La biblioteca de la abadía de San Galo: una de las bibliotecas en funcionamiento más antiguas del mundo

La biblioteca de la abadía de San Galo: una de las bibliotecas en funcionamiento más antiguas del mundo

Fundada durante el siglo VIII, la Abadía de St. Gall ha servido tanto a la Iglesia como a los eruditos a lo largo de los años. Su biblioteca tiene un atractivo particular porque es una de las bibliotecas monásticas más antiguas e importantes del mundo.

La Abadía de St. Gall fue un importante monasterio ubicado en St. Gallen, una ciudad en el cantón nororiental de Suiza del mismo nombre. Continuó cumpliendo su función monástica hasta que se secularizó a principios del siglo XIX. Varias décadas más tarde, la antigua iglesia de la abadía fue consagrada como catedral de la Diócesis Católica Romana de Saint Gallen.

St. Gallen, la iglesia de la abadía. (Dguendel / CC BY 3.0 )

Establecimiento de la abadía

La historia de la Abadía de San Galo comienza con el monje irlandés San Galo, seguidor del misionero irlandés San Columbano. Según la tradición, en el año 612/613, San Galo viajaba hacia el sur desde el lago de Constanza hacia un bosque cuando recibió una señal divina (aunque existen varias versiones, la mayoría de ellas involucran a un oso). A raíz de esto, el monje decidió establecer su ermita en ese lugar.

  • La biblioteca de Celsus: 20.000 pergaminos perdidos en la historia, pero su impresionante arquitectura permanece
  • Ashurbanipal: la biblioteca real superviviente más antigua del mundo con más de 30.000 tabletas de arcilla
  • La búsqueda de la biblioteca perdida de Iván el Terrible

Sin embargo, solo un siglo después se fundó la Abadía de San Galo. Durante el siglo VIII (se han dado varias fechas), San Othmar estableció una comunidad de monjes benedictinos centrada en la ermita de San Galo y se convirtió en el primer abad del sitio. Así, se estableció la Abadía de San Galo. Como los monjes benedictinos de la Edad Media eran conocidos por sus búsquedas académicas y literarias, San Othmar también fundó una escuela de escribas y traductores.

San Galo y San Othmar: dos figuras clave de la Abadía de San Galo.

La destrucción cae sobre la abadía

Fue durante el siglo IX cuando la Abadía de San Galo se convirtió en una abadía benedictina importante, así como en uno de los centros de aprendizaje más importantes de Europa. La evidencia más temprana de la existencia de una biblioteca en la Abadía de San Galo también data del siglo IX. Un plano del monasterio que data del año 820 muestra que la biblioteca está adosada a la iglesia principal de la abadía.

En 937, un gran incendio destruyó gran parte de la abadía, así como el asentamiento que creció a su alrededor. Afortunadamente, la biblioteca de la abadía se salvó. En los siglos siguientes, la fortuna de la Abadía de San Gall subió y disminuyó, hasta que finalmente se secularizó en los primeros años del siglo XIX.

La Abadía de San Galo en 1769 sobre un grabado contemporáneo.

Las estructuras que se pueden ver hoy en el sitio de la antigua abadía datan de mediados del siglo XVIII. Durante este tiempo, la mayoría de las estructuras medievales restantes de la abadía fueron demolidas para que el complejo pudiera ampliarse. El arquitecto austriaco Peter Thumb recibió el encargo de diseñar el nuevo complejo y la abadía fue reconstruida en estilo barroco.

El interior de la Catedral es uno de los monumentos barrocos más importantes de Suiza. ( CC BY SA 3.0 )

Un centro de aprendizaje

Una de las partes más notables de la abadía reconstruida es su nueva biblioteca, que fue construida entre 1755 y 1768 y pertenece al estilo rococó. Hoy en día, la Abadía de St. Gall es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y las únicas partes de este complejo abiertas a la mayoría de los visitantes son su biblioteca y su catedral, que solía ser la iglesia de la abadía.

  • La biblioteca de Pérgamo: un aspirante a la biblioteca más grande del mundo antiguo
  • Del papiro al pergamino: la biblioteca imperial de Constantinopla
  • Un festín para los ojos y los oídos: la biblioteca más bella y majestuosa del mundo

La biblioteca de la abadía ha continuado su misión de recopilar obras escritas, que todavía lo hace hoy. Como resultado de esta empresa continua que ha durado 12 siglos (y contando), la biblioteca de la Abadía de San Galo cuenta con una colección de más de 150.000 piezas de trabajo.

La biblioteca. (Stiftsbibliothek St. Gallen / CC BY SA 3.0 )

Esta colección incluye una gran cantidad de manuscritos invaluables que datan de la Edad Media, incluidos 2.100 que son anteriores a 1501. El plano de la abadía del siglo IX es un ejemplo. Otras obras notables incluyen la Cantatorio de San Galo , un cantatorio del siglo X (una colección de cánticos para la misa), que se considera el manuscrito musical completo más antiguo conocido en el mundo, así como el siglo IV / V Vergilius Sangallensis , que contiene Virgil's Eneida, Georgics, y Églogas (conocido también como Bucólicos ).

El Plan de San Galo, el único dibujo arquitectónico importante que se conserva de la Alta Edad Media. (Dominio publico )


Biblioteca de la abadía de St Gall (Stiftsbibliothek) & # 8211 St. Gallen, Suiza

Cómo llegar allá:
La biblioteca se encuentra a poca distancia de St. Gallen HB.
El autobús 11 hacia Abacus-Platz lo traerá aquí desde la estación de St. Gallen. La parada de autobús más cercana se llama & # 8220Stiftsbezirk & # 8221 y está justo al lado de la Abbey Library.

* No se permite tomar fotografías dentro de la biblioteca. Las imágenes utilizadas aquí son de Wikimedia Commons.

La biblioteca más antigua de Suiza y una de las más bellas del mundo y # 8217 se encuentra en la abadía de Saint Gall en la séptima ciudad más grande de Suiza y # 8211 St. Gallen.

La sala barroca de la biblioteca de la abadía es impresionante con sus lujosas decoraciones rococó.

St. Gall & # 8217s Abbey Library es una de las más antiguas y hermosas del mundo. Los orígenes de la biblioteca se remontan al siglo VIII, y muchos de sus 160.000 textos invaluables son casi tan antiguos.

El Convento de San Gall, ejemplo perfecto de gran monasterio carolingio. Vista aérea del convento de San Galo con la Catedral de San Galo.

Catedral de San Galo

La sala de la biblioteca, diseñada por el arquitecto Peter Thumb en estilo rococó, fue construida entre 1758-1767. Una inscripción griega sobre la puerta de entrada, Psyché iatreion, se traduce como & # 8220 boticario del alma & # 8221.

* Descargo de responsabilidad: solo escribo sobre bibliotecas que visito personalmente. Esta publicación de blog representa mi opinión personal y nadie la patrocina.


Historia

Saint Gall, un monje irlandés, erigió una ermita que finalmente se convirtió en el monasterio. Después de la muerte de Saint Gall en 646, Charles Martel nombró a Othmar como custodio de las reliquias de Gall. Fue durante el reinado de Pipino el Breve que Othmar fundó la Abadía de San Galo, donde florecieron la literatura y la ciencia. La abadía se desarrolló aún más y muchos nobles de Alemanni se convirtieron en monjes. Durante el reinado del abad Waldo de Reichenau, comenzó la copia de manuscritos que finalmente allanó el camino para una biblioteca.

La era de la prosperidad (la edad de oro)

En el siglo IX, la abadía entró en conflicto con el obispado de Constanza. Fue en 813 cuando el emperador Luis el Piadoso confirmó la inmediatez imperial de la abadía que cesó la disputa. La abadía se transformó en una abadía imperial y el rey Luis el alemán confirmó su inmunidad en 833.

La abadía floreció desde esta época hasta el siglo X. Muchos eruditos famosos que incluyen Notker of Liège, Notker Labeo, Notker the Stammerer y Hartker se asociaron con la abadía. La biblioteca se amplió durante el siglo IX. La abadía compró manuscritos sobre diversos temas y se hicieron copias. Se conservan más de 400 manuscritos y se pueden encontrar hoy en la biblioteca.

La Edad de Plata Cultural

Entre 924 y 933, la abadía fue amenazada por los magiares, lo que provocó el traslado de libros a Reichenau. Entre estos, muchos no fueron devueltos a la biblioteca. En 937, la abadía fue dañada por un incendio, aunque la biblioteca sobrevivió.

Abadía principesca

La abadía se convirtió en una abadía principesca cuando el abad Ulrich von Sax fue coronado como príncipe del Sacro Imperio Romano Germánico por el rey Felipe de Suabia en 1207. La abadía comenzó a involucrarse en la política local, lo que resultó en su declive.

En 1524, la ciudad de St. Gallen abrazó la Reforma mientras la abadía seguía siendo católica, lo que resultó en una falta de armonía entre la ciudad y la abadía.

La abadía fue asaltada por los grupos calvinistas en el siglo XVI y muchos libros antiguos se esparcieron. El abad Diethelm inició la restauración que evitó el declive. La biblioteca también se amplió. Se hizo un último intento para ampliar la abadía que resultó en la demolición de la mayoría de los monasterios medievales. El nuevo edificio, incluida la catedral, fue diseñado por el arquitecto Peter Thumb. La construcción en estilo barroco tardío tuvo lugar entre 1755 y 1768.

Plano de la Abadía de Saint Gall Abadía de San Gall Biblioteca de la abadía de Saint Gall
Interior de la Catedral de la Abadía de Saint Gall Iglesia de la Abadía de San Galo Imágenes de la Abadía de San Galo
Abadía de San Galo en frente Abadía de Saint Gall en el interior Fotos de Abbey of Saint Gall
Dentro de la abadía Abadía principesca Distrito de la abadía de Saint Gall

Bibliotecas imperdibles en todo el mundo

Las bibliotecas han servido como fuente de conocimiento y desarrollo cultural durante miles de años. Han resistido la prueba del tiempo y continúan siendo instituciones de avances tecnológicos y arquitectónicos en todo el mundo. Hay miles de bibliotecas en todo el mundo y, si bien cada biblioteca es fascinante e inspiradora a su manera, la biblioteca que más ama es muy especial. En celebración del "día de la estantería" de las bibliotecas nacionales, que se celebra el cuarto miércoles de cada enero, aquí están varias de las bibliotecas favoritas de BookClub de todo el mundo.

La biblioteca y el museo de Morgan | Ciudad de Nueva York, NY | nosotros

El banquero Pierpont Morgan fue un famoso coleccionista de arte y tesoros literarios invaluables. En 1903, contrató a Belle da Costa Greene para que actuara como curadora de su colección. Greene construyó la colección de libros raros y manuscritos de Morgan, y cuando Morgan murió, su hijo convirtió la colección en un museo y una biblioteca de investigación, abrió su colección al público y nombró a Greene director.

Pionera del sistema de bibliotecas de hoy en día, Greene "facilitó el acceso generalizado a las colecciones mediante préstamos de objetos y ambiciosos servicios fotográficos, y promovió el trabajo de distinguidas académicas y bibliotecarias". La biblioteca Morgan es el sueño de los amantes de los libros, con paredes llenas de libros y una enorme chimenea de piedra donde los visitantes pueden sentarse y disfrutar del paisaje. Esta colección privada contiene algunas de las piezas literarias más valiosas que se muestran al público. Los aspectos más destacados de la colección incluyen Charles Dickens & # x27s manuscrito de Un villancico, Henry David Thoreau & # x27s diarios, Thomas Jefferson & # x27s cartas a su hija Martha, y los manuscritos y cartas de Jane Austen, Charlotte Brontë, Lord Byron, Wilkie Collins, Albert Einstein, John Keats, Abraham Lincoln y John Steinbeck (solo para nombrar unos pocos).

La biblioteca Rampur Raza | Rampur, Uttar Pradesh | India

Establecida a fines del siglo XVIII por los nawabs de Rampur (una familia que gobernó el área durante años), la Biblioteca Rampur Raza se ha convertido desde entonces en un depósito de la cultura indoislámica. La biblioteca tiene una de las colecciones más grandes de manuscritos raros, documentos históricos como la primera traducción del Corán, obras de arte y más. En total, la biblioteca alberga hasta 30.000 libros en varios idiomas del mundo, por lo que es fácil ver por qué esta es una de las bibliotecas más influyentes del mundo.

La biblioteca no solo es un monumento cultural, sino que con sus techos altos cubiertos de pinturas ornamentales, es un fenómeno arquitectónico, a menudo catalogado como una de las bibliotecas más bellas del mundo entero. Ahora propiedad del gobierno de la India y operado por él, el edificio en sí es enorme, por lo que es fácil perderse en la magia durante una o dos horas. Incluso si solo tiene un momento para disfrutar, siéntese en una de las muchas salas de lectura para leer un libro, una revista o simplemente para asimilarlo todo.

Biblioteca central de Seattle | Seattle, WA | nosotros

La Biblioteca Central de Seattle abrió en su ubicación actual en 1906 y ha sido objeto de varias renovaciones. El edificio actual fue renovado en 2004 por los arquitectos Rem Koolhaas y Joshua Ramus. La pareja diseñó un hermoso edificio moderno con enormes paredes de vidrio sostenidas por vigas talladas con diamantes. El enorme edificio de 404,000 pies cuadrados contiene un intrincado sistema de clasificación de libros que se asemeja a una cinta transportadora de equipaje en un aeropuerto.

Si bien es un símbolo del avance tecnológico, el edificio rinde homenaje a los tesoros que contiene, incluidos 1,5 millones de libros y otros documentos. Las colecciones de libros de no ficción están dispuestas en una cinta continua del Sistema Decimal Dewey en espiral que desciende cuatro de los once pisos del edificio. Según ArchDaily, los sujetos evolucionan en relación con los demás, ocupando más o menos espacio en la cinta dependiendo de la popularidad del tema.

Biblioteca de Alejandría | Alejandría | Egipto

La Biblioteca de Alejandría no es solo una biblioteca antigua perdida en la antigüedad e incendiada por Julio César, también es una importante biblioteca y centro cultural. Reconstruida en 2002 para conmemorar la antigua biblioteca, contiene espacio en los estantes para 8 millones de libros y alberga cuatro museos, cuatro exhibiciones de arte temporales, 15 exhibiciones de arte permanentes, un laboratorio de restauración de manuscritos y un planetario.

La Universidad de Alejandría comenzó a trabajar en la reconstrucción de la biblioteca en 1974 y finalmente pudo levantar la nueva biblioteca gracias a las donaciones de la UNESCO y muchos de los estados de Oriente Medio y África del Norte (MENA). Diseñada por un equipo de arquitectos que consta de diez miembros de seis países, la biblioteca es una de las más diversas del mundo. La sala de lectura principal tiene 220,000 pies cuadrados y se encuentra debajo de un techo de paneles de vidrio de 32 metros (104 pies) de alto que está inclinado hacia el mar Mediterráneo como un reloj de sol. El edificio se encuentra a orillas del Mediterráneo y sus paredes de granito de Asuán están talladas con personajes de 120 escrituras humanas. La Biblioteca de Alejandría también es trilingüe y alberga libros en inglés, árabe clásico y francés, y la donación de 500.000 libros de la Biblioteca Nacional de Francia en 2010 convierte a la Biblioteca de Alejandría en la sexta biblioteca francófona más grande del mundo. No importa en qué idioma lea, la colección de libros, mapas y otros artefactos de esta biblioteca es una visita obligada.

Biblioteca del Parlamento | Ottawa | Canadá

La Biblioteca del Parlamento, un edificio emblemático que se inauguró en 1876, no es solo un depósito de información y un centro de recursos en Ottawa, es un lugar en el que la democracia canadiense y la investigación se unen. De hecho, un equipo de empleados de la biblioteca trabaja día tras día para apoyar la democracia parlamentaria.

El edificio ha resistido una buena cantidad de pruebas y tribulaciones, incluidos varios incendios que habrían destruido el edificio en 1916 si no hubiera sido por el primer bibliotecario parlamentario, Alpheus Todd. Todd tuvo la previsión de sugerir a los arquitectos que las puertas de la biblioteca estuvieran hechas de acero puro e impecable, lo que mantuvo a raya los incendios. La hermosa biblioteca es un ícono canadiense y también aparece en el billete de diez dólares canadienses.

Biblioteca de la abadía de Saint Gall | St. Gallen | Suiza

Una de las bibliotecas monásticas más antiguas que existen, la Biblioteca de la Abadía de Saint Gall se construyó alrededor del siglo VIII. Quizás una de las características más interesantes de Abbey & # x27 es su recopilación de estilos arquitectónicos. Se representan estilos de época desde la Alta Edad Media, lo que ayudó a designar la Abadía y la biblioteca como Patrimonio de la Humanidad en 1983.

Los visitantes pueden ver pruebas de la progresión histórica del conocimiento humano dentro de las paredes de la biblioteca, a través de elementos como el plano arquitectónico más antiguo conocido dibujado en pergamino. El siglo X Cantatorio de San Galo (una colección de cánticos para la Misa), es considerado como el manuscrito musical completo más antiguo conocido a nivel mundial, y 2.100 manuscritos más antiguos que el siglo XIV llaman a la biblioteca su hogar.

Los hermosos espacios de arriba conservan algunas de las piezas literarias más preciadas del mundo al tiempo que brindan acceso para que todos obtengan conocimientos y contemplen las maravillas arquitectónicas. Las bibliotecas protegen el pasado mientras miran hacia el futuro de la literatura. Y aunque es posible que no podamos visitarlos en persona debido a la pandemia, admirarlos en línea casi le hace justicia.

¿Has estado en una biblioteca famosa? Comparta sus fotos en Instagram o Twitter y asegúrese de etiquetar a @bookclubdotcom.


La biblioteca de la abadía de San Galo: una de las bibliotecas en funcionamiento más antiguas del mundo - Historia

(Wcsa.world) Su amplia colección de manuscritos, algunos de los cuales datan del siglo VIII, ayuda a que la instalación de la Abadía de Saint Gall en St. Gallen, Suiza, sea una de las bibliotecas monásticas más importantes del planeta. Junto con el resto de la abadía, está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por ser "un ejemplo perfecto de un gran monasterio carolingio".

La Biblioteca de la Abadía de Saint Gall (en alemán: Stiftsbibliothek) fue fundada por San Othmar, el fundador de la Abadía de St. Gall. Durante un incendio en 937, la Abadía fue destruida, pero la biblioteca permaneció intacta. En 1983, la biblioteca junto con la Abadía de St. Gall fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad, como 'un ejemplo perfecto de un gran monasterio carolingio'.

La sala de la biblioteca, diseñada por el arquitecto Peter Thumb en estilo rococó, fue construida entre 1758-67. La colección de la biblioteca es la más antigua de Suiza y es una de las bibliotecas monásticas más antiguas e importantes del mundo.

La biblioteca tiene 2.100 manuscritos que datan de los siglos VIII al XV, 1.650 incunables (impresos antes de 1500) y libros antiguos impresos. Estos manuscritos se colocan dentro de las vitrinas. El irlandés, el carolingio y el otoniano se encuentran entre los mejores de estos manuscritos. La biblioteca tiene casi 160.000 volúmenes y la mayoría están disponibles para uso público. Para conocer tu interés de lo que quieres leer hay una pista en la parte superior del estante donde puedes ver querubines dando pistas sobre tu interés.

Deluna Nguyen (recopilar) - WCSA - World Copyright Academy (Fuente de la foto: Internet)


Biblioteca de la abadía de St. Mang (Alemania)

Si bien quedan pocos restos del contenido original de la biblioteca de la abadía de St. Mang en Füssen, Alemania, la arquitectura interior es lo suficientemente grandiosa como para justificar una visita. Los libros todavía se alinean en la sala ovalada profusamente decorada que está adornada con impresionantes frescos, y cuenta con una vista del comedor de los monjes.

La Abadía de St. Mang, que data del siglo IX, fue una vez un monasterio, pero se convirtió en una iglesia de estilo barroco a principios del siglo XVIII, cuando el movimiento de la Contrarreforma vio a muchas iglesias católicas convertirse al protestantismo en toda Europa. La colección original de libros y manuscritos de la biblioteca se eliminó a principios del siglo XIX después de que los príncipes de Oettingen-Wallerstein tomaron el control de la abadía después de las guerras napoleónicas. (Esos libros y manuscritos se encuentran ahora en la Universidad de Augsburg).


La biblioteca de la abadía de San Galo: una de las bibliotecas en funcionamiento más antiguas del mundo - Historia

Si eres fanático del minimalismo, es posible que desees ponerte las gafas de sol y tomar un tranquilizante ahora. Si, por el contrario, crees como el escritor Jorge Luis Borges que el Paraíso es una biblioteca, abrochaos los cinturones y prepárate para ser transportado al cielo en la tierra.

Un nuevo libro de Taschen, Massimo Listri: The World’s Most Beautiful Libraries, presenta imágenes tomadas por Listri de las bibliotecas más antiguas y mejores del mundo, desde instituciones medievales al siglo XIX y colecciones privadas a monásticas. Afirma ser "un concurso de belleza bibliófilo".

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Biblioteca Apostolica Vaticana (Biblioteca del Vaticano), Roma, Italia

La Biblioteca Vaticana tiene sus raíces en el siglo IV d.C., aunque en su forma actual se estableció en el siglo XV. En el siglo XVI, el Papa Sixto V encargó al arquitecto Domenico Fontana la creación de nuevos edificios para albergar las colecciones del Vaticano, que todavía se utilizan en la actualidad. La decoración es tan vertiginosamente lujosa que sugiere una especie de geometría fractal.

Como la mayor parte del vasto complejo del Vaticano, la biblioteca es una muestra de la influencia espiritual y temporal que ha permitido al Vaticano constituirse como un estado soberano. Además de los documentos que abarcan gran parte de la historia de la humanidad, la biblioteca posee el manuscrito más antiguo conocido de la Biblia. Cuando el bibliotecario le haga callar, es posible que desee escuchar: tiene el rango de cardenal.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Stiftsbibliothek Kremsmünster (Biblioteca de la Abadía de Kremsmünster), Austria

La abadía de Kremsmünster fue fundada en 777 d.C. y sus fondos de biblioteca incluyen el Codex Millenarius, un famoso manuscrito de los Evangelios cristianos del siglo VIII que representa a San Lucas como un buey volador (Mateo, Marcos y Juan son un hombre alado, un león y un águila respectivamente). A excepción de una redada en el siglo X, después de la cual el emperador Enrique II hizo reparaciones, Kremsmünster escapó en su mayor parte del saqueo, la disolución y la expropiación aristocrática, no es de extrañar, ya que se asienta sobre una colina como una fortaleza intimidante.

Como muchas bibliotecas continentales, fue (re) construida en el estilo barroco popular en el siglo XVII, según el cual la mayoría de las superficies (afortunadamente sin incluir el piso) están sujetas a exuberantes tallados, dorados y frescos, aunque esta biblioteca está positivamente restringida. en comparación con algunos. Los libros como capital intelectual y cultural alguna vez se consideraron tan valiosos como las joyas, y tenía sentido que se almacenaran y exhibieran en magníficos cofres de joyas.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Biblioteca Statale Oratoriana dei Girolamini (Biblioteca Girolamini), Nápoles, Italia

La biblioteca Girolamini forma parte de un gran complejo fundado por la orden religiosa oratoriana. La sala de la biblioteca es un espacio imponente que se eleva a través de tres elegantes pisos: dos niveles de estanterías de madera tallada, rematadas con yeserías y frescos del barroco tardío. El gran volumen de libros expuestos no deja lugar a dudas de que este es un lugar de mayor estudio e investigación, así como un almacén de conocimientos. Aunque es amplia, la colección es particularmente fuerte en música: los oratorianos creen en la importancia de la música y el canto en la contemplación religiosa.

Esta era la biblioteca favorita del filósofo del siglo XVIII Giambattista Vico. También es, lamentablemente, un ejemplo de una biblioteca histórica que fue saqueada en el siglo XXI: en 2012 se descubrió que una red criminal había saqueado y vendido sistemáticamente sus valiosos textos antiguos en el mercado libre, aunque muchos de ellos ya han sido saqueados. recuperado. Este episodio es un recordatorio valioso, si fuera necesario, de que el patrimonio escrito de la humanidad, la "memoria del mundo", como la llama la Unesco, permanece bajo constante amenaza de ataque.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Bibliothèque Sainte-Geneviève (Biblioteca Sainte-Geneviève), París, Francia

Aunque sabemos que probablemente sea más antigua, la información documental sobre esta biblioteca aparece por primera vez en 1148. Fue fundada como biblioteca monástica, sobrevivió intacta a los calamitosos años de la Revolución (aunque la abadía de la que formaba parte se disolvió y se convirtió en una escuela ), y ahora sirve como biblioteca universitaria Paris 1 Panthéon-Sorbonne. Los fondos de la biblioteca se expandieron con la disolución de otras instituciones religiosas y la confiscación de colecciones aristocráticas.

La nueva iglesia abacial, construida en el siglo XVIII, se ha convertido en el famoso Panteón, el salón de la fama nacional. El edificio de la biblioteca actual fue creado por el arquitecto Henri Labrouste e inaugurado en 1851. La majestuosa sala de lectura es como una catedral de la Edad Industrial, la construcción con armazón de hierro recuerda las otras grandes catedrales públicas de la época, las estaciones de tren. En un arreglo moderno, los escritorios para los lectores están en el centro del escenario, con las pilas de libros en una elegante asistencia. La iluminación de gas se utilizó por primera vez en una sala monumental.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Klosterbibliothek Metten (Biblioteca de la Abadía de Metten), Alemania

La abadía benedictina de Metten fue fundada en 766, pero fue golpeada por la Reforma, la guerra, el malestar social, la secularización y la realpolitik que la rodeaba. Esto alcanzó un crescendo en 1803, cuando la propiedad de la abadía, incluidos los fondos de la biblioteca, fue confiscada y subastada. Sin embargo, bajo el reinado de Luis I de Baviera, la abadía fue reabierta y se estableció una nueva biblioteca, el sitio se convirtió una vez más en un reducto de conocimiento y educación.

Bajo el abad Märkl, el monasterio se transformó en un palacio de prelado, más en consonancia con el prestigio que tenía. Entre sus impresionantes salas de recepción oficiales se encuentran la biblioteca, que está diseñada siguiendo un sofisticado esquema teológico. El resultado es un paladar densamente saturado y sorprendentemente lúdico de hermosos materiales.

El escultor Franz Josef Holzinger recibió el encargo de crear los "atlantes" en las columnas centrales para sostener el techo (porque una columna de mármol ordinaria nunca funcionaría). Los héroes cristianos como Tomás de Aquino están capturados en escenas de sus vidas en los frescos del techo. Si hay un problema con este enfoque rococó para construir un "templo del conocimiento", es quizás que a veces uno tiene que entrecerrar los ojos para encontrar los libros.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Stiftsbibliothek Sankt Gallen (Biblioteca de la Abadía de Saint Gall), St Gallen, Suiza

Durante mucho tiempo, la abadía de St Gall fue uno de los centros intelectuales más importantes de Europa occidental e incorpora una de las bibliotecas medievales más grandes del mundo. La abadía fue fundada en el siglo VII por el monje irlandés Galo, y siguió la Regla de San Benito, el más libresco de los santos, que exigió de su orden la contemplación disciplinada de los textos religiosos durante más de mil años.

Una inscripción griega sobre la entrada de la biblioteca la llama "santuario del alma". La biblioteca actual surgió durante la remodelación barroca de la abadía en el siglo XVIII por el arquitecto Peter Thumb. La decoración corresponde a un lugar de gran capital cultural. Hay una rica ornamentación rococó en todas partes, y especialmente en el trabajo de estuco. Las estanterías de madera tallada cubren completamente las paredes en dos niveles, mientras que las pinturas del techo representan concilios ecuménicos y padres de la iglesia. La abadía se agregó a la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1983.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Stiftsbibliothek Admont (Biblioteca de la Abadía de Admont), Austria

Independientemente de lo que piense de la religión, está claro que los monasterios y sus bibliotecas fueron históricamente las baterías que mantuvieron encendida la luz de (lo que consideramos) la civilización occidental. La biblioteca de Admont Abbey ha sido una de las mayores fuentes de energía cultural almacenada durante casi un milenio. Es la biblioteca monástica más grande del mundo y también podría ser la más grandiosa.

La comunidad benedictina de Admont se remonta a 1074 y ha estado recopilando libros todo ese tiempo. La abadía tiene actualmente alrededor de 1.400 preciosos manuscritos, de los cuales más de la mitad datan de la Edad Media y el más antiguo es del siglo VIII. Siguiendo el modelo de la Biblioteca de la Corte Imperial de Viena, que también diseñó su arquitecto Josef Hueber, es reconocida como una obra maestra.

El interior barroco de la sala de la biblioteca de 70 m (230 pies) de largo se compone de siete bóvedas circulares, divididas por una gran bóveda central en cuyo techo hay un fresco de la "Sabiduría Divina" del artista Altomonte. Las habitaciones están salpicadas de impresionantes esculturas de Josef Stammel, quien trabajó para Admont durante muchos años. Los libros están ordenados por temas, bajo los frescos correspondientes, de acuerdo con los ideales de la Ilustración.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Strahovská Knihovna (Biblioteca del Monasterio de Strahov), Praga, República Checa

El monasterio premonstratense de Strahov fue fundado en 1143 y ha sobrevivido a incendios, guerras y saqueos. Afortunadamente, los agujeros rasgados en su colección se han compensado con creces a lo largo de los años mediante adquisiciones y legados. La biblioteca alberga la variedad habitual de libros religiosos, incluido el exquisito Strahov Evangeliary del siglo IX, con piedras semipreciosas incrustadas en la encuadernación, pero sus fondos cubren una amplia gama de temas.

En diseño, la biblioteca tiene dos salas monumentales. El Salón Teológico fue encargado por el abad de Strahov en 1671, su desenfrenado trabajo de estuco y muchas pinturas e inscripciones (que ilustran los principios de la fe, el estudio, el conocimiento y la divina providencia) lo colocan firmemente en la tradición barroca bohemia. El hecho de que sus códices estén uniformemente encuadernados en blanco le da a la sala una agradable sensación de orden.

La Sala Filosófica (que se muestra aquí) fue construida a partir de 1783, tiene un diseño más neoclásico y se caracteriza por sus magníficas estanterías de libros de nogal, que fueron rescatadas de la disuelta abadía de Louka, en Moravia. Después del golpe comunista, el monasterio fue apropiado por el Estado checoslovaco en 1950 para pasar a formar parte del Museo de Literatura Checa. Pero después de la caída del comunismo, las colecciones fueron devueltas a los premonstratenses, que han estado trabajando desde entonces para reparar décadas de abandono.

(Crédito: Massimo Listri / Taschen)

Biblioteca del Trinity College, Dublín, Irlanda

Si todavía tiene sus lentes de sol puestos, puede quitárselos ahora, porque la Sala Larga en la Biblioteca del Trinity College tiene una agradable cantidad de ornamentación baja y una agradable sensación de simetrías de la Iluminación. Isabel I de Inglaterra fundó el Trinity College en 1592 como un centro de estudios protestantes, con la idea de romper con la tradición monástica de aprendizaje y establecer un nuevo marco dentro de la Universidad de Dublín.

Debido a que la universidad superó su primera biblioteca, Thomas Burgh planeó un nuevo edificio. Conocida como la Biblioteca Vieja, se inició en 1712 y se terminó en 1732. Incluye un espectacular espacio central de 65 m (215 pies) de largo conocido como la Sala Larga. El techo plano original de la sala de una sola planta se levantó en 1858 y se reemplazó con la bóveda de cañón de roble que existe en la actualidad.

Los estantes de roble del Long Room contienen 200.000 de los libros más valiosos de la universidad. Entre los intelectuales cuyos bustos se clasifican en las estanterías se encuentran Oscar Wilde y Samuel Beckett, quienes alguna vez usaron la biblioteca. (No hay mujeres). Los tesoros de la biblioteca incluyen obras maestras iluminadas como el Libro de Durrow (c 650-700) y el Libro de Kells (c 800).

Si desea comentar sobre esta historia o cualquier otra cosa que haya visto en BBC Culture, diríjase a nuestro Facebook página o envíenos un mensaje en Gorjeo.


Biblioteca Vasconcelos, Ciudad de México

Diseñada como un laberinto y cargada con más de 600,000 artículos, incluidos libros, multimedia y videos, la Biblioteca Vasconcelos también es una fiesta arquitectónica para los ojos. Si está cansado de tomar notas para su ensayo universitario, la biblioteca también tiene un jardín surrealista adjunto y un laberinto de ensueño que contiene más de 60.000 especies de plantas.

Biblioteca Vasconcelos, Ciudad de México. Foto: Viajes de la segunda mitad / Flickr / CC2.0


Las mejores bibliotecas del mundo

With education as our focus here at The Best Colleges, we obviously love libraries. College libraries, public libraries, private libraries — whatever and wherever they are, we love them all. For those of you not "of a certain age," a library is a quiet building that houses tons of books and reference materials, typically dating back to Ye Olde Pre-Internet Times. We may not be as reliant on brick-and-mortar libraries anymore, but even in the digital era, we had no trouble finding dozens of architecturally interesting libraries and libraries with interesting collections, as well as many that are actually fascinating in both respects. We'd love to spend a day in any of these libraries catching up on our reading and enjoying the sanctuary-esque vibes. The following 35 are libraries that we thought deserved a closer look — we hope you'll agree!

1. Library of Congress — Washington D.C., USA


The Library of Congress in Washington DC is essentially both the national library of the U.S. and the country's oldest federal cultural institution. Though it consists of only three buildings, it is the largest library in the world for shelf space and number of volumes. While open to the public for on-site research and as a tourist attraction, as the research institution of Congress, only members of Congress, Supreme Court justices, and other specified government officials can check out books. The library is formally known as the "library of last resort" in the U.S., charged with making certain items available to other national libraries if all other means have been exhausted. The library's holdings are vast, including more than 32 million books, more than 61 million manuscripts, a rough draft of the Declaration of Independence, one of only four perfect vellum copies of the Gutenberg Bible in the world, over one million newspapers from the last three centuries, over five million maps, six million pieces of sheet music, and more than 14 millions photos and prints.

2. Bodleian Library — Oxford, United Kingdom


Established in 1602 as Oxford University's library, Bodleian is one of the oldest libraries in Europe. The library houses more than 11 million items, including many of historical importance: four copies of the Magna Carta, a Gutenberg Bible, and Shakespeare's First Folio (from 1623), just to name a few. Though Bodleian comprises multiple buildings, perhaps the most visually interesting is Radcliffe Camera, built in 1737-1749 to house the Radcliffe Science Library. The earliest circular library in England, Radcliffe has outlasted its 15 minutes of fame by appearing in multiple films, including Young Sherlock Holmes, The Saint, The Red Violin, y The Golden Compass.

3. Reading Room at the British Museum — London, England


The Reading Room at the British Museum is located in the center of the Museum's Great Court. The building's domed exterior protects a unique interior ceiling made of a special kind of papier-mache, which is another first on our list! For much of the Room's history, access was limited to registered researchers, attracting notable visitors including Karl Marx, Oscar Wilde, Mahatma Gandhi, Rudyard Kipling, George Orwell, Mark Twain, Lenin, and H.G. Wells during this time. The majority of the collection was moved to the new British Library in 2000 the Reading Room now houses an information center and a curated collection of specialty art and history titles relevant to the collections of the British Museum. The Reading Room has also been known to host long-running temporary exhibitions of its own, such as the 2006 exhibit centered on China's famous Terracotta Army.

4. Yale University Beinecke Rare Book and Manuscript Library — New Haven, Connecticut, USA


The Yale University Beinecke Rare Book and Manuscript Library holds the distinction of being the largest building in the world that serves the express purpose of preserving rare books and manuscripts, which alone undoubtedly makes it one of the best libraries in the world. The library's impressive holdings celebrate significant authors like Rudyard Kipling, D.H. Lawrence, Sinclair Lewis, and Joseph Conrad through its special collections. Beinecke's central shelving area includes glass walls and soft lighting to protect the works from direct light. Accessible to the public as a tourist attraction, the library's exhibition hall displays many of the library's rare works, including one of only 48 copies in existence of a treasured Gutenberg Bible.

5. Vatican Library — Vatican City, Rome


The Vatican Library, under the ecclesiastical jurisdiction of the Catholic Church in Rome, is one of the oldest libraries in the world. Though it was formally established in 1475, its existence in early forms dates back to the origins of the Catholic Church. For nearly 600 years, the library has added to its collection through historic acquisitions, generous bequests, and gracious gifts. The Vatican Library currently holds mor than 1.1 million books, 75,000 manuscripts, and over 8,500 incunabula. Fittingly, the library owns the oldest complete manuscript of the Bible, as well as many other significant works from medieval times.

6. National Library of St. Mark's — Venice, Italy


Fittingly housed in a Renaissance building in Venice, the National Library of St. Mark's contains one of the most important collections of classical texts in the world. Though its lengthy construction period would not begin until 1537, collecting for the library began as early as 1468 with a gift from Cardinal Bessarion of 250 manuscripts and 750 codices. As of 1603, a law was enacted that required one copy of all books printed in Venice to be housed at the National Library. Today, the collection encompasses more than a million books, over 13,000 manuscripts, 2,883 incunabula, and more than 24,000 16th-century works.

7. Boston Public Library — Boston, Massachusetts, USA


Established in 1848, Boston Public Library was the first publicly supported library in the United States and, with its present collection of 22 million items, also the second-largest. The Central Library consists of two buildings, the Johnson Building and the McKim Building, which houses the library's research collection and exhibitions. Built in 1895, McKim contains many beautiful murals, including Edward Abbey's famous scene depicting the legend of the Holy Grail. The main room of the McKim building — Bates Hall — also features a unique coffered ceiling. More than 1.7 million rarities are included in the research collection at McKim, including medieval manuscripts, incunabula, early Shakespeare that includes a First Folio, colonial Boston records, and a major Daniel Defoe collection. The collection is also home to the libraries of several notable figures in American history, including John Adams, William Lloyd Garrison, and Nathaniel Bowditch.

8. Library of Parliament — Ottawa, Canada


The Library of Parliament in Ottawa, Canada holds a special distinction on our list, as it is the only library of such prominence that its likeness is printed on the country's currency (it is featured on Canada's ten dollar bill). The design of this national landmark was inspired by the British Museum Reading Room, and includes walls supported by 16 flying buttresses, a vaulted ceiling in the main reading room, and white pine paneling with beautifully detailed carvings of flowers, masks, and mythical creatures. The collection encompasses more than 600,000 items, which is curated by a dedicated 300-member staff. While access to the facility is generally restricted to Canadian parliamentary business, tours are often made available to the public.

9. New York Public Library — New York, New York, USA


The New York Public Library is awe-inspiring for its scope and breadth. As the third largest library in North America with more than 50 million items in its collection, it encompasses 87 libraries serving 3.5 million people across the state. The Rose Main Reading Room acts as the centerpiece of the library, with grand arched windows along its 52-foot walls, and also featuring chandeliers and a gilded and painted ceiling. The library acquired America's first Gutenberg Bible, and also houses collections with a special emphasis on Americana literature and printed materials. Among the most recognizable sites on our list, the library has made multiple appearances in feature films, as a key setting in the film The Day After Tomorrow and as a prominent backdrop in the original Cazafantasmas, entre otros.

10. Thomas Fisher Rare Book Library — Toronto, Canada


Affiliated with the University of Toronto, the Thomas Fisher Rare Book Library houses more rare books than any other collection in Canada. The collection includes unique artifacts like Newton's Principia (1687), Shakespeare's First Folio, the Nuremberg Chronicle (1493), and a Babylonian cuneiform tablet dating to 1789 BC. Robert S. Kenny, a Communist Party of Canada member, also donated a large part of the collection. In all, the rare book library includes more than 25,000 items with a special focus in labor movements worldwide, though with a particular emphasis on Canada and its history.

11. Seattle Central Library — Seattle, Washington, USA


Unmistakably modern in a beautiful glass and steel design created by architects Rem Koolhaas and Joshua Prince-Ramus, the Seattle Central Library opened in Washington's largest city in 2004. With their contemporary design, the architects aimed to create an inviting open and airy space, challenging the popular perception of libraries as dark and stuffy. The library was built with the capacity to accommodate more than 1.45 million books and mixed media materials. By 2008, the library had finally completed a ten-year "Libraries for All" initiative, which was aimed at expanding library access to a broader range of Washingtonians. It was the most expensive renovation of its kind in history, eventually totaling more than $290 million for the project.

12. Abbey Library of Saint Gall — St. Gallen, Switzerland


The Abbey Library of Saint Gall is the oldest library in Switzerland. The library's founder, Saint Othmar, is also credited with establishing an abbey of the same name in 719, known as one of the oldest monastery libraries in the world. Saint Gall is home to roughly 160,000 volumes, including manuscripts dating back to the 8th century. In 1983, the United Nations' Educational, Scientific, and Cultural Organization named the library a World Heritage site, calling it a "a perfect example of a great Carolingian monastery". The library offers online access to many of its holdings through an electronic database though, as a general rule, pre-1900 books can only be read on-site.

13. Austrian National Library — Vienna, Austria


Much like the Library of Congress in the U.S., the Austrian National Library is responsible for managing the collection of all publications that appear in Austria. Works of special prominence include the world's foremost Globe collection, rare books dating from the 4th century, a UNESCO Memory of the World Programme item (the Vienna Dioscurides, a 6th-century illuminated manuscript exploring medicine and healing), and a map collection that dates back to the 16th century. Originally housed in the Prunksaal, the library is currently located at Hofburg Palace and the baroque Palais Mollard-Clary, housing 7.4 million items within its comprehensive collection.

14. National Library of Sweden — Stockholm, Sweden


The National Library of Sweden is responsible for preserving all Swedish printed and A/V material. Since the 1500s, there has been some form of National Library in Sweden, made possible initially through purchases of collections from Swedish monasteries that were later destroyed in the Reformation and, later still, via war spoils from the Thirty Years War. To supplement its holdings, the library obtained the Library of Würzburg and the Royal Library of Prague during The Thirty Years War, as well as obtained a 13th-century copy of the "Devil's Bible," which can be viewed online here. Today, Sweden's National Library holds more than 20 million objects.

15. Library of the Benedictine Monastery — Admont, Austria


The Library of the Benedictine Monastery is the largest monastery library in the world. The library holds 70,000 volumes, including 1,400 manuscripts and 900 incunables. Some items in the library's collection were gifted by Archbishop Gebhard, who founded the monastery in 1074. As part of an overall design inspired by the Enlightenment, the ceiling of the library is decorated with seven cupolas, highlighting elaborate frescoes by Bartolomeo Altomonte that display the progression of human knowledge.

16. The Morgan Library & Museum — New York, New York, USA


The Morgan Library & Museum was formed in 1906 to hold the private collection of banking magnate J.P. Morgan, including manuscripts, printed books, prints, and drawings. Items of special prominence in Morgan's collection include illuminated and original manuscripts, works by Sir Walter Scott and de Balzac, and drawings by masterful artists like Leonardo, Raphael, Picasso, Michelangelo, and Rembrandt. Interestingly, Morgan was apparently also drawn to unusual collectibles to add to his holdings, including scraps of paper written on by Bob Dylan for what would become "Blowin' in the Wind," concept drawings for Antoine de Saint-Exupéry's El Principito and a Charles Dickens manuscript of A Christmas Carol.

17. Jay Walker's Private Library — Ridgefield, Connecticut, USA


While we didn't expect to find a privately owned library worthy of our list, let's just say it was a pleasant surprise to learn that American inventor and entrepreneur Jay Walker used his wealth to develop a comprehensive private library. Christened "The Walker Library of the History of Human Imagination," the library located in Walker's Connecticut home has been called "the most amazing library in the world" by CON CABLE magazine as well as the subject of a TED Talk. The architecture incorporates a multi-level design inspired by the surreal works of M.C. Escher. It houses more than 50,000 books, including historic and museum-worthy manuscripts and publications. While the library is not open to the public, Walker has been known to host notable public figures at his home.

18. Trinity College Library — Dublin, Ireland


The Trinity College Library, fondly called the Long Room, is the largest library in Dublin, and responsible for many of the same functions for Ireland that the Library of Congress fulfills for the United States. Though the library actually consists of four separate buildings, the Old Library, built in 1592, is among Ireland's biggest tourist attractions, home to the historic Book of Kells, a Gospel book created by Celtic monks roughly around 800 AD. It is also home to six million other printed works, including manuscripts, music, journals, maps, and special collections.

19. Danish Royal Library — Copenhagen, Denmark


The Danish Royal Library is the national library of Denmark, founded in 1648 by King Frederik III. The library holds all works printed in Denmark since the 17th century and nearly every Danish book ever written, dating back to the first Danish book printed in 1482. The Danish Royal Library is the largest library among the Nordic countries. Many significant works, including the correspondence of Hans Christian Anderson and historical maps of the Polar Region, are held here. Holdings also include the Arnamagnæan Manuscript Collection, named for Icelandic scholar Arnas Magnæan, who dedicated much of his life collecting manuscripts from Iceland, Norway, Denmark, and Sweden until his death in 1730.

20. Melk Monastery Library — Melk, Austria


The formation in the 12th century of the Melk Monastery Library followed the founding of Melk Abbey and school of the same name around 1089. Word spread quickly, and the Melk Library became known as one of the largest manuscript holders in the world, also emerging as an authority in manuscript production. Today, the library's high ceilings, adorned with beautiful frescos painted by Paul Troger, guard what is still one of the world's biggest library when it comes to collections of medieval manuscripts, as well as a prominent collection of musical manuscripts.

21. Strahov Monastery Library — Prague, Czech Republic


Prague's Strahov Monastery Library is contained within the Strahov Monastery, founded in 1149. Segments of the library's interior include Theological Hall, built in 1679, and Philosophical Hall, completed in 1779. The monastery was transformed into the Museum of National Literature in 1950 after becoming occupied by the Communist government, though all was not lost fortunately, the monastery and library were returned to the Premonstratensian order and the buildings restored when the Communist regime fell out of power in 1989. Today, it is one of the best libraries, holding more than 110,000 volumes, including over 1,200 incunabula.

22. Salt Lake City Public Library — Salt Lake City, Utah, USA


Constructed in 2003, the main location within Utah's Salt Lake City Public Library system is a unique building centered on a beautiful five-story curved glass wall and a 20,000-square-foot skylight, reinforcing the architect's commitment to incorporating natural lighting into the design scheme. The rooftop features spectacular views of Salt Lake City, and is adorned with landscaped gardens and grounds. With seven additional locations around Salt Lake City, the public library holds more than 500,000 books, e-books, and downloadable titles, as well as a large collection of zines and periodical publications.

23. State Library of Victoria — Melbourne, Australia


Founded in 1854, the State Library of Victoria now holds more than 1.5 million books, including special collections highlighting chess, the arts, the diaries of Melbourne's founders, and the folios of Captain James Cook. The centerpiece of the library is the LaTrobe Reading Room, a soaring octagonal space with the capacity to accommodate more than one million books and 500 researchers or readers in one sitting. At the time of its completion in 1913, the LaTrobe Reading Room was the largest dome in the world today, it houses the library's extensive Australiana collection.

24. Château de Chantilly Library — Chantilly, France


Among few libraries in Europe to hold a prized Gutenberg Bible in its collection, the Château de Chantilly Library is part of a French estate that also includes one of France's most important art galleries, the Musée Condé. The main part of the estate (Grand Château) was built in 1528-1531, with an additional annex (Petit Château) constructed in 1560. The Grand Château was destroyed during the French Revolution and was later rebuilt from the ground up between 1875 and 1881. The library of the estate contains more than 1,300 manuscripts and 12,500 printed works, including the aforementioned Gutenberg Bible (one of more than 700 incunabula, a term describing early printed books, typically before 1501,) and roughly 200 medieval manuscripts. The library is often open to the public for guided tours.

25. Wiblingen Monastery Library — Ulm, Germany


The Wiblingen Monastery was founded in 1093, and remodeled in the Baroque style decades later in the 18th century. The library is a favorite among art historians for its rich ornamentation and beautiful fresco ceiling. Inscribed at the entrance to Wiblingen is "In quo omnes thesauri sapientiae et scientiae," which means "In which are stored all treasures of knowledge and science," a fitting quote for such an historic European institution. Library archives hold a large collection of both Pagan and Christian knowledge-related imagery, available along with its other holdings to the public through independent research and guided tours.

26. George Peabody Library — Baltimore, Maryland, USA


Originally intended to be a cultural center of Baltimore called the Peabody Institute Library, the George Peabody Library as it stands now is the research library of Johns Hopkins University. The library was a part of the Institute from 1878 until 1967, when it became owned by the city of Baltimore. It was eventually passed to Johns Hopkins in 1982, and is now where the university's special collections reside. Many of the collection's titles date back to the 19th century, and includes one of the world's foremost collections of Don Quixote editions. The building was described by the first Peabody provost as a "cathedral of books," featuring a 61-foot-high atrium, beautiful black and white marble flooring, numerous balconies, and golden columns.

27. Phillips Exeter Academy Library — Exeter, New Hampshire, USA


The Phillips Exeter Academy Library is the biggest library in the world when it comes to secondary school libraries. In a way, this is one of the most impressive libraries on our list for being merely a part of a prep school, albeit one of the wealthiest prep schools in the world. Designed by architect Louis Kahn, the the structure has won numerous architectural awards, including a Twenty-five Year Award by the American Institute of Architects, which is given to only one prestigious building each year. The library was even commemorated on a U.S. Postal Service stamp in 2005 as one of 12 stamp-worthy Masterworks of Modern American Architecture.

28. The Library of Alexandria — Alexandria, Egypt


The Library of Alexandria was the ancient world's largest and most comprehensive library, housing books and manuscripts (on papyrus scrolls) as well as meeting rooms, gardens, and lecture halls on its grounds. Considered one of the Seven Wonders of the Ancient World, the original Library of Alexandria was tragically destroyed in a fire nearly 2,000 years ago. The new Library of Alexandria is a memorial to its predecessor. The Library cost $220 million to rebuild in 2002, and is now operating as not only a library, but also as a cultural center, planetarium, manuscript restoration lab, art gallery and exhibition space, museum, and conference center. Currently, the library contains more than 500,000 books, though it has space for over eight million.

29. Herzog August Library — Wolfenbüttel, Germany


Founded in 1572 by a German Duke, the Herzog August Library had become the largest library north of the Alps and one of the largest libraries in Europe by the 17th century. The library holds more than 900,000 books, more than a third of which were printed between the 15th and 18th centuries. Also called Bibliotheca Augusta, the library is internationally known for its extensive collection of books and manuscripts from the Middle Ages and early modern Europe.

30. José Vasconcelos Library — Mexico City, Mexico


The José Vasconcelos Library, located in Mexico City, was called one of the most advanced constructions of the 21st century by former Mexican president Vicente Fox. The library cost nearly $100 million to build, and was the largest infrastructure investment for the Fox administration, with construction plans spanning 2000-2006. The library faced some stumbling blocks during its construction that eventually led to the library being closed for 22 months from 2007 until 2008 it has since been restored and was re-opened to the public. The open, scaffold-like shelving of the library is especially unique, as are the sculptures on site, including one by artist Gabriel Orozco made from a painted whale skeleton.

31. Rijksmuseum Library — Amsterdam, Netherlands


The Rijksmuseum Library is part of the Dutch National Museum in Amsterdam. One of the world's foremost libraries specializing in art and art history, the Rijksmuseum holds over 350,000 auction, exhibition, trade, and collection catalogues, in addition to numerous books and periodicals. Though the items on site have been collected since 1885, the library now also features an extensive online catalog with over 140,000 monographs, 20,000 art sale catalogs, and 3,200 magazines on display. The library is open to the public while books and magazines are not available for check-out, they can be viewed in the reading room.

32. Stockholm Public Library — Stockholm, Sweden


The Stockholm Public Library is one of the capital city's most notable buildings. Opened in 1928, the library was designed by Gunnar Asplund, one of the most important figures in Modernist Swedish architecture. The main interior of the building is a rotunda, giving visitors a pleasing view of many of the library's shelves along the curved rotunda walls. The Stockholm Public Library holds more than two million volumes and over 2.4 million audio visual and mixed media items.

33. The National Library of Singapore — Singapore, Singapore


The National Library of Singapore is now located in a 16-story building, constructed in 2005. Founded in the 1920s at the suggestion of Sir Stamford Raffles, "the father of modern Singapore," the original National Library was the first of its kind in Singapore, located in the same complex as the country's first school. Today, the library is home to more than 200,000 books and a performing arts center that can accommodate more than 600 guests. The building is adorned with multiple gardens, providing picturesque views of the city of Singapore.

34. University of Coimbra General Library — Coimbra, Portugal


The University of Coimbra General Library has been in operation since the early 16th century in Portugal. Inventory for the library dating back to as early as 1513 shows that the library at the time already held more than 120 manuscripts. Officially established in 1537, the library today holds more than a million titles, with a separate building for historical pre-19th century books. Formally named the Biblioteca Joanina, the building's majestic Baroque architecture illustrates its 500-year history in Coimbra. The library is open daily to the public.

35. National Library — Minsk, Belarus


One of the best libraries in the world, and certainly one of the most distinctive and an architectural feat in its own right, the National Library of Belarus is shaped like a Rhombicuboctahedron (or esta, for our fellow non-mathematicians). The unique 22-story building was opened in 2006, although the library has been in operation since 1922. The library is a tourist attraction and popular destination in Minsk, featuring a public observation deck and hosting public concerts on its lawn. As the official copyright library of Belarus, the National Library holds more than 8 million items, and houses the third largest collection of Russian works in the world.


Ver el vídeo: Bibliotecas en el Medioevo