Jerash. En las décadas que siguieron, otras misiones internacionales trabajaron en la ciudad antigua. Gracias a los esfuerzos de estos arqueólogos, se han desenterrado muchas de las impresionantes ruinas de Jerash.

Tesoro arqueológico: Jerash como Pompeya de Oriente

Es gracias al abandono de Jerash después del cataclismo del 749 d.C. que las ruinas quedaron intactas hasta la llegada de los arqueólogos. Por lo tanto, la ciudad antigua se considera uno de los yacimientos romanos mejor conservados de Oriente Medio. Algunos incluso se han referido a Jerash como la "Pompeya de Oriente". Además de desenterrar las ruinas antiguas de la ciudad, las décadas de trabajo arqueológico en Jerash también le han dado al sitio una nueva vida.

Hoy, Jerash se ha transformado en un destino turístico y es particularmente popular entre aquellos que están interesados ​​en saber más sobre arqueología y la historia antigua de la ciudad. De hecho, gran parte de la publicidad del sitio se centra en la época romana y los monumentos romanos de la ciudad. Cada día, por ejemplo, Jerash Heritage Company ofrece un espectáculo llamado "Experiencia del ejército y el carro romano" para los turistas que visitan el sitio.

Imagen de la sección norte del canal de teselas descubierta en la cápsula del tiempo de la Casa de las Tesserae en Jordania. ( Proyecto del barrio noroccidental danés-alemán de Jerash )

La excavación continua desentierra la casa de las tesserae

Aunque el trabajo arqueológico se ha realizado en Jerash durante más de un siglo, está claro que el sitio aún no se ha excavado por completo y que puede haber muchas más sorpresas esperando a los arqueólogos. Uno de los más recientes es la Casa de las Tesserae, que solo se desenterró en 2017. El edificio fue descubierto en el barrio noroeste de la ciudad y data del período omeya.

Se especula que cuando el terremoto azotó la ciudad en el 749 d.C., se estaban realizando trabajos de renovación en la Casa de las Tesserae. Podría decirse que el descubrimiento más significativo en esta casa es un abrevadero que contiene miles de teselas (pequeños bloques de piedra, vidrio u otro material utilizado para la creación de un mosaico). Dado que las piezas no se han utilizado, los arqueólogos implicados en su descubrimiento, Achim Lichtenberger y Rubina Raja, han interpretado la artesa como un sistema de almacenamiento de teselas. Este es el primer descubrimiento de este tipo.

La Casa de las Tesserae era un edificio de dos pisos, y la artesa de tesserae estaba ubicada en su planta baja. Como resultado del terremoto, el segundo piso del edificio colapsó sobre el piso inferior, sellándolo y preservándolo para el futuro. En el piso superior del edificio, también se encontraron mosaicos completos, todos los cuales son de patrón geométrico. Curiosamente, se observó que faltaban muebles y objetos cotidianos en ambos pisos. Esto proporciona más apoyo a la idea de que el edificio estaba siendo renovado cuando fue destruido por el terremoto.

Imagen de primer plano de algunos de los mosaicos de teselas descubiertos en el abrevadero de la Casa de las Tesserae en 2017. ( Proyecto del barrio noroccidental danés-alemán de Jerash )

Descubrimiento de Mosaic Studio: Completando la imagen de Jerash

El descubrimiento de la Casa de las Tesserae no solo ha proporcionado evidencia de la forma en que se almacenaban las teselas, sino que también arroja algo de luz sobre la forma en que se hacían los mosaicos en la antigüedad. El descubrimiento del estudio de mosaicos dentro de la Casa de las Tesserae sugiere que las piezas de mosaico individuales se produjeron en el lugar, en lugar de hacerlo en un taller especializado fuera del sitio, y luego se transportaron al lugar donde se instalarían. Antes de este descubrimiento, los expertos no estaban seguros de si las teselas se producían en el sitio o fuera de él.

Además de los aspectos técnicos de la fabricación de mosaicos, la Casa de las Tesserae también proporciona información sobre la economía de Jerash durante el período islámico temprano. Aunque la ciudad cambió de manos de los bizantinos a los árabes, esto no significó que la prosperidad de la ciudad entrara en decadencia. De hecho, Jerash siguió disfrutando de la riqueza que le traía el comercio. Esto se ve en el hecho de que los habitantes de la ciudad pudieron encargar mosaicos en sus casas.

La relativa prosperidad de la ciudad también es evidente en el período bizantino anterior, lo que indica que la ciudad pudo hacer frente a la división del Imperio Romano. Las numerosas iglesias construidas por los bizantinos en la ciudad dan fe de ello. Algunas de estas iglesias incluso están decoradas con hermosos mosaicos. Uno de ellos es la Iglesia de San Genesio, cuyos mosaicos se instalaron poco antes de que Jerash fuera conquistada por los musulmanes. Los mosaicos de la iglesia representan no solo patrones geométricos, sino también imágenes de pájaros e inscripciones griegas.

Es cierto que los mosaicos a menudo se han asociado con los períodos romano o bizantino, y menos con el período islámico. Sin embargo, el descubrimiento de la Casa de las Tesserae muestra que se siguieron produciendo mosaicos en Jerash durante el período islámico temprano. Aparte de eso, las excavaciones en el pasado se han centrado principalmente en los monumentos de la época romana. Aún así, como lo demuestra la Casa de las Tesserae, los barrios domésticos del período posromano también tienen el potencial de producir hallazgos significativos. De hecho, es a través de la excavación de tales áreas que se puede producir una imagen más completa de la historia del sitio. A medida que se realicen más trabajos arqueológicos en Jerash, especialmente en su barrio noroeste, saldrá a la luz más información sobre la ciudad y sus habitantes durante el período islámico temprano. ¿Podría ser que más sorpresas como la Casa de las Tesserae estén esperando ser encontradas?


Minka Kelly & # 8217s historial de citas: sus 8 famosos ex novios

La personalidad de Comedy Central está lejos de ser la primera celebridad en cortejar a la actriz de & # 8220Friday Night Lights & # 8221, por lo que & # 8217 estamos echando un vistazo a la historia romántica de Kelly & # 8217 y sus ocho famosos ex.


Dándole la espalda al diablo

Aunque la NASA llegó primero con el sobrevuelo del Mariner 2 en 1962, durante gran parte de la guerra fría, Venus realmente perteneció a la Unión Soviética. Su programa de misiones Venera, que consiste en una serie de módulos de aterrizaje en su mayoría lanzados a la Tierra y al vecino rsquos, tuvo éxito por primera vez en 1967, cuando Venera 4 ingresó y transmitió datos desde la atmósfera de Venus, revelando indicios de los horrores del planeta y rsquos a los atónitos científicos que esperaban condiciones más favorables.

Múltiples aterrizajes exitosos de Venera ayudaron a empujar a la NASA a regresar a Venus en 1978 con el lanzamiento de la misión Pioneer, un combo orbitador-sonda. Después de que los soviéticos volaron dos llamativas sondas con globos a través de la atmósfera del planeta y rsquos, la NASA subió la apuesta con el orbitador Magellan con radar. Con cada misión subsiguiente, se hizo más claro que este ejercicio de superación interplanetaria se llevaba a cabo en un mundo terriblemente inadecuado para la exploración humana en el futuro.

La espesa atmósfera de Venus, compuesta por alrededor del 95 por ciento de dióxido de carbono, es sofocante. Sus capas de nubes están llenas de ácido sulfúrico y lo suficiente para masticar la piel, los huesos y el metal en momentos. Si estuviera en la superficie, escaparía de la lluvia corrosiva, pero solo porque la lluvia allí es imposible: el suelo se hornea a más de 900 grados Fahrenheit, lo suficientemente caliente como para asar a cualquier astronauta o robot que se atreva a aventurarse en él. Si fueras milagrosamente resistente al calor, aún tendrías que lidiar con una presión superficial que es al menos 92 veces mayor que la de la Tierra, lo que hace que la experiencia sea como estar a una milla o más bajo el agua. No importa qué parte del planeta hayas visitado, morirías de una manera rápida pero agonizante.

Interpretación artística y rsquos de un módulo de aterrizaje Venera de la era soviética en la hostil superficie venusiana. Crédito: Reimund Bertrams

"No hay duda de que es el mejor planeta", dice Paul Byrne, un científico planetario de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, sonriendo con satisfacción. Esta es una respuesta nada sorprendente de Byrne, un fanático venusiano descarado. Para él, los terrores del planeta y los rsquos son parte de su intriga. Alguna cosa Los desató a todos hace mucho tiempo. Byrne quiere saber qué abrió la caja de Pandora & rsquos.

Desde Magallanes, Venus se ha sentido bastante sola. La nave espacial Europe & rsquos Venus Express lo orbitó entre 2005 y 2014. El orbitador japonés & rsquos Akatsuki, que entró en órbita con éxito en 2015, permanece allí hasta el día de hoy, estudiando la atmósfera venusiana y buscando sus escurridizos relámpagos. Si fuera por Byrne, hoy habría muchas naves espaciales volando o aterrizando en Venus. En cambio, dice, Venus es un planeta que a nadie le ha importado una mierda desde hace 30 años.

El punto de inflexión llegó en 1996, cuando un grupo de científicos de renombre publicó un artículo en el que anunciaba que habían encontrado fósiles microscópicos en un meteorito marciano llamado ALH 84001. Luego, el presidente Bill Clinton pronunció un discurso en el jardín sur de la Casa Blanca sobre el descubrimiento, diciendo el mundo que "el programa espacial estadounidense pondrá todo su poder intelectual y destreza tecnológica detrás de la búsqueda de más pruebas de vida en Marte".

El descubrimiento no funcionó realmente y mdash; otros estudios, reportados con mucha menos fanfarria, sugirieron que los & ldquomicrofossils & rdquo podrían haber sido formaciones minerales completamente abióticas. Pero el sueño de encontrar la vida resultó demasiado encantador para descartarlo. Misión tras misión fue enviada a Marte, cada una de las cuales se basó en los éxitos de sus predecesoras. Todos tenían sus propios objetivos únicos, pero la mayoría estaban enmarcados por la búsqueda de agua y, en última instancia, de microbios. Tanto los políticos como el público quedaron fascinados con esa perspectiva, lo que facilitó la justificación de la financiación y el envío de orbitadores, módulos de aterrizaje y rovers adicionales a Marte. Con cada éxito, se incorporaron más científicos en las primeras etapas de su carrera, atraídos por oportunidades de financiación y datos nuevos con los que trabajar.

Esas misiones también tomaron sus propias personalidades, volviéndose antropomorfizadas en cómics y obituarios. "Nos encanta la idea de todos estos simpáticos robots pasando el rato en Marte", dice Clara Sousa-Silva, astroquímica del Centro de Astrofísica en Cambridge, Massachusetts. Marte tiene su propia máquina de relaciones públicas gigantesca, impulsada por la NASA, entusiastas del público y científicos. que simplemente desean estudiar el planeta de fácil acceso y algo parecido a la Tierra que está justo al lado. También se beneficia de la atención de un puñado de multimillonarios hambrientos de publicidad con grandiosas ambiciones (o delirios) de hacerlo habitable. & ldquoVenus no tiene realmente [una campaña de relaciones públicas], & rdquo Sousa-Silva, & ldquo probablemente porque no puedes colocar una bandera en él. & rdquo

Vista del terreno montañoso de la región de Venus y rsquos Alpha Regio, según los datos devueltos por la NASA y el orbitador rsquos Magellan. Crédito: NASA y JPL-Caltech

"No quiero decir que Marte tiene un control inviolable sobre el público", dice Byrne, "pero lo hace". La cantidad desproporcionada de atención que recibe Marte resulta frustrante. Byrne bromea regularmente diciendo que desea hacer estallar Marte, al estilo de la Estrella de la Muerte en Alderaan, por lo que todos se verían obligados a reconsiderar Venus en su lugar. Solo está bromeando a medias.

Otro problema es que Venus es un prolífico destructor de droides, ya sea corroyéndolos en nubes ácidas o asándolos y aplastándolos en su aire de olla a presión. Los orbitadores sobreviven muy bien, pero estudiar la enigmática superficie requiere excelentes capacidades de radar, no sea que el reino oculto debajo quede completamente ofuscado por las densas nubes superpuestas. Por el contrario, con una atmósfera más delgada y transparente y una superficie fría y seca plagada solo ocasionalmente por tormentas de polvo globales, "ldquoMars es el lugar ideal para hacer mucha exploración de la superficie planetaria", dice Byrne. Pero, ¿es Marte más valioso para la ciencia que Venus? "No lo creo ni remotamente", dice.

Un golpe contra Marte es su tamaño. Con solo una sexta parte del volumen de la Tierra y que contiene solo una décima parte de la masa de nuestro planeta, no es realmente "similar a la Tierra" en absoluto, al menos no se compara con Venus, que, según esas métricas, es prácticamente nuestro gemelo planetario. Por supuesto, existe el problema de su entorno de destrucción de naves espaciales. Se están desarrollando dispositivos electrónicos resistentes al calor que pueden resistir el infierno de Venus para la exploración in situ, pero aún no existe nada que pueda dar a una misión en la superficie más de un par de horas de supervivencia. Aun así, dice Byrne, la similitud masiva de Venus y rsquos con nuestro propio planeta lo convierte en una mejor opción pedagógica para aprender sobre lo que hace que & mdashand rompe & mdash mundos parecidos a la Tierra.

"Venus va a ser difícil", dice Byrne. & ldquoPero eso & rsquos no es una razón para no hacerlo. & rdquo


Recuperar un historial borrado

El histórico Belmar Park en Santa Mónica contará con una exhibición al aire libre que incluye la instalación de arte público, "Una resurrección en cuatro estrofas", creada por la artista April Banks y paneles históricos creados a través del trabajo de la historiadora Dra. Alison Rose Jefferson.
IMAGEN CORTESÍA Leroy Hamilton

La ciudad de Santa Mónica albergará una gran inauguración virtual para el histórico Belmar Park, el espacio abierto más nuevo de Santa Mónica, el 28 de febrero a las 3 p.m. La celebración en línea y la dedicación del sitio rendirán homenaje a la importancia histórica del parque en 4th y Pico Boulevard, un área donde vivieron los primeros residentes afroamericanos de la ciudad durante la primera mitad del siglo XX.

La dedicación del complejo de campos deportivos multipropósito de 3.5 acres junto al Auditorio Cívico contará con la inauguración de una instalación de arte público, "Una resurrección en cuatro estrofas", creada por la artista April Banks, y 16 paneles históricos creados a través de la investigación del historiador. Alison Rose Jefferson.

Jefferson y Banks ofrecerán comentarios durante la gran inauguración virtual, que también incluirá el entierro de una cápsula del tiempo llena de cartas, documentos históricos y proyectos de construcción del mundo estudiantil creados como parte del proyecto Belmar History + Art.

Durante más de dos años, la ciudad de Santa Mónica ha estado trabajando en colaboración con la comunidad para crear el Proyecto Belmar History + Art (BH + A), recuperando y celebrando el legado de los afroamericanos que hicieron de Santa Mónica un lugar vibrante y único de desde principios del siglo XX hasta los cincuenta.

El proyecto reconoce las injusticias que borraron a la comunidad negra de su lugar físico en el barrio de Belmar y su lugar en la historia de Santa Mónica. Una vez que fue una comunidad próspera, el área fue arrasada a través de un dominio eminente en la década de 1950 para dar paso al Auditorio Cívico y al campus del Centro Cívico.

“Es alentador ser parte de este proyecto dedicado a compartir la historia y los recuerdos de nuestra comunidad que se pasaron por alto durante muchos años”, dijo Robbie Jones, historiador local, activista y miembro del comité asesor de la comunidad Belmar History + Art. “Este parque y las obras de arte dedicadas representan a las familias desplazadas de Santa Mónica y ofrecen un punto de partida para el proceso de curación de nuestra comunidad negra”.

Reinsertar la experiencia afroamericana en la historia de Santa Mónica

Jefferson ha pasado décadas investigando la historia de las comunidades afroamericanas en el sur de California. Su libro, "Viviendo el sueño de California: sitios de ocio afroamericanos durante la era de Jim Crow", incluye un capítulo sobre las contribuciones de los afroamericanos a la historia y la cultura de Santa Mónica que proporcionó gran parte del trasfondo histórico de Belmar History + Art.

Ella propuso la idea de crear un proyecto de concientización comunitaria en marzo de 2019, cuando la Comisión Costera de California la invitó a una reunión en Los Ángeles donde se aprobó la histórica política de justicia ambiental de la comisión.

“Pudimos poner en marcha el proyecto debido en gran parte a que me incliné y me incliné durante esa reunión de 2019”, dijo Jefferson. “Había dos permisos que iban a aprobarse, el campo de usos múltiples y el carril bici, y eran controvertidos. Vi una oportunidad para intervenir y sugerí que si se permitía construir el campo, debería reconocer la historia afroamericana del área ".

La sugerencia ayudaría al proyecto a cumplir con el mandato de la Comisión de la Costa de California de "integrar los principios de justicia ambiental, igualdad y equidad social".

Jefferson explicó que el área de tres a cuatro cuadras del vecindario de Belmar era "una propiedad inmobiliaria de primera cerca de la playa" donde los afroamericanos construyeron negocios de playa exitosos como La Bonita Bath House & amp Café, que operaron en diferentes formas desde 1914 hasta la década de 1950.

“A medida que la tierra se vuelve más valiosa y más personas blancas se mudan, los afroamericanos se vieron obligados a dejar de poder vivir allí, operar negocios y disfrutar de la playa”, dijo Jefferson. "Fueron empujados más y más hacia el sur a lo largo de la playa, lo que obstaculizó el desarrollo empresarial de los afroamericanos".

Finalmente, en la década de 1950, la comunidad afroamericana de Belmar fue destruida para dar paso a la expansión del Centro Cívico.

Investigados y escritos por Jefferson, los 16 paneles históricos que se exhiben a lo largo del sendero para caminar del Parque Histórico Belmar son una forma de aumentar la conciencia de los ciudadanos actuales de Santa Mónica sobre los afroamericanos, los lugares y los eventos del pasado.

“Estamos reinsertando a los afroamericanos en la identidad de Santa Mónica”, dijo Jefferson.

“Queremos que la gente sepa que su comunidad es mucho más amplia de lo que pensaban, con una historia más compleja de lo que pensaban. Desplazar a las personas que habrían vivido allí afectó la diversidad de la comunidad, los tipos de negocios que podrían haber estado aquí. Las acciones del pasado tienen un impacto en nuestras vidas hoy ”.

Jefferson también ha trabajado con educadores en UCLA para desarrollar planes de lecciones que los maestros locales pueden usar para enseñar a los estudiantes desde la primaria hasta la secundaria sobre este segmento olvidado de la historia de Santa Mónica.

Recuperando la historia a través del arte

“Una resurrección en cuatro estrofas” es el título de la instalación de arte público creada para el Parque Histórico Belmar. La escultura de metal rojo creada por Banks presenta una puerta, una ventana, un porche y un techo que juntos reimaginan una casa de escopeta, un estilo arquitectónico que emigró del sur con los afroamericanos que llegaron a California.

La obra de Banks se inspiró en su colaboración con Jefferson y se basó en temas recopilados de las actividades de participación comunitaria durante un período de seis a ocho meses.

“Se me pidió que creara un proceso para la participación de la comunidad, y el arte surgió de ese proceso”, dijo Banks. “Invitamos a los miembros de la comunidad a compartir sus historias y experiencias a través de comidas, talleres de poesía, talleres de danza y sesiones de historia oral, facilitando las conversaciones entre los jóvenes y los miembros mayores de la comunidad”.

Las conversaciones profundizaron en temas como el legado, la visibilidad y el borrado, la gentrificación y la vivienda asequible. La gente habló sobre las formas en que ellos y sus comunidades todavía están en riesgo hoy. Surgió la pregunta: "¿Cuál es nuestro poder de permanencia?" Banks recordó.

La artista se preguntó: "¿Cómo hago una obra de arte a partir de lo que he aprendido?" Debido a que el dominio eminente borró los hogares de las personas, decidió que quería que su arte "reconstruyera, resucitara y celebrara el poder de permanencia del hogar". La casa de las escopetas era un símbolo poderoso de la gente que venía a Santa Mónica.

Las cuatro piezas de la casa están construidas a escala arquitectónica real. Banks dijo que el porche es particularmente importante porque es “el espacio entre lo público y lo privado, un lugar para el esparcimiento, la reflexión, el encuentro con los vecinos y la construcción de comunidad”.

Banks usa la luz y la sombra para crear cambios y movimiento cuando las personas ven la escultura. También ha incorporado texto en la obra de arte, con dos citas grabadas en el techo del porche y en el techo de la casa. Se pueden leer mirándolos o leyéndolos en las sombras que proyectan en el suelo.

La primera inscripción, de Maya Angelou, dice: “Creo que uno nunca puede salir de casa. Creo que uno lleva las sombras, los sueños, los miedos y los dragones del hogar debajo de la piel, en las esquinas extremas de los ojos y posiblemente en el cartílago del lóbulo de la oreja ".

El segundo es de Banks, que recuerda sus recuerdos de la infancia: “En mis sueños, anhelo el patio delantero de mis abuelos, el escenario de una historia que espera ser contada. Con un vaso de té dulce y una risita de chismes, nos sentamos en la fresca brisa de la tarde, susurrada por las olas del mar cercano ".

Otra pieza del proyecto Belmar History + Art permanecerá oculta a la vista durante los próximos 50 años. Una cápsula del tiempo será enterrada durante la gran inauguración y la dedicación del sitio. La piedra de la cubierta de la cápsula del tiempo también sirve como alfombra de bienvenida frente a la escultura.

“Invitamos a los ancianos de la comunidad a escribir cartas al futuro para ponerlas en la cápsula del tiempo”, dijo Banks. “Además, los estudiantes de Santa Monica High School participaron en un proyecto de construcción mundial, Belmar 2070, donde imaginaron cómo podría haber sido el área si no hubiera sido destruida. Sus proyectos también están incluidos ”.

Se prevé que la cápsula del tiempo se abra el 16 de junio de 2070. Banks espera que la "casa roja brillante" del parque despierte la curiosidad de la gente.

“Espero que suscite conversaciones, haga que la gente haga preguntas y brinde un llamado a la acción para involucrarse en el gobierno comunitario, encontrar una voz y aprender de la historia”, agregó. “El arte no arregla lo que pasó, pero puede llamar la atención. Nunca queremos pasar por alto el borrado, la pérdida que sucedió aquí. Pero a pesar de que la comunidad fue borrada y físicamente dispersa, todavía existe. El hogar está más allá de la casa ".

Iluminando la historia olvidada

Shannon Daut, gerente de asuntos culturales de Santa Mónica, dijo que el proyecto Belmar History + Art tendrá un impacto a largo plazo en la forma en que su departamento realiza su trabajo en asuntos culturales. Es significativo como el primer proyecto de historia aplicada y arte realizado por la ciudad de Santa Mónica, así como uno de los primeros en avanzar en el cumplimiento del mandato de la Comisión Costera de California de incorporar la justicia ambiental, la igualdad y la equidad social en sus programas y operaciones en beneficio de todos los californianos.

“Esta fue una oportunidad increíble para liderar un proyecto que no solo colocaría algunos carteles, sino que involucraría a la comunidad y arrojaría luz sobre esta historia olvidada, reconociendo los errores que se han cometido”, dijo Daut. “Para mí, lo más poderoso es la forma en que las artes pueden arrojar luz sobre los problemas e involucrar a las personas en torno a las inquietudes desafiantes de la comunidad. Queremos que la gente reconozca la pérdida de lo que solía ser y lo que podría haber sido, para que podamos ser más equitativos en el futuro. Queremos generar un sentido de orgullo por el papel que desempeñó la comunidad negra en la construcción de Santa Mónica ”.


La acreditación NWAIS requiere el cumplimiento de los más altos estándares de operación y las mejores prácticas, y un compromiso con su misión. Los siguientes valores fundamentales guían las interacciones, los servicios y los estándares de acreditación de la asociación y los rsquos. Estos valores fundamentales son esenciales para ayudar a las escuelas a proporcionar una educación de alta calidad para los niños.

  • Independencia
  • Consulta gratuita y abierta
  • Compromiso con la diversidad
  • Ongoing School Improvement
  • Collegial Relationships and Ethical Leadership

Arlington House restoration may have unearthed secrets of the enslaved

The four bottles were buried together in a pit near the fireplace in the quarters of the enslaved maid servant.

Part of the dirt floor had been excavated, and the bottles — each one different — had been placed side by side, all pointing north, toward freedom. A bone fragment from a goat or a sheep had been placed inside one.

Outside stood Arlington House, with its glittering dining room and columned portico overlooking the plantation, the Potomac River and the unfinished Washington Monument in the distance.

Two ways of life: One of freedom and privilege, the other of bondage and symbols buried in the earth by the fireplace.

On Tuesday, the historic mansion in Arlington National Cemetery reopens after a renovation that has recaptured the glory of the house, along with clues to the secret lives of the enslaved Black people who were the main occupants of the land where it stood.

Even as experts gathered mementos of Confederate Gen. Robert E. Lee, who lived in the house, and his father-in-law, George Washington Parke Custis, who had it built, they found the mysterious folk elements buried by the enslaved.

The discovery is rare and the first of its kind at Arlington, said Matthew R. Virta, a National Park Service archaeologist and cultural resources manager.

“It gives a voice to those who have been almost invisible in history and helps to demonstrate their humanity, their links to their past … and their hopes for the future,” he said.

More than 100 Black people lived at Arlington over the years, while about a dozen White people did.

The bottles were probably placed around the 1850s, Virta said. Enslaved people had been held at Arlington for decades, and had built the house. Several had tried to escape but were caught, brought back and whipped.

“These can be called ‘conjure bottles,’ if you will,” he said. “A lot of folks are familiar with the term, ‘witching bottle,’ where there’s actually things inside the bottles … meaning different things. That has carried through the ages.”

The meaning of the animal bone, in what may have been a large ink bottle, is unknown, Virta said. There could be some residue, and, perhaps, DNA. But “that’s a long shot,” he said.

“Why were these things put there?” él dijo. “Under what circumstances?”

“We may never know exactly why,” Virta said. It may have a “ritual” connection to African traditions of burying sacred objects “in what is essentially a type of shrine.”

It may have been the only way those in bondage could express hope.

The three-year Arlington restoration was funded through the National Park Foundation with a $12.35 million donation from Washington-area billionaire philanthropist and businessman David M. Rubenstein.

“They did a spectacular job,” Rubenstein said last week. “I’ve seen restorations over the years and rehabilitations of historic homes, but this is one of the best.”

Masonry, fireplaces and floors have been repaired. Interior walls have been repainted. Shutters, windows and doors have been restored.

The site’s two outbuildings where the enslaved lived have been restored to their original design, and doors, windows and exterior stucco have been rehabilitated.

And the Park Service has gathered in new museum spaces artifacts representing the Black and White families that shared Arlington for three generations.

The “witching bottles,” which are still being studied and are not yet on display, were unearthed in the spring of 2019 in the dwelling occupied by the family of Selina Norris Gary, the maid servant of Mary Anna Randolph Custis Lee.

Mary Anna Lee, the daughter of the elder Custis, was the wife of Robert E. Lee, the famous U.S. Army officer who ran the plantation after Custis died and later joined the Confederate rebellion.

Gray would become a key figure in the story of the house — protecting precious artifacts after the Lees vacated Arlington during the 1861-1865 Civil War and the site was occupied by Union soldiers.

The Army later turned the plantation into the famous cemetery that now surrounds the house.

Among the Lee pieces to be displayed is a draft of the letter, written in Arlington House eight days after the war began, in which he resigned from the U.S. Army.

A native of Virginia and a highly regarded career officer, he had been offered command of the U.S. forces, according to the Park Service. Él declinó. “Save in defense of my native state shall I ever again draw my sword,” he wrote.

He would shortly draw it on behalf of the Confederate forces and help lead the doomed fight to maintain slavery.

Also on exhibit are Lee’s chess set, a lock of his hair, a piece from the mane of his horse, Traveller, and a revolver, engraved with his name, given to him by the faculty of the U.S. Military Academy at West Point, where he was superintendent from 1852 to 1855.

In another museum space is a hand bell probably used to call in workers, an African-style mortar and pestle to grind herbs and spices, and a fireplace tool from the Gray family’s hearth.

There is also a letter written from Arlington by now free Selina Gray to her former mistress, Mary Anna Lee, in Lexington, Va., seven years after the war. “The place is changed so you would hardly know it,” Gray wrote.

She included a memento, a rose bud that Mary Lee had planted on the grave of her mother who had died at Arlington almost 20 years before.


Contenido

In 1935, at the height of the Great Depression, a group of New York City businessmen decided to create an international exposition to help lift the city and the country out of its economic woes. Not long after, these men formed the New York World's Fair Corporation, whose office was placed on one of the higher floors in the Empire State Building. The NYWFC, which elected former chief of police Grover Whalen as president, also included Winthrop Aldrich, Mortimer Buckner, Floyd Carlisle, Ashley T. Cole, John J. Dunnigan, Harvey Dow Gibson, Mayor Fiorello La Guardia, Percy S. Straus, and many other business leaders.

Over the next four years, the committee planned, built, and organized the fair and its exhibits, with countries around the world taking part in creating the biggest international event since World War I. Working closely with the Fair's committee was New York City Parks Commissioner Robert Moses, who saw great value to the city in having the World's Fair Corporation (at its expense) remove a vast ash dump in Queens that was to be the site for the exposition. This event turned the area into a City park after the exposition closed.

Edward Bernays directed public relations of the fair in 1939, which he called "democracity." [3] Grover Whalen, a public relations innovator, saw the Fair as an opportunity for corporations to present consumer products, rather than as an exercise in presenting science and the scientific way of thinking in its own right, as Harold Urey, Albert Einstein, and other scientists wished to see the project. [4] "As events transpired," reported Carl Sagan, [5] whose own interest in science was nevertheless sparked by the Fair's gadgetry, "almost no real science was tacked on to the Fair's exhibits, despite the scientists' protests and their appeals to high principles."

Promotion of the Fair took many forms. During the 1938 Major League Baseball season, the Brooklyn Dodgers, New York Giants, and New York Yankees promoted the event by wearing patches on the left sleeve of their jerseys featuring the Trylon, Perisphere, and "1939." The same year, Howard Hughes flew a special World's Fair flight around the world to promote the fair.

While the main purpose of the fair was to lift the spirits of the United States and drive much-needed business to New York City, it was also felt that there should be a cultural or historical association. It was therefore decided for the opening to correspond to the 150th anniversary of George Washington's first inauguration as President of the United States, and WPA artists painted murals which appeared in the Revista del New York Times. [6]

According to the official pamphlet:

The eyes of the Fair are on the future—not in the sense of peering toward the unknown nor attempting to foretell the events of tomorrow and the shape of things to come, but in the sense of presenting a new and clearer view of today in preparation for tomorrow a view of the forces and ideas that prevail as well as the machines. To its visitors the Fair will say: "Here are the materials, ideas, and forces at work in our world. These are the tools with which the World of Tomorrow must be made. They are all interesting and much effort has been expended to lay them before you in an interesting way. Familiarity with today is the best preparation for the future.

On April 30, 1939, a very hot Sunday, the fair had its grand opening, with 206,000 people in attendance. The April 30 date coincided with the 150th anniversary of George Washington's inauguration, in Lower Manhattan, as the first President of the United States. Although many of the pavilions and other facilities were not quite ready for this opening, it was put on with pomp and great celebration. [ cita necesaria ]

Plans for the United States Navy Fleet to visit New York City for the opening of the fair following maneuvers in the Caribbean were canceled, however, due to aggressive moves being made by Japan in the South China Sea, and the fleet instead transferred to the Pacific via the Panama Canal in April. [7]

David Sarnoff, then president of RCA and a strong advocate of television, chose to introduce television to the mass public at the RCA pavilion. As a reflection of the wide range of technological innovation on parade at the fair, Franklin D. Roosevelt's speech was not only broadcast over the various radio networks but also was televised along with other parts of the opening ceremony and other events at the fair. That day, the opening ceremony and President Roosevelt's speech were seen on black and white television sets with 5 to 12-inch tubes. [8] NBC used the event to inaugurate regularly scheduled television broadcasts in New York City over their station W2XBS (now WNBC). An estimated 1,000 people viewed the Roosevelt telecast on about 200 television sets scattered throughout the New York metropolitan area. [ cita necesaria ]

In order to convince skeptical visitors that the television sets were not a trick, one set was made with a transparent case so that the internal components could be seen. Como parte de la exhibición en el pabellón de la RCA, los visitantes pudieron verse a sí mismos en la televisión. También hubo demostraciones de televisión en los pabellones de General Electric y Westinghouse. During this formal introduction at the fair, television sets became available for public purchase at various stores in the New York City area. [8]

After Albert Einstein gave a speech that discussed cosmic rays, the fair's lights were ceremonially lit. Dignitaries received a special Opening Day Program which contained their names written in Braille. [ cita necesaria ]

This 1940 general admission ticket also included visits to "5 concessions" (listed on backside)


Meet Queen Charlotte, the Biracial Royal Who Made History 200 Years Before Meghan Markle!

Meghan Markle is making her mark on the British royal family in many ways. She’s not only the first actress and the first American to be warmly welcomed into the family (rather than nearly causing a constitutional crisis à la Wallis Simpson!), many people believe her to be the first biracial person and person of African decent to marry into the family, too.

But as it turns out, Meghan, whose mother is black and father is white, may not be the very first biracial royal. That title likely belongs to Queen Charlotte of Mecklenburg-Strelitz, who lived during the 18th century.

Charlotte was married to King George III and was queen for nearly 60 years, until she died in 1818. She’s the grandmother of Queen Victoria, the great-great-great-great-grandmother of the current Queen Elizabeth and the namesake for the American city of Charlotte, North Carolina. She also shares a name with the latest addition to the royal family, Princess Charlotte.

Though she was born in Germany, the daughter of a Duke, Queen Charlotte was directly descended from Margarita de Castro y Sousa, which was the black branch of the Portuguese Royal House.

Her racial background wasn’t known to the public when she served as queen. It was only discovered many years after her death, thanks to art historians who studied portraits of Charlotte more closely. But if it wasn’t for one painter, Sir Allan Ramsay, Charlotte’s African origins might never have been discovered.

In that era, artists typically were encouraged to downplay featured deemed “undesirable” — which, during that time’s largely prejudiced society, often included those that were considered more traditionally African, according to El guardián. But Ramsay, who was staunchly against slavery, painted several portraits of Charlotte, and didn’t hide her features. He was also married to the niece of Lord Mansfield, a judge who ruled in the first case that eventually led to the end of slavery in the British Empire.

Charlotte’s racial background can’t be entirely confirmed, but it seems that thanks to Ramsay and his many portraits of Charlotte, according to PBS, her status as the first-ever biracial royal has been cemented.


Ver el vídeo: Ardora - Cápsula del Tiempo