Votantes hispanos - Historia

Votantes hispanos - Historia

por Marc Schulman

Los votantes hispanos no han votado tradicionalmente en bloque; con los cubanoamericanos que tradicionalmente votan por los republicanos y otros grupos suelen votar por los demócratas. En los últimos años, a medida que la inmigración se ha convertido en un tema importante en el que los republicanos adoptan una línea dura, cada vez más hispanos han comenzado a votar por candidatos demócratas.


Los hispanoamericanos no son monolíticos en su posición socioeconómica ni en su historia. Como resultado, los hispanoamericanos no se han identificado tradicionalmente con ningún partido. En el pasado, el Partido Republicano podía contar con el apoyo de los cubanoamericanos, debido a la fuerte política anticastrista tradicional de los republicanos. Otros grupos hispanos no comparten las mismas preocupaciones sobre la política cubana. Siempre ha existido la expectativa de que los republicanos pudieran obtener el apoyo de los hispanos debido a algunos de sus valores sociales conservadores compartidos.

En las elecciones presidenciales de 2004, el presidente Bush recibió el 40% del voto hispano. El voto hispano representó el 19% del total de votos en esa elección. El presidente Obama logró ganar el 57% del voto hispano, incluso en Florida (un estado cuya población hispana históricamente ha dado su voto a los republicanos). La razón de la rápida disminución del apoyo al Partido Republicano entre los votantes hispanos en los últimos cinco años ha sido la cada vez más estricta política antiinmigrante avalada por el partido.

Es importante señalar que el voto hispano en los Estados Unidos ha crecido (del 8% de los votantes en 2004 al 9% en 2009).


Los estados con la mayor proporción de votantes latinos elegibles en 2016 fueron: Nuevo México (40,4%), Texas (28,1%), California (28,0%), Arizona (21,5%), Florida (18,1%), Nevada (17,2%), Colorado (14,5%) y Nueva York (13,8%). [3]

El porcentaje de latinos que participan en actividades políticas varía, pero rara vez supera la mitad de los elegibles. [4] En general, los latinos participan en actividades cívicas comunes, como votar, a tasas mucho más bajas que los blancos o negros no hispanos cercanos. Aproximadamente el 57,9 por ciento de los adultos latinos ciudadanos estadounidenses estaban registrados para votar en el momento de las elecciones de 2004, y el 47,2 por ciento acudió a votar. [5] Las tasas de registro y participación son aproximadamente un 10 por ciento más bajas que las de los negros no hispanos y un 18 por ciento más bajas que las de los blancos no hispanos.

Para explicar la baja participación de los votantes entre los latinos, los investigadores han analizado la demografía de la participación de los votantes a lo largo de muchos años. Los investigadores han encontrado muchas explicaciones sobre por qué los latinos tienen una baja participación de votantes. Hay explicaciones que dan cuenta de barreras físicas como la falta de transporte. Además de las barreras sistémicas como el acoso, la discriminación, la cantidad inadecuada de casillas electorales, la ubicación inconveniente de las casillas electorales y la administración sesgada de las leyes electorales pueden impedir el acceso de los latinos a registrarse y votar. [6]

Una de las mayores explicaciones de la baja participación de votantes latinos está asociada con la medición precisa del voto latino en función de una población general que incluye a muchos no ciudadanos. El número de ciudadanos adultos no estadounidenses aumentó de 1,9 millones en 1976 a más de 8,4 millones en 2000, un aumento del 350 por ciento. [5] Por lo tanto, la proporción de latinos que no participan son abrumadoramente ciudadanos no estadounidenses.

Otra explicación de los bajos niveles de participación de votantes latinos proviene de la edad relativamente joven de la población latina. [7] Por ejemplo, el 40 por ciento de la población latina de California tenía menos de dieciocho años en 1985.

Las personas con ingresos más bajos votan a tasas más bajas que las personas con ingresos más altos. En términos de ingresos, el argumento general es que las personas con un nivel socioeconómico más alto tienen las habilidades cívicas, las actitudes participativas y el tiempo y el dinero para facilitar la participación. [8] La educación también está relacionada positivamente con la participación y la elección del voto, ya que los latinos con un título universitario y una formación de posgrado tienen más probabilidades de votar. Más del 30 por ciento de los ciudadanos adultos hispanos tienen menos de una educación secundaria, mientras que el 12 por ciento de los ciudadanos adultos blancos no hispanos tienen menos de una educación secundaria. [5] Por lo tanto, la baja participación puede resultar de los bajos niveles de conocimiento sobre el proceso político que debe obtenerse a través de la educación formal.

Esto varía según el país de origen. Un estudio analizó cómo las mujeres mexicoamericanas y las que alcanzaban niveles más altos de ingresos tenían más probabilidades de registrarse y, a su vez, participar en la votación. [9] Por otro lado, sin embargo, la educación y el estado civil plantearon las principales barreras para el registro de votantes latinos / puertorriqueños. [9] Este tipo de variaciones en los factores parecen estar presentes en muchas comunidades hispanas en los Estados Unidos. Además, los estudios han demostrado que la presencia de candidatos latinos en la boleta tiende a generar una mayor participación de votantes entre estas comunidades. [10] Esto se debe en parte a la fuerte asociación entre identificación cultural y partidismo. [10] La presencia cada vez mayor de votantes latinos en la política es representativa de la creciente presencia del grupo en los Estados Unidos, que representa más del 30% de la población en estados indecisos o políticamente importantes como Texas, Arizona o California. [10] También vale la pena señalar que las grandes poblaciones migratorias, como el aumento de cubanoamericanos en Florida, tienen un fuerte impacto por razones similares. La identificación comunitaria es un factor importante en el registro de votantes, particularmente entre las latinas trabajadoras. [10] Los puertorriqueños en los estados del sur tienen tasas de participación similares, presumiblemente por razones similares que dicen que existe bastante variación en las cifras entre los estados, en parte debido a los factores antes mencionados.

Entre otras comunidades minoritarias en los EE. UU., La participación parece aumentar por la presencia de un miembro de su raza en la boleta electoral, la participación de votantes negros aumentó significativamente con las dos campañas presidenciales de Obama y luego retrocedió nuevamente en 2016 [11].

Aunque la participación de los latinos es baja, se ha observado que los latinos que residen en comunidades con una gran población latina tienen más probabilidades de votar. [7]

Existe una cantidad significativa de literatura dedicada a analizar qué influye en las elecciones de voto de los latinos. Se ha descubierto que un factor determinante importante es la religión, que se cree que desempeña un papel en la definición de las actitudes y comportamientos políticos de los votantes latinos. Los latinos han estado asociados durante mucho tiempo con el catolicismo con respecto a la fe y la identidad religiosa [12] y con el Partido Demócrata con respecto a la lealtad e identidad políticas. [13] Aunque la mayoría de los latinos se afilia al Partido Demócrata, la Encuesta Política Nacional Latina ha encontrado un hallazgo consistente de que los latinos se identifican ideológicamente como moderados y conservadores. El conservadurismo social generalmente se origina en la religión, que muchas veces predice la oposición de los latinos al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el apoyo a la pena de muerte y el apoyo a los roles de género tradicionales. El papel ideológico de la religión es innegable en su influencia política en ambos partidos. Sin embargo, teniendo en cuenta la identidad colectiva compartida que a menudo se asocia con una religión en particular, vale la pena señalar que las creencias políticas a menudo son el resultado de valores comunitarios, más que únicamente religiosos. En particular, en 2006 y 2008, el partido Demócrata tuvo una ventaja en la participación y los resultados de votantes latinos. [14] Durante estos ciclos electorales, y todavía hasta cierto punto en la actualidad, el Partido Demócrata apela a temas como la inmigración y la atención médica, mientras que el Partido Republicano tiende a continuar en cuestiones sociales y apelaciones basadas en la religión.

Aunque el voto de las latinas, en particular, a veces se ve como un producto de movimientos sociales en muchos medios de comunicación, algunos académicos de las ciencias sociales argumentan que es un movimiento en sí mismo nacido de la defensa histórica de la izquierda. [15] Por ejemplo, LLEGÓ, la Organización Nacional de Latinas / Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (1987-presente) [15] sigue siendo un líder en el activismo latino en los Estados Unidos. Organizaciones como LLEGÓ han tenido un impacto histórico sobre las ideologías políticas de sus miembros y ha influido mucho en la participación política a lo largo de los años dentro de estas comunidades que a menudo se pasan por alto. Teniendo en cuenta el importante papel antes mencionado que desempeña la identidad étnica y religiosa, estas organizaciones cultivan un sentido de orgullo político colectivo. A su vez, a menudo se ve un aumento de la participación electoral con respecto a los miembros históricos y actuales de LLEGÓ y otros grupos.

También se han estudiado los anuncios políticos para determinar cómo influyen en el comportamiento de voto de los latinos. En un estudio realizado por Abrajano, se concluyó que diferentes anuncios políticos influyen en las elecciones del voto latino dependiendo de cuán asimilados estén los individuos a la vida estadounidense. [16] Para los latinos dominados por el español, los anuncios políticos que aprovechaban la identidad étnica parecían ser los más influyentes. Por otro lado, para los latinos asimilados, las apelaciones étnicas tuvieron cierta influencia, pero la exposición a anuncios de política más informativos en inglés o español tuvo un mayor impacto en la decisión de votar de estos votantes. [16] Durante los movimientos políticos de las décadas de 1960 y 1970, como el movimiento de liberación de la mujer y el movimiento chicano, las mujeres latinas comenzaron a unirse en torno a ideales similares a los adoptados por las organizaciones de votantes feministas, incluida la Alianza de Mujeres del Tercer Mundo y otros grupos activistas del Área de la Bahía. [17] Según un estudio realizado utilizando el CPS de noviembre de 2000, la educación pareció tener la mayor influencia sobre el registro y la elección de votantes latinas, entre ingresos, empleo y condición de propietario de vivienda. [18] Sin embargo, este estudio se realizó en todo Estados Unidos. Teniendo esto en cuenta, es importante conciliar los problemas importantes para las comunidades singulares con estos temas generales. Por ejemplo, considerando la creciente población latina en Florida de Puerto Rico, los factores de registro y elección serán muy diferentes entre estos grupos y los latinos en otras partes del estado.

En los Estados Unidos, el voto latino o hispano se asocia típicamente con problemas de inmigración como la reforma migratoria, la aplicación de la ley de inmigración y la amnistía para inmigrantes indocumentados, generalmente con imágenes de inmigrantes ilegales mexicanos que cruzan la frontera o son arrestados por la patrulla fronteriza, a pesar del hecho. que en muchos casos la inmigración podría ser un problema no más importante que el desempleo o la economía para muchos ciudadanos latinoamericanos. [19]

Los datos de las Encuestas Nacionales de Latinos de 2002 y 1999 revelaron que más del 60% de los latinos están a favor de un gobierno más grande con más programas gubernamentales, incluso si esto significa impuestos más altos. [20] Los programas gubernamentales por los que es más probable que aboguen los latinos son aquellos que se enfocan en temas como el control del crimen y la prevención de drogas, servicios de cuidado infantil, protección ambiental, ciencia y tecnología, defensa y programas para refugiados e inmigrantes [21]

Según la Encuesta Nacional de Salida, en 2012 el 60% de los votantes latinos identificaron la economía como el problema más importante que enfrentaba el país. [22] La educación también es una preocupación constante entre los votantes latinos. Los latinos enfatizan la educación, mencionando temas como expandir el número de escuelas, reducir el tamaño de las clases y aumentar la sensibilidad cultural de los maestros y los planes de estudio. [22] Otras preocupaciones educativas expresadas por los latinos incluyen asegurar que los niños puedan avanzar al siguiente nivel educativo. Después de la economía y la educación, la atención médica (18%), el déficit presupuestario federal (11%) y la política exterior (6%), fueron otras preocupaciones entre la población latina. [22]

Según las proyecciones del Pew Research Center, 27,3 millones de latinos son elegibles para votar, lo que representa el 12% de todos los votantes elegibles. [23] Para las elecciones de 2016, los millennials constituyeron el 44% de los votantes latinos elegibles, lo que representa un aumento del 80% desde 2012. [23] En 2016, el 57% de los votantes hispanos dijeron que estaban insatisfechos con la forma en que están yendo las cosas en el país. , frente al 50% en 2012. [23] Tres cuartas partes de los votantes hispanos registrados dijeron que habían discutido los comentarios de Trump sobre los hispanos u otros grupos con familiares, amigos o compañeros de trabajo, lo que los hizo más dispuestos a votar en esta elección. [23] Sin embargo, esto no se reflejó en la participación real de votantes latinos, que en realidad disminuyó a partir de 2012. [11]

Esta disminución se produce a pesar de los grandes esfuerzos de la campaña de Clinton para llegar a los votantes latinos, como voluntarios que realizan millones de llamadas telefónicas y conversaciones cara a cara con posibles votantes latinos, el primer discurso en español en una elección estadounidense que dio Tim Kaine. y una versión en español del Twitter y el sitio web de la campaña de Hillary Clinton. [24]


Nuevo video muestra a ex policía de NYPD atacando a la policía del Capitolio durante disturbios

La idea de que las minorías voten a los demócratas es una suposición arraigada en la política estadounidense. Pero Mike García, hijo de un inmigrante mexicano, es una prueba de que los republicanos hispanos están vivos y coleando en el Partido Republicano de Donald Trump.

A principios de este mes, García colocó un distrito congresional demócrata en California, el escaño que ocupaba anteriormente la representante Katie Hill, que había sido marcada por el escándalo, en la columna republicana por primera vez en 22 años.

García, un ex piloto de combate de la Armada de 44 años, es ahora un miembro juramentado del Congreso, que representa un distrito donde más de la mitad de la población no es blanca, el 35 por ciento de ella hispana, después de vencer a su rival demócrata por 10 puntos. en una elección especial del 12 de mayo.

Si bien la mayoría de los latinos estadounidenses han votado a los demócratas desde los días de Franklin D. Roosevelt, alrededor del 30 por ciento de ellos han mantenido una profunda lealtad al Partido Republicano. Y ese núcleo se ha mantenido sólido durante el mandato de Trump en la Casa Blanca.

En su nuevo libro “El republicano hispano” (Ecco), el historiador Geraldo Cadava examina cómo el Partido Republicano construyó esa lealtad sobre una base de conexiones personales y la cimentó con lazos ideológicos.

“Durante el último medio siglo, los republicanos hispanos y el Partido Republicano han sido deliberados y metódicos en su abrazo mutuo, a veces vacilante”, escribe Cadava.

García es ahora uno de los cinco republicanos de ascendencia hispana en la Cámara de Representantes, en comparación con 36 demócratas hispanos. Este noviembre, más de una docena de hispanos republicanos están compitiendo por unirse a él cambiando los distritos azules a rojos.

Una de ellas es Nicole Malliotakis, la asambleísta estatal cubanoamericana de Staten Island que fue la rival republicana del alcalde de Blasio en 2017. Está montando una campaña contra el representante en el primer mandato Max Rose (D-SI / Brooklyn) en el otoño. Hija de inmigrantes - su padre nació en Grecia y su madre huyó del régimen de Fidel Castro en 1959 - Malliotakis creció hablando español en casa.

La republicana cubanoamericana Nicole Malliotakis (izquierda) sigue los pasos de Romana Acosta Bañuelos (derecha), designada por Nixon mexicano-estadounidense. Drew Angerer / Getty Images AP

"Creo que verán más sectores de la comunidad latina votando por los republicanos este noviembre", dijo Malliotakis a The Post. "Tema tras tema, el Partido Demócrata está abriendo una brecha entre él mismo y los votantes latinos".

El índice de aprobación de Trump entre los hispanoamericanos es del 44 por ciento, según una encuesta de Hill / HarrisX este mes. Ese es un salto notable con respecto al 28 por ciento de latinos que votaron por él en la contienda presidencial de 2016.

Dadas las políticas de Trump de "Estados Unidos primero", sus promesas fronterizas de línea dura y su retórica combativa, ese número es lo último que la élite republicana esperaba ver.

Los miembros del partido han creído durante años que solo la adopción de una reforma migratoria integral, incluidas las políticas de entrada permisiva y la ciudadanía para los que están aquí ilegalmente, podría evitar la ruina electoral frente al crecimiento demográfico de los hispanoamericanos.

Pero como muestra el libro de Cadava, las raíces del apoyo republicano de los latinos están enredadas con sus sentimientos complejos, a veces contradictorios, sobre la inmigración, que se remontan al primer mandato del presidente Richard Nixon.

Nixon estaba decidido a hacer incursiones en el voto hispano durante su campaña de reelección de 1972. El apoyo mexicano-estadounidense había sido importante en las carreras de los nativos de California por el Congreso y el Senado años antes. Pero su chirrido de una victoria de la Casa Blanca en 1968 se produjo con poca ayuda de los latinos, que se inclinaron abrumadoramente por el demócrata Hubert Humphrey.

Para entusiasmarlo, Nixon intentó una maniobra clásica de patrocinio-política: nombró tesorera de los Estados Unidos a una empresaria mexicoamericana, Romana Acosta Bañuelos. Fue el nombramiento federal de más alto nivel hasta ahora para cualquier hispanoamericano.

Y casi se descarrila dos semanas después, cuando agentes federales del Servicio de Inmigración y Naturalización arrestaron la fábrica de tortillas que Bañuelos operaba en Gardena, California. Setenta empleados indocumentados se dieron prisa, 36 de ellos fueron capturados y transportados en autobús de regreso a la frontera.

Fue un truco sucio, insistió Bañuelos, provocado por los enemigos de Nixon que se opusieron a su nominación. Los medios de comunicación incluso estaban disponibles para cubrir la redada, se quejó.

Pero a pesar de los titulares vergonzosos, el presidente se mantuvo leal a su nominado. Fue confirmada por el Senado unas semanas después.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, juró al representante republicano Mike García, hijo de un inmigrante mexicano, a principios de este mes. CQ-Roll Call, Inc a través de Getty Image

Bañuelos se convirtió en uno de los principales sustitutos de la campaña de Nixon, viajando a más de una docena de estados, exhortando a los latinos a "votar por aquellos funcionarios que nos dan hechos en lugar de palabras".

“Algunos chicanos llamaron a los Bañuelos vendidos o vendidos”, escribe Cadava. Los demócratas alineados con la Unión la condenaron por contratar inmigrantes ilegales, quienes, dijeron, "privan a los ciudadanos estadounidenses y a los extranjeros residentes legales del empleo necesario".

Pero muchos latinos, especialmente compañeros empresarios, simpatizaron. La contratación de trabajadores indocumentados no era técnicamente ilegal en ese momento. Algunos propusieron una ley federal que requiere la verificación de ciudadanía en la contratación, los inicios del sistema E-Verify de hoy.

Nixon consiguió una victoria aplastante de 520 votos electorales en 1972, con el apoyo del 31 por ciento de los votantes hispanos. Cuatro años antes, menos del 10 por ciento de los latinos habían tirado de la palanca por él.

Al año siguiente, un excongresista de Texas llamado George H.W. Bush tomó las riendas del Comité Nacional Republicano y rápidamente organizó grupos afiliados dedicados al alcance hispano.Al igual que Nixon, había aprendido en su propio estado lo crucial que podía ser el voto latino.

La iniciativa de Bush dio sus frutos. Cuando Nixon se vio obligado a renunciar por el escándalo de Watergate, las estructuras formales de la RNC ayudaron a mantener las relaciones que el presidente caído en desgracia había forjado entre el partido y los votantes latinos.

Pero los intentos republicanos de construir sobre la base de Nixon no siempre fueron bien. Un tropiezo se convirtió en la leyenda de la campaña electoral en 1976, cuando el presidente Gerald Ford estaba luchando contra un desafío principal del exgobernador de California, Ronald Reagan. En una visita a San Antonio, Texas, Ford mordió un tamal mexicano tradicional y mordió su envoltura de cáscara de maíz no comestible.

Las fotos de noticias del momento, apodado "El Gran Incidente del Tamal" por una prensa alegre, sorprendieron al presidente "ahogándose en su propia ignorancia cultural", escribe Cadava. El paso en falso impulsó a Reagan en las primarias de Texas y perjudicó a Ford en las elecciones generales, que perdió con un mísero apoyo del 19 por ciento de los votantes latinos.

Reagan, como candidato del partido en 1980, los recuperó, y algo más.

“Los hispanos ya son republicanos”, le dijo Reagan a un asistente ese año, mientras trazaba la primera estrategia de medios republicanos dirigida al voto latino. "Simplemente no lo saben".

“Reagan basó su atractivo para los hispanos en cuestiones ideológicas como la religión, el patriotismo y el espíritu empresarial”, explica Cadava. Su postura de política exterior de “paz a través de la fuerza” atraería a los cubanoamericanos y otros ex refugiados que veían a Estados Unidos como su refugio seguro, creía el candidato.

Reagan ganó el 35 por ciento del voto latino para sellar su victoria ese año. Cada victoria presidencial republicana desde entonces se ha basado en una actuación del 25 por ciento o más entre los hispanoamericanos.

Trump, está claro, comprende esa historia.

Cuando le dieron un tamal por primera vez, el presidente Gerald Ford mordió la cáscara de maíz, haciendo sonar su intento de cortejar a los votantes hispanos. ASSOCIATED PRESS

El presidente está invirtiendo tiempo y fondos de campaña en esfuerzos para impulsar su base latina. El 20 de mayo fue el anfitrión de una conferencia telefónica desde la Oficina Oval con representantes de la "comunidad hispana nacional" y cortejó a los evangélicos en enero en un discurso similar a un mitin en el Ministerio Internacional El Rey Jesús de Miami, una de las megaiglesias latinas más grandes del país.

"Los seguidores hispanos de Trump no creen que Trump sea racista", escribe Cadava. Por eso, están dispuestos a dejar pasar sus palabras incendiarias. "Si no fuera por el bocazas de Trump, tendría los índices de aprobación más altos en la historia debido a sus logros", dijo un republicano de Puerto Rico anónimo en el libro de Cadava.

Si bien la mayoría de los hispanoamericanos simpatizan con los inmigrantes ilegales y favorecen un camino hacia la ciudadanía para los que ya están aquí, una gran mayoría está de acuerdo con las políticas de Trump, si no siempre con su retórica, con respecto a la ley y el orden en la frontera.

Una encuesta de Pew publicada en febrero encontró que el 76 por ciento de todos los hispanos quieren reforzar las medidas de seguridad fronteriza y el 66 por ciento está a favor de tomar medidas enérgicas contra los cruces ilegales.

"Para muchos inmigrantes con los que hablo, se trata de seguir el proceso legalmente", dijo Malliotakis. “Mucha gente siguió las reglas y trabajó duro.

“Cuando ven cosas como la Legislatura del estado dando a los inmigrantes ilegales matrícula universitaria gratuita, disminuyen los sacrificios de inmigrantes como mis padres que hicieron las cosas de la manera correcta”, dijo.

Los inmigrantes recientes también se sienten atraídos por el Partido Republicano como parte de los negocios.

“Los hispanoamericanos son muy emprendedores”, dijo este mes el senador cubanoamericano Marco Rubio (R-Fla.) En un evento de campaña virtual “Latinos por Trump”. “Este es un presidente que valora el trabajo, que va a anteponer los intereses de los trabajadores y los empleos a los intereses de algún movimiento o teoría política”.

Y con las experiencias de los refugiados en su memoria reciente, dijo Malliotakis, muchos latinos que llegaron a Estados Unidos desde países como Cuba, Nicaragua y Venezuela sienten repulsión por el coqueteo del Partido Demócrata con el socialismo.

"Estar en contra de una autoridad central extralimitada, una creencia en la libertad y en un gobierno limitado, esos son los principios del Partido Republicano", dijo. "Cuando los demócratas tienen a personas como Alexandria Ocasio-Cortez impulsando el socialismo, sus principios se parecen a los mismos gobiernos de los que mi madre y millones de personas huyeron".

"Creo que hay un despertar, y creo que la gente se está dando cuenta de lo lejos que ha llegado este Partido Demócrata", dijo a Breitbart News este mes. El partido republicano de Trump, agregó, se trata de "poner al país en primer lugar y poner la Constitución y el capitalismo a la vanguardia".


La historia olvidada de cómo los latinos se ganaron el derecho al voto

La decisión que cambió todo sobre los derechos de voto modernos apenas fue tomada por mayoría. La decisión 5-4 de la Corte Suprema, de 2013 Condado de Shelby contra Holder, desmanteló parcialmente la Ley de Derechos Electorales, aprobada por primera vez en 1965 y nacida de la incapacidad de nuestro país para brindar acceso equitativo a las urnas.

Se argumentó que el día de febrero fue el tema de la autorización previa, o el requisito de la Sección 5 de que 15 estados (en su mayoría del Sur, debido a su intolerante respuesta a la abolición) deben presentar cambios en sus políticas electorales al gobierno federal para su supervisión. La supervisión logró reprimir una miríada de prácticas discriminatorias por parte de funcionarios estatales y locales, como las leyes de identificación de votantes y la manipulación. Pero en su opinión mayoritaria, el presidente del Tribunal Supremo John Roberts declaró que "el país ha cambiado" y, aunque todavía tenemos discriminación de votantes, la Ley de Derechos Electorales se ha excedido en nuestra era actual.

En los dos años transcurridos desde entonces, Texas, Carolina del Norte y Wisconsin han aprobado algunas de las leyes de identificación de votantes más estrictas de la historia (aunque todas fueron impugnadas con éxito). Mientras tanto, el candidato a un partido político importante comenzó su campaña llamando a los mexicanos "violadores" y "narcotraficantes". Los votantes de las minorías se han convertido en fundamentales para las elecciones debido a su creciente número. A medida que algunos estados se esfuerzan por dificultar el voto, es más importante que nunca preservar el derecho al voto de las personas de color.

Históricamente, la mayor parte de la discusión sobre los derechos de voto se ha centrado en los afroamericanos. Pero en la Era de Trump ™ y sus partidarios, que insultan abiertamente a los hispanos y animan a una fuerza de deportación, es importante recordar que los latinos también lucharon arduamente por el derecho al voto, y que los afroamericanos trabajaron en conjunto para conseguirnos esos derechos.

Muchas de estas historias comienzan en Texas. Desde los días de una frontera sur cambiante en 1845 y el auge y caída del petróleo de la década de 1980, los latinos han sido el grupo minoritario más poblado en el estado de Lone Star. (Hoy en día, Texas tiene la segunda población hispana más grande del país, alrededor del 39%). Como resultado, la ansiedad de los blancos por los latinos, particularmente los mexicoamericanos, se disparó al mismo tiempo que los estadounidenses negros estaban siendo privados de sus derechos después de la esclavitud.

En 1923, Texas codificó las primarias de blancos dentro del Partido Demócrata, tratándolos como una entidad privada. Esto significó que a los no blancos no se les permitió participar en las elecciones primarias del partido, que decidieron efectivamente los resultados de las elecciones generales debido al dominio del Partido Demócrata. Si bien la ley prohibió rotundamente a los afroamericanos votar, los mexicoamericanos del sur de Texas no fueron exactamente bienvenidos en la cabina de votación. No eran negros, pero ciertamente no eran blancos.

Ari Berman, autor de Danos la boleta: la lucha moderna por el derecho al voto en Estados Unidos, me dijo que tácticas como los impuestos electorales eran un obstáculo casi universal para los votantes minoritarios. "Creo que estas cosas estaban dirigidas principalmente a los votantes negros, pero afectaron a otras minorías", dijo Berman. “Los impuestos electorales impidieron que los latinos participaran. Y las papeletas solo en inglés actuaron como pruebas de alfabetización ".

Si no era un hablante nativo de inglés o no dominaba bien el idioma, ¿cómo se suponía que iba a aprobar una prueba de alfabetización en inglés o incluso llenar los formularios para votar? Podrías despedirte de tu acceso a la cabina de votación. Las barreras del idioma no se incluyeron en la primera versión de la Ley de Derechos Electorales, por lo que una generación de votantes latinos, particularmente en el suroeste, se quedó atrás.

El sistema primario de blancos no se anuló por completo hasta un caso de la Corte Suprema en 1944, Smith contra Allright, el cuarto caso de la Corte Suprema sobre las primarias de blancos de Texas, lo consideró inconstitucional. Y, sin embargo, la Ley de Derechos Electorales no llegaría hasta dentro de 20 años para proteger a los ciudadanos marginados, y la extensión que consolidó ese derecho para los latinos tomaría aún más tiempo.

La lucha por el derecho al voto de todas las minorías está ligada a la lucha por el acceso a todos los aspectos de la vida cívica: un jurado de pares, acceso a una defensa adecuada, representantes que se parecen a usted, y los latinos no son diferentes. Thomas A. Sáenz, presidente del Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense, dijo que Texas estaba plagado de ejemplos de exclusión de los mexicano-estadounidenses de las libertades civiles básicas. Llevar Hernández contra Texas en 1954, uno de los primeros casos de derechos civiles que involucran a mexicoamericanos en llegar a la Corte Suprema.

En Hernández contra Texas, el abogado de la defensa intentó anular una acusación de asesinato porque un jurado compuesto exclusivamente por blancos había condenado a Pete Hernández, que era mexicoamericano. Ningún mexicano-estadounidense había sido llamado a servir como jurado en más de dos décadas; técnicamente estaban clasificados como blancos por ley, pero no en la práctica. El estado intentó argumentar que esto era una mera coincidencia, no un patrón de discriminación. Pero en el mismo juzgado en el que se argumentó el caso, había baños separados para blancos y afroamericanos. Y debajo del letrero de las instalaciones negras, decía "HOMBRES AQUÍ" - "hombres aquí".

El tribunal de Warren dictaminó por unanimidad en 1954 que la cláusula de protección igualitaria de la Decimocuarta Enmienda, incluido el acceso a un jurado de pares, iba más allá de los ciudadanos blancos y negros para incluir otras nacionalidades. En Texas, me dijo Sáenz, tomó tiempo para que las reformas de los derechos civiles para que los estadounidenses negros incluyan a los latinos. (La mayoría de los litigios sobre los derechos de voto de los latinos se centraron en ciudadanos mexicano-estadounidenses. El lenguaje que se utiliza aquí no pretende sustituir la experiencia de los mexicano-estadounidenses por todos los latinos, sino que sirve como recordatorio de que cierta parte de nuestra población se utilizó para asegurar los derechos civiles para el resto de nosotros).

A principios de la década de 1970, a los latinos se les permitió formar parte de los jurados. Si podía hablar inglés y tenía más de 18 años, votar era más fácil que nunca. Había menos obstáculos como persona de color en este país y la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia estaba monitoreando de cerca las elecciones por violaciones a la VRA. Pero a pesar de esta nueva normalidad, el idioma seguía siendo una barrera importante y la Ley de Derechos Electorales expiraba en agosto de 1975.

Como parte de las audiencias para reautorizar y posiblemente enmendar la Ley de Derechos Electorales en febrero de 1975, un hombre llamado Modesto Rodríguez testificó ante el Congreso. Rodríguez era un agricultor en Pearsall, Texas que cultivaba sandía, maíz, maíz y otros cultivos en su rancho. En el libro de Berman, un legislador describió a Rodríguez como un "hombre común" para los políticos, el hombre que habló con el Congreso sobre la "minoría olvidada" del país. En su testimonio, Modesto relató represalias financieras, como cómo le negaron el préstamo para su granja una vez que se metió en política, e intimidación física, como cómo lo golpearon fuera de un bar cuando intentaba reclutar a otros latinos para que testificaran ante el Congreso.

Todo esto mantuvo a los latinos temerosos incluso de registrarse para votar. “Ha habido un gran fracaso por parte del estado de Texas para proteger los derechos de voto del electorado chicano”, dijo Modesto, por lo que los chicanos estaban acudiendo al Congreso en busca de ayuda.

A pesar del éxito de Act & # x27s, la comunidad de derechos civiles todavía estaba preocupada de que fuera una victoria tenue. Aunque el testimonio de Modesto y otros latinos fue eficaz para presentar los hechos desde el terreno, los activistas y legisladores estaban ansiosos por enmendar demasiado la ley. No había forma de saber cómo los legisladores o votantes del Sur recibirían los cambios en el sistema electoral.

Pero no todos los líderes de derechos civiles se sentían así. Como no había ningún funcionario electo latino, me dijo Berman, los latinos necesitaban aliados: "personas como Barbara Jordan y [el ícono de los derechos civiles] John Lewis, quienes trajeron la influencia del movimiento de derechos civiles a la mesa". Jordan era una congresista negra de Texas que ayudó a la gente a ver el vínculo entre las luchas por el derecho al voto de los afroamericanos y los latinos.

Cuando hablé con la biógrafa de Jordan, Mary Beth Rogers, ella señaló que la exposición de Jordan a los latinos en su Texas natal fue lo que la obligó a ampliar los protegidos por la Ley de Derechos Electorales. “Ella estaba en sintonía, antes de ir al Congreso, a las necesidades de los mexicoamericanos en Texas”, dijo Rogers. “Eso la hizo abierta [al proyecto de ley] cuando los miembros de su personal le ofrecieron la posibilidad” de actualizar la VRA. Jordan, quien sería conocido como "el LBJ negro", entendió que la barrera del idioma era la versión de los mexicano-estadounidenses de las pruebas de alfabetización de los afroamericanos.

Jordan creía que votar era "el mayor derecho civil", me dijo Rogers, "porque vio que la Ley de Derechos Civiles, la Ley de Derechos Electorales y las decisiones de la Corte Suprema para la redistribución de distritos hicieron posible su viaje a la política".

La prórroga de 1975 se aprobó con una fuerte mayoría y se convirtió en ley en agosto. El resultado fue que donde había un 5% de la población votante era una minoría lingüística, los materiales de votación tenían que ofrecerse en ese idioma. Eso significaba que los chicanos de Texas, Arizona y California estarían cubiertos, así como los puertorriqueños, cubanos, asiático-americanos, alaskeños y hawaianos.

Hay 27,3 millones de votantes hispanos potenciales elegibles este año. Pero el acercamiento a los votantes minoritarios es costoso, y la Revista del New York Times informó que los votantes fronterizos necesitan más de una docena de "toques" o contactos de activistas o miembros del personal de campaña antes de acudir a votar. Y, sin embargo, un informe del El Correo de Washington desde finales de septiembre descubrió que ni el Comité de Campaña del Senado Demócrata ni el Comité de Campaña del Congreso Demócrata emplearon coordinadores de alcance hispano.

Aunque el registro de votantes latinos está aumentando, probablemente debido a la candidatura de Donald Trump y # x27s, se estima que solo 13,1 millones votarán en noviembre de esos 27,3 millones potenciales. Si los latinos pueden llegar a la cabina de votación, tendrán el poder de detener a Donald Trump. Y no se preocupe: todavía podemos mantener los camiones de tacos en cada esquina.

Caitlin es la editora asociada de funciones en Fusion. Antes de Fusion, trabajó en reportajes y asuntos nacionales en Talking Points Memo y completó una beca de investigación en The Seattle Times. Escuchará todas y cada una de las teorías de anatomía de Gray & # x27s.


Contenido

Los términos "hispano" y "latino" se refieren a una etnia. La Oficina del Censo de EE. UU. Define ser hispano como un miembro de una etnia, en lugar de ser miembro de una raza en particular y, por lo tanto, las personas que son miembros de este grupo pueden ser miembros de cualquier raza. [14] [27] [28] En una encuesta nacional de 2015 de hispanos autoidentificados, el 56% dijo que ser hispano es parte de su origen racial y étnico, mientras que un número más pequeño lo consideraba solo parte de su origen étnico (19% ) o antecedentes raciales solamente (11%). [27] Los hispanos pueden tener cualquier origen lingüístico en una encuesta de 2015, el 71% de los hispanos estadounidenses estuvieron de acuerdo en que "no es necesario que una persona hable español para ser considerada hispana / latina". [29] Los hispanos pueden compartir algunos puntos en común en su idioma, cultura, historia y herencia. Según la Institución Smithsonian, el término "latino" incluye a los pueblos con raíces portuguesas, como los brasileños, así como a los de origen hispanohablante. [30] [31] En los Estados Unidos, muchos hispanos son tanto de ascendencia ibérica (principalmente española) como de nativos americanos (mestizos). Otros pueden tener ascendencia europea (incluida la judía), del Medio Oriente o asiática, así como de ascendencia amerindia. Muchos hispanos del Caribe, así como de otras regiones de América Latina donde la esclavitud africana estaba muy extendida, también pueden ser de ascendencia africana subsahariana. [30] [32]

La diferencia entre los términos Hispano y Latino es confuso para algunos. [33] La Oficina del Censo de Estados Unidos equipara los dos términos y los define como una referencia a cualquier persona de España y los países de habla hispana de las Américas. Después de que la guerra entre México y Estados Unidos concluyó en 1848, el término Hispano o hispanoamericano se utilizó principalmente para describir a los hispanos de Nuevo México dentro del suroeste de Estados Unidos. El censo de los Estados Unidos de 1970 amplió polémicamente la definición a "una persona de origen mexicano, puertorriqueño, cubano, dominicano, sudamericano o centroamericano, o de otra cultura u origen español, independientemente de su raza". Esta es ahora la definición formal y coloquial común del término dentro de los Estados Unidos, fuera de Nuevo México. [34] [35] Esta definición es consistente con el uso del siglo XXI por parte de la Oficina del Censo de los Estados Unidos y la OMB, ya que las dos agencias usan ambos términos hispano y latino de manera intercambiable.

Latino es una forma condensada del término "latinoamericano", la palabra en español para latinoamericano, o alguien que venga de América Latina. El término Latino ha desarrollado una serie de definiciones. Esta definición, como "habitante latinoamericano masculino de los Estados Unidos", [36] es la más antigua y la definición original utilizada en los Estados Unidos, utilizada por primera vez en 1946. [36] Bajo esta definición un mexicano-americano o puertorriqueño, por ejemplo, es hispano y latino. Un brasileño americano también es un latino según esta definición, que incluye a los de origen de habla portuguesa de América Latina. [37] [38] [39] [40] [41] [42]

La preferencia de uso entre los términos entre hispanos y latinos en los Estados Unidos a menudo depende de dónde residen los usuarios de los términos respectivos. Aquellos en el este de los Estados Unidos tienden a preferir el término Hispano, mientras que los occidentales tienden a preferir Latino. [13]

La designación étnica de EE. UU. Latino se abstrae de la forma más larga latinoamericano. [44] El elemento latino es en realidad una forma composicional indeclinable en -o (es decir, un elemento compositivo) que se emplea para acuñar formaciones compuestas (similar a francoo- en francoocanadiense 'Francés-Canadiense', o ibero- en iberorrománico, [45] etc.).

El término Latinx (y neologismo similar Xicanx) ganó popularidad entre algunos en la década de 2010. [46] [47] La ​​adopción de la X sería "[r] reflejando una nueva conciencia inspirada por el trabajo más reciente de los movimientos LGBTQI y feministas, algunas activistas de habla hispana están usando cada vez más una" x "aún más inclusiva para reemplazar la" a "y la" o ", en una ruptura completa con el binario de género ". [48] ​​Entre los defensores del término LatinX, una de las quejas de sesgo de género más frecuentemente citadas en el idioma español es que un grupo de género mixto o desconocido se denominaría Latinos, mientras que Latinas se refiere a un grupo de mujeres solamente (pero esto se cambia inmediatamente a Latinos, si incluso un solo hombre se une a este grupo de mujeres). [49] Una encuesta del Pew Research Center de 2020 encontró que aproximadamente el 3% de los latinos usa el término (en su mayoría mujeres), y solo alrededor del 23% ha oído hablar del término. De ellos, el 65% dijo que no debería usarse para describir su grupo étnico. [50]

Algunos han señalado que el término "latino" se refiere a una identidad panétnica, que abarca una variedad de razas, orígenes nacionales y antecedentes lingüísticos. "Términos como hispano y latino no captan completamente cómo nos vemos a nosotros mismos", dice Geraldo Cadava, profesor asociado de historia y estudios latinos y latinos en Northwestern University. [51]

Según los datos de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de 2017, una pequeña minoría de inmigrantes de Brasil (2%), Portugal (2%) y Filipinas (1%) se autoidentifican como hispanos. [12]

Siglos XVI y XVII Editar

Los exploradores españoles fueron pioneros en el territorio de los actuales Estados Unidos. El primer desembarco europeo confirmado en los Estados Unidos continentales fue el de Juan Ponce de León, quien desembarcó en 1513 en una exuberante costa a la que bautizó La Florida. En las siguientes tres décadas, los españoles se convirtieron en los primeros europeos en llegar a los Apalaches, el río Mississippi, el Gran Cañón y las Grandes Llanuras. Los barcos españoles navegaron a lo largo de la costa este, penetrando hasta la actual Bangor, Maine y hasta la costa del Pacífico hasta Oregón. De 1528 a 1536, Álvar Núñez Cabeza de Vaca y tres compañeros (incluido un africano llamado Estevanico), de una expedición española que se hundió, viajaron desde Florida hasta el Golfo de California. En 1540, Hernando de Soto emprendió una extensa exploración de los actuales Estados Unidos. Ese mismo año Francisco Vásquez de Coronado condujo a 2.000 españoles e indios mexicanos a través de la actual frontera entre Arizona y México y viajó hasta el centro de Kansas, cerca del centro geográfico exacto de lo que ahora es el territorio continental de los Estados Unidos. Otros exploradores españoles del territorio estadounidense son, entre otros: Alonso Alvarez de Pineda, Lucas Vázquez de Ayllón, Pánfilo de Narváez, Sebastián Vizcaíno, Gaspar de Portolà, Pedro Menéndez de Avilés, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, Tristán de Luna y Arellano y Juan de Oñate, y exploradores no españoles que trabajaban para la Corona española, como Juan Rodríguez Cabrillo. En 1565, los españoles crearon el primer asentamiento europeo permanente en los Estados Unidos continentales, en St. Augustine, Florida. Los colonos y misioneros españoles fundaron asentamientos en Santa Fe, Nuevo México, El Paso, San Antonio, Tucson, Albuquerque, San Diego, Los Ángeles y San Francisco, por nombrar algunos. [52]

Siglos XVIII y XIX Editar

Todavía en 1783, al final de la Guerra Revolucionaria Estadounidense (un conflicto en el que España ayudó y luchó junto a los rebeldes), España reclamaba aproximadamente la mitad del territorio de los Estados Unidos continentales de hoy. De 1819 a 1848, Estados Unidos (a través de tratados, compras, diplomacia y la guerra entre México y Estados Unidos) aumentó su área en aproximadamente un tercio a expensas de españoles y mexicanos, adquiriendo sus tres estados actualmente más poblados: California, Texas y Florida. [ cita necesaria ]. Debido a que muchos hispanos nativos ya vivían en las áreas que Estados Unidos adquirió, una nueva ola de mexicanos, centroamericanos, caribeños y sudamericanos había huido a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades. Este fue el comienzo de una demografía que aumentaría drásticamente a lo largo de los años. [55]

Siglos XX y XXI Editar

Durante los siglos XX y XXI, la inmigración hispana y latina a los Estados Unidos aumentó notablemente después de los cambios a la ley de inmigración en 1965. [56] Durante las Guerras Mundiales, los hispanoamericanos y los inmigrantes habían ayudado a estabilizar la economía estadounidense para que no cayera debido a la auge en el Medio Oeste en estados como Michigan, Ohio, Indiana, Illinois, Iowa, Wisconsin y Minnesota. Mientras que un porcentaje de estadounidenses había huido de sus trabajos por la guerra, los hispanos habían tomado sus trabajos en el mundo industrial. Esto puede explicar por qué hay una concentración tan alta de latinoamericanos en áreas metropolitanas como las áreas de Chicago-Elgin-Naperville, Detroit-Warren-Dearborn y Cleveland-Elyria. [57]

Las contribuciones hispanas y latinas en el pasado y presente histórico de los Estados Unidos se abordan con más detalle a continuación (ver Notables y sus contribuciones). Para reconocer las contribuciones actuales e históricas de los hispanos y latinoamericanos, el 17 de septiembre de 1968, el presidente Lyndon B. Johnson designó una semana a mediados de septiembre como Semana Nacional de la Herencia Hispana, con la autorización del Congreso. En 1988, el presidente Ronald Reagan extendió la celebración a un mes, designado como el Mes Nacional de la Herencia Hispana. [58] [59] Los hispanoamericanos se convirtieron en el grupo minoritario más grande en 2004. [60]

En 2017, los hispanos representaban el 18% de la población de EE. UU., O casi 59 millones de personas. [61] La tasa de crecimiento hispana durante el período comprendido entre el 1 de abril de 2000 y el 1 de julio de 2007 fue de 28,7%, aproximadamente cuatro veces la tasa de crecimiento de la población total de la nación (7,2%). [62] La tasa de crecimiento desde el 1 de julio de 2005 hasta el 1 de julio de 2006 fue del 3,4% [63], aproximadamente tres veces y media la tasa de crecimiento de la población total del país (al 1,0%). [62] Según el censo de 2010, los hispanos son ahora el grupo minoritario más grande en 191 de las 366 áreas metropolitanas de los Estados Unidos. [64] La población hispana proyectada de los Estados Unidos para el 1 de julio de 2050 es de 132,8 millones de personas, o el 30,2% de la población total proyectada de la nación en esa fecha. [sesenta y cinco]

Distribución geográfica Editar

Áreas estadísticas metropolitanas de EE. UU. Con más de 1 millón de hispanos (2014) [66]

Rango área metropolitana Hispano
población
Porcentaje de hispanos
1 Los Ángeles-Long Beach-Anaheim, CA 5,979,000 45.1%
2 Nueva York-Newark-Jersey City, NY-NJ-PA 4,780,000 23.9%
3 Miami-Fort Lauderdale-West Palm Beach, FL 2,554,000 43.3%
4 Houston-The Woodlands-Sugar Land, TX 2,335,000 36.4%
5 Riverside-San Bernardino-Ontario, CA 2,197,000 49.4%
6 Chicago-Naperville-Elgin, IL-IN-WI 2,070,000 21.8%
7 Dallas-Fort Worth-Arlington, Estados Unidos 1,943,000 28.4%
8 Phoenix-Mesa-Scottsdale, AZ 1,347,000 30.1%
9 San Antonio-New Braunfels, TX 1,259,000 55.7%
10 San Diego-Carlsbad, CA 1,084,000 33.3%
11 San Francisco-Oakland-Hayward, CA 1,008,000 21.9%

Estados y territorios con la mayor proporción de hispanos (2010) [67]

Rango Estado / territorio Población hispana Porcentaje de hispanos
1 Puerto Rico 3,688,455 98%
2 Nuevo Mexico 953,403 46%
3 California 14,013,719 37%
4 Texas 9,460,921 37%
5 Arizona 1,895,149 29%
6 Nevada 716,501 26%
7 Colorado 1,269,520 22%
8 Florida 4,223,806 22%
9 New Jersey 1,555,144 17%
10 Nueva York 3,416,922 17%
11 Illinois 2,027,578 15%

Del total de la población hispana o latina del país, el 49% (21,5 millones) vive en California o Texas. [68]

Más de la mitad de la población hispana se concentra en la región suroeste, compuesta principalmente por mexicoamericanos. California y Texas tienen algunas de las poblaciones más grandes de mexicanos e hispanos centroamericanos en los Estados Unidos. La región noreste está dominada por dominicanos y puertorriqueños, teniendo las concentraciones más altas de ambos en el país. En la región del Atlántico Medio, centrada en el área metropolitana de DC, los estadounidenses salvadoreños son el grupo hispano más grande. Florida está dominada por cubanoamericanos y puertorriqueños. Tanto en los estados de los Grandes Lagos como en los del Atlántico Sur dominan los mexicanos y los puertorriqueños. Los mexicanos dominan en el resto del país, incluido el oeste de Estados Unidos, el centro sur de Estados Unidos y los estados de las Grandes Llanuras.

Origen nacional Editar

Población por origen nacional (2018)
(etnia autoidentificada, no por lugar de nacimiento) [69]
Hispano / latino
ascendencia
Población %
mexicano 36,986,661 61.9
puertorriqueño 5,791,453 9.6
cubano 2,363,532 3.9
salvadoreño 2,306,774 3.8
dominicano 2,082,857 3.4
Colombiana 2,023,341 3.3
guatemalteco 1,524,743 2.0
Hondureño 963,930 1.6
español 819,527 1.3
ecuatoriano 717,995 1.2
peruano 684,345 1.1
venezolano 484,445 0.8
Español 435,322 0.8
nicaragüense 434,000 0.7
brasileño 371,529 0.6
Argentino 286,346 0.4
panameño 206,219 0.3
chileno 172,062 0.2
Costa Rica 154,784 0.2
boliviano 116,646 0.1
uruguayo 60,013 0.1
paraguayo 25,022 0.0
Todos los demás 1,428,770 2.4
Total 59,763,631 100.0

A partir de 2018, aproximadamente el 62% de la población hispana del país era de origen mexicano (ver tabla). Otro 9,6% eran de origen puertorriqueño, con aproximadamente un 4% de origen cubano y salvadoreño y un 3,4% dominicano. El resto eran de otro origen centroamericano o sudamericano, o de origen directamente de España. Dos tercios de todos los hispanos y latinoamericanos nacieron en los Estados Unidos. [70]

Hay pocos inmigrantes directamente de España, ya que históricamente los españoles han emigrado a América Latina en lugar de a países de habla inglesa. Debido a esto, la mayoría de los hispanos que se identifican como español o Español también se identifican con el origen nacional latinoamericano. En la estimación del censo de 2017, aproximadamente 1,3 millones de estadounidenses informaron alguna forma de "español" como su ascendencia, ya sea directamente de España o no. [61]

En el norte de Nuevo México y el sur de Colorado, hay una gran parte de hispanos que rastrean su ascendencia a los colonos españoles desde finales del siglo XVI hasta el siglo XVII. Las personas de este origen a menudo se autoidentifican como "hispanos", "españoles" o "hispanos". Muchos de estos colonos también se casaron con amerindios locales, creando una población mestiza. [71] Asimismo, el sur de Luisiana es el hogar de comunidades de personas de ascendencia canaria, conocidas como Isleños, además de otras personas de ascendencia española.

Los chicanos, californios, nuevomexicanos y tejanos son estadounidenses de ascendencia española y / o mexicana. Los chicanos viven en el suroeste, los nuevomexicanos en Nuevo México y los tejanos en Texas. Nuevomexicanos y tejanos son culturas distintas con sus propias cocinas, dialectos y tradiciones musicales. El término "chicano" se hizo popular entre los mexicoamericanos en la década de 1960 durante el nacionalismo chicano y el movimiento chicano, y hoy es visto como una identidad étnica y cultural por algunos. El activista político César Chávez y el novelista José Antonio Villarreal son famosos chicanos.

Los nuyoricans son estadounidenses de ascendencia puertorriqueña del área de la ciudad de Nueva York. Hay cerca de dos millones de Nuyoricans en los Estados Unidos. Entre los famosos nuyoricianos se encuentran las congresistas Alexandria Ocasio-Cortez, la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos Sonia Sotomayor y la cantante Jennifer Lopez.

Carrera Editar

Los latinos provienen de países multirraciales y multiétnicos con diversidad de orígenes, por lo tanto, un latino puede ser de cualquier raza o mezcla de ellas. Los ancestros más comunes son: indígenas de las Américas (nativos americanos), [ cita necesaria ] Africanos y europeos. Por lo tanto, la mayoría de los latinos tienen ascendencia mixta de diferentes combinaciones y proporciones, [72] aunque también existen latinos no mixtos de cada raza en cantidades variadas en cada país.

El origen hispano o latino es independiente de la raza y la Oficina del Censo de los Estados Unidos lo denomina "etnia". Dependiendo de las regiones dentro de América Latina, una proporción significativa de latinos tiene niveles altos a moderados de aportes africanos subsaharianos de la era colonial a través del comercio de esclavos transatlántico. Pero también como resultado de que los europeos de raza mixta a través de la ocupación musulmana morisca del norte de África de Iberia entremezclaran sus genes en la población. [ cita necesaria ] Al igual que los españoles, portugueses, ingleses, alemanes y muchas otras naciones europeas a lo largo de los siglos, muchos latinoamericanos también poseen ascendencia judía nueva cristiana sefardí de la era colonial. [75] En menor medida, otros latinoamericanos poseen al menos ascendencia parcial de ascendencia poscolonial más reciente de judíos asquenazíes, árabes levantinos (libaneses, sirios y palestinos), así como chinos y japoneses, entre otros. [ cita necesaria ] Por lo tanto, en su conjunto, los latinoamericanos son una población multirracial, con grados de niveles de mezcla que varían de persona a persona, de diversas fuentes genéticas globales.

Según la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de 2019, el 65.5% de los hispanos y latinos se identificaron como blancos. La mayor parte de quienes se consideran hispanos blancos provienen de las comunidades mexicana, puertorriqueña, cubana, colombiana y española. [76] [77]

Más de una cuarta parte de los hispanos / latinoamericanos se identifican como "alguna otra raza". [78] Se suele asumir que estos hispanos de "alguna otra raza" son mestizos o mulatos. [79] Un porcentaje significativo de la población hispana y latina se autoidentifica como mestiza, particularmente la comunidad mexicana y centroamericana. [ cita necesaria ] Mestizo no es una categoría racial en el censo de los Estados Unidos, pero significa alguien que es consciente de su ascendencia nativa americana y europea. De todos los estadounidenses que marcaron la casilla "Alguna otra raza", el 97 por ciento eran hispanos. [80]

Casi un tercio de los encuestados de varias razas eran hispanos. [79] La mayoría de la población multirracial en las comunidades mexicana, salvadoreña y guatemalteca son de ascendencia mixta europea y nativa americana (mestiza), mientras que la mayoría de la población multirracial en las comunidades puertorriqueña, dominicana y cubana son de ascendencia mixta. Ascendencia europea, africana y nativa americana (mulata / triracial).

El mayor número de hispanos negros proviene de las islas del Caribe español, incluidas las comunidades cubana, dominicana, panameña y puertorriqueña.

Los pocos cientos de miles de hispanos asiáticos son de diversos orígenes, entre los que se incluyen los mestizos filipinos de origen español, los asiáticos de origen latinoamericano (por ejemplo, los cubanos chinos y los peruanos japoneses) y los de origen asiático e hispano mixto reciente. Tenga en cuenta que los filipinos son generalmente no contados como hispanos, a pesar de que los españoles colonizaron Filipinas y muchos filipinos tienen nombres españoles.

Los hispanos y los latinos son a menudo de ascendencia indígena americana [ cita necesaria ]. Por ejemplo, de los latinos que provienen del norte de México, se consideran a sí mismos blancos o reconocen la ascendencia nativa americana con algunas mezclas europeas, mientras que los que derivan de la ascendencia mexicana del sur, la mayoría son nativos americanos o de ascendencia nativa americana y europea. En Guatemala, los mayas son mayoría, mientras que en El Salvador, las personas de ascendencia nativa americana son la mayoría. En la República Dominicana, la población está compuesta en gran parte por personas con ascendencia mixta, en la que incluso hay niveles de ascendencia europea, con un menor número de blancos y negros también.

En Puerto Rico, las personas con ascendencia multirracial son mayoría. También hay poblaciones predominantemente de ascendencia africana, así como poblaciones de ascendencia indígena americana, así como aquellas con ancestros entremezclados. Los cubanos son en su mayoría de ascendencia blanca latinoamericana, sin embargo, también hay poblaciones de negros y multirraciales. [82] [83] [84] La raza y la cultura de cada país hispano / latino y su diáspora en los Estados Unidos difieren según la historia y la geografía.

Las personas de ascendencia mexicana representan la mayor parte de la población hispana / latina de EE. UU. La mayoría de los mexicoamericanos que ya tienen una presencia multigeneracional en los EE. UU. Antes de la década de 1970 son de origen predominantemente europeo, mientras que la mayoría de los mexicoamericanos recientes que han migrado o descienden de migrantes a los Estados Unidos después de la década de 1980 son de ascendencia predominantemente nativa americana con diferentes niveles. de mezcla europea.

Fuentes oficiales informan que la composición racial de los subgrupos hispanos / latinos de los países Brasil, [85] Uruguay, [85] Puerto Rico, [85] Cuba [85] y Chile, [85] tienen la proporción más alta, para sus respectivos países. , de los latinos en los Estados Unidos que se autoidentifican como blancos, aunque en cifras brutas, el mayor número de latinos blancos en los Estados Unidos son mexicano-americanos. Como resultado de su diversidad racial, los hispanos forman una etnia que comparte un idioma (español) y herencia cultural, en lugar de una raza. El fenómeno de las personas birraciales que son predominantemente de ascendencia europea y se identifican como blancos no se limita a los hispanos o hispanohablantes, sino que también es común entre los angloparlantes: los investigadores encontraron que la mayoría de los estadounidenses blancos con menos del 28 por ciento de ascendencia afroamericana dicen ser Blancos por encima de ese umbral, las personas tendían a describirse a sí mismas como afroamericanas. [86]

Edad Editar

En 2014, un tercio, o 17,9 millones, de la población hispana era menor de 18 años y una cuarta parte, 14,6 millones, eran Millennials. Esto los convierte en más de la mitad de la población hispana en los Estados Unidos. [87]

Educación hispana o latina K-12 Editar

Con la creciente población hispana en los Estados Unidos, los latinos han tenido un impacto considerable en el sistema K-12. En 2011–12, los latinos representaron el 24% de todas las inscripciones en los Estados Unidos, incluido el 52% y el 51% de las inscripciones en California y Texas, respectivamente. [88] Más investigaciones muestran que la población latina seguirá creciendo en los Estados Unidos, lo que implica que más latinos poblarán las escuelas estadounidenses.

El estado de la educación latina es prometedor. Primero, los estudiantes hispanos que asisten a prekínder o kindergarten tenían más probabilidades de asistir a programas de jornada completa. [88] En segundo lugar, los latinos en educación primaria fueron el segundo grupo más grande representado en programas para superdotados y talentosos. [88] En tercer lugar, los puntajes promedio de NAEP en matemáticas y lectura de los hispanos han aumentado constantemente durante los últimos 10 años. [88] Finalmente, los latinos tenían más probabilidades que otros grupos, incluidos los blancos, de ir a la universidad. [88]

Sin embargo, sus logros académicos en la educación infantil, primaria y secundaria están a la zaga de otros grupos. [88] Por ejemplo, sus puntajes promedio de NAEP en matemáticas y lectura fueron más bajos que los de cualquier otro grupo, excepto los afroamericanos, y tienen la tasa de deserción más alta de cualquier grupo, 13% a pesar de haber disminuido del 24%. [88]

Para explicar estas disparidades, algunos académicos han sugerido que existe una "crisis educativa" latina debido al fracaso de las políticas escolares y sociales. [89] Con este fin, los académicos también han ofrecido varias razones potenciales, incluidas las barreras del idioma, la pobreza y el estado de inmigrante / natividad, lo que hace que los latinos no tengan un buen desempeño académico. [90] [91]

Estudiantes de inglés Editar

Actualmente, los estudiantes hispanos constituyen el 80% de los estudiantes de inglés en los Estados Unidos. [92] En 2008–2009, 5.3 millones de estudiantes fueron clasificados como aprendices del idioma inglés (ELL, por sus siglas en inglés) de prekínder a 12 ° grado. [93] Esto es el resultado de que muchos estudiantes ingresan al sistema educativo a diferentes edades, aunque la mayoría de los estudiantes ELL no son nacidos en el extranjero. [93] Con el fin de proporcionar instrucción en inglés a estudiantes latinos, ha habido una multitud de programas de idioma inglés. Sin embargo, la gran mayoría de estos programas son de inmersión en inglés, lo que posiblemente socava la cultura y el conocimiento de los estudiantes de su idioma principal. [91] Como tal, sigue habiendo un gran debate dentro de las escuelas sobre qué programa puede abordar estas disparidades lingüísticas.

Estado de inmigración Editar

Los inmigrantes indocumentados no siempre han tenido acceso a la educación obligatoria en los Estados Unidos. Sin embargo, dado que el caso histórico de la Corte Suprema Plyler contra Doe en 1982, los inmigrantes recibieron acceso a la educación K-12. Esto impactó significativamente a todos los grupos de inmigrantes, incluidos los latinos. Sin embargo, su rendimiento académico depende de varios factores que incluyen, entre otros, la hora de llegada y la escolarización en el país de origen. [94] Además, el estatus migratorio / natal de los latinos juega un papel importante con respecto a su rendimiento académico. Por ejemplo, los latinos de primera y segunda generación superan a sus contrapartes generacionales posteriores. [95] Además, sus aspiraciones también parecen disminuir. [96] Esto tiene importantes implicaciones en sus futuros postsecundarios.

Educación superior hispana Editar

Aquellos con una licenciatura o un título superior oscilan entre el 50% de los venezolanos en comparación con el 18% de los ecuatorianos de 25 años o más. Entre los grupos hispanos más grandes, los que tenían una licenciatura o más eran el 25% de los cubanoamericanos, el 16% de los puertorriqueños, el 15% de los dominicanos y el 11% de los mexicoamericanos. Más del 21% de todos los dominicanos estadounidenses de segunda generación tienen títulos universitarios, ligeramente por debajo del promedio nacional (28%) pero significativamente más alto que los estadounidenses de origen mexicano (13%) y los estadounidenses de origen puertorriqueño nacidos en Estados Unidos (12%). [98]

Los hispanos constituyen el segundo o tercer grupo étnico más grande en las universidades de la Ivy League, consideradas las más prestigiosas de los Estados Unidos. La inscripción de hispanos y latinos en las universidades de la Ivy League ha aumentado gradualmente a lo largo de los años. En la actualidad, los hispanos representan entre el 8% de los estudiantes de la Universidad de Yale y el 15% de la Universidad de Columbia. [99] Por ejemplo, el 18% de los estudiantes de la promoción 2018 de la Universidad de Harvard son hispanos. [100]

Los hispanos tienen una matrícula significativa en muchas otras universidades importantes como la Universidad de Texas en El Paso (70% de los estudiantes), la Universidad Internacional de Florida (63%), la Universidad de Miami (27%) y el MIT, UCLA y UC-Berkeley en 15 % cada. En la Universidad de Stanford, los hispanos son el tercer grupo étnico más grande detrás de los blancos y asiáticos no hispanos, con el 18% de la población estudiantil. [101]

Matriculaciones universitarias hispanas Editar

Si bien los hispanos estudian en colegios y universidades de todo el país, algunos eligen asistir a instituciones de servicio a hispanos designadas por el gobierno federal, instituciones que están acreditadas, que otorgan títulos, instituciones públicas o privadas sin fines de lucro de educación superior con un 25 por ciento o más de estudiantes universitarios hispanos completos. matriculación de estudiantes en tiempo equivalente (FTE). Hay más de 270 instituciones de educación superior que han sido designadas como HSI. [102]

Longevidad editar

A partir de 2016, la esperanza de vida para los hispanos y latinoamericanos es de 81,8 años, que es más alta que la esperanza de vida para los blancos no hispanos (78,6 años). [117] La ​​investigación sobre la "paradoja hispana", la aparente ventaja de mortalidad bien establecida de los hispanoamericanos en comparación con los blancos no hispanos, a pesar del estatus socioeconómico más aventajado de estos últimos, se ha explicado principalmente por "(1) la migración relacionada con la salud a y de EE. UU. y (2) mecanismos de protección social y cultural, como el mantenimiento de estilos de vida y comportamientos saludables adoptados en los países de origen, y la disponibilidad de amplias redes sociales en EE. UU. " [118] La hipótesis del "sesgo del salmón", que sugiere que la ventaja sanitaria de los hispanos es atribuible a tasas más altas de migración de retorno entre los migrantes menos sanos, ha recibido cierto apoyo en la literatura académica. [119] Un estudio de 2019, que examinó la salud comparativamente mejor de los hispanos estadounidenses nacidos en el extranjero, desafió la hipótesis de que una orientación más fuerte hacia la familia (familismo) contribuyó a esta ventaja. [120] Algunos estudiosos han sugerido que es probable que desaparezca la ventaja de mortalidad de los latinos debido a las tasas más altas de obesidad y diabetes entre los latinos en comparación con los blancos no hispanos, aunque las tasas más bajas de tabaquismo (y por lo tanto la mortalidad atribuible al tabaquismo) entre los latinos pueden contrarrestar esto hasta cierto punto. [118]

Cuidado de la salud Editar

A partir de 2017, aproximadamente el 19% de los hispanos y latinoamericanos carecen de cobertura de seguro médico, que es el más alto de todos los grupos étnicos, excepto los indígenas estadounidenses y los nativos de Alaska. [121] En cuanto a la extensión de la cobertura de salud, los hispanos se beneficiaron más entre los grupos étnicos estadounidenses de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) entre los hispanos no ancianos, la tasa de personas sin seguro médico disminuyó del 26,7% en 2013 al 14,2% en 2017. [121] Entre la población hispana no anciana sin seguro en 2017, aproximadamente el 53% eran no ciudadanos, aproximadamente el 39% eran ciudadanos nacidos en los Estados Unidos y aproximadamente el 9% eran ciudadanos naturalizados. [121] (La ACA no ayuda a los inmigrantes indocumentados o inmigrantes legales con menos de cinco años de residencia en los Estados Unidos a obtener cobertura). [121]

Según un estudio de 2013, las mujeres mexicanas que tienen la tasa más alta de no asegurados (54.6%) en comparación con otros inmigrantes (26.2%), negras (22.5%) y blancas no hispanas (13.9%). [122] Según el estudio, las mujeres mexicanas son el grupo de mujeres inmigrantes más grande en los Estados Unidos y también son las que corren mayor riesgo de desarrollar condiciones de salud prevenibles. [123] Múltiples factores como el acceso limitado a la atención médica, el estatus legal y los ingresos aumentan el riesgo de desarrollar condiciones de salud prevenibles porque muchos inmigrantes indocumentados posponen las visitas de rutina al médico hasta que enferman gravemente.

Separación familiar Editar

Algunas familias que se encuentran en el proceso de cruzar fronteras ilegalmente pueden sufrir ser capturadas y separadas por agentes de la patrulla fronteriza. Los migrantes también corren peligro de separación si no traen suficientes recursos como agua para que todos los miembros sigan cruzando. Una vez que los inmigrantes ilegales han llegado al nuevo país, pueden temer las redadas en el lugar de trabajo donde los inmigrantes ilegales son detenidos y deportados.

La separación familiar pone a los niños nacidos en EE. UU., Los niños indocumentados y sus padres inmigrantes ilegales en riesgo de depresión y síndrome de mala adaptación familiar. Los efectos suelen ser a largo plazo y el impacto se extiende al nivel de la comunidad. Los niños pueden experimentar traumas emocionales y cambios de comportamiento a largo plazo. Además, cuando los padres son separados por la fuerza, los niños a menudo desarrollan sentimientos de abandono y pueden culparse a sí mismos por lo que le ha sucedido a su familia. Algunos niños que son víctimas de cruces fronterizos ilegales que resultan en la separación familiar creen en la posibilidad de no volver a ver a sus padres nunca más. Estos efectos pueden causar un vínculo negativo entre padres e hijos. La reunificación puede ser difícil debido a las leyes de inmigración y las restricciones de reingreso que afectan aún más la salud mental de los niños y los padres. [124]

Los padres que abandonan su país de origen también experimentan experiencias negativas de salud mental. Según un estudio publicado en 2013, el 46% de los hombres migrantes mexicanos que participaron en el estudio informaron niveles elevados de síntomas depresivos. [125] En los últimos años, la duración de la estancia de los migrantes ha aumentado, de 3 años a casi una década. [125] Los migrantes que fueron separados de sus familias, ya sean casados ​​o solteros, experimentaron una depresión mayor que los hombres casados ​​acompañados de sus cónyuges. [125] Además, el estudio también reveló que los hombres que están separados de sus familias son más propensos a condiciones de vida más duras, como viviendas superpobladas, y están bajo una mayor presión para enviar remesas para mantener a sus familias. Estas condiciones suponen un estrés adicional para los migrantes y, a menudo, agravan su depresión. Las familias que emigraron juntas experimentan mejores condiciones de vida, reciben estímulo emocional y motivación mutua y comparten un sentido de solidaridad. También es más probable que naveguen con éxito en los sistemas de empleo y atención médica en el nuevo país, y no se ven presionados para enviar remesas a casa.

Discriminación Editar

Se informa que el 31% de los latinos han reportado experiencias personales con discriminación, mientras que el 82% de los latinos creen que la discriminación juega un papel crucial en si tendrán o no éxito mientras viven en los EE. UU. [126] La legislación actual sobre políticas de inmigración también juega un papel crucial en la creación de un entorno hostil y discriminatorio para los inmigrantes. Para medir la discriminación a la que están siendo sometidos los inmigrantes, los investigadores deben tener en cuenta la percepción de los inmigrantes de que están siendo objeto de discriminación y también deben ser conscientes de que los casos de discriminación también pueden variar en función de: experiencias personales, actitudes sociales y barreras de grupos étnicos. La experiencia del inmigrante está asociada con una baja autoestima, síntomas internalizados y problemas de conducta entre los jóvenes mexicanos. También se sabe que más tiempo que se pasa viviendo en los EE. UU. Se asocia con un aumento de los sentimientos de angustia, depresión y ansiedad. [126] Como muchos otros grupos hispanos y latinoamericanos que migran a los Estados Unidos, estos grupos a menudo son estigmatizados. Un ejemplo de esta estigmatización ocurrió después del 11 de septiembre, cuando a las personas que se consideraban amenazas a la seguridad nacional se las describía con frecuencia con términos como migrante y el "otro latino" junto con otros términos como refugiado y solicitante de asilo. [127]

Vulnerabilidades Editar

La Ley de Reforma de la Inmigración Ilegal y Responsabilidad del Inmigrante de 1996 cambió significativamente la forma en que Estados Unidos manejó la inmigración. Bajo esta nueva ley, los inmigrantes que se quedaron más tiempo que sus visas o que se encontraban en los EE. UU. Ilegalmente estaban sujetos a ser detenidos y / o deportados sin representación legal. Los inmigrantes que violaron estas leyes se encontraron vulnerables y es posible que no se les permita regresar al país. De manera similar, esta ley hizo más difícil para otros inmigrantes que desean ingresar a los EE. UU. U obtener un estatus legal. Estas leyes también ampliaron los tipos de delitos que pueden considerarse dignos de deportación para inmigrantes documentados. [128] Las políticas promulgadas por los futuros presidentes limitan aún más el número de inmigrantes que ingresan al país y su expulsión acelerada.

Muchas familias de inmigrantes ilegales no pueden disfrutar de las actividades diarias sin tener cuidado porque temen encontrarse con oficiales de inmigración, lo que limita su participación en eventos comunitarios. Las familias indocumentadas tampoco confían en las instituciones y los servicios gubernamentales. Debido a su miedo a encontrarse con oficiales de inmigración, los inmigrantes ilegales a menudo se sienten marginados y aislados, lo que puede llevar al desarrollo de problemas de salud mental como depresión y ansiedad. [128] Los efectos nocivos de ser excluidos del resto de la sociedad no se limitan solo a los inmigrantes indocumentados, sino que afectan a toda la familia, incluso si algunos de los miembros tienen un estatus legal. Los niños a menudo informaron haber sido víctimas de acoso escolar por parte de sus compañeros de clase porque sus padres son indocumentados. [129] Esto puede hacer que se sientan aislados y desarrollar un sentido de inferioridad que puede afectar negativamente su rendimiento académico.

Estrés Editar

A pesar de las luchas que enfrentan las familias latinas, han encontrado formas de mantenerse motivadas. Muchos inmigrantes utilizan la religión como fuente de motivación. Los inmigrantes mexicanos creían que las dificultades que enfrentan son parte del plan más grande de Dios y creen que su vida mejorará al final. Mantuvieron su fe fuerte y oraron todos los días, con la esperanza de que Dios mantendrá a sus familias a salvo. [130] Los inmigrantes participan en los servicios religiosos y se vinculan con otros inmigrantes que comparten las mismas experiencias. [128] Los latinos indocumentados también encuentran el apoyo de amigos, familiares y la comunidad que sirven como mecanismos de supervivencia. Algunos latinos afirman que sus hijos son la razón por la que tienen la fuerza para seguir adelante. Quieren que sus hijos tengan un futuro y les den cosas que ellos mismos no pueden tener. [130] La comunidad puede proporcionar ciertos recursos que las familias inmigrantes necesitan, como tutoría para sus hijos, asistencia financiera y servicios de asesoramiento. [128] Algunos identificaron que mantener una actitud mental positiva les ayudó a sobrellevar el estrés que experimentan. Muchos inmigrantes se niegan a vivir su vida con un miedo constante que los lleva a la depresión para poder disfrutar de la vida en los EE. UU. [130] Dado que muchos inmigrantes tienen fuentes de ingresos inestables, muchos planifican con anticipación para evitar tensiones financieras futuras. Ahorran dinero y encuentran formas de ahorrar dinero en lugar de gastarlo, como aprender a reparar electrodomésticos ellos mismos. [130]

Pobreza Editar

Muchas familias latinas migran en busca de mejores oportunidades económicas para poder enviar remesas a sus países de origen. Ser indocumentado limita las posibilidades de trabajos que emprenden los inmigrantes y muchos luchan por encontrar un trabajo estable. Muchos latinos informan que las empresas los rechazaron porque no tienen un número de seguro social. Si pueden obtener un trabajo, los inmigrantes corren el riesgo de perderlo si su empleador descubre que no pueden proporcionar prueba de residencia o ciudadanía. Muchos miran hacia agencias que no piden identificación, pero esos trabajos a menudo no son confiables. Para evitar ser detenidos y deportados, muchos tienen que trabajar bajo explotación. En un estudio, un participante informó: "Si alguien sabe que no tienes los papeles ... esa persona es un peligro. Mucha gente los estafará ... si saben que no tienes los papeles, con todo lo que di 'oye, te voy a llamar a inmigración' ". [130] Estas condiciones reducen los ingresos que las familias latinas aportan a sus hogares y para algunos la vida diaria es muy difícil. Cuando un padre indocumentado es deportado o detenido, los ingresos se reducirán significativamente si el otro padre también mantiene económicamente a la familia. El padre que queda tiene que cuidar de la familia y puede tener dificultades para manejar el trabajo junto con otras responsabilidades. Incluso si las familias no están separadas, los latinos viven constantemente con el temor de perder su equilibrio económico.

Vivir en la pobreza se ha relacionado con la depresión, la baja autoestima, la soledad, las actividades delictivas y el consumo frecuente de drogas entre los jóvenes. [128] Las familias de bajos ingresos no pueden pagar una vivienda adecuada y algunas de ellas son desalojadas. El entorno en el que crecen los hijos de inmigrantes indocumentados suele estar compuesto por una mala calidad del aire, ruido y toxinas que impiden un desarrollo saludable. [128] Además, estos barrios son propensos a la violencia y las actividades de las pandillas, lo que obliga a las familias a vivir con un miedo constante que puede contribuir al desarrollo del trastorno de estrés postraumático, la agresión y la depresión.

Ingreso promedio de un hogar en los EE. UU. Por nacionalidad (2015)
Origen étnico o nacionalidad Ingreso
argentino $60,640
Españoles $60,000
venezolano $56,800
peruano $56,000
Colombiana $54,500
ecuatoriano $51,000
Nicaragüenses $51,000
salvadoreño $47,600
Cubanos $44,400
Mexicanos $44,200
puertorriqueños $40,500
Guatemaltecos $40,200
Dominicanos $36,800
Hondureños $36,800
Fuentes: [131]

Ingresos medios Editar

En 2017, el censo de EE. UU. Informó que los ingresos familiares medios de los hispanos y latinoamericanos eran de $ 50,486. Este es el tercer aumento anual consecutivo en el ingreso familiar promedio para los hogares de origen hispano. [132]

Pobreza Editar

Según el censo de EE. UU., La tasa de pobreza de los hispanos fue del 18,3 por ciento en 2017, frente al 19,4 por ciento en 2016. Los hispanos representaban 10,8 millones de personas en situación de pobreza. [132] En comparación, las tasas de pobreza promedio en 2017 para los estadounidenses blancos no hispanos fue del 8,7 por ciento con 17 millones de personas en la pobreza, los estadounidenses de origen asiático fue del 10 por ciento con 2 millones de personas en la pobreza y los afroamericanos fue del 21,2 por ciento con 9 millones de personas. en la pobreza. [132]

Entre los grupos hispanos más grandes durante 2015 se encontraban: los hondureños y dominicanos (27%), los guatemaltecos (26%), los puertorriqueños (24%), los mexicoamericanos (23%), los salvadoreños (20%), los cubanoamericanos y los Venezolanos estadounidenses (17%), ecuatorianos estadounidenses (15%), nicaragüenses estadounidenses (14%), colombianos estadounidenses (13%), hispanoamericanos y argentinos estadounidenses (11%) y peruanos estadounidenses (10%). [133]

La pobreza afecta a muchos estudiantes subrepresentados ya que las minorías raciales / étnicas tienden a permanecer aisladas dentro de los bolsillos de las comunidades de bajos ingresos. Esto da lugar a varias desigualdades, como "la oferta escolar, la calidad de los profesores, el plan de estudios, el asesoramiento y todo tipo de cosas que mantienen a los estudiantes comprometidos en la escuela y los preparan para graduarse". [134] En el caso de los latinos, la tasa de pobreza de los niños hispanos en 2004 fue del 28,6 por ciento. [92] Además, con esta falta de recursos, las escuelas reproducen estas desigualdades para las generaciones venideras. Para aliviar la pobreza, muchas familias hispanas pueden recurrir a los servicios sociales y comunitarios como recursos.

La diversidad geográfica, política, social, económica y racial de los hispanos y latinoamericanos hace que todos los hispanos sean muy diferentes dependiendo de su herencia familiar y / u origen nacional. Muchas veces, existen muchas similitudes culturales entre hispanos de países vecinos que de países más distantes, es decir, el Caribe español, Cono Sur, Centroamérica, etc. Sin embargo, varias características tienden a unir a los hispanos de estos orígenes diversos.

Idioma Editar

Español Editar

Como uno de los factores de unión más importantes de los hispanoamericanos, el español es una parte importante de la cultura hispana. Enseñar español a los niños es a menudo una de las habilidades más valoradas que se enseñan entre las familias hispanas. El español no solo está estrechamente relacionado con la familia, la herencia y la cultura general de la persona, sino que también se valora por sus mayores oportunidades en los negocios y la futura carrera profesional de la persona.Una encuesta de Pew Research de 2013 mostró que el 95% de los adultos hispanos dijeron que "es importante que las futuras generaciones de hispanos hablen español". [135] [136] Dada la proximidad de Estados Unidos a otros países de habla hispana, el español se está transmitiendo a las futuras generaciones estadounidenses. Entre los hispanos de segunda generación, el 80% habla español con fluidez, y entre los hispanos de tercera generación, el 40% habla español con fluidez. [137] El español es también el idioma más popular que se enseña en los Estados Unidos. [138] [139]

Los hispanos han revivido el idioma español en los Estados Unidos. Traído por primera vez a América del Norte por los españoles durante el período colonial español en el siglo XVI, el español fue el primer idioma europeo hablado en las Américas. El español es el idioma europeo más antiguo en los Estados Unidos, hablado ininterrumpidamente durante cuatro siglos y medio, desde la fundación de Saint Augustine, Florida en 1565. [140] [141] [142] [143] Hoy, el 90% de todos los hispanos y los latinos hablan inglés y al menos el 78% habla español con fluidez. [144] Además, 2,8 millones de estadounidenses no hispanos también hablan español en casa para un total de 41,1 millones. [145]

Dado que el 40% de los hispanos y latinoamericanos son inmigrantes, [146] y muchos del 60% que nacieron en los Estados Unidos son hijos o nietos de inmigrantes, el bilingüismo es la norma en la comunidad en general. En casa, al menos el 69% de todos los hispanos mayores de cinco años son bilingües en inglés y español, mientras que hasta el 22% son angloparlantes monolingües y el 9% son hispanohablantes monolingües. Otro 0,4% habla un idioma diferente al inglés y al español en casa. [144]

Dialectos del español americano Editar

hispanohablantes
en los Estados Unidos
Año Número de
Altavoces
Por ciento de
población
1980 11,0 millones 5%
1990 17,3 millones 7%
2000 28,1 millones 10%
2010 37,0 millones 13%
2012 38,3 millones 13%
2020* 40,0 millones 14%
* -Fuentes proyectadas: [135] [147] [148] [149]

Los dialectos españoles que se hablan en los Estados Unidos difieren según el país de origen de la persona o la herencia familiar de la persona. Sin embargo, en general, el español que se habla en el suroeste es español mexicano (o español chicano). Los descendientes de los primeros colonos españoles en Nuevo México y Colorado hablan una antigua variedad colonial de español, que es el español de Nuevo México. Una de las principales distinciones del español de Nuevo México es su uso intensivo de vocabulario colonial y tiempos verbales que hacen que el español de Nuevo México sea únicamente estadounidense entre los dialectos del español. El español que se habla en la costa este es el español caribeño y está fuertemente influenciado por el español de Cuba, República Dominicana y Puerto Rico. El español canario es el dialecto español histórico hablado por los descendientes de los primeros colonos españoles a partir del siglo XVIII en Luisiana. El español que se habla en otras partes del país varía, aunque generalmente es español mexicano. [145] [150]

Los hispanohablantes de herencia tienden a hablar español con una fonología de nivel casi nativo, pero un dominio más limitado de la morfosintaxis. [151] Los hispanos que hablan español como segundo idioma a menudo hablan con acento inglés.

Dialectos del spanglish e inglés Editar

Los hispanos han influido en la forma en que los estadounidenses hablan con la introducción de muchas palabras en español en el idioma inglés. Entre las generaciones más jóvenes de hispanos, el spanglish, o una mezcla de español e inglés, puede ser una forma común de hablar. Aunque dominan ambos idiomas, los hablantes cambiarán entre español e inglés a lo largo de la conversación. El spanglish es particularmente común en ciudades y comunidades de mayoría hispana como Miami, Hialeah, San Antonio, Los Ángeles y la ciudad de Nueva York. [152]

Los hispanos también han influido en la forma en que se habla el inglés en los Estados Unidos. En Miami, por ejemplo, el dialecto de Miami se ha convertido en la forma más común de inglés hablado y escuchado en Miami en la actualidad. Este es un dialecto nativo del inglés y se desarrolló entre la segunda y tercera generación de cubanoamericanos en Miami. Hoy en día, se escucha comúnmente en todas partes de la ciudad. Gloria Estefan y Enrique Iglesias son ejemplos de personas que hablan el dialecto de Miami. Otro dialecto importante del inglés, es hablado por chicanos y tejanos en el suroeste de los Estados Unidos, llamado inglés chicano. George Lopez y Selena son ejemplos de hablantes de inglés chicano. [153] Un dialecto del inglés hablado por puertorriqueños y otros grupos hispanos se llama New York Latino English.

Religión Editar

Un estudio del Pew Center en 2019 encontró que la mayoría de los hispanoamericanos son cristianos (72%), [154] Entre los hispanos estadounidenses, en 2018-19, el 47% son católicos, el 24% son protestantes, el 1% son mormones, menos del 1% son cristianos ortodoxos, el 3% son miembros de creencias no cristianas y el 23% no están afiliados. [154] La proporción de hispanos que son católicos ha disminuido desde 2009 (cuando era del 57%), mientras que la proporción de hispanos no afiliados ha aumentado desde 2009 (cuando era del 15%). [154] Entre la comunidad protestante hispana, la mayoría son evangélicos, pero algunos pertenecen a denominaciones tradicionales. [155] En comparación con los hispanos protestantes católicos, no afiliados y de la línea principal, los hispanos protestantes evangélicos son sustancialmente más propensos a asistir a los servicios semanalmente, orar a diario y adherirse al liberalismo bíblico. [155] En 2014, aproximadamente el 67% de los protestantes hispanos y aproximadamente el 52% de los católicos hispanos eran renovadores, lo que significa que se describían a sí mismos como cristianos pentecostales o carismáticos (en la tradición católica, llamada Renovación Carismática Católica). [156]

La afiliación católica es mucho más alta entre la primera generación que entre los inmigrantes hispanos o latinos de segunda o tercera generación, quienes exhiben una tasa bastante alta de conversión al protestantismo o al campo no afiliado. [157] Según Andrew Greeley, hasta 600.000 latinos estadounidenses abandonan el catolicismo por iglesias protestantes cada año, y esta cifra es mucho más alta en Texas y Florida. [158] Los católicos hispanos o latinos están desarrollando programas sociales y para la juventud para retener a los miembros. [159]

Los hispanos constituyen una proporción sustancial (casi el 40%) de los católicos en los Estados Unidos, [160] aunque el número de sacerdotes hispanos estadounidenses es bajo en relación con la membresía hispana en la iglesia. [161] En 2019, José Horacio Gómez, arzobispo de Los Ángeles y ciudadano estadounidense naturalizado nacido en México, fue elegido presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. [160]

Edición de medios

Los Estados Unidos son el hogar de miles de medios de comunicación en español, que varían en tamaño desde gigantes redes de transmisión comerciales y algunas no comerciales y revistas importantes con circulaciones de millones, hasta estaciones de radio AM de baja potencia con oyentes en el cientos. Hay cientos de medios de comunicación en Internet dirigidos a los consumidores hispanos de EE. UU. Algunos de los puntos de venta son versiones en línea de sus contrapartes impresas y algunos en línea exclusivamente.

El mayor uso de los medios de comunicación en español conduce a un aumento de los niveles de conciencia de grupo, según los datos de la encuesta. Las diferencias en las actitudes se deben a los objetivos divergentes de los medios de comunicación en español e inglés. El efecto del uso de los medios en español sirve para promover un sentido de conciencia de grupo entre los latinos al reforzar las raíces en América Latina y los puntos en común entre los latinos de diferentes nacionalidades. [162] [163]

El primer gran estudio cinematográfico de propiedad latinoamericana en los EE. UU. Tiene su sede en Atlanta, Georgia. En 2017, Ozzie y Will Areu compraron el antiguo estudio de Tyler Perry para establecer Areu Bros. Studios. [164] [165]

Edición de Radio

La radio en español es el medio de transmisión más grande que no es el inglés. [166] Mientras que la radiodifusión en otros idiomas extranjeros disminuyó constantemente, la radiodifusión en español creció de manera constante desde la década de 1920 hasta la de 1970. Los años treinta fueron años de auge. [167] El éxito inicial dependió de la audiencia geográfica concentrada en Texas y el suroeste. [168] Las estaciones estadounidenses estaban cerca de México, lo que permitió un flujo circular constante de animadores, ejecutivos y técnicos, y estimuló las iniciativas creativas de los ejecutivos, corredores y anunciantes de la radio hispana. La propiedad se concentró cada vez más en las décadas de 1960 y 1970. La industria patrocinó la publicación comercial ahora desaparecida Patrocinador desde finales de la década de 1940 hasta 1968. [169] La radio en español ha influido en el discurso estadounidense y latino sobre temas clave de actualidad como la ciudadanía y la inmigración. [170]

Redes Editar

Los medios de comunicación orientados a hispanos / latinos notables incluyen:

    Latino, una red de televisión cristiana en español con sede en West Frankfort, Illinois, una red de televisión en español en los Estados Unidos, con afiliados en casi todos los principales mercados de los Estados Unidos y numerosos afiliados a nivel internacional, una red de noticias en español con sede en Atlanta , Georgia y Fox Deportes, dos cadenas de televisión deportiva en español. , un antiguo canal de música que se fusionó con NuvoTV orientado a los latinos en 2015.
      , un canal centrado en la música que reemplazó a NuvoTV luego de la fusión de este último con Fuse en 2015.
      , una red de cable que produce contenido para audiencias hispanas y latinas nacidas en EE. UU.
      , un canal de televisión en inglés dirigido a audiencias hispanas con programación de noticias y sátira, un canal de televisión en español dirigido a audiencias hispanas y latinas con programación de entretenimiento general
      , un canal de cable en inglés dirigido a la juventud hispana.

    Imprimir Editar

    • La Opinión, un diario en español publicado en Los Ángeles, California y distribuido en los seis condados del sur de California. Es el periódico en español más grande de Estados Unidos.
    • El Nuevo Herald y Diario Las Américas, Diarios en español que sirven al gran mercado de Miami, Florida
    • El Tiempo Latino un periódico semanal de libre circulación en español publicado en Washington, D.C.
    • Latina, una revista para mujeres hispanas bilingües y biculturales
    • People en Español, una revista en español homóloga de People
    • Vida Latina, una revista de entretenimiento en español distribuida en todo el sur de los Estados Unidos.

    Deportes y música Editar

    Debido a las diferentes culturas en América Latina, existen diversas formas de música en los países de América Latina, con diferentes sonidos y orígenes. Muchos hispanos prefieren un favor por estos géneros musicales de sus países de origen a los Estados Unidos. En su mayoría, los hispanos que llegan recientemente escucharon música en español, mientras que al estar en Estados Unidos tienden a escuchar más música en inglés. La música reggaeton y hip hop son géneros más populares entre la juventud hispana en los Estados Unidos.

    El fútbol asociado es un deporte común para los hispanos de fuera de la región del Caribe, en particular los inmigrantes, mientras que el béisbol también es común entre los hispanos del Caribe; también hay boxeo, fútbol y baloncesto entre los hispanos.

    Cocina Editar

    La comida latina, en particular la mexicana, ha influido en la cocina y los hábitos alimentarios estadounidenses. La cocina mexicana se ha vuelto tan común en la cultura estadounidense que muchos ya no la ven como una comida étnica. En todo Estados Unidos, las tortillas y la salsa se están volviendo tan comunes como los bollos de hamburguesa y la salsa de tomate. Los chips de tortilla han superado a las papas fritas en ventas anuales, y los chips de plátano, populares en la cocina caribeña, han seguido aumentando las ventas. [172] Las frutas tropicales, como el mango, la guayaba y la fruta de la pasión (maracuyá), se han vuelto más populares y ahora son sabores comunes en postres, dulces y platos de comida en los Estados Unidos. [ cita necesaria ]

    Debido a la gran población mexicano-estadounidense en el suroeste de los Estados Unidos y su proximidad a México, se cree que la comida mexicana es una de las mejores de los Estados Unidos. Los cubanos trajeron la cocina cubana a Miami y hoy, los cortaditos, pastelitos de guayaba y empanadas son bocadillos comunes al mediodía en la ciudad. La cultura cubana ha cambiado los hábitos de consumo de café de Miami, y hoy en día se suele tomar un café con leche o un cortadito en una de las numerosas cafeterías de la ciudad. [173] El sándwich cubano, elaborado en Miami, es ahora un elemento básico e ícono de la cocina y la cultura de la ciudad. [174]

    Situaciones familiares Editar

    Vida familiar y valores Editar

    La cultura hispana y latina le da un gran valor a la familia y comúnmente se le enseña a los niños hispanos como uno de los valores más importantes en la vida. Estadísticamente, las familias hispanas tienden a tener familias más numerosas y unidas que el promedio estadounidense. Las familias hispanas tienden a preferir vivir cerca de otros miembros de la familia. Esto puede significar que tres o, a veces, cuatro generaciones pueden estar viviendo en el mismo hogar o cerca una de la otra, aunque cuatro generaciones es poco común en los Estados Unidos. Se cree que el papel de los abuelos es muy importante en la crianza de los niños. [175]

    Los hispanos tienden a estar muy orientados a los grupos y se hace hincapié en el bienestar de la familia por encima del individuo. La familia extendida juega un papel importante en muchas familias hispanas, y las reuniones familiares y sociales frecuentes son comunes. Los ritos de pasajes tradicionales, particularmente los sacramentos católicos romanos: tales como bautizos, cumpleaños, primeras comuniones, quinceañeras, confirmaciones, graduaciones y bodas son todos momentos populares de reuniones familiares y celebraciones en familias hispanas. [176] [177]

    La educación es otra prioridad importante para las familias hispanas. La educación se considera la clave para la movilidad ascendente continua en los Estados Unidos entre las familias hispanas. Un estudio de 2010 de Associated Press mostró que los hispanos ponen un mayor énfasis en la educación que el estadounidense promedio. Los hispanos esperan que sus hijos se gradúen de la universidad. [178] [179]

    Los jóvenes latinoamericanos de hoy se quedan en casa con sus padres más tiempo que antes. Esto se debe a que dedican más años a estudiar y a la dificultad de encontrar un trabajo remunerado que satisfaga sus aspiraciones. [180]

    Matrimonio mixto editar

    Los hispanoamericanos, al igual que los grupos de inmigrantes antes que ellos, se están casando a un ritmo elevado. Los matrimonios externos representaron el 17.4% de todos los matrimonios hispanos existentes en 2008. [181] La tasa fue más alta para los recién casados ​​(que excluye a los inmigrantes que ya están casados): Entre todos los recién casados ​​en 2010, el 25.7% de todos los hispanos se casaron con una persona no hispana ( esto se compara con las tasas de matrimonio fuera del 9,4% de los blancos, el 17,1% de los negros y el 27,7% de los asiáticos). La tasa fue mayor para los hispanos nativos, con un 36.2% de los hispanos nativos (tanto hombres como mujeres) que contrajeron matrimonio en comparación con el 14.2% de los hispanos nacidos en el extranjero. [182] La diferencia se atribuye a los inmigrantes recientes que tienden a casarse dentro de su comunidad inmigrante inmediata debido a la similitud del idioma, la proximidad, las conexiones familiares y la familiaridad. [181]

    En 2008, el 81% de los hispanos que se casaron con blancos no hispanos casados, el 9% con negros no hispanos casados, el 5% con asiáticos no hispanos y el resto casados ​​con parejas multirraciales no hispanas. [181]

    De aproximadamente 275.500 nuevos matrimonios interraciales o interétnicos en 2010, el 43,3% eran blancos-hispanos (en comparación con blancos-asiáticos con un 14,4%, blancos-negros con un 11,9% y otras combinaciones con un 30,4%, "otras combinaciones" consisten en emparejamientos entre diferentes minorías grupos, personas multirraciales e indios americanos). [182] A diferencia de los matrimonios con negros y asiáticos, las tasas de matrimonios mixtos de hispanos con blancos no varían según el género. Las ganancias medias combinadas de las parejas blancas / hispanas son más bajas que las de las parejas blancas / blancas, pero más altas que las de las parejas hispanas / hispanas. El 23% de los hombres hispanos que se casaron con mujeres blancas tienen un título universitario en comparación con solo el 10% de los hombres hispanos que se casaron con una mujer hispana. El 33% de las mujeres hispanas que se casaron con un esposo blanco tienen educación universitaria en comparación con el 13% de las mujeres hispanas que se casaron con un hombre hispano. [182]

    Las actitudes entre los no hispanos hacia los matrimonios mixtos con hispanos son en su mayoría favorables, con el 81% de los blancos, el 76% de los asiáticos y el 73% de los negros "estar bien" con que un miembro de su familia se case con un hispano y un 13% adicional de los blancos, 19 % de asiáticos y 16% de negros "molestados pero aceptando el matrimonio". Solo el 2% de los blancos, el 4% de los asiáticos y el 5% de los negros no aceptarían el matrimonio de un miembro de su familia con un hispano. [181]

    Las actitudes de los hispanos hacia los matrimonios mixtos con no hispanos son igualmente favorables, con el 81% "está bien" con los matrimonios con blancos y el 73% "está bien" con los matrimonios con negros. Otro 13% admitió "estar molesto pero aceptar" el matrimonio de un miembro de la familia con un blanco y el 22% admitió "haber sido molestado pero aceptar" el matrimonio de un miembro de la familia con un negro. Solo el 5% de los hispanos se opuso al matrimonio directo de un miembro de la familia con un negro no hispano y el 2% con un blanco no hispano. [181]

    A diferencia de los matrimonios mixtos con otros grupos raciales, los matrimonios mixtos con negros no hispanos varían según la nacionalidad de origen. Los puertorriqueños tienen, con mucho, las tasas más altas de matrimonios mixtos con negros, de todos los principales grupos nacionales hispanos, que también tiene la tasa general más alta de matrimonios mixtos entre los hispanos. [178] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] Los cubanos tienen la tasa más alta de matrimonios mixtos con blancos no hispanos, de todos los principales grupos nacionales hispanos, y son los más asimilados a la cultura americana blanca. [193] [194] Los mexicoamericanos, que son la mayoría de la población hispana de los Estados Unidos, tienen más probabilidades de casarse con blancos y asiáticos cuando se casan. [ cita necesaria ] Sin embargo, al igual que los blancos y negros no hispanos, hay muchos hispanos que optan por quedarse con otros hispanos en lo que respecta al matrimonio y la creación de familias, este sentimiento es especialmente cierto entre la mayoría de los dominicanos, así como entre algunos mexicanos y colombianos. e hispanos de varios países centroamericanos. [ cita necesaria ]

    Ajuste cultural Editar

    A medida que los migrantes latinos se convierten en la norma en los Estados Unidos, los efectos de esta migración sobre la identidad de estos migrantes y sus parientes se vuelven más evidentes en las generaciones más jóvenes. Cruzar las fronteras cambia las identidades tanto de los jóvenes como de sus familias.A menudo, "hay que prestar especial atención al papel que desempeña la cultura expresiva como entretenimiento y como un lugar en el que la identidad se juega, se potencia y se reforma" porque "a veces está" en oposición a las normas y prácticas dominantes y a veces en conjunción con ellas . " [195] El intercambio de su cultura de origen con la cultura estadounidense crea una dicotomía dentro de los valores que los jóvenes encuentran importantes, cambiando así lo que significa ser latino en el ámbito global.

    Transnacionalismo Editar

    Además de sentir que no son ni del país de su origen étnico ni de los Estados Unidos, se forma una nueva identidad dentro de los Estados Unidos llamada latinidad. Esto se ve especialmente en entornos sociales cosmopolitas como la ciudad de Nueva York, Chicago, Houston, Los Ángeles y San Francisco. Está en marcha "el entrelazamiento de diferentes subpoblaciones latinas ha sentado las bases para el surgimiento y la evolución continua de un fuerte sentido de latinidad " que establece un "sentido de afinidad e identidad cultural profundamente arraigado en lo que muchos latinos perciben como una herencia histórica, espiritual, estética y lingüística compartida, y un creciente sentido de afinidad cultural y solidaridad en el contexto social de los Estados Unidos". [195] Esto une a los latinos como uno, creando parientes culturales con otras etnias latinas.

    Roles de género Editar

    La migración a los Estados Unidos puede cambiar la identidad de los jóvenes latinos de diversas formas, incluida la forma en que llevan sus identidades de género. En los hogares latinos tradicionales, las mujeres y las niñas son hogareñas o muchachas de la casa ("niñas de la casa"), mostrando que se rigen "por las normas culturales. [de] respetabilidad, castidad y honor familiar [según] valora la comunidad [latina]". [196] Sin embargo, cuando las mujeres latinas vienen a los Estados Unidos, tienden a adaptarse a las normas sociales percibidas de este nuevo país, y su ubicación social cambia a medida que se vuelven más independientes y pueden vivir sin el apoyo financiero de sus familias o socios. La comunidad no asimilada ve a estas mujeres en adaptación como de la calle ("de [o de] la calle"), transgresor y sexualmente promiscuo. Algunas familias latinas en los Estados Unidos "lidian con el fracaso de las mujeres jóvenes en adherirse a estas normas culturalmente prescritas de comportamiento apropiado de género de diversas maneras, incluso enviándolas a vivir en [el país de origen] con miembros de la familia, independientemente de si o no. [las mujeres jóvenes] son ​​sexualmente activas ". [197]

    Junto con el aumento de la independencia entre estas mujeres jóvenes, hay una disminución en el poder de vergüenza ("vergüenza") en muchas de las relaciones entre los dos sexos. Tener vergüenza es afirmar el dominio masculino en todas las esferas, especialmente en la relación de un hombre con su pareja femenina, el concepto se refuerza avergonzando a los hombres para que se comporten con un macho (literalmente, "masculino" o "masculino") para establecer el respeto, el dominio y la hombría en sus ámbitos sociales. Aunque muchas mujeres latinas en el país de origen, así como mujeres latinas mayores en los Estados Unidos, refuerzan esta dinámica al no querer un hombre que sea un sinvergüenza ("el desvergonzado"), algunos jóvenes latinos aceptan la etiqueta de sinvergüenza y ahora llévelo con orgullo. Sentirse atrapado entre dos sociedades distintas hace que la juventud "medite entre las dos culturas e [infunde] ambivalencia hacia el sentimiento de falta de vergüenza", [198] resultando en un grupo de jóvenes que celebran ser sinvergüenza sin dejar de reconocer el concepto de vergüenza dentro de una parte de su cultura cada vez más compuesta.

    Sexualidad editar

    Dado que la Iglesia Católica sigue teniendo una gran influencia en la cultura latina, el tema de la promiscuidad y la sexualidad a menudo se considera un tabú. Se enseña en muchas culturas latinas que la mejor manera de permanecer puro de pecado y no quedar embarazada es permanecer célibe y heterosexual. Todos deben ser heterosexuales y las mujeres deben ser vírgenes. Una mujer debe comportarse como María para recibir respeto y mantener el honor de la familia.

    Relaciones con otros grupos minoritarios Editar

    Como resultado del rápido crecimiento de la población hispana, ha habido cierta tensión con otras poblaciones minoritarias, [199] especialmente la población afroamericana, ya que los hispanos se han mudado cada vez más a áreas que antes eran exclusivamente negras. [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] También ha aumentado la cooperación entre los grupos minoritarios para trabajar juntos para lograr influencia política. [211] [212] [213] [214] [215]

    • Un estudio de UCLA de 2007 informó que el 51% de los negros sentían que los hispanos les estaban quitando empleos y poder político y el 44% de los hispanos dijeron que temían a los afroamericanos, identificándolos (afroamericanos) con altos índices de criminalidad. Dicho esto, una gran mayoría de hispanos le dio crédito a los negros estadounidenses y al movimiento de derechos civiles por hacerles la vida más fácil en los Estados Unidos. [216] [217]
    • Una encuesta del Pew Research Center de 2006 mostró que los negros sentían abrumadoramente que los inmigrantes hispanos trabajaban duro (78%) y tenían fuertes valores familiares (81%). 34% creía que los inmigrantes les quitaban trabajos a los estadounidenses, 22% de los negros creían que lo habían hecho directamente. perdió un trabajo con un inmigrante, y el 34% de los negros querían que se redujera la inmigración. El informe también encuestó a tres ciudades: Chicago (con su comunidad latina bien establecida) Washington, D.C. (con una comunidad hispana menos establecida pero en rápido crecimiento) y Raleigh-Durham (con una comunidad hispana muy nueva pero en rápido crecimiento). Los resultados mostraron que una proporción significativa de negros en esas ciudades querían que se redujera la inmigración: Chicago (46%), Raleigh-Durham (57%) y Washington, DC (48%). [218]
    • Según un informe de investigación de la Facultad de Derecho de Berkeley de la Universidad de California en 2008, un tema recurrente en las tensiones entre negros e hispanos es el aumento de la "mano de obra contingente, flexible o de contratistas", que está reemplazando cada vez más el empleo estable a largo plazo por empleos en el peldaño inferior. de la escala salarial (que había sido ocupada de manera desproporcionada por negros). La transición a este arreglo de empleo se corresponde directamente con el crecimiento de la población inmigrante latina. La percepción es que este nuevo arreglo laboral ha reducido los salarios, eliminado beneficios y generado empleos temporales que antes eran estables (pero que también benefician a los consumidores que reciben servicios de menor costo) al tiempo que transfieren los costos de la mano de obra (atención médica e indirectamente educación) a la comunidad en general. [219]
    • Una encuesta de Gallup de 2008 indicó que el 60% de los hispanos y el 67% de los negros creen que existen buenas relaciones entre los negros de EE. UU. Y los hispanos [220], mientras que solo el 29% de los negros, el 36% de los hispanos y el 43% de los blancos, dicen relaciones entre negros e hispanos son malos. [220]
    • En 2009, en el condado de Los Ángeles, los latinos cometieron el 30% de los crímenes de odio contra las víctimas negras y los negros cometieron el 70% de los crímenes de odio contra los latinos. [221]
    Hispanos y latinos actuales en el gobierno de los Estados Unidos
    Nombre Partido político Estado Primero elegido Ascendencia
    Corte Suprema
    Sonia Sotomayor N / A 2009 [a] puertorriqueño
    Gobernadores estatales
    Chris Sununu Republicano New Hampshire 2016 Salvadoreño, Cubano
    Michelle Lujan Grisham Demócrata Nuevo Mexico 2018 Hispanos de Nuevo México
    Senado de Estados Unidos
    Bob Menéndez Demócrata New Jersey 2006 cubano
    Marco Rubio Republicano Florida 2010 cubano
    Ted Cruz Republicano Texas 2012 cubano
    Catherine Cortez Masto Demócrata Nevada 2016 mexicano
    Ben Ray Luján Demócrata Nuevo Mexico 2020 Hispanos de Nuevo México
    Alex Padilla Demócrata California 2021 [b] mexicano
    Cámara de Representantes de EE. UU.
    José E. Serrano Demócrata Nueva York 1990 puertorriqueño
    Lucille Roybal-Allard Demócrata California 1992 mexicano
    Nydia Velázquez Demócrata Nueva York 1992 puertorriqueño
    Grace Napolitano Demócrata California 1998 mexicano
    Mario Díaz-Balart Republicano Florida 2002 cubano
    Raúl Grijalva Demócrata Arizona 2002 mexicano
    Linda Sánchez Demócrata California 2002 mexicano
    Henry Roberto Cuéllar Demócrata Texas 2004 mexicano
    Albio Sires Demócrata New Jersey 2006 cubano
    Juan Garamendi Demócrata California 2009 Español
    Bill Flores Republicano Texas 2010 mexicano
    Jaime herrera Republicano Washington 2010 mexicano
    Tony Cárdenas Demócrata California 2012 mexicano
    Joaquín Castro Demócrata Texas 2012 mexicano
    Raúl Ruiz Demócrata California 2012 mexicano
    Juan Vargas Demócrata California 2012 mexicano
    Filemon Vela Jr. Demócrata Texas 2012 mexicano
    Pete Aguilar Demócrata California 2014 mexicano
    Rubén Gallego Demócrata Arizona 2014 Colombiana
    Alex Mooney Republicano Virginia del Oeste 2014 cubano
    Norma Torres Demócrata California 2014 guatemalteco
    Nanette Barragán Demócrata California 2016 mexicano
    Salud Carbajal Demócrata California 2016 mexicano
    Lou Correa Demócrata California 2016 mexicano
    Adriano Espaillat Demócrata Nueva York 2016 dominicano
    Vicente González Demócrata Texas 2016 mexicano
    Brian Mast Republicano Florida 2016 mexicano
    Darren Soto Demócrata Florida 2016 puertorriqueño
    Jimmy Gómez Demócrata California 2017 mexicano
    Antonio Delgado Demócrata Nueva York 2018 puertorriqueño
    Veronica Escobar Demócrata Texas 2018 mexicano
    Chuy García Demócrata Illinois 2018 mexicano
    Sylvia García Demócrata Texas 2018 mexicano
    Anthony González Republicano Ohio 2018 cubano
    Mike Levin Demócrata California 2018 mexicano
    Alejandría Ocasio-Cortez Demócrata Nueva York 2018 puertorriqueño
    Mike García Republicano California 2020 mexicano
    Carlos A. Giménez Republicano Florida 2020 cubano
    Tony Gonzales Republicano Texas 2020 mexicano
    Teresa Leger Demócrata Nuevo Mexico 2020 mexicano
    Nicole Malliotakis Republicano Nueva York 2020 cubano
    María Elvira Salazar Republicano Florida 2020 cubano
    Ritchie Torres Demócrata Nueva York 2020 puertorriqueño

    Afiliaciones políticas Editar

    Los hispanos y los latinos difieren en sus puntos de vista políticos según su ubicación y origen. La mayoría (57%) [222] se identifica o apoya a los demócratas y el 23% se identifica como republicanos. [222] Esta brecha de 34 puntos a diciembre de 2007 fue un aumento de la brecha de 21 puntos 16 meses antes.

    Los cubanoamericanos, los colombianos, los chilenos y los venezolanos tienden a favorecer las ideologías políticas conservadoras y apoyan a los republicanos. Los mexicano-americanos, puertorriqueños y dominicano-americanos tienden a favorecer las ideologías políticas progresistas y apoyan a los demócratas. Sin embargo, debido a que estos últimos grupos son mucho más numerosos, ya que, nuevamente, los mexicano-americanos son el 64% de los hispanos y latinos, se considera que el Partido Demócrata está en una posición mucho más fuerte con el grupo étnico en general.

    Impacto político Editar

    Estados Unidos tiene una población de 50 millones de hispanos y latinoamericanos, de los cuales 27 millones son ciudadanos elegibles para votar (13% del total de votantes elegibles), por lo tanto, los hispanos tienen un efecto muy importante en las elecciones presidenciales ya que la diferencia de votos entre dos fiestas suele rondar el 4%. [223] [224] [225] [226]

    Elecciones de 1996-2006 Editar

    En las elecciones presidenciales de 1996, el 72% de los hispanos y latinos respaldaron al presidente Bill Clinton. En 2000, el total demócrata cayó al 62% y volvió a bajar en 2004, con el demócrata John Kerry ganando a los hispanos 58–40 contra Bush. [227] Los hispanos en Occidente, especialmente en California, eran mucho más fuertes para el Partido Demócrata que en Texas y Florida. Los latinos de California votaron 63–32 por Kerry en 2004, y los latinos de Arizona y Nuevo México por un margen menor de 56–43. Los latinos de Texas se dividieron casi en partes iguales, favoreciendo a Kerry 50-49 sobre su hijo candidato favorito y los latinos de Florida (que son en su mayoría cubanoamericanos) apoyaron a Bush, por un margen de 54-45.

    Sin embargo, en las elecciones de mitad de período de 2006, debido a la impopularidad de la guerra de Irak, el acalorado debate sobre la inmigración hispana ilegal y los escándalos del Congreso relacionados con los republicanos, los hispanos y latinos se volvieron tan fuertemente demócratas como lo han hecho desde los años de Clinton. Las encuestas a boca de urna mostraron que el grupo votaba por los demócratas por un margen desequilibrado de 69 a 30, con los latinos de Florida divididos por primera vez en partes iguales.

    La segunda vuelta de las elecciones en el distrito 23 del Congreso de Texas fue vista como un referente de la política latina. La derrota inesperada (e inesperadamente decisiva) del demócrata Ciro Rodríguez del titular republicano Henry Bonilla fue vista como una prueba de una sacudida hacia la izquierda entre los votantes latinos: los condados de mayoría latina respaldaron abrumadoramente a Rodríguez y los condados de mayoría europeo-estadounidense respaldaron abrumadoramente a Bonilla.

    Elecciones 2008-2012 Editar

    En las primarias demócratas de las elecciones presidenciales de 2008, los hispanos y latinos participaron en mayor número que antes, y Hillary Clinton recibió la mayor parte del apoyo del grupo. [228] Los expertos discutieron si los hispanos y latinos no votarían por Barack Obama porque era afroamericano. [229] Los hispanos / latinos votaron 2 a 1 por la Sra. Clinton, incluso entre el grupo demográfico más joven. En otros grupos, los votantes más jóvenes se inclinaron abrumadoramente por Obama. [230] Entre los hispanos, el 28% dijo que la raza estaba involucrada en su decisión, en comparación con el 13% de los blancos (no hispanos). [230] Obama derrotó a Clinton.

    En el enfrentamiento entre Obama y el candidato republicano John McCain, hispanos y latinos apoyaron a Obama con un 59% frente al 29% de McCain en la encuesta de seguimiento de Gallup del 30 de junio. [231] Esto fue más alto de lo esperado, ya que McCain había sido un líder del esfuerzo de reforma migratoria integral (John McCain nació en Panamá de padres que estaban sirviendo en la Marina de los Estados Unidos, pero se criaron en los Estados Unidos). [232] Sin embargo, McCain se había retirado de la reforma durante las primarias republicanas, dañando su posición entre los hispanos y latinos. [233] Obama se aprovechó de la situación publicando anuncios en español que destacaban la reversión de McCain. [234]

    En las elecciones generales, el 67% de los hispanos y latinos votaron por Obama. [235] [236] con una participación relativamente fuerte en estados como Colorado, Nuevo México, Nevada y Virginia, lo que ayudó a Obama a llevar adelante esos estados anteriormente republicanos. Obama ganó el 70% de los hispanos no cubanos y el 35% de los cubanoamericanos tradicionalmente republicanos que tienen una fuerte presencia en Florida. El crecimiento relativo de los hispanos no cubanos frente a los cubanos también contribuyó a que llevara a los latinos de Florida con el 57% de los votos. [235] [237]

    Si bien el empleo y la economía eran las principales preocupaciones de los hispanos y latinos, casi el 90% de los votantes latinos calificaron la inmigración como "algo importante" o "muy importante" en una encuesta realizada después de las elecciones. [238] La oposición republicana a la Ley de Reforma Integral de la Inmigración de 2007 había dañado el atractivo del partido para los hispanos y latinos, especialmente en estados indecisos como Florida, Nevada y Nuevo México. [238] En una encuesta de Gallup de votantes hispanos realizada en los últimos días de junio de 2008, solo el 18% de los participantes se identificaron como republicanos. [231]

    Los hispanos y latinos votaron aún más por los demócratas en las elecciones de 2012, con el presidente demócrata Barack Obama recibiendo el 71% y el retador republicano Mitt Romney recibiendo alrededor del 27% de los votos. [239] [240] Algunos líderes latinos se sintieron ofendidos por los comentarios que hizo Romney durante una recaudación de fondos, cuando sugirió que las diferencias culturales [241] y "la mano de la providencia" [242] [243] ayudan a explicar por qué los israelíes tienen más éxito económico que Palestinos, y por qué existen disparidades económicas similares entre otros vecinos, como Estados Unidos y México, o Chile y Ecuador. [244] Un importante asistente del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, calificó los comentarios de racistas, [243] [245] al igual que el politólogo estadounidense Angelo Falcón, presidente de la Instituto Nacional de Política Latina. [246] El padre de Mitt Romney nació de padres estadounidenses en una colonia mormona en Chihuahua, México.

    Elecciones 2014-presente Editar

    "Datos más convincentes" de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 [247] de la firma de encuestas Latino Decisions indican que Clinton recibió una mayor participación del voto hispano y Trump una menor participación de lo que mostraron las encuestas a boca de urna de Edison. Utilizando un muestreo más amplio, más representativo geográfica y lingüísticamente, Latino Decisions concluyó que Clinton ganó el 79% de los votantes hispanos (también una mejora con respecto a la participación de Obama en 2008 y 2012), mientras que Trump ganó solo el 18% (más bajo que los republicanos anteriores como Romney y McCain). ). [248] Además, el Estudio Cooperativo de Elecciones del Congreso de 2016 encontró que la participación de Clinton en el voto hispano era un punto porcentual más alta que la de Obama en 2012, mientras que la de Trump era siete puntos porcentuales más baja que la de Romney. [249]

    El 26 de junio de 2018, Alexandria Ocasio-Cortez, una millennial, ganó las primarias demócratas en el distrito 14 del Congreso de Nueva York que cubre partes del Bronx y Queens en la ciudad de Nueva York, derrotando al actual presidente del Caucus Demócrata Joe Crowley, en lo que ha sido descrita como la mayor victoria inesperada en la temporada de elecciones de mitad de período de 2018 y, a la edad de 29 años, se convirtió en la mujer más joven elegida para el Congreso. [250] [251] Es miembro de los Socialistas Democráticos de América y ha sido respaldada por varias organizaciones e individuos políticamente progresistas. [252] Según un informe del Pew Research Center, las elecciones de 2020 serán las primeras en las que los latinos sean el grupo minoritario racial o étnico más grande del electorado. Se proyectó que un récord de 32 millones de latinos serían elegibles para votar en las elecciones presidenciales, muchos de ellos votantes por primera vez. El 15 de septiembre de 2020, el presidente Donald J. Trump anuncia su intención de nominar y nombrar a Eduardo Verastegui, para ser miembro de la Comisión Asesora del Presidente sobre Prosperidad Hispana si es reelegido después de días de la convención demócrata. [253]

    Las comunidades latinas en los EE. UU. Se mantuvieron durante mucho tiempo como un solo bloque de votantes, pero las diferencias económicas, geográficas y culturales muestran marcadas divisiones en la forma en que los latinoamericanos han emitido sus votos en 2020. Los latinos ayudaron a entregar Florida a Donald Trump en parte debido a los cubanoamericanos y venezolanos. La campaña de reelección del presidente estadounidense Trump (junto con poblaciones más pequeñas como los nicaragüenses y los chilenos) impulsó un fuerte mensaje antisocialista como una estrategia en Florida para su éxito. Sin embargo, la retórica antiinmigrante percibida resonó en Arizona y la pandemia de COVID-19 (Arizona es uno de los estados más afectados por la pandemia de COVID-19 en los Estados Unidos).La conclusión puede ser que este puede ser el último ciclo electoral del que se habla más del "voto latino" en su conjunto en lugar de comunidades particulares dentro de él, como cubanos, puertorriqueños, mexicoamericanos, etc. En Texas, como en Arizona, la comunidad latina es principalmente mexicano-estadounidense, uno de cada tres votantes texanos es ahora latino. Biden ganó el voto latino en esos estados. Pero en Texas, entre el 41 y el 47 por ciento de los votantes hispanos respaldaron a Trump en varios condados fronterizos predominantemente latinos en la región del Valle del Río Grande, un bastión demócrata. En Florida, Trump ganó el 45 por ciento del voto latino, una mejora de 11 puntos con respecto a su desempeño de 2016, informó NBC News. [254] Reconociendo a los latinos como una población que no solo puede marcar una diferencia en estados indecisos como Arizona y Texas o Florida, sino también en todo el país, incluso en lugares como Wisconsin, Michigan y Pensilvania, el número de votantes latinos elegibles puede ser la razón de los márgenes delgados. En 1984, el 37 por ciento de los latinos votó por Ronald Reagan y el 40 por ciento votó por George W. Bush en 2004.

    Año Candidato de
    la pluralidad
    Político
    partido
    % de
    Hispano
    votar
    Resultado
    1980 Jimmy Carter Democrático 56% Perdido
    1984 Walter Mondale Democrático 61% Perdido
    1988 Michael Dukakis Democrático 69% Perdido
    1992 Bill Clinton Democrático 61% Ganado
    1996 Bill Clinton Democrático 72% Ganado
    2000 Al Gore Democrático 62% Perdido
    2004 John Kerry Democrático 58% Perdido
    2008 Barack Obama Democrático 67% Ganado
    2012 Barack Obama Democrático 71% Ganado
    2016 Hillary Clinton Democrático 65% Perdido
    2020 Joe Biden Democrático 63% Ganado

    En Florida, aunque Trump ganó Florida y ganó votantes latinos, Biden se quedó con el 53% del voto latino y Trump con el 45%. Según las encuestas a boca de urna de NBC News, el 55% de los cubanoamericanos, el 30% de los puertorriqueños y el 48% de los demás latinos votaron por Trump. [255]

    Las subsecciones de votantes latinos tienen una variedad de influencias históricas que compiten por afectar sus votos. Los votantes cubanoamericanos, en su mayoría concentrados en el sur de Florida, tienden a votar por los republicanos en parte debido a su anatema por el socialismo, el partido del gobierno de Fidel Castro del que huyeron muchas de sus familias. Los mexicoamericanos, sin embargo, no tienen tal relación histórica con ninguna de las partes. Los votantes puertorriqueños que han abandonado la isla podrían verse influenciados por la influencia del movimiento del territorio hacia la estadidad, como un referéndum para el esfuerzo de ayuda de Trump después del huracán María, o con respecto a cómo se gravan. [256]

    Los hispanos y latinoamericanos han hecho contribuciones distinguidas a los Estados Unidos en todos los campos principales, como la política, el ejército, la música, el cine, la literatura, los deportes, los negocios y las finanzas, y la ciencia. [257]

    Arte y entretenimiento Editar

    En 1995, se creó el American Latino Media Arts Award, o Premio ALMA. Es una distinción que otorga a los intérpretes latinos (actores, directores de cine y televisión y músicos) el Consejo Nacional de La Raza. El número de nominados latinos a los premios Grammy se queda atrás. Hablando con PEOPLE antes de la noche más importante de la música en 2021, los nominados al Grammy J Balvin y Ricky Martin reflexionaron sobre lo que significa seguir representando a los latinos en entregas de premios como los Grammy. Martin, quien se desempeñó como pionero del "crossover latino" en los años 90, dijo: "Cuando te nominan, es la industria quien te dice: 'Hola Rick, hiciste un buen trabajo este año, felicitaciones'. Sí, lo necesito ", dice el hombre de 49 años. “Cuando entras al estudio, dices: 'Esto tiene potencial para los Grammy'. Escuchas las canciones que lo hacen y las que no. Es inevitable ". Al igual que Selena Gomez aprovechando sus raíces, la influencia que los latinos y el reggaetón están teniendo en la corriente principal es innegable. [258]

    Música Editar

    La música latinoamericana importada de Cuba (chachachá, mambo y rumba) y México (ranchera y mariachi) tuvo breves períodos de popularidad durante la década de 1950. Ejemplos de artistas incluyen a Celia Cruz, quien fue una cantante cubanoamericana y la artista latina más popular del siglo XX, obteniendo veintitrés álbumes de oro durante su carrera. Bill Clinton le otorgó la Medalla Nacional de las Artes en 1994.

    Entre los músicos hispanoamericanos que fueron pioneros en las primeras etapas del rock and roll se encuentran Ritchie Valens, que anotó varios éxitos, entre los que destacan "La Bamba" y Herman Santiago, quien escribió la letra de la icónica canción del rock and roll "Why Do Fools". Enamorarse". Las canciones que se hicieron populares en los Estados Unidos y que se escuchan durante la temporada navideña incluyen "¿Dónde está Santa Claus?", Una novedosa canción navideña con Augie Ríos, de 12 años, que fue un éxito en 1959 y contó con la marca. Jeffrey Orchestra y "Feliz Navidad" de José Feliciano. Miguel del Aguila escribió 116 obras y tiene tres nominaciones al Grammy Latino.

    En 1986, Cartelera La revista presentó la lista Hot Latin Songs, que clasifica las canciones con mejor desempeño en las estaciones de radio en español de los Estados Unidos. Siete años despues, Cartelera inició el Top Latin Albums que clasifica los álbumes latinos más vendidos en los Estados Unidos. [259] De manera similar, la Asociación de la Industria Discográfica de América incorporó "Los Premios de Oro y Platino" para certificar las grabaciones latinas que contienen al menos el 50% de su contenido grabado en español. [260]

    En 1989, Univision estableció los Premios Lo Nuestro, que se convirtieron en la primera ceremonia de premiación en reconocer a los intérpretes más talentosos de la música en español y fueron considerados los "Grammy Hispanos". [261] [262] En 2000, la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación (LARAS) estableció los Premios Grammy Latinos para reconocer a los músicos que actúan en español y portugués. [263] A diferencia de The Recording Academy, LARAS extiende su membresía internacionalmente a comunidades hispanohablantes y lusófonas en todo el mundo más allá de las Américas, particularmente la Península Ibérica. [264] Becky G ganó el premio a la artista latina favorita, una categoría completamente nueva en los AMA en 2020. [265] Para la 63a Entrega Anual de los Premios Grammy, la academia anunció varios cambios para diferentes categorías y reglas: la categoría Álbum de Pop Latino ha sido renombrada Mejor Álbum de Pop Latino o Urbano, mientras que Álbum de Rock Latino, Urbano o Alternativo ha sido rebautizado como Mejor Álbum de Rock Latino o Alternativo.

    Cine, radio, televisión y teatro Editar

    El cine estadounidense a menudo ha reflejado y propagado estereotipos negativos hacia los extranjeros y las minorías étnicas. [266] Por ejemplo, los latinoamericanos son representados en gran medida como figuras sexualizadas como el macho latino o la zorra latina, pandilleros, inmigrantes (ilegales) o animadores. [267] Sin embargo, la representación en Hollywood ha mejorado en los últimos tiempos, en los que ganó un impulso notable en la década de 1990 y no enfatiza la opresión, la explotación o la resistencia como temas centrales. Según Ramírez Berg, las películas de la tercera ola "no acentúan la opresión chicana o la resistencia étnica en estas películas existe como un hecho de varios que dan forma a la vida de los personajes y estampa su personalidad". [268] Cineastas como Edward James Olmos y Robert Rodríguez pudieron representar la experiencia hispana y latinoamericana como nadie lo había hecho antes en la pantalla, y actores como Hilary Swank, Michael Peña, Jordana Brewster, Ana de Armas, Jessica Alba, Natalie Martínez y Jenna Ortega ha tenido éxito. En la última década, cineastas de minorías como Chris Weitz, Alfonso Gomez-Rejon y Patricia Riggen han recibido narrativas aplicadoras. La representación en películas de ellos incluye la Bamba (1987), Selena (1997), La máscara del Zorro (1998), Objetivo II (2007), Los 33 (2015), Ferdinand (2017), Dora y la ciudad perdida de oro (2019) y Josefina López Las mujeres reales tienen curvas, originalmente una obra de teatro que se estrenó en 1990 y luego se estrenó como película en 2002. [268]

    Los hispanos y los latinos están subrepresentados en la televisión, la radio y el cine de EE. UU. Esto es combatido por organizaciones como la Organización Hispana de Actores Latinos (HOLA), fundada en 1975 y la Coalición Nacional de Medios Hispanos (NHMC), fundada en 1986. [269] Junto con numerosas organizaciones latinas de derechos civiles, la NHMC lideró un "apagón "de las cadenas de televisión nacionales en 1999, después de descubrir que no había latinos en ninguna de sus nuevas series de horario estelar ese año. [270] Esto resultó en la firma de acuerdos históricos de diversidad con ABC, CBS, Fox y NBC que desde entonces han aumentado la contratación de talento hispano y latino y otro personal en todas las cadenas.

    Latino Public Broadcasting (LPB) financia programas de importancia educativa y cultural para los hispanoamericanos. Estos programas se distribuyen a varias estaciones de televisión pública en los Estados Unidos.

    Las críticas de latinos en los 72 ° Primetime Emmy Awards, los Emmy no tuvieron grandes nominaciones para artistas latinos a pesar de que los Emmy publicitaron su diversidad mejorada en 2020. Si bien hubo un número récord de nominados negros, solo hubo una nominación latina individual. Los grupos de representación hispana y latina dijeron que la mayor diversidad se refería solo a más nominados afroamericanos. [271] [272] Cuando el LA Times informó de las críticas utilizando el término "negro", él mismo fue criticado por borrar a los afrolatinos, una discusión que luego provocó más investigaciones sobre este grupo étnico minoritario subrepresentado en Hollywood. [273] John Leguizamo boicoteó los Emmy debido a la falta de nominados latinos. [274]

    Moda Editar

    En el mundo de la moda, destacados diseñadores hispanos y latinos incluyen a Oscar de la Renta, Carolina Herrera, Narciso Rodríguez, Manuel Cuevas, entre otros. Christy Turlington, Lais Ribeiro, Adriana Lima, Gisele Bündchen y Lea T alcanzaron fama internacional como modelos.

    Artistas Editar

    Negocios y finanzas Editar

    El número total de empresas propiedad de hispanos en 2002 fue de 1,6 millones, habiendo crecido al triple de la tasa nacional durante los cinco años anteriores. [58]

    Los líderes empresariales hispanos y latinos incluyen al inmigrante cubano Roberto Goizueta, quien ascendió a la cabeza de The Coca-Cola Company. [275] El magnate mexicano-estadounidense de la publicidad Arte Moreno se convirtió en el primer hispano en poseer un equipo de Grandes Ligas en los Estados Unidos cuando compró el club de béisbol Los Angeles Angels. [276] También una de las principales propietarias de equipos deportivos es la mexicano-estadounidense Linda G. Alvarado, presidenta y directora ejecutiva de Alvarado Construction, Inc. y copropietaria del equipo de béisbol Colorado Rockies.

    Hay varios hispanos en la lista Forbes 400 de los estadounidenses más ricos. Alejandro Santo Domingo y su hermano Andrés Santo Domingo heredaron la participación de sus padres en SABMiller, ahora fusionada con Anheuser-Busch InBev. Los hermanos ocupan el puesto 132 y cada uno tiene un valor de 4.800 millones de dólares. [277] Jorge Pérez fundó y dirige The Related Group. Construyó su carrera desarrollando y operando apartamentos multifamiliares para personas de bajos ingresos en Miami. [278] [279] Ocupa el puesto 264 y tiene un valor de 3.000 millones de dólares. [277]

    La empresa de alimentos de propiedad hispana más grande de los Estados Unidos es Goya Foods, gracias al héroe de la Segunda Guerra Mundial Joseph A. Unanue, hijo de los fundadores de la empresa. [280] Angel Ramos fue el fundador de Telemundo, la primera estación de televisión de Puerto Rico [281] y ahora la segunda red de televisión en español más grande de los Estados Unidos, con una audiencia promedio de más de un millón en horario estelar. Samuel A. Ramirez Sr. hizo historia en Wall Street al convertirse en el primer hispano en lanzar una exitosa firma de banca de inversión, Ramirez & amp Co. [282] [283] Nina Tassler es presidenta de CBS Entertainment desde septiembre de 2004. Ella es la más destacada Latina en la cadena de televisión y una de las pocas ejecutivas que tiene el poder de aprobar la emisión o renovación de series.

    Gobierno y política Editar

    En 2007, había más de cinco mil funcionarios electos en los Estados Unidos que eran de origen latino. [284]

    Numerosos hispanos y latinos ocupan cargos electivos y designados en el gobierno estatal y local en todo Estados Unidos. [286] Los actuales gobernadores hispanos incluyen al gobernador republicano de Nevada, Brian Sandoval, y a la gobernadora republicana de Nuevo México, Susana Martínez, al asumir el cargo en 2011, Martínez se convirtió en la primera gobernadora latina en la historia de los Estados Unidos. [287] Los ex gobernadores hispanos incluyen a los demócratas Jerry Apodaca, Raúl Héctor Castro y Bill Richardson, así como a los republicanos Octaviano Ambrosio Larrazolo, Romualdo Pacheco y Bob Martínez.

    Desde 1988, [288] cuando Ronald Reagan nombró a Lauro Cavazos Secretario de Educación, el primer miembro hispano del gabinete de los Estados Unidos, los hispanoamericanos han tenido una presencia cada vez mayor en las administraciones presidenciales. Los hispanos que sirven en gabinetes posteriores incluyen a Ken Salazar, la actual secretaria del Interior Hilda Solís, el actual secretario de Trabajo de los Estados Unidos, Alberto Gonzales, el exprocurador general de los Estados Unidos Carlos Gutiérrez, el secretario de Comercio Federico Peña, el exsecretario de Energía Henry Cisneros, el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Manuel Lujan Jr., exsecretario del Interior y Bill Richardson, exsecretario de Energía y Embajador ante las Naciones Unidas. Rosa Ríos es la actual tesorera de los Estados Unidos, incluidas las tres últimas mujeres hispanas.

    En 2009, Sonia Sotomayor se convirtió en la primera Jueza Asociada de la Corte Suprema de origen hispano o latino.

    El Congressional Hispanic Caucus (CHC), fundado en diciembre de 1976, y el Congressional Hispanic Conference (CHC), fundado el 19 de marzo de 2003, son dos organizaciones que promueven políticas de importancia para los estadounidenses de ascendencia hispana. Están divididos en los dos principales partidos políticos estadounidenses: el Caucus Hispano del Congreso está compuesto en su totalidad por representantes demócratas, mientras que la Conferencia Hispana del Congreso está compuesta completamente por representantes republicanos.

    Grupos como el Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI) trabajan para lograr las promesas y los principios de los Estados Unidos al "promover la educación, la investigación y el desarrollo del liderazgo, y empoderar a los latinos y grupos igualmente privados de sus derechos al maximizar su conciencia cívica, compromiso y participación ". [289]

    Literatura y periodismo Editar

    Escritores y sus obras Editar

      (Cómo las chicas García perdieron el acento) (Bendíceme, Ultima y Corazón de Aztlan) (La casa en Mango Street y Woman Hollering Creek y otras historias) (La breve y maravillosa vida de Oscar Wao)
    • Cecilia Domeyko (Sacrificio en la frontera) (historiadora del arte, Maestros de Ukiyoe) (Butterfly Boy: Memories of a Chicano Mariposa) (Los reyes del mambo tocan canciones de amor) (Crisis) ("Cuide sus modales, Dick y Jane", "Emily Goldberg aprende salsa") [290] (Una cuestión de hombres y Elegías de septiembre) (Capirotada, Cabezas de alce en la pared y El asesino de iguanas) (. Y la tierra no lo devoró)
    • Richard Rodríguez (Hambre de memoria) (novelista y filósofo: "Los que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo") (De esta perversa mancha de polvo y La última tortilla y otras historias) (Enemigos) (Lluvia de oro) (La rebelión del pueblo de las cucarachas)

    Periodistas Editar

      Periodista estadounidense, que actualmente se desempeña como corresponsal jefe de ABC News en la Casa Blanca. ha ganado ocho premios Emmy y el premio Maria Moors Cabot a la excelencia en periodismo. En 2015, Ramos fue uno de los cinco seleccionados como Tiempo Personas más influyentes del mundo de la revista. Actualmente es el presentador de Noticias Telemundo, así como el presentador de NBC Nightly News los sábados. , corresponsal de Vicio y es colaborador de Telemundo y MSNBC. Actualmente trabaja como presentadora de noticias de televisión para CNN en Manhattan. es el Hoy es el show Ancla de la costa oeste y aparece en otros programas, incluidos Línea de fecha NBC y Noticias nocturnas de NBC.Colaborador de CBS News Llamado la "Voz de Hispanoamérica" ​​por The New York Times, reportero empleado por NBC News y MSNBC, fue asistente de producción de ESPN. ha ganado un premio Peabody y aparece regularmente en programas de Fox News como El cinco. , copresentadora del programa ABC News, Hora estelar y ahora anfitriones ¿Qué harías? , reportera de Los Angeles Times y directora de noticias de KMEX, que era una estación en español. , periodista y presentadora de televisión que trabajó para Telemundo, CNN en Español y Noticiero Univision. , ex presentadora de noticias de Los Ángeles para KNBC-TV. , presentación de informes y presentación de invitados para Programa temprano de CBS, CBS Evening News, NBC hoy, Noticias nocturnas de NBC anfitrión regular para Accede a Hollywood. , periodista de televisión de CNN en Español.

    Estrategas políticos

      , Cabildero y columnista estadounidense de Fox News, incluidos U.S. News & amp World Report y The Washington Times. , reportero y presentador de Domingo por la mañana con Elizabeth Espinosa mostrar en KFI AM 640 de 5 a 8 a. m. , estratega político, consultor internacional y columnista que escribe para CNN.

    Militar Editar

    Hispanos y latinos han participado en las fuerzas armadas de los Estados Unidos y en todos los conflictos militares importantes desde la Revolución Americana en adelante. [291] [292] [293] 11% a 13% del personal militar ahora son latinos y han sido desplegados en la Guerra de Irak, la Guerra de Afganistán y en misiones y bases militares de Estados Unidos en otros lugares. [294] Los hispanos y latinos no solo se han distinguido en los campos de batalla, sino que también han alcanzado las altas esferas del ejército, sirviendo a su país en posiciones de liderazgo sensibles en puestos nacionales y extranjeros. Hasta ahora, 43 hispanos y latinos han recibido la distinción militar más alta del país, la Medalla de Honor (también conocida como la Medalla de Honor del Congreso). La siguiente es una lista de algunos hispanos / latinos notables en el ejército:

    Revolución americana Editar

      (1746-1786): líder militar español y administrador colonial que ayudó a las trece colonias estadounidenses en su búsqueda de la independencia y dirigió las fuerzas españolas contra Gran Bretaña en la Guerra de Independencia desde 2014, ciudadano honorario póstumo de los Estados Unidos.
    • Teniente Jorge Farragut Mesquida (1755-1817): participó en la Revolución Americana como teniente en la Armada de Carolina del Sur.

    Guerra civil americana Editar

    • Almirante David Farragut: ascendido a vicealmirante el 21 de diciembre de 1864 y a almirante pleno el 25 de julio de 1866, después de la guerra, convirtiéndose así en la primera persona en ser nombrada almirante titular en la historia de la Armada. [295] [296]
    • Contralmirante Cipriano Andrade - Contralmirante de la Armada Mexicana que luchó por la Unión. Fue enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington.
    • Coronel Ambrosio José Gonzales - oficial cubano activo durante el bombardeo de Fort Sumter debido a sus acciones, fue nombrado Coronel de Artillería y asignado al deber como Jefe de Artillería en el departamento de Carolina del Sur, Georgia y Florida.
    • General de brigada Diego Archuleta (1814–1884) - miembro del ejército mexicano que luchó contra los Estados Unidos en la guerra entre México y Estados Unidos. Durante la Guerra Civil estadounidense, se unió al Ejército de la Unión (Ejército de los EE. UU.) Y se convirtió en el primer hispano en alcanzar el rango militar de general de brigada. Estuvo al mando de la Primera Infantería Voluntaria de Nuevo México en la Batalla de Valverde. Más tarde, Abraham Lincoln lo nombró Agente Indio (Nativos Americanos). [297]
    • Coronel Carlos de la Mesa - abuelo del Mayor General Terry de la Mesa Allen Sr. comandante general de la Primera División de Infantería en África del Norte y Sicilia, y más tarde comandante de la 104 División de Infantería durante la Segunda Guerra Mundial. El coronel Carlos de la Mesa era un ciudadano español que luchó en Gettysburg para el Ejército de la Unión en la Compañía Española de la "Guardia Garibaldi" de los 39 Voluntarios del Estado de Nueva York. [298]
    • Coronel Federico Fernández Cavada - comandó el 114º regimiento de infantería de voluntarios de Pensilvania cuando salió al campo en Peach Orchard en Gettysburg [299]
    • Coronel Miguel E. Pino - comandó el 2do Regimiento de Voluntarios de Nuevo México, que luchó en la Batalla de Valverde en febrero y la Batalla del Paso de Glorieta y ayudó a derrotar el intento de invasión de Nuevo México por el Ejército Confederado [300]
    • Coronel Santos Benavides - comandó su propio regimiento, el "Regimiento Benavides" mexicano-estadounidense de mayor rango en el Ejército Confederado [299]
    • Mayor Salvador Vallejo - oficial en una de las unidades de California que sirvió con el Ejército de la Unión en el Oeste [300]
    • Capitán Adolfo Fernández Cavada - sirvió en el 114 ° Voluntariado de Pensilvania en Gettysburg con su hermano, el coronel Federico Fernández Cavada sirvió con distinción en el Ejército del Potomac desde Fredericksburg a Gettysburg como "ayudante de campo especial" del general Andrew A. Humphreys [299 ] [301]
    • Capitán Rafael Chacón - líder mexicoamericano de la Unión de Voluntarios de Nuevo México. [302]
    • Capitán Roman Anthony Baca - miembro de las fuerzas de la Unión en Nuevo México Los voluntarios espían para el Ejército de la Unión en Texas [300]
    • El teniente Augusto Rodríguez - oficial nativo puertorriqueño en la 15a Infantería Voluntaria de Connecticut, del Ejército de la Unión sirvió en las defensas de Washington, DC, y dirigió a sus hombres en las Batallas de Fredericksburg y Wyse Fork [303] - Mujer de origen cubano que se convirtió en El espía confederado ayudó a los confederados a obtener una victoria contra las Fuerzas de la Unión en la "Batalla de Desembarco de Caballos", también conocida como "Teniente Harry Buford" - mujer cubana que vistió atuendo confederado y sirvió como oficial confederada y espía durante la Guerra Civil Estadounidense

    Primera Guerra Mundial Editar

    • El Mayor General Luis R. Esteves, Ejército de los Estados Unidos - en 1915, se convirtió en el primer hispano en graduarse de la Academia Militar de los Estados Unidos ("West Point") organizó la Guardia Nacional de Puerto Rico
    • Soldado Marcelino Serna: inmigrante mexicano indocumentado que se unió al Ejército de los Estados Unidos y se convirtió en el soldado más condecorado de Texas en la Primera Guerra Mundial, el primer hispano en recibir la Cruz por Servicio Distinguido.

    Segunda Guerra Mundial Editar

    • Teniente general Pedro del Valle: el primer hispano en alcanzar el rango de teniente general jugó un papel fundamental en la toma de Guadalcanal y Okinawa como comandante general de la Primera División de Infantería de Marina de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.
    • Teniente general Elwood R. Quesada (1904-1993): comandante general del 9 ° Comando de combate, donde estableció un cuartel general avanzado en la cabeza de playa de Normandía el Día D más uno, y dirigió sus aviones en cobertura aérea y apoyo aéreo para la invasión aliada. del continente europeo durante la Segunda Guerra Mundial. Fue el principal defensor de "la flexibilidad inherente del poder aéreo", un principio que ayudó a demostrar durante la guerra.
    • Mayor general Terry de la Mesa Allen Sr. (1888-1969) - comandante general de la 1.a División de Infantería en el norte de África y Sicilia durante la Segunda Guerra Mundial comandante de la 104.a División de Infantería
    • El coronel Virgil R. Miller, comandante del regimiento 442 del Equipo de Combate del Regimiento, una unidad compuesta por "Nisei" (estadounidenses de segunda generación de ascendencia japonesa), durante la Segunda Guerra Mundial dirigió al 442 ° en su rescate del Batallón de Texas Perdido del 36 ° de Infantería. División, en los bosques de los Vosgos en el noreste de Francia [304] [305]
    • Capitán Marion Frederic Ramírez de Arellano (1913–1980) - sirvió en el primer comandante de submarino hispano de la Segunda Guerra Mundial
    • El primer teniente Oscar Francis Perdomo - del 464 ° Escuadrón de Cazas, 507 ° Grupo de Cazas, el último "As en un día" para los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial
    • CWO2 Joseph B. Aviles Sr. - miembro de la Guardia Costera de los Estados Unidos, el primer hispanoamericano en ser ascendido a suboficial en jefe recibió un ascenso en tiempo de guerra a suboficial (27 de noviembre de 1944), convirtiéndose así en el primer hispanoamericano en alcanzar ese nivel. nivel también [306]
    • Sargento de Primera Clase Agustín Ramos Calero - soldado hispano más condecorado en el Teatro Europeo de la Segunda Guerra Mundial
    • PFC Guy Gabaldon, Cuerpo de Marines de los Estados Unidos: capturó a más de mil prisioneros durante la Batalla de Saipan de la Segunda Guerra Mundial
    • Tech4 Carmen Contreras-Bozak - primera mujer hispana en servir en el Cuerpo de Mujeres del Ejército de los Estados Unidos, donde se desempeñó como intérprete y en numerosos puestos administrativos [307]

    Guerra de Corea Editar

    • El Mayor General Salvador E. Felices, Fuerza Aérea de los Estados Unidos - voló en 19 misiones de combate sobre Corea del Norte durante la Guerra de Corea en 1953. En 1957, participó en la "Operación Power Flite", un proyecto histórico que fue entregado a la Decimoquinta Fuerza Aérea. por el cuartel general del Comando Aéreo Estratégico. Operation Power Flite fue el primer vuelo sin escalas alrededor del mundo en un avión totalmente a reacción.
    • Primer Teniente Baldomero López - el único graduado hispano de la Academia Naval de los Estados Unidos ("Annapolis") en recibir la Medalla de Honor
    • Sargento de Primera Clase Modesto Cartagena - miembro del 65º Regimiento de Infantería, un regimiento totalmente puertorriqueño también conocido como "Los Borinqueneers", durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, el soldado puertorriqueño más condecorado de la historia [308]

    Crisis de los misiles cubanos Editar

    • Almirante Horacio Rivero, Jr., segundo comandante hispano de cuatro estrellas de la flota estadounidense enviada por el presidente John F. Kennedy para establecer una cuarentena (bloqueo) de los barcos soviéticos durante la crisis de los misiles cubanos.

    Guerra de Vietnam Editar

    Después de Vietnam Editar

    • Teniente general Ricardo Sánchez - máximo comandante de las fuerzas de la Coalición durante el primer año de la ocupación de Irak, 2003-2004, durante la Guerra de Irak
    • Teniente General Edward D. Baca - en 1994, se convirtió en el primer Jefe hispano de la Oficina de la Guardia Nacional
    • La Vicealmirante Antonia Novello, M.D., Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública - en 1990, se convirtió en la primera Cirujana General hispana (y la primera mujer) de EE. UU.
    • El Vicealmirante Richard Carmona, M.D., Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública, se desempeñó como el 17 ° Cirujano General de los Estados Unidos, bajo la presidencia de George W. Bush.
    • El general de brigada Joseph V. Medina, USMC: hizo historia al convertirse en el primer oficial de la Infantería de Marina en tomar el mando de una flotilla naval.
    • Contralmirante Ronald J. Rábago - primera persona de ascendencia hispanoamericana en ser ascendida a contralmirante (mitad inferior) en la Guardia Costera de los Estados Unidos [310]
    • Capitán Linda García Cubero, Fuerza Aérea de los Estados Unidos - en 1980, se convirtió en la primera mujer hispana graduada de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos
    • Mayor general Erneido Oliva - comandante general adjunto de la Guardia Nacional de D.C.
    • General de brigada Carmelita Vigil-Schimmenti, Fuerza Aérea de los Estados Unidos - en 1985 se convirtió en la primera mujer hispana en alcanzar el rango de general de brigada en la Fuerza Aérea [311] [312]
    • Brigadier General Angela Salinas - el 2 de agosto de 2006, se convirtió en la primera mujer hispana en obtener un rango general en la Infantería de Marina [313]
    • El Sargento Mayor en Jefe Ramón Colón-López, paracaidista de salvamento en 2007, fue el único hispano entre los primeros seis aviadores en recibir la Medalla de Acción de Combate de la Fuerza Aérea de nueva creación.
    • Especialista Hilda Clayton (1991–2013): fotógrafa de combate de la 55th Signal Company que capturó la explosión que la mató a ella ya cuatro soldados afganos. [314]

    Medalla de honor Editar

    Inteligencia nacional Editar

    • En el ámbito del espionaje, José Rodríguez, natural de Puerto Rico, fue subdirector de operaciones y posteriormente Director del Servicio Nacional Clandestino (D / NCS), dos altos cargos en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), entre 2004 y 2007. . [315]
    • Teniente coronel Mercedes O. Cubria (1903-1980), también conocido como La Tía (La tía), fue la primera mujer oficial nacida en Cuba en el Ejército de los Estados Unidos. Sirvió en el Cuerpo del Ejército de Mujeres durante la Segunda Guerra Mundial y en el Ejército de los Estados Unidos durante la Guerra de Corea, y fue llamada de nuevo al servicio durante la Crisis de los Misiles en Cuba. En 1988, fue incluida póstumamente en el Salón de la Fama de la Inteligencia Militar. [316]

    Ciencia y tecnología Editar

    Entre los hispanoamericanos que se han destacado en la ciencia se encuentran Luis Walter Álvarez, físico ganador del Premio Nobel, y su hijo Walter Alvarez, un geólogo. Primero propusieron que el impacto de un asteroide en la península de Yucatán provocó la extinción de los dinosaurios. Mario J. Molina ganó el Premio Nobel de Química y actualmente trabaja en el departamento de química de la Universidad de California en San Diego. El Dr. Víctor Manuel Blanco es un astrónomo que en 1959 descubrió "Blanco 1", un cúmulo galáctico. [317] F. J. Duarte es un físico de láser y autor recibió la Premio a la excelencia en ingeniería de la prestigiosa Optical Society of America por la invención del interferómetro láser N-slit. [318] Alfredo Quiñones-Hinojosa es el director del Programa de Cirugía de la Pituitaria en el Hospital Johns Hopkins y el director del Laboratorio de Células Madre de Tumores Cerebrales en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins. El físico Albert Baez hizo importantes contribuciones al desarrollo temprano de los microscopios de rayos X y posteriormente a los telescopios de rayos X. Su sobrino John Carlos Baez es también un destacado físico matemático. Francisco J. Ayala es biólogo y filósofo, ex presidente de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia y ha sido galardonado con la Medalla Nacional de la Ciencia y el Premio Templeton. El biofísico peruano-estadounidense Carlos Bustamante ha sido nombrado Searle Scholar y Alfred P. Sloan Foundation Fellow. Luis von Ahn es uno de los pioneros del crowdsourcing y fundador de las empresas reCAPTCHA y Duolingo. La colombiana-estadounidense Ana María Rey recibió una beca MacArthur por su trabajo en física atómica en 2013.

    El Dr. Fernando E. Rodríguez Vargas descubrió las bacterias que causan la caries dental. El Dr. Gualberto Ruaño es un pionero de la biotecnología en el campo de la medicina personalizada y el inventor de los sistemas de diagnóstico molecular, Sistema de Amplificación y Secuenciación Acoplados (CAS), utilizado a nivel mundial para el manejo de enfermedades virales. [319] Fermín Tangüis fue un agricultor y científico que desarrolló el algodón Tangüis en Perú y salvó la industria algodonera de esa nación. [320] Severo Ochoa, nacido en España, fue co-ganador del Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1959. A la Dra. Sarah Stewart, microbióloga mexicano-estadounidense, se le atribuye el descubrimiento del poliomavirus y la demostración exitosa de que los virus que causan cáncer pueden transmitirse de un animal a otro. La psiquiatra mexicano-estadounidense Dra. Nora Volkow, cuyos estudios de imágenes cerebrales ayudaron a caracterizar los mecanismos de la adicción a las drogas, es la actual directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. La Dra. Helen Rodríguez Trías, una de las primeras defensoras de los derechos reproductivos de las mujeres, ayudó a impulsar y redactar las pautas federales de esterilización de los EE. UU. En 1979. El presidente Bill Clinton le otorgó la Medalla Presidencial de Ciudadanos y fue la primera presidenta latina de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

    Algunos hispanos y latinos se han hecho un nombre en la astronáutica, incluidos varios astronautas de la NASA: [321] Franklin Chang-Diaz, el primer astronauta latinoamericano de la NASA, es co-poseedor del registro de la mayoría de los vuelos en el espacio exterior y es el principal investigador de la motor de plasma para cohetes France A. Córdova, ex científico jefe de la NASA Juan R. Cruz, ingeniero aeroespacial de la NASA Teniente Carlos I. Noriega, especialista en misiones de la NASA y científico informático Dr. Orlando Figueroa, ingeniero mecánico y director de exploración de Marte en la NASA Amri Hernández- Pellerano, ingeniero que diseña, construye y prueba la electrónica que regulará la energía de la matriz solar para cargar la batería de la nave espacial y distribuir energía a las diferentes cargas o usuarios dentro de varias naves espaciales en el Goddard Space Flight Center de la NASA.

    Olga D. González-Sanabria ganó un premio R & ampD 100 por su papel en el desarrollo de las "Baterías de Níquel-Hidrógeno de Ciclo Largo de Vida" que ayudan a habilitar el sistema de energía de la Estación Espacial Internacional. Mercedes Reaves, ingeniera de investigación y científica responsable del diseño de una vela solar viable a gran escala y del desarrollo y prueba de una vela solar modelo a escala en el Centro de Investigación Langley de la NASA. Dr. Pedro Rodríguez, inventor e ingeniero mecánico, director de un laboratorio de pruebas en la NASA y de un asiento elevador portátil que funciona con baterías para personas que padecen artritis de rodilla. Dr. Félix Soto Toro, ingeniero eléctrico y aspirante a astronauta que desarrolló el Sistema de medición de transferencia de carga útil avanzada (ASPTMS) (sistema electrónico de medición 3D) Ellen Ochoa, pionera de la tecnología de naves espaciales y astronauta Joseph Acaba, Fernando Caldeiro, Sidney Gutiérrez, José M. Hernández, Michael López-Alegría, John Olivas y George Zamka, que son astronautas actuales o anteriores.

    Deportes Editar

    Fútbol Editar

    Ha habido muchos menos jugadores de fútbol y baloncesto, y mucho menos jugadores estrella, pero Tom Flores fue el primer entrenador en jefe hispano y el primer mariscal de campo hispano en el fútbol americano profesional, y ganó Super Bowls como jugador, como entrenador asistente y como entrenador en jefe para los Oakland Raiders. Anthony Múñoz está consagrado en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional, ocupó el puesto número 17 en la lista de Sporting News de 1999 de los 100 mejores jugadores de fútbol americano, y fue el liniero ofensivo mejor clasificado. Jim Plunkett ganó el Trofeo Heisman y fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Universitario, y Joe Kapp fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Canadiense y en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Universitario. Steve Van Buren, Martin Gramatica, Victor Cruz, Tony Gonzalez, Ted Hendricks, Marc Bulger, Tony Romo y Mark Sanchez también pueden ser citados entre los hispanos y latinos exitosos en la National Football League (NFL).

    Béisbol Editar

    Baloncesto Editar

    Trevor Ariza, Mark Aguirre, Carmelo Anthony, Manu Ginóbili, Carlos Arroyo, Gilbert Arenas, Rolando Blackman, Pau Gasol, José Calderón, José Juan Barea y Charlie Villanueva pueden ser citados en la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA). Dick Versace hizo historia cuando se convirtió en la primera persona de ascendencia hispana en entrenar a un equipo de la NBA. Rebecca Lobo fue una estrella importante y campeona del baloncesto universitario (Asociación Nacional de Atletismo Colegiado (NCAA)) y del baloncesto olímpico y jugó profesionalmente en la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA). Diana Taurasi se convirtió en la séptima jugadora en ganar un título de la NCAA, un título de la WNBA y también una medalla de oro olímpica. Orlando Antigua se convirtió en 1995 en el primer hispano y el primer no negro en 52 años en jugar para los Harlem Globetrotters.

    Tenis Editar

    Entre los jugadores de tenis se incluyen la leyenda Pancho Gonzales y los campeones olímpicos de tenis y jugadores profesionales Mary Joe Fernández y Gigi Fernández y la medallista de oro puertorriqueña 2016 Monica Puig. [327]

    Fútbol Editar

    Los hispanos están presentes en todos los principales deportes y ligas estadounidenses, pero han influido particularmente en el crecimiento de la popularidad del fútbol en los Estados Unidos. El fútbol es el deporte más popular en América Latina y España y los hispanos trajeron la herencia del fútbol a los Estados Unidos. Los equipos de la Major League Soccer como Chivas USA, LA Galaxy y el Houston Dynamo, por ejemplo, tienen una base de fanáticos compuesta principalmente por mexicoamericanos. [328] [329] [330] La asociación de futbolistas de la Major League Soccer (MLS) incluye a varios como Tab Ramos, Claudio Reyna, Omar González, Marcelo Balboa y Carlos Bocanegra.

    Natación Editar

    Los nadadores Ryan Lochte (el segundo nadador más condecorado en la historia olímpica medido por el número total de medallas) [331] y Dara Torres (una de las tres mujeres con más medallas olímpicas de natación femenina), ambas de ascendencia cubana, [332] han ganado múltiples medallas en varios Juegos Olímpicos a lo largo de los años. Torres es también el primer nadador estadounidense en aparecer en cinco Juegos Olímpicos. [333] Maya DiRado, de ascendencia argentina, ganó cuatro medallas en los juegos de 2016, incluidas dos medallas de oro. [327]

    Otros deportes Editar

    En 1991, Bill Guerin, cuya madre es nicaragüense, se convirtió en el primer jugador hispano en la Liga Nacional de Hockey (NHL). También fue seleccionado para cuatro Juegos de Estrellas de la NHL. En 1999, Scott Gomez ganó el premio al Novato del Año de la NHL. [334]

    El patinador artístico Rudy Galindo, los golfistas Chi Chi Rodríguez, Nancy López y Lee Treviño, la jugadora de softbol Lisa Fernández y Paul Rodríguez Jr., patinador profesional de los X Games, son todos hispanos o latinoamericanos que se han distinguido en sus deportes.

    En gimnasia, Laurie Hernández, de ascendencia puertorriqueña, fue medallista de oro en los Juegos de 2016. [327]

    En países donde la mayoría de la población desciende de inmigrantes, como Estados Unidos, la oposición a la inmigración a veces toma la forma de nativismo y racismo. [335] A lo largo de la historia de los Estados Unidos, la hispanofobia ha existido en diversos grados, y se basó en gran medida en la etnia, la raza (ver Racismo en los Estados Unidos), la cultura, el anticatolicismo (ver el anticatolicismo en los Estados Unidos), la economía y condiciones sociales en América Latina y oposición al uso del idioma español. [336] [337] [338] [339] En 2006, Revista Time informó que el número de grupos de odio en los Estados Unidos aumentó en un 33 por ciento desde 2000, principalmente debido al sentimiento anti-inmigrante ilegal y anti-mexicano. [340] Según las estadísticas de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el número de delitos de odio contra los latinos aumentó en un 35 por ciento desde 2003 (aunque desde un nivel bajo). En California, el estado con la población latina más grande, la cantidad de delitos de odio que se cometieron contra los latinos casi se duplicó. [341]

    En 2009, el FBI informó que 4.622 de los 6.604 delitos de odio que se registraron en los Estados Unidos eran antihispánicos, lo que representa el 70,3% de todos los delitos de odio registrados, el porcentaje más alto de todos los delitos de odio que se registraron en 2009. Este El porcentaje se contrasta con el hecho de que el 34,6% de todos los delitos de odio que se registraron en 2009 fueron anti-negros, el 17,9% de ellos fueron anti-homosexuales, el 14,1% de ellos fueron anti-judíos y el 8,3% de ellos fueron anti -Blanco. [342]


    Senador Graham: Los escépticos de la teoría de las fugas de laboratorio de Wuhan 'se estaban cubriendo el culo'

    Llamaron a Donald Trump "el gran mago de 1600 Pennsylvania Avenue". Dijeron que Donald Trump es un "pirómano racial". Incluso advirtieron que si apoyas a Donald Trump, también eres racista.

    Los demócratas han demonizado al presidente como un intolerante desde que descendió por su escalera dorada en 2015. De hecho, muchos dicen que ningún negro o latinoamericano debería apoyar a Trump y que si lo hacen, se odian a sí mismos.

    La representante Maxine Waters (D-Calif.), Por ejemplo, dijo recientemente que los jóvenes negros que "piensan que de alguna manera pueden alinearse con Trump" están traicionando a su raza.

    "Si ayudan a poner a Trump en el cargo y lo ayudan a ser elegido, pasarán a la historia por haber hecho las cosas más despreciables a sus familias, a sus comunidades, a sus madres y abuelas", dijo Waters. “Serán acusados ​​vergonzosamente de haber atribuido a la falta de igualdad la vida de las personas a las que dicen amar tanto”.

    “Nunca jamás los perdonaré por socavar la posibilidad de ayudar a su propia gente y sus propias comunidades”, continuó. “Es absolutamente inconcebible. Es vergonzoso ".

    Como conservador negro, me disgustan los comentarios de Waters. He escuchado un lenguaje cargado como este desde que era niño. Tiene la intención de hacer que los negros, jóvenes y viejos, odien a los republicanos y se unan a los demócratas.

    Es fácil ver cómo las personas de mente abierta que encuentran atractivo el conservadurismo pueden negarse a decirlo, hablar y unirse al movimiento conservador, temerosas de las consecuencias sociales. En algunos casos, esas consecuencias incluyen la pérdida de amigos y familiares.

    El presidente Trump ganó al menos el 18 por ciento de los hombres negros este año, frente al 13 por ciento en 2016. Reuters

    A pesar de declaraciones como la de Waters, el presidente Trump ha invertido mucho en las comunidades negra e hispana. Políticas como la Ley del Primer Paso, las zonas de oportunidad y el financiamiento para colegios y universidades históricamente negros han dado sus frutos. Al momento de escribir este artículo, las encuestas a boca de urna realizadas por Edison Research muestran que el presidente Trump ganó al menos el 18 por ciento de los hombres negros este año, frente al 13 por ciento en 2016, y el 8 por ciento de las mujeres negras, duplicando su porcentaje de hace cuatro años.

    El presidente también aumentó su apoyo entre los latinoamericanos. Según Edison Research, capturó al 36 por ciento de los hombres latinos y al 32 por ciento de las mujeres latinas. Estos votos ayudaron a Trump a asegurar victorias en Texas y Florida.

    Trump recibió niveles históricos de apoyo negro no vistos desde 1960, y el apoyo latino sin precedentes sugiere que la gente valora la política sobre la retórica.

    “Si su punto de partida es que ni un solo latino debe votar por Trump, entonces, por supuesto, necesitará una explicación más compleja para entender por qué Trump ganaría entre el 25 y el 35 por ciento de los votos [latinos]” a nivel nacional, dijo Bernard Fraga, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Emory.

    Los republicanos dicen que en Texas, el mensaje de Trump sobre la solidez de la economía y el bajo nivel de desempleo, antes de la pandemia del coronavirus, resonó en los votantes.

    “Creo que los latinos entienden que Trump puede ser grosero a veces y puede ser grosero, pero luego echan un vistazo a sus políticas que muchos latinos adoptan - a favor del crecimiento, emprendedores - todas estas son políticas que los latinos pueden adoptar”, dijo Daniel Garza. presidente de The LIBRE Initiative, una organización hispana de centro derecha.

    Las fuertes demostraciones entre los votantes latinos ayudaron a Trump a asegurar victorias en Texas y Florida. AFP a través de Getty Images

    La comunidad negra y la comunidad latina pueden priorizar ciertos problemas de manera diferente, pero la mayoría de las veces, esos problemas no han sido abordados adecuadamente, en todo caso, por el Partido Demócrata.

    Kimberly Klacik, una mujer negra que se postuló para el Congreso en Baltimore y lanzó un anuncio viral que recibió más acciones en las redes sociales que el discurso del DNC de Michelle Obama, dijo en mi podcast, "Outloud with Gianno Caldwell", que no fue el Partido Republicano quien la ayudó en su carrera por el Congreso. Fue Donald Trump, quien la ayudó a recaudar fondos y le dio atención nacional. Si no fuera por él, ella no habría recaudado $ 6.5 millones en el tercer trimestre.

    No importa quién gane esta elección presidencial, los republicanos deben sacar una página del manual de Donald Trump y atraer a más votantes minoritarios. Mi partido no debería cambiar sus principios para dar cabida a nuevas voces, pero deberíamos proponer políticas que beneficien específicamente a las comunidades minoritarias y dar la bienvenida a estas nuevas voces.


    Algunos mexicoamericanos abrazan y aposChicano & apos

    Para algunos mexicanos que evitaban a los latinos e hispanos, esto significó recurrir a la palabra & # x201CChicano. & # X201D

    Los mexicano-estadounidenses realizan una manifestación en la capital del estado de California para protestar contra la discriminación. Este grupo marchó 600 millas desde Calexico.

    Archivo Bettmann / Getty Images

    Hay algunas teorías sobre los orígenes del chicano, incluido que proviene de mexicanopronunciado meshicano), una palabra que algunos & # x201Cgrupos de nahuas (hablantes indígenas de náhuatl) comenzaron a llamar su idioma, & # x201D escribe David Bowles, autor y profesor de la Universidad de Texas Rio Grande Valley.

    Otra posibilidad es que el chicano sea el resultado del hipocorismo. & # x201CIt & # x2019s básicamente usando charlas de bebés & # x201D Bowles. & # x201CI Si piensas en apodos, apodos en español, si & # x2019 eres Ignacio, & # x2019 te llaman & # x2018Nacho. & # x2019 Graciela, te & # x2019 te llaman & # x2018Chela. & # x2019 Es & # x2019 posible que eso sea algo tipo de hipocorismo detrás del cambio de mexicano a chicano & # x2014un tipo de cosa juguetona. & # x201D

    Una de las primeras menciones impresas de chicano es en un periódico en español. La Cr & # xF3nica en 1911, donde se usó como un insulto contra los mexicanoamericanos y los inmigrantes recientes. Pero en la década de 1960, la palabra había cambiado. Si bien no todos los mexicanos o mexicoamericanos usarían el término, ganó fuerza, incluso entre los mexicoamericanos que luchaban por los derechos civiles.

    & # x201C Debido a que la palabra se usaba regularmente en ese momento, & # x201D Bowles dice, & # x201Cit era una forma de reclamar el insulto y usarlo para una identidad política latina. & # x201D


    Trump ganó un condado fronterizo de Texas fuertemente latino que perdió ante Clinton por un margen enorme

    El presidente Donald Trump hace gestos durante un mitin de campaña en El Paso, Texas, el 11 de febrero de 2019 (Leah Millis / REUTERS).

    El presidente Trump ganó el estado de Texas con sus 38 votos electorales durante las elecciones presidenciales del martes por la noche y # 8217, incluido el condado de Zapata, que perdió por un amplio margen en 2016 ante Hillary Clinton.

    Trump ganó el condado de Zapata entre un 52 y un 47 por ciento sobre Joe Biden. El presidente perdió el condado en 2016 en un 32 por ciento frente a Hillary Clinton y un 65 por ciento.

    Zapata, un condado de la frontera sur con una población de más de 14,000 personas hasta el año pasado, tiene un 94.7 por ciento de población hispana según datos de la Oficina del Censo de EE. UU. Los líderes republicanos en los últimos años, incluida la campaña de Trump, han intensificado sus esfuerzos para atraer a los votantes hispanos, lo que ayudó a Trump a capturar Florida con más de 300.000 votos. Varios candidatos latinos que apoyan a Trump se postularon en Texas este año, incluido el candidato a la Cámara de Representantes de Texas Mike Guevara y la candidata al Congreso Mónica de la Cruz.

    El presidente ganó todo el estado de Texas por márgenes similares a Zapata, llevando al estado en un 52,3 por ciento a Biden y 42,6 por ciento con el 96 por ciento de los precintos informando.

    El senador de Texas John Cornyn también ganó su candidatura para la reelección del Senado el martes contra el veterano de combate MJ Hegar a pesar del generoso gasto demócrata en su campaña. El republicano de tres mandatos también ganó el condado de Zapata por un margen considerable de 10 puntos.

    Hegar había seguido a Cornyn por un solo dígito en las encuestas antes de las elecciones, la segunda vez en los últimos años que un demócrata se ha acercado a derrotar a un senador republicano en Texas. El representante Beto O & # 8217Rourke estuvo cerca de vencer al senador Ted Cruz en 2018.

    Al comentar después de su victoria el martes por la noche sobre los demócratas y el gasto en Texas, Cornyn dijo que los demócratas tenían más dinero del que sabían qué hacer, por lo que terminaron invirtiendo en una posibilidad remota en lugares como Texas. & # 8221

    Durante los últimos ciclos electorales, incluso durante las elecciones al Congreso en 2018, los demócratas han expresado su esperanza de poder cambiar el bastión republicano de Texas con una ola "azul" de victorias demócratas. El último candidato presidencial demócrata que ganó Texas fue Jimmy Carter en 1976.

    Varios estados clave en el campo de batalla aún eran demasiado pronto para convocarlos el miércoles por la mañana, incluidos Carolina del Norte, Nevada, Wisconsin, Michigan y Pensilvania, un estado que podría ser el factor decisivo en las elecciones.


    El auge del voto latino: una historia

    Los mariachis dan una serenata a la primera dama Jackie Kennedy, a la izquierda, al presidente John F.Kennedy, a Lady Bird Johnson y al vicepresidente Lyndon Johnson en una cena de LULAC en el Hotel Rice en Houston el 21 de noviembre.

    Una nueva historia revela cómo el aumento del voto latino ha rediseñado el mapa político y lo que presagia para el futuro de la política estadounidense.

    El impacto del voto latino es un tema de debate constante entre expertos y académicos. ¿Influirá en las elecciones? ¿Y cómo responderán los partidos políticos al creciente número de votantes que se identifican como latinos? Sin embargo, una pregunta más básica y reveladora es cómo se forjó el voto latino, cómo se llegó a entender a los votantes estadounidenses con raíces en América Latina como un bloque con intereses compartidos. En El auge del voto latino, Benjamin Francis-Fallon muestra cómo este grupo diverso de votantes ideó una identidad política común y cómo el ascenso del votante latino ha transformado el panorama electoral.

    El poder político latino es un fenómeno reciente. Surgió en la escena nacional durante la turbulencia de las décadas de 1960 y 1970, cuando activistas mexicoamericanos, puertorriqueños y cubanoamericanos, junto con líderes de los partidos demócrata y republicano, comenzaron a concebir y popularizar una identidad hispana panétnica. A pesar del creciente potencial político de un voto latino unificado, muchos votantes individuales continuaron afiliéndose más a sus comunidades étnicas particulares que a un electorado latino más amplio. La búsqueda para resolver esta contradicción continúa animando los esfuerzos para movilizar a los votantes hispanos y definir su influencia en el sistema político estadounidense.

    El “voto de habla hispana” se construyó a través de una acción deliberada; no fue simplemente el crecimiento demográfico lo que llevó al gobierno a reconocer a los hispanos como un grupo minoritario nacional, marcando el comienzo de una nueva era de política multicultural. Mientras reflexionamos sobre cómo una nueva generación de votantes latinos moldeará el futuro de Estados Unidos, Francis-Fallon descubre las fuerzas históricas detrás del rostro cambiante de Estados Unidos.


    Una historia de derechos civiles: latinos / hispanoamericanos

    A mediados del siglo XIX, los estadounidenses hambrientos de tierras se habían expandido hacia el oeste desde las 13 colonias originales a lo largo de la costa este hasta un poco más allá del río Mississippi. Envalentonados por el fervor del “Destino Manifiesto”, una doctrina expansionista que declaraba que era su derecho y obligación ocupar todo el continente, comenzaron a explorar y asentarse en el territorio que se convertiría en Arizona, Colorado, Nuevo México, Nevada y California.

    No fueron los primeros. La tierra ya había sido ocupada durante milenios por los colonos originales que habían llegado a ser llamados indios. Durante más de un siglo, había sido el territorio conquistado por los conquistadores españoles. Y durante décadas, había sido el hogar de sus descendientes de habla hispana que se habían convertido en mexicanos.

    Los estadounidenses, o anglos, como se les conocería, siguieron adelante con su búsqueda para ocupar la tierra de costa a costa. En 1846, incitaron a un conflicto con México, que se convirtió en la guerra entre México y Estados Unidos. El resultado final fue la anexión de Estados Unidos de aproximadamente la mitad del territorio de México por un pago de $ 15 millones.

    En 1898, aún con ánimo expansionista, Estados Unidos invadió Puerto Rico y Cuba, sumándolos a ellos, Guam y Filipinas a los territorios estadounidenses de la Guerra Hispano-Estadounidense.

    Desde entonces, las minorías de habla hispana, de México, Puerto Rico, Cuba y otras partes de América Central y del Sur, han seguido creciendo en los Estados Unidos a través de la inmigración. Y han asumido la lucha por los derechos civiles y la igualdad política y económica, que ha marcado gran parte de la historia de Estados Unidos.

    A lo largo de la primera mitad del siglo XX, por ejemplo, el gobierno de Estados Unidos parecía tener dos opiniones con respecto a la inmigración. En 1942, cuando millones de jóvenes se fueron a la guerra, Estados Unidos necesitaba mano de obra barata. El gobierno instituyó el programa bracero, que admitió a miles de ciudadanos mexicanos en los Estados Unidos con contratos para trabajar en la agricultura y otros trabajos de temporada. Algunos llamaron al programa "la esclavitud legalizada".

    Pero en 1953, el gobierno de los Estados Unidos lanzó la "Operación Espalda Mojada", un programa para enviar personas de ascendencia mexicana a México. Más de 3.8 millones de personas fueron deportadas a través de la operación, muchas de ellas, ciudadanos estadounidenses.

    La resistencia de los latinos e hispanos a la discriminación, la violencia y la política de inmigración de empujar y tirar de los Estados Unidos comenzó a tomar forma ya en la década de 1920. Los trabajadores de conservas y fábricas del suroeste formaron sindicatos. La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) abrió sus puertas en 1929 con la misión de combatir las injusticias como las escuelas de la Costa Oeste segregadas racialmente y las prácticas discriminatorias de contratación en los ferrocarriles.

    En la década de 1960, latinos e hispanos hicieron aún más visible su lucha por la igualdad, modelando sus acciones en la exitosa lucha afroamericana por los derechos civiles. En 1962, César Chávez fundó la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas. En 1965, su incipiente organización inició un boicot contra los productores de uva que explotaban a sus trabajadores latinos e hispanos.

    Los activistas latinos e hispanos también presionaron a las instituciones educativas para que incluyan las contribuciones de latinos e hispanos en las discusiones sobre la historia de los Estados Unidos. A lo largo de la década de 1960, se abrieron departamentos de historia latinoamericanos y mexicoamericanos en muchas universidades importantes.

    En 1972, las comunidades latinas e hispanas plantearon formalizar su activismo político con el Partido La Raza Unida, con sede en Corpus Christi Texas. Los capítulos se abrieron gradualmente en ciudades de todo el país. En 1975, la Ley de Derechos Electorales de 1965 se extendió al suroeste garantizando a los latinos e hispanoamericanos la igualdad de oportunidades para registrarse y votar.

    Hoy en día, los latinos y los hispanos (38,8 millones contados por el censo de EE. UU.) Son la minoría más grande y de más rápido crecimiento del país.

    “La no violencia no es inacción. No es una discusión. No es para tímidos o débiles & # 8230 La no violencia es un trabajo duro. Es la voluntad de sacrificarse. Es la paciencia para ganar ”. -César Chavez