¿Por qué América del Norte y del Sur estaban menos desarrolladas que otras partes del mundo? [duplicar]

¿Por qué América del Norte y del Sur estaban menos desarrolladas que otras partes del mundo? [duplicar]

Permítanme comenzar diciendo que el período precolombino de mesoamérica y las regiones montañosas de los Andes son mis áreas favoritas de estudio y estoy plenamente consciente de las civilizaciones avanzadas que se originaron allí: los incas, mayas, olmecas, toltecas, aztecas, zapotecas. , Mixteco, etc. por nombrar algunos. Pero, si nos fijamos en las civilizaciones más grandes e influyentes del mundo, se encuentran principalmente en el continente euroasiático. Por nombrar algunos: romanos, griegos, fenicios, chinos, mongoles, persas, siam, portugueses, españoles, franceses, ingleses, otomanos, etc. Los fenicios no cubrieron mucha tierra, pero posiblemente fueron la mejor sociedad marinera de su época. . Su civilización fue en parte la base de los griegos, que tuvieron un imperio muy exitoso. Los mongoles tenían el imperio más grande de todos los tiempos (tal vez los británicos eran más grandes, pero creo que los mongoles eran mucho más impresionantes teniendo en cuenta el tiempo). Los chinos han sido históricamente la civilización más poderosa de todos los tiempos (excepto durante los dos últimos siglos).

No me malinterpreten, los aztecas y los incas eran civilizaciones increíbles y mis dos favoritas para estudiar, pero nunca cubrieron la misma área y tuvieron tanta influencia como las civilizaciones en Eurasia y el norte de África. Los aztecas solo se apoderaron de México central. Los incas en realidad tenían un tamaño decente, pero ese es realmente el único de todas las Américas.

Creo que el Golfo de México y el Mar Caribe ofrecen un potencial marinero similar al del Mediterráneo. Hubiera esperado que una o dos civilizaciones realmente aprovecharan el agua y realmente se apoderaran de esta área como lo hicieron los romanos en Europa. Simplemente creo que hay varias áreas en las Américas que geográficamente estarían maduras para mucho comercio y conquista, como vimos en Eurasia.


Por el contexto de su pregunta, entiendo que cuando dice "Desarrollado" no se refiere a desarrollado tecnológicamente, sino a que dijo civilización ".obtuvo un imperio geográficamente extenso."

Entonces, para responder a la pregunta de por qué las Américas precolombinas no tenían tantos imperios grandes,

A) Los registros históricos de las Américas precolombinas son casi inexistentes en comparación con el viejo mundo. Entonces, de hecho, puede haber (y en mi opinión probablemente lo haya) tantos imperios grandes, simplemente no tenemos ningún registro de ellos.

B) La falta de un viaje más rápido y más fácil que a pie habría limitado el movimiento de tropas, las líneas de suministro y la exploración. Todos los cuales son importantes para el crecimiento de un imperio.

C) Los imperios, por definición, existen para capturar nueva riqueza y traerla de regreso a la capital. Podría haber sido simplemente que cualquier nación que surgió simplemente no vio ninguna oportunidad para conquistar esa riqueza. Por ejemplo, los incas no valoraban el oro y la plata tanto como la tela fina. fuente wikipedia Si no ve nada cerca que crea que vale la pena conquistar, entonces ¿por qué hacer el esfuerzo?


Contenido

Aislamiento de América del Sur Editar

Después de la desintegración mesozoica tardía de Gondwana, América del Sur pasó la mayor parte de la era Cenozoica como un continente insular cuyo "espléndido aislamiento" permitió que su fauna evolucionara en muchas formas que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra, la mayoría de las cuales ahora están extintas. [8] Sus mamíferos endémicos inicialmente consistieron principalmente en metaterianos (marsupiales y esparasodontes), xenartros y un grupo diverso de ungulados nativos conocidos como Meridiungulata: notoungulados (los "ungulados del sur"), litopteros, astrapotheres, pyrotheres y xenungulados. [n 1] [n 2] Algunos mamíferos no terianos (monotremas, gondwanatheres, dryolestids y posiblemente cimolodont multituberculates) también estuvieron presentes en el Paleoceno, mientras que ninguno de estos se diversificó significativamente y la mayoría de los linajes no sobrevivieron mucho tiempo, formas como Necrolestes y Patagonia permaneció tan recientemente como el Mioceno. [15]

Los marsupiales parecen haber viajado a través de conexiones terrestres de Gondwana desde América del Sur a través de la Antártida hasta Australia a finales del Cretácico o principios del Terciario. [16] [n 3] Se ha demostrado que un marsupial sudamericano vivo, el monito del monte, está más estrechamente relacionado con los marsupiales australianos que con otros marsupiales sudamericanos (Ameridelphia), sin embargo, es el australidelfo más basal, [n 4 ] lo que significa que este superorden surgió en América del Sur y luego se dispersó a Australia después de que el monito del monte se separó. [dieciséis] Monotrematum, un fósil monotrema parecido a un ornitorrinco de 61 ma de la Patagonia, puede representar a un inmigrante australiano. [17] [18] Las aves Paleognath (ratites y tinamous sudamericanos) pueden haber realizado una migración similar en la misma época a Australia y Nueva Zelanda. [19] [20] Otros taxones que pueden haberse dispersado por la misma ruta (si no por dispersión aérea o oceánica) son los loros, las tortugas quelidos y las tortugas meiolaníidas extintas.

Los marsupiales que permanecieron en América del Sur incluyeron didelphimorphs (zarigüeyas), paucituberculatans (zarigüeyas de musaraña) y microbiotheres (monitos del monte). También existían parientes depredadores más grandes de estos, como los borhienidas y los dientes de sable. Thylacosmilus estos eran metaterianos esparasodontes, que ya no se consideran verdaderos marsupiales. [21] A medida que declinaban los grandes metaterianos carnívoros, y antes de la llegada de la mayoría de los tipos de carnívoros, las zarigüeyas depredadoras como Thylophorops alcanzó temporalmente un tamaño mayor (alrededor de 7 kg).

Metatherianos y algunos armadillos xenartranos, como Macroeufractus, fueron los únicos mamíferos sudamericanos que se especializaron como carnívoros, su relativa ineficiencia creó oportunidades para que los depredadores no mamíferos desempeñaran roles más prominentes de lo habitual (similar a la situación en Australia). Los esparasodontes y las zarigüeyas gigantes compartieron los nichos ecológicos de los grandes depredadores con las temibles "aves del terror" no voladoras (forusrácidos), cuyos parientes vivos más cercanos son los seriemas. [22] [23] Norteamérica también tuvo grandes aves depredadoras terrestres durante el Cenozoico temprano (los batornítidos relacionados), pero se extinguieron antes del GABI en el Mioceno temprano, hace unos 20 millones de años. A través de los cielos de América del Sur del Mioceno tardío (hace 6 Ma) se elevó una de las aves voladoras más grandes conocidas, Argentavis, un teratorn que tenía una envergadura de 6 mo más, y que pudo haber subsistido en parte con las sobras de Thylacosmilus mata. [24] Los crocodiliformes terrestres sebécidos (metasuquios) con dientes zifodontos [n 5] también estuvieron presentes al menos durante el Mioceno medio [25] [26] [27] [28] y tal vez hasta el límite del Mioceno-Plioceno. [29] Algunos de los cocodrilos acuáticos de América del Sur, como Gryposuchus, Mourasuchus y Purussaurus, alcanzó tamaños monstruosos, con longitudes de hasta 12 m (comparables a los crocodiliformes mesozoicos más grandes). Compartieron su hábitat con una de las tortugas más grandes de todos los tiempos, la de 3,3 m (11 pies) Stupendemys.

Los xenartros son un curioso grupo de mamíferos que desarrollaron adaptaciones morfológicas para dietas especializadas muy temprano en su historia. [30] Además de los existentes en la actualidad (armadillos, osos hormigueros y perezosos arbóreos), estaba presente una gran diversidad de tipos más grandes, incluidos los pampatheres, los gliptodontes anquilosaurios, los eufractinos depredadores, varios perezosos terrestres, algunos de los cuales alcanzaron el tamaño de elefantes (p. ej. Megaterio), e incluso semiacuáticos a los perezosos marinos acuáticos. [31] [32]

Los notoungulados y litopternos tenían muchas formas extrañas, como Macrauchenia, un litoptern parecido a un camello con una pequeña probóscide. También produjeron una serie de tipos de cuerpos de aspecto familiar que representan ejemplos de evolución paralela o convergente: Toterio tenía patas como las de un caballo, Pachyrukhos parecía un conejo, Homalodoterio era un navegador semibípedo, con garras como un cáliz y con cuernos Trigodon parecía un rinoceronte. Ambos grupos comenzaron a evolucionar en el Paleoceno Inferior, posiblemente a partir del stock de condilartes, se diversificaron, disminuyeron antes del gran intercambio y se extinguieron al final del Pleistoceno. Las pyrotheres y astrapotheres también eran extrañas, pero eran menos diversas y desaparecieron antes, mucho antes del intercambio.

La fauna norteamericana era una típica boreoeutheriana, complementada con probóscidos afroterianos.

Dispersiones oceánicas pre-GABI Editar

Las invasiones de América del Sur comenzaron hace unos 40 Ma (Eoceno medio), cuando llegaron los roedores caviomorfos a América del Sur. [33] [34] [35] Su posterior diversificación vigorosa desplazó a algunos de los pequeños marsupiales de América del Sur y dio lugar a, entre otros, capibaras, chinchillas, vizcachas y puercoespines del Nuevo Mundo. El desarrollo independiente de las espinas por los puercoespines del Nuevo y del Viejo Mundo es otro ejemplo de evolución paralela. Esta invasión probablemente vino de África. [36] [37] La ​​travesía desde África Occidental hasta la esquina noreste de Brasil fue mucho más corta entonces, debido a la deriva continental, y puede haber sido ayudada por el salto de isla en isla (por ejemplo, a través de St. Paul's Rocks, si fueran una isla habitable en el tiempo) y las corrientes oceánicas hacia el oeste. [38] Los cruces del océano se lograron cuando al menos una hembra fertilizada (más comúnmente un grupo de animales) flotó accidentalmente sobre madera flotante o balsas de manglares. Hutias (Capromyidae) colonizaría posteriormente las Indias Occidentales hasta las Bahamas, [39] [40] llegando a las Antillas Mayores en el Oligoceno temprano. [41] Con el tiempo, algunos roedores caviomorfos evolucionaron hacia formas más grandes que compitieron con algunos de los ungulados nativos de América del Sur, lo que puede haber contribuido a la pérdida gradual de la diversidad que sufrieron estos últimos después del Oligoceno temprano. [8] En el Plioceno, algunos caviomorfos (p. Ej., Josephoartigasia monesi) alcanzaron tamaños del orden de 500 kg (1100 lb) o más. [42]

Más tarde (hace 36 millones de años), [43] los primates siguieron, nuevamente de África de una manera similar a la de los roedores. [33] Los primates capaces de migrar tenían que ser pequeños. Al igual que los roedores caviomorfos, se cree que los monos sudamericanos son un clado (es decir, monofiléticos). Sin embargo, aunque habrían tenido poca competencia efectiva, todos los monos del Nuevo Mundo existentes parecen derivar de una radiación que ocurrió mucho después, en el Mioceno Temprano, hace unos 18 Ma. [33] Posteriormente a esto, los monos aparentemente más estrechamente relacionados con titis saltaron de isla en isla a Cuba, La Española y Jamaica. Además, un hallazgo de siete dientes cebidos aparentes de 21 ma de edad en Panamá sugiere que los monos sudamericanos se habían dispersado por la vía marítima que separa América Central y América del Sur en esa fecha temprana. Sin embargo, se cree que todos los monos centroamericanos existentes descienden de migrantes mucho más tardíos, y todavía no hay evidencia de que estos primeros cebidos centroamericanos establecieran una población extensa o duradera, tal vez debido a la escasez de hábitat de selva tropical adecuada en la región. tiempo. [44] [45]

La evidencia fósil presentada en 2020 indica que un segundo linaje de monos africanos también viajó en balsa y al menos colonizó brevemente América del Sur. Ucayalipithecus restos que datan del Oligoceno temprano del Perú amazónico están, por análisis morfológico, profundamente anidados dentro de la familia Parapithecidae de la radiación afro-árabe de simios parapitecoides, con rasgos dentales marcadamente diferentes a los de los platirrinos. Se cree que los miembros del Viejo Mundo de este grupo se extinguieron en el Oligoceno tardío. Qatrania wingi de depósitos de Fayum del Oligoceno inferior se considera el pariente conocido más cercano de Ucayalipithecus. [46] [47]

Sorprendentemente, los descendientes de esos pocos "abandonados" desaliñados que se arrastraron a tierra desde sus balsas de restos africanos en el Eoceno ahora constituyen más del doble de las especies de América del Sur que los descendientes de todos los mamíferos no voladores que anteriormente residían en el continente (372 caviomorph y especies de monos versus 136 especies de marsupiales y xenartros). [n 6]

Muchos de los murciélagos de América del Sur pueden haber llegado de África aproximadamente durante el mismo período, posiblemente con la ayuda de islas intermedias, aunque volando en lugar de flotando. Se cree que los murciélagos noctilionoideos ancestrales de los de las familias neotropicales Furipteridae, Mormoopidae, Noctilionidae, Phyllostomidae y Thyropteridae llegaron a América del Sur desde África en el Eoceno, [49] posiblemente a través de la Antártida. [50] De manera similar, los murciélagos de cola libre (Molossidae) pueden haber llegado a América del Sur desde África en hasta cinco dispersiones, comenzando en el Eoceno. [49] Los embalónuridos también pueden haber llegado a América del Sur desde África hace unos 30 Ma, según la evidencia molecular. [49] [51] Los vespertiliónidos pueden haber llegado en cinco dispersiones desde América del Norte y una desde África. [49] Se cree que los natalidos llegaron durante el Plioceno desde América del Norte a través del Caribe. [49]

Las tortugas también llegaron a América del Sur en el Oligoceno. Durante mucho tiempo se pensó que procedían de América del Norte, pero un análisis genético comparativo reciente concluye que el género sudamericano Chelonoidis (anteriormente parte de Geochelone) está más estrechamente relacionado con las tortugas africanas. [n 7] [52] Las tortugas reciben ayuda en la dispersión oceánica por su capacidad de flotar con la cabeza en alto y de sobrevivir hasta seis meses sin comida ni agua. [52] Las tortugas sudamericanas luego colonizaron las Indias Occidentales [53] y las Islas Galápagos (la tortuga Galápagos). Varios clados de geckos estadounidenses parecen haber llegado desde África durante el Paleógeno y el Neógeno. [54] Eslizones de los géneros relacionados Mabuya y Traquilepis aparentemente se dispersaron a través del Atlántico desde África hasta América del Sur y Fernando de Noronha, respectivamente, durante los últimos 9 Ma. [55] Sorprendentemente, los anfisbianos excavadores de Sudamérica [56] y las serpientes ciegas [57] también parecen haber navegado en balsa desde África, al igual que el hoatzin, un ave de vuelo débil de las selvas tropicales de América del Sur. [58]

La primera llegada de mamíferos tradicionalmente reconocida de América del Norte fue un procyonid que saltó de isla en isla desde América Central antes de que se formara el puente terrestre del Istmo de Panamá, hace alrededor de 7.3 Ma. [59] Este fue el primer carnívoro euterio de América del Sur. Los procyonids sudamericanos luego se diversificaron en formas ahora extintas (por ejemplo, el "dog-coati" Cyonasua, que evolucionó hasta convertirse en un oso Chapalmalania). Sin embargo, todos los géneros de procyonid existentes parecen haberse originado en América del Norte. [60] Es posible que los primeros procyonids sudamericanos hayan contribuido a la extinción de los cocodrilos sebécidos al comerse sus huevos, pero esta opinión no ha sido vista universalmente como plausible. [n 8] [28] Los procyonids fueron seguidos a Sudamérica por rafting o zorrillos de nariz de cerdo [61] y roedores sigmodontinos. [62] [63] [64] [65] La tribu oryzomyine de roedores sigmodontinos pasó a colonizar las Antillas Menores hasta Anguila.

Un grupo ha propuesto que varios grandes herbívoros neárticos llegaron a América del Sur hace 9-10 Ma, a finales del Mioceno, a través de un puente terrestre temprano incompleto. Estas afirmaciones, basadas en fósiles recuperados de ríos en el suroeste de Perú, han sido vistas con cautela por otros investigadores, debido a la falta de hallazgos que corroboren otros sitios y al hecho de que casi todos los especímenes en cuestión han sido recolectados como flotadores en ríos. sin poco o ningún control estratigráfico. [66] Estos taxones son gomphothere (Amahuacatherium), [67] [68] pecaríes (Sylvochoerus y Waldochoerus), [69] tapires y Surameryx, un paleomerícido (de una familia probablemente ancestral de los cérvidos). [70] La identificación de Amahuacatherium y la datación de su sitio es controvertida, varios investigadores lo consideran un fósil malinterpretado de un gomphothere diferente, Notiomastodon, y la bioestratigrafía fecha el sitio al Pleistoceno. [71] [72] [73] La fecha temprana propuesta para Surameryx también ha sido recibido con escepticismo. [74]

Los perezosos terrestres megaloníquidos y milodontos saltaron de isla en isla a América del Norte hace 9 millones de años. [62] Un grupo basal de perezosos [75] había colonizado las Antillas anteriormente, a principios del Mioceno. [76] Por el contrario, los perezosos terrestres megatheriid y nothrotheriid no migraron hacia el norte hasta la formación del istmo. Las aves del terror también pueden haber saltado de isla en isla a América del Norte ya hace 5 millones de años. [77]

Las islas del Caribe estaban pobladas principalmente por especies de América del Sur, debido a la dirección predominante de las corrientes oceánicas, más que a una competencia entre las formas de América del Norte y América del Sur. [39] [40] Excepto en el caso de Jamaica, los roedores orizomina de origen norteamericano pudieron ingresar a la región solo después de invadir Sudamérica.

La formación del istmo de Panamá condujo a la última y más conspicua ola, el Gran Intercambio Biótico Americano (GABI), que comenzó hace alrededor de 2,7 millones de años. Esto incluyó la inmigración a América del Sur de ungulados de América del Norte (incluidos camélidos, tapires, ciervos y caballos), probóscidos (gomfoterios), carnívoros (incluidos félidos como pumas y gatos dientes de sable, cánidos, mustélidos, procyonids y osos) y un número de tipos de roedores. [n 9] Los miembros más grandes de la migración inversa, además de los perezosos terrestres y las aves terroristas, fueron los gliptodontes, las pampaterías, los capibaras y los notoungulados. Mixotoxodon (el único ungulado sudamericano que se sabe que invadió América Central).

En general, la migración neta inicial fue simétrica. Más tarde, sin embargo, las especies neotrópicas demostraron ser mucho menos exitosas que las del Neártico. Esta diferencia de fortuna se manifestó de varias formas. Los animales que migraron hacia el norte a menudo no pudieron competir por los recursos, así como las especies de América del Norte que ya ocupaban los mismos nichos ecológicos, las que se establecieron no pudieron diversificarse mucho y, en algunos casos, no sobrevivieron por mucho tiempo. [78] Las especies del Neártico que migraron hacia el sur se establecieron en mayor número y se diversificaron considerablemente más, [78] y se cree que han causado la extinción de una gran proporción de la fauna sudamericana. [61] [79] [80] (Ninguna extinción en América del Norte está claramente relacionada con los inmigrantes sudamericanos. [N 10]) Los ungulados nativos de América del Sur lo hicieron mal, con solo un puñado de géneros resistiendo el ataque del norte. (Se ha reconocido desde hace mucho tiempo que varias de las formas más grandes, macraucheniidos y toxodóntidos, han sobrevivido hasta el final del Pleistoceno. Hallazgos fósiles recientes indican que una especie de proteroteridos litopteros parecidos a caballos también lo hizo.[82] Los mesoteridos y hegetoteridos notoungulados también lograron mantenerse al menos en parte durante el Pleistoceno.) [A] Los pequeños marsupiales de América del Sur, sin embargo, sobrevivieron en grandes cantidades, mientras que los xenartros de aspecto primitivo demostraron ser sorprendentemente competitivos y se volvieron los invasores más exitosos de América del Norte. Los inmigrantes africanos, los roedores caviomorfos y los monos platyrrhine, se vieron menos afectados por el intercambio que la mayoría de los 'veteranos' de América del Sur, aunque los caviomorfos sufrieron una pérdida significativa de diversidad, [n 11] [n 12] incluida la eliminación de las formas más grandes (por ejemplo, los dinomidos). Sin embargo, con la excepción del puercoespín norteamericano y varios puercoespines y capibaras extintos, no migraron más allá de Centroamérica. [n 13]

Debido en gran parte al éxito continuo de los xenartros, un área del ecoespacio sudamericano que los invasores del Neártico no pudieron dominar fueron los nichos de los megaherbívoros. [84] Antes de hace 12.000 años, América del Sur albergaba alrededor de 25 especies de herbívoros que pesaban más de 1000 kg, que consistían en perezosos terrestres neotrópicos, gliptodontes y toxodóntidos, así como gomfoterios y camélidos de origen neártico. [n 14] Las formas nativas de América del Sur constituían aproximadamente el 75% de estas especies. Sin embargo, ninguno de estos megaherbívoros ha sobrevivido.

Los armadillos, zarigüeyas y puercoespines están presentes en América del Norte hoy debido al Gran Intercambio Americano. Las zarigüeyas y los puercoespines se encontraban entre los migrantes más exitosos hacia el norte, llegando hasta Canadá y Alaska, respectivamente. La mayoría de los grupos principales de xenartros estuvieron presentes en América del Norte hasta el evento de extinción del Cuaternario del final del Pleistoceno (como resultado de al menos ocho invasiones exitosas de las zonas templadas de América del Norte y al menos seis invasiones más de América Central solamente). Entre la megafauna, los perezosos terrestres fueron emigrantes notablemente exitosos. Cuatro linajes diferentes invadieron América del Norte. Un representante de megaloníquidos, Megalonyx, se extendió tan al norte como el Yukón [86] y Alaska, [87] y bien podría haber invadido Eurasia si hubiera estado presente un corredor de hábitat adecuado a través de Beringia.

Sin embargo, en términos generales, la dispersión y la subsiguiente radiación adaptativa explosiva de los roedores sigmodontinos a lo largo de América del Sur (lo que dio lugar a más de 80 géneros actualmente reconocidos) fue mucho más exitosa (tanto espacialmente como por número de especies) que cualquier migración hacia el norte de mamíferos sudamericanos. Otros ejemplos de grupos de mamíferos de América del Norte que se diversificaron notablemente en América del Sur incluyen cánidos y cérvidos, los cuales actualmente tienen tres o cuatro géneros en América del Norte, dos o tres en América Central y seis en América del Sur. [n 15] [n 16] Aunque los miembros de del perro (específicamente, los coyotes) actualmente se distribuyen solo hasta el sur de Panamá, [n 17] América del Sur todavía tiene más géneros de cánidos existentes que cualquier otro continente. [n 15]

El efecto de la formación del istmo sobre la biota marina del área fue inverso a su efecto sobre los organismos terrestres, un desarrollo que se ha denominado el "Gran Cisma Americano". La conexión entre el este del Océano Pacífico y el Caribe (la vía marítima de Centroamérica) se cortó, colocando a las poblaciones ahora separadas en caminos evolutivos divergentes. [91] Las especies del Caribe también tuvieron que adaptarse a un entorno de menor productividad después de que se bloqueó la entrada de agua rica en nutrientes de origen profundo del Pacífico. [92] La costa del Pacífico de América del Sur se enfrió cuando se cortó la entrada de agua cálida del Caribe. Se cree que esta tendencia provocó la extinción de los perezosos marinos de la zona. [93]

Desaparición de depredadores nativos de América del Sur Editar

Durante los últimos 7 Ma, el gremio de depredadores terrestres de América del Sur ha cambiado de uno compuesto casi en su totalidad por mamíferos no placentarios (metaterianos), aves y reptiles a uno dominado por carnívoros placentarios inmigrantes (con algunos pequeños depredadores marsupiales y aviares como zarigüeyas didelfinas y seriemas). ). Originalmente se pensó que el gremio de depredadores nativos de América del Sur, incluidos los esparasodontes, zarigüeyas carnívoras como Thylophorops y Hyperdidelphys, armadillos como Macroeufractus, pájaros del terror y teratorns, así como inmigrantes que llegan temprano Cyonasua-procyonids, fueron conducidos a la extinción durante el GABI por la exclusión competitiva de carnívoros placentarios inmigrantes, y que este recambio fue abrupto. [94] [95] Sin embargo, la rotación del gremio de depredadores de América del Sur fue más compleja, y la competencia solo jugó un papel limitado.

En el caso de los esparasodontos y carnívoros, que ha sido el más estudiado, hay poca evidencia que muestre que los esparasodontos incluso encontraron sus supuestos competidores placentarios. [96] [97] [98] Muchos supuestos registros pliocenos de carnívoros sudamericanos han resultado estar mal identificados o mal fechados. [99] [96] Los esparasodontes parecen haber ido disminuyendo en diversidad desde el Mioceno medio, y muchos de los nichos que alguna vez estuvieron ocupados por pequeños esparasodontos están cada vez más ocupados por zarigüeyas carnívoras, [100] [101] [102] [103] [104 ] que alcanzó tamaños de hasta aproximadamente 8 kg (

17 libras). [101] Aún se debate si los esparasodontes compitieron con las zarigüeyas carnívoras o si las zarigüeyas comenzaron a ocupar nichos de esparasodontes a través del reemplazo pasivo. [104] [103] [102] [101] Los borhienidos aparecen por última vez en el Mioceno tardío, aproximadamente 4 Ma antes de la primera aparición de cánidos o félidos en América del Sur. [97] Los tilacosmidos ocurrieron por última vez hace aproximadamente 3 Ma y parecen ser más raros en los sitios del Plioceno anteriores a GABI que en los del Mioceno. [96]

En general, los esparasodontes parecen haberse extinguido en su mayor parte o en su totalidad cuando llegaron la mayoría de los carnívoros no procinídicos, con poca superposición entre los grupos. Las supuestas contrapartes ecológicas entre pares de grupos análogos (tilacosmidos y gatos dientes de sable, borhienidos y felinos, hateliacínidos y comadrejas) no se superponen en el tiempo ni se reemplazan abruptamente entre sí en el registro fósil. [94] [97] Los procyonids se dispersaron en Sudamérica hace al menos 7 Ma, y habían alcanzado una modesta radiación endémica cuando llegaron otros carnívoros (Cyonasua-grupo procyonids). Sin embargo, los procyonids no parecen haber competido con sparassodonts, los procyonids son omnívoros grandes y los sparassodonts son principalmente hipercarnívoros. [105] Otros grupos de carnívoros no llegaron a América del Sur hasta mucho más tarde. Los perros y las comadrejas aparecieron en América del Sur hace unos 2,9 millones de años, pero no se vuelven abundantes ni diversos hasta principios del Pleistoceno. [96] Los osos, gatos y zorrillos no aparecen en América del Sur hasta principios del Pleistoceno (hace aproximadamente 1 Ma o un poco antes). [96] Se ha sugerido que las nutrias y otros grupos de procyonids (p. Ej., Coatíes, mapaches) se dispersaron a Sudamérica en el Mioceno basándose en datos genéticos, pero no se han encontrado restos de estos animales incluso en fósiles del norte de Sudamérica muy muestreados sitios como La Venta (Colombia), que se encuentra a solo 600 km del Istmo de Panamá. [106] [105] [107] [108]

Otros grupos de depredadores nativos de América del Sur no se han estudiado con tanta profundidad. A menudo se ha sugerido que las aves terroristas fueron conducidas a la extinción por carnívoros placentarios, aunque esta hipótesis no se ha investigado en detalle. [109] [110] Titanis se dispersó de América del Sur a América del Norte contra la ola principal de migraciones de carnívoros, siendo el único gran carnívoro nativo de América del Sur en lograr esto. [110] Sin embargo, solo logró colonizar una pequeña parte de América del Norte por un tiempo limitado, no se diversificó y se extinguió en el Pleistoceno temprano (hace 1.8 Ma). Se ha sugerido que la escala modesta de su éxito se debe a la competencia. con carnívoros placentarios. [111] Las aves terroristas también disminuyen en diversidad después de hace unos 3 Ma. [96] Al menos un género de aves terroristas relativamente pequeñas, Psilopterus, parece haber sobrevivido hasta hace unos 96.000 años. [112] [113]

El gremio de carnívoros nativos parece haberse colapsado por completo hace aproximadamente 3 Ma (incluida la extinción de los últimos esparasodontes), lo que no se correlaciona con la llegada de carnívoros a América del Sur, y la diversidad de carnívoros terrestres es baja a partir de entonces. [96] [114] Se ha sugerido que esto ha abierto nichos ecológicos y ha permitido que los carnívoros se establezcan en América del Sur debido a la baja competencia. [105] [115] [116] Un impacto de meteorito hace 3,3 millones de años en el sur de América del Sur se ha sugerido como una posible causa de este cambio, pero esto sigue siendo controvertido. [117] [114] Un patrón similar ocurre en la fauna de cocodrilos, donde los cocodrilos modernos (Crocodylus) se dispersó en América del Sur durante el Plioceno y se convirtió en el miembro dominante de las comunidades de cocodrilos después de la extinción del Mioceno tardío de los grandes cocodrilos nativos anteriormente dominantes, como el caimán gigante. Purussaurus y gavial gigante Gryposuchus, que se cree que está relacionado con la pérdida de hábitat de humedales en el norte de Sudamérica. [118] [119]

No está claro si este escenario revisado con un papel reducido para la exclusión competitiva se aplica a otros grupos de mamíferos sudamericanos como noungulados y litopternos, aunque algunos autores han señalado una disminución prolongada en la diversidad de ungulados nativos sudamericanos desde el Mioceno medio. [120] Independientemente de cómo se produjo este volumen de negocios, está claro que los carnívoros se beneficiaron de él. Varios grupos de carnívoros como perros y gatos sufrieron una radiación adaptativa en América del Sur después de dispersarse allí y la mayor diversidad moderna de cánidos del mundo se encuentra en América del Sur. [121]

El eventual triunfo de los migrantes neárticos se basó en última instancia en la geografía, que jugó en manos de los invasores del norte en dos aspectos cruciales. El primero fue una cuestión de clima. Cualquier especie que llegara a Panamá desde cualquier dirección obviamente tenía que ser capaz de tolerar condiciones tropicales húmedas. Aquellos que emigran hacia el sur podrían ocupar gran parte de América del Sur sin encontrar climas marcadamente diferentes. Sin embargo, los migrantes hacia el norte habrían encontrado condiciones más secas y / o más frías cuando llegaron a las cercanías del Cinturón Volcánico Trans-Mexicano. El desafío que presentó esta asimetría climática (ver mapa a la derecha) fue particularmente agudo para las especies neotrópicas especializadas en ambientes de bosques lluviosos tropicales, que tenían pocas perspectivas de penetrar más allá de Centroamérica. Como resultado, Centroamérica tiene actualmente 41 especies de mamíferos de origen neotropical, [n 18] en comparación con sólo tres de las zonas templadas de Norteamérica. Sin embargo, las especies de origen sudamericano (marsupiales, xenartros, roedores caviomorfos y monos) todavía comprenden solo el 21% de las especies de grupos de mamíferos no marinos que no vuelan en América Central, mientras que los invasores de América del Norte constituyen el 49% de las especies de dichos grupos en América del Sur. . Por lo tanto, el clima por sí solo no puede explicar por completo el mayor éxito de las especies de origen neártico durante el intercambio.

La segunda y más importante ventaja que la geografía dio a los norteños está relacionada con el área de tierra en la que evolucionaron sus antepasados. Durante el Cenozoico, América del Norte se conectó periódicamente con Eurasia a través de Beringia, lo que permitió repetidas migraciones de ida y vuelta para unir las faunas de los dos continentes. [n 19] Eurasia estaba conectada a su vez con África, lo que contribuyó aún más a las especies que llegaron a América del Norte. [n 20] Sin embargo, América del Sur estaba conectada solo con la Antártida y Australia, dos continentes mucho más pequeños y menos hospitalarios, y solo en el Cenozoico temprano. Además, esta conexión terrestre no parece haber tenido mucho tráfico (aparentemente ningún otro mamífero aparte de los marsupiales y quizás algunos monotremas alguna vez migraron por esta ruta), particularmente en dirección a Sudamérica. Esto significa que las especies del hemisferio norte surgieron dentro de un área terrestre aproximadamente seis veces mayor que la disponible para las especies sudamericanas. Las especies de América del Norte eran, por tanto, producto de un ámbito más amplio y competitivo, [n 21] [78] [122] [123] donde la evolución habría procedido más rápidamente. Tendían a ser más eficientes y más inteligentes, [n 22] [n 23] generalmente capaces de superar y burlar a sus contrapartes sudamericanas, que eran producto de un remanso evolutivo. En el caso de los ungulados y sus depredadores, las formas sudamericanas fueron reemplazadas al por mayor por los invasores, posiblemente como resultado de estas ventajas.

El mayor éxito eventual de los inmigrantes africanos de América del Sur en comparación con su fauna de mamíferos nativa del Cenozoico temprano es otro ejemplo de este fenómeno, ya que los primeros evolucionaron en una superficie terrestre mayor, sus antepasados ​​migraron de Eurasia a África, dos continentes significativamente más grandes, antes de encontrar su camino. a América del Sur. [48]

En este contexto, la capacidad de los xenartros de América del Sur para competir eficazmente contra los norteños representa un caso especial. La explicación del éxito de los xenartros radica en parte en su enfoque idiosincrásico para defenderse de la depredación, basado en la posesión de chalecos antibalas y / o garras formidables. Los xenartros no necesitaban ser ágiles o ingeniosos para sobrevivir. Tal estrategia puede haber sido impuesta sobre ellos por su baja tasa metabólica (la más baja entre los therians). [131] [132] Su baja tasa metabólica puede, a su vez, haber sido ventajosa al permitirles subsistir con fuentes de alimentos menos abundantes [133] y / o menos nutritivas. Desafortunadamente, las adaptaciones defensivas de los grandes xenartros habrían ofrecido poca protección contra humanos armados con lanzas y otros proyectiles.

Al final de la época del Pleistoceno, hace unos 12.000 años, ocurrieron tres desarrollos dramáticos en las Américas aproximadamente al mismo tiempo (hablando geológicamente). Los paleoindios invadieron y ocuparon el Nuevo Mundo, el último período glacial llegó a su fin y una gran fracción de la megafauna de América del Norte y del Sur se extinguió. Esta ola de extinciones arrasó con la faz de la Tierra a muchos de los participantes exitosos de la GABI, así como a otras especies que no habían migrado.

Todos los pampatheres, gliptodontes, perezosos terrestres, équidos, probóscidos, [134] [135] [73] osos gigantes de cara corta, lobos terribles y especies de machairodontes de ambos continentes desaparecieron. Los últimos notoungulados y litopternos de América del Sur y Central se extinguieron, así como los castores, leones, dholes, guepardos gigantes de América del Norte y muchos de sus ungulados antilocapridos, bóvidos, cérvidos, tapiridos y tayasuidos. Algunos grupos desaparecieron en la mayor parte o en todo su rango original, pero sobrevivieron en sus hogares adoptivos, p. Ej. Tapires, camélidos y osos tremarctinos sudamericanos (los pumas y jaguares también pueden haber sido reducidos temporalmente a refugios sudamericanos). Otros, como los capibaras, sobrevivieron en su área de distribución original, pero se extinguieron en las áreas a las que habían emigrado. En particular, este pulso de extinción eliminó a todos los migrantes neotrópicos a América del Norte de más de 15 kg (el tamaño de un puercoespín grande) y a todos los mamíferos nativos de América del Sur de más de 65 kg (el tamaño de un carpincho grande o un oso hormiguero gigante). En contraste, el mamífero nativo norteamericano más grande que sobrevive, el bisonte de bosque, puede superar los 900 kg, y el migrante neártico más grande que ha sobrevivido a América del Sur, el tapir de Baird, puede alcanzar los 400 kg.

La casi simultaneidad de las extinciones de la megafauna con el retroceso de los glaciares y el poblamiento de las Américas ha llevado a propuestas de que tanto el cambio climático como la caza humana jugaron un papel. [84] Aunque el tema es polémico, [136] [137] [138] [139] [140] varias consideraciones sugieren que las actividades humanas fueron fundamentales. [85] [141] Las extinciones no ocurrieron de forma selectiva en las zonas climáticas que se habrían visto más afectadas por la tendencia al calentamiento, y ningún mecanismo plausible de destrucción de la megafauna general basado en el clima podría explicar las extinciones en todo el continente. El cambio climático tuvo lugar en todo el mundo, pero tuvo poco efecto en la megafauna de África y el sur de Asia, donde las especies de megafauna habían coevolucionado con los humanos. Numerosos retrocesos glaciares muy similares habían ocurrido previamente dentro de la edad de hielo de los últimos millones de años sin producir nunca olas comparables de extinción en las Américas o en cualquier otro lugar.

Se han producido extinciones de megafauna similares en otras masas de tierra recientemente pobladas (por ejemplo, Australia, [142] [143] Japón, [144] Madagascar, [145] Nueva Zelanda, [146] y muchas islas más pequeñas de todo el mundo, como Chipre, [ 147] Creta, Tilos y Nueva Caledonia [148]) en diferentes momentos que se corresponden estrechamente con la primera llegada de humanos a cada lugar. Estos pulsos de extinción invariablemente barrieron rápidamente toda la extensión de una masa terrestre contigua, independientemente de si era una isla o un conjunto de continentes conectados que abarcaba un hemisferio. Esto fue cierto a pesar del hecho de que todas las masas de tierra más grandes involucradas (así como muchas de las más pequeñas) contenían múltiples zonas climáticas que se habrían visto afectadas de manera diferente por cualquier cambio climático que ocurriera en ese momento. Sin embargo, en islas considerables lo suficientemente lejos de la costa del territorio recién ocupado como para escapar de la colonización humana inmediata, las especies de megafauna a veces sobrevivieron durante muchos miles de años después de que ellas o especies relacionadas se extinguieron en el continente; por ejemplo, los canguros gigantes en Tasmania, [149] [150] gigante Chelonoidis tortugas de las Islas Galápagos (anteriormente también de América del Sur [84]), gigantes Dipsochelys tortugas de las Seychelles (anteriormente también de Madagascar), tortugas gigantes meiolaniidas en la isla de Lord Howe, Nueva Caledonia y Vanuatu (anteriormente también de Australia), [151] [n 24] perezosos terrestres en las Antillas, [154] [155] Steller's vacas marinas en las islas Commander [156] y mamuts lanudos en la isla Wrangel [157] y la isla Saint Paul. [158]

El retroceso de los glaciares puede haber jugado un papel principalmente indirecto en las extinciones en las Américas simplemente facilitando el movimiento de humanos hacia el sureste desde Beringia a América del Norte. La razón por la que varios grupos se extinguieron en América del Norte pero vivieron en América del Sur (aunque no se conocen ejemplos del patrón opuesto) parece ser que la densa selva tropical de la cuenca del Amazonas y las altas cumbres de los Andes proporcionaron entornos que proporcionó cierto grado de protección contra la depredación humana. [159] [n 25] [n 26]

Especies norteamericanas de origen sudamericano Editar

Distribuciones más allá de México Editar

Taxones de América del Norte existentes o extintos (†) cuyos antepasados ​​emigraron de América del Sur y llegaron al territorio moderno de los Estados Unidos contiguos: [n 27]

    (Didelphis virginiana) (armadillo de nueve bandasDasypus novemcinctus, †D. bellus)
  • Pachyarmatherium leiseyi, un enigmático pariente armadillo blindado
  • † Pampatheres (Llanura, [166]Holmesina) - animales grandes parecidos a armadillos
  • † Gliptodontos (Gliptoterio)
  • † Perezosos terrestres megaloníquidos (Pliometanastes, Megalonyx)
  • † Perezosos terrestres megateridos (Eremotherium)
  • † Perezosos terrestres milodontos (Thinobadistes, Glossoterio, [166]Paramilodon)
  • † Perezosos terrestres no troteridos (Nothrotheriops, Nothrotherium) (Erethizon dorsatum, †Erethizon poyeri, †E. kleini) (†Neochoerus pinckneyi, †N. aesopi)
  • Mixotoxodon - un toxodontido noungulado del tamaño de un rinoceronte [n 28] (Puma concolor) - regresando de un refugio sudamericano después de que los pumas norteamericanos fueran extirpados en las extinciones del Pleistoceno [169] murciélagos [49] murciélagos (Mormoops megalophylla) [50] (†Desmodus stocki, †D. archaeodaptes)

La pampa allá †Holmesina septentrionalis

Distribuciones restringidas a México Editar

Taxones de América del Norte existentes o extintos (†) cuyos antepasados ​​emigraron de América del Sur, pero no llegaron a los Estados Unidos contiguos y se limitaron a México y América Central: [n 27] [n 29]

    (Gymnotiformes)
  • Hoplosternum punctatum, un bagre acorazado (Siluriformes: Callichthyidae)
  • Varias especies de bagres loricáridos (Siluriformes: Loricariidae)
    (Crax rubra) [174] (Ramphastidae) (Tinamidae)
  • Aves suboscinas adicionales (Tyranni):
      (Conopophagidae) [164] (Cotingidae) [164] (Formicariidae) [164] y trepatroncos (Furnariidae) [175] (Grallariidae) [164] (Pipridae) [164] (Rhinocryptidae) [164] (Thamnophilidae) [164]
  • Otros loros neotropicales (Arinae)
    • Otras zarigüeyas (Didelphidae) - 11 especies existentes adicionales [n 18] (Cabassous centralis) (Bradypodidae: Bradypus variegatus, B. pygmaeus) (Choloepodidae: Choloepus hoffmanni)
    • † Perezosos terrestres escelidotéridos (Escelidoterio, encontrado en Panamá [176]) (Cyclopedidae: Cyclopes dorsalis)
    • Otros osos hormigueros (Myrmecophagidae: Myrmecophaga tridactyla, [n 30]Tamandua mexicana) y puercoespines enanos peludos mexicanos (Coendou rothschildi, Sphiggurus mexicanus)
    • Otros roedores caviomorfos (Caviomorpha) - 9 especies existentes adicionales [n 18] (Platyrrhini) - al menos 8 especies existentes [n 18] [n 31] (Bassaricyon) se cree que surgieron en los Andes del noroeste de América del Sur después de que sus antepasados ​​procyonid invadieron desde el norte, antes de diversificarse y migrar de regreso a América Central [179]
    • Osos sudamericanos de cara corta (Tremarctinae: †Arctotherium wingei) se cree que invadieron hasta Yucatán después de surgir en América del Sur a partir de antepasados ​​de América del Norte [180]
    • Cánidos sudamericanos (Caninae: †Protocyon trogloditas) se cree que invadieron hasta Yucatán después de surgir en América del Sur a partir de antepasados ​​norteamericanos [180] murciélagos [51] murciélagos [50] (Furipterus horrens)
    • Otros murciélagos mormoopidos [50] murciélagos [50] (Noctilio albiventris, Noctilio leporinus)
    • Otros murciélagos filostómidos, [50] incluidos los murciélagos de las 3 especies de murciélagos vampiro existentes (Desmodontinae) [50] (Thyroptera discifera, Thyroptera tricolor)

    Especies sudamericanas de origen norteamericano Editar

    Taxones de América del Sur existentes o extintos (†) cuyos antepasados ​​emigraron de América del Norte: [n 27]


    América del Sur: Geografía física

    Entrada enciclopédica. América del Sur es un continente de extremos. Es el hogar del río más grande del mundo (el Amazonas) y del lugar más seco del mundo (el desierto de Atacama).

    Biología, Ciencias de la Tierra, Geología, Meteorología, Geografía, Geografía física

    América del Sur, el cuarto continente más grande, se extiende desde el Golfo de Dari y se come en el noroeste hasta el archipiélago de Tierra del Fuego en el sur.

    La geografía física, el medio ambiente y los recursos de América del Sur y los rsquos, y la geografía humana se pueden considerar por separado.

    América del Sur se puede dividir en tres regiones físicas: montañas y tierras altas, cuencas fluviales y llanuras costeras. Las montañas y las llanuras costeras generalmente corren en dirección norte-sur, mientras que las tierras altas y las cuencas fluviales generalmente corren en una dirección este-oeste.

    Sudamérica y rsquos variaciones geográficas extremas contribuyen al continente y rsquos gran cantidad de biomas. Un bioma es una comunidad de animales y plantas que se extiende sobre un área con un clima relativamente uniforme.

    En unos pocos cientos de kilómetros, las llanuras costeras de América del Sur y los rsquos y el bioma del desierto seco rsquo se elevan hasta el bioma alpino accidentado de las montañas de los Andes. Una de las cuencas de los ríos continente y rsquos (el Amazonas) está definida por una densa selva tropical, mientras que la otra (Paran & aacute) está formada por vastas praderas.

    Con un número incomparable de especies de plantas y animales, la rica biodiversidad de América del Sur y los rsquos es única entre los continentes del mundo y los rsquos.

    Montañas y tierras altas

    El sistema montañoso primario de Sudamérica y rsquos, los Andes, es también el más largo del mundo y rsquos. El rango cubre aproximadamente 8.850 kilómetros (5.500 millas). Situada en el extremo occidental del continente, los Andes se extienden desde el extremo sur hasta la costa más septentrional de América del Sur. Hay cientos de picos de más de 4.500 metros (15.000 pies) de altura, muchos de los cuales son volcánicos.

    El pico más alto de los Andes, Aconcagua, se encuentra en 6,962 metros (22,841 pies) y se extiende a ambos lados de la frontera Argentina-Chile. Aconcagua es la montaña más alta fuera de Asia.

    Las mesetas altas también son una característica de los Andes. El altiplano de Perú y Bolivia, por ejemplo, tiene una elevación de unos 3.700 metros (12.300 pies). La región de la Patagonia de Argentina y Chile está formada por mesetas de menor elevación y glaciares escarpados.

    La mayoría de las plantas del bioma alpino son pequeñas y sus hojas son rígidas y fuertes para protegerlas de las heladas y la sequía. La hierba más grande del mundo, Puya raimondii, es conocida como la Reina de los Andes. A Puya raimondii puede vivir 100 años y crecer hasta más de 9 metros (30 pies) de altura. Las hojas de esta especie en peligro de extinción crecen todas a partir de un tallo leñoso, lo que permite que la humedad corra por las hojas hasta la base de la planta.

    Fuera de los Andes, América del Sur tiene dos áreas montañosas principales: las Tierras Altas de Brasil y las Tierras Altas de Guayana. Ubicadas al sur del río Amazonas en Brasil, las tierras altas brasileñas están formadas por montañas bajas y mesetas que se elevan a una altura promedio de 1.006 metros (3.300 pies). Las Tierras Altas de Guayana están ubicadas entre los ríos Amazonas y Orinoco. La meseta densamente boscosa de las tierras altas de Guayana cubre el sur de Venezuela, Guayana Francesa, Guyana, el norte de Brasil y una parte del sureste de Colombia.

    Cuencas fluviales

    América del Sur tiene tres importantes cuencas hidrográficas: Amazonas, Orinoco y Paraguay / Paran & aacute.

    La cuenca del río Amazonas tiene un área de casi 7 millones de kilómetros cuadrados (2,7 millones de millas cuadradas), lo que la convierte en la cuenca hidrográfica más grande del mundo. La cuenca, que cubre la mayor parte del norte de Sudamérica, es alimentada por afluentes de los glaciares de los Andes. Cada segundo, el río Amazonas descarga 209.000 metros cúbicos (7.381.000 pies cúbicos) de agua dulce en el océano Atlántico.

    El río Amazonas es la fuerza vital de la igualmente vasta selva tropical del Amazonas, que constituye aproximadamente la mitad de la selva tropical de todo el planeta. Este bioma tropical tiene hasta 100 especies de árboles diferentes en un solo acre, incluido el árbol del caucho, el árbol del algodón de seda y el árbol de la castaña. Otras especies de plantas importantes incluyen palmeras, helechos y enredaderas en forma de cuerdas conocidas como lianas esa red a lo largo de la selva tropical y el dosel denso de los rsquos.

    La diversidad de la vida animal en la selva amazónica es insuperable en el resto del mundo. La selva tropical es perfecta para animales arbóreos o que viven en árboles. Más de 2 millones de especies de insectos son nativas de la región, incluidas cientos de arañas y mariposas. Los primates son monos aulladores, monos araña y monos capuchinos abundantes y mdash, junto con perezosos, serpientes e iguanas. Miles de aves nativas incluyen guacamayos, loros, tucanes y periquitos de colores brillantes.

    El río Orinoco fluye al norte del Amazonas. El Orinoco fluye en un arco gigante por más de 2.736 kilómetros (1.700 millas), originándose en las Tierras Altas de Guayana en el norte de Brasil y descargando en el Océano Atlántico en Venezuela. La cuenca del río Orinoco cubre un área de aproximadamente 948,000 kilómetros cuadrados (366,000 millas cuadradas) y abarca aproximadamente el 80 por ciento de Venezuela y el 25 por ciento de Colombia.

    Una vasta región de sabanas o pastizales, conocida como los Llanos, es el bioma principal de la cuenca del río Orinoco. Los Llanos se componen principalmente de pastos. Los pastos de pantano, juncos y racimos se encuentran en áreas bajas y húmedas. La hierba de alfombra se encuentra en las elevaciones más altas y secas.

    Como la mayoría de los biomas de pastizales, los Llanos son el hábitat perfecto para muchas especies de aves, incluidos el ibis escarlata, el pájaro campana y el pájaro umbrellab. Las especies importantes de río incluyen la piraña, la anguila eléctrica y el cocodrilo del Orinoco, que puede alcanzar una longitud de más de 6 metros (20 pies).

    La cuenca del río Paraguay / Paraná cubre casi 2.8 millones de kilómetros cuadrados (1.081.000 millas cuadradas), que es gran parte del sureste de Brasil y Bolivia, Paraguay y el norte de Argentina. El río Paran & aacute incluye las Cataratas del Iguazú, una enorme serie de cascadas que se extienden por 2,7 kilómetros (1,7 millas).

    Junto con el río Uruguay, el río Paraná desemboca en el estuario del Río de la Plata entre Argentina y Uruguay. El Río de la Plata es la región más poblada de ambos países. Las capitales de Buenos Aires, Argentina y Montevideo, Uruguay, se encuentran prácticamente enfrentadas al otro lado del estero.

    La cuenca del río Paraguay / Paraná abastece de agua al bioma de las llanuras, o pampas, de América del Sur. Las Pampas tienen un suelo rico y fértil y patrones de lluvia predecibles. Son las zonas de pastoreo y cultivo más importantes del continente.

    Llanuras costeras

    Una llanura costera es un área de tierra baja y plana junto a la costa. Las llanuras costeras de América del Sur se encuentran en la costa noreste de Brasil, en el Océano Atlántico y en la costa occidental del Pacífico de Perú y Chile. Las llanuras costeras del noreste de Brasil son extremadamente secas. Las tierras altas brasileñas actúan como una cuña que empuja los vientos marinos húmedos lejos de las llanuras costeras.

    Las llanuras costeras occidentales también son extremadamente secas. Están atrapados entre la corriente fría del Perú al oeste y la Cordillera de los Andes al este. La Corriente del Perú trae agua fría a la costa del Pacífico de Perú y Chile. Esta agua superficial fría da como resultado una inversión térmica: aire frío al nivel del mar y aire estable y más cálido más arriba. La inversión térmica produce una gruesa capa de nubes a bajas altitudes. Estas nubes bajas cubren gran parte de la costa del Pacífico de América del Sur. No permiten que se forme precipitación.

    El desierto de Atacama es parte de la llanura costera occidental. Atacama es considerada la región más seca del mundo. La precipitación promedio es de aproximadamente 1 milímetro (0.04 pulgadas) al año, y algunas partes de Atacama nunca han tenido lluvias en la historia registrada.

    Muy pocas plantas crecen en este desierto. Incluso las bacterias, insectos y hongos son escasos. Las especies animales más grandes también son raras e incluyen el zorro gris, un tipo de ciervo llamado huemul, y la vizcacha y mdash, el miembro más grande de la familia de las chinchillas. Las aves oceánicas, como pingüinos, cormoranes y pelícanos, se encuentran en la costa del desierto. Si bien Atacama carece de flora y fauna, es una rica fuente de cobre y una fuente principal de ingresos para la economía chilena.

    América del Sur es un continente de extremos. Es el hogar del río más grande del mundo (el Amazonas) y del lugar más seco del mundo (el desierto de Atacama).


    Crónicas nacionales y regionales

    A fines del siglo XX, Estados Unidos y Canadá habían dividido desde hacía mucho tiempo la soberanía sobre América del Norte entre ellos. El cristianismo fue la religión predominante en ambos países, y en ambos exhibió características que sugieren el ambiente político y cultural de América del Norte. Al mismo tiempo, cada país mostró marcadas diferencias con su vecino en las formas que asumió su cristianismo.

    Cristianismo canadiense

    Debido a su historia especial, los canadienses generalmente se consideraban a sí mismos como dos naciones & # x2014 grupos unidos por lazos de sangre, tradición e identidad étnica & # x2014 en un estado político. El equilibrio político de poder entre los canadienses franceses y los canadienses ingleses tenía una contraparte religiosa en la división más o menos igual entre los cristianos católicos y protestantes (aunque una gran proporción de católicos eran de habla inglesa y no franceses en absoluto). Los cristianos protestantes comprendían menos denominaciones que en los Estados Unidos, históricamente la mayoría pertenecía a las tres o cuatro iglesias más grandes. Por lo tanto, es justo decir que el cristianismo canadiense era más y menos plural que el cristianismo en los Estados Unidos.

    El cristianismo canadiense fue más plural porque la concentración de cristianos en menos grupos religiosos fomentó una mayor visibilidad y apalancamiento para las denominaciones con suficiente poder y estatus en la comunidad para contar. Pero el cristianismo canadiense también era menos plural que su homólogo estadounidense, por la razón obvia de que había menos grupos en números absolutos, pero también debido a un ecumenismo especialmente evidente en el cristianismo protestante. También era menos plural debido al sutil erastianismo que animaba a todas las denominaciones a mantener un orden cultural central. El cristianismo en Canadá tendió a ser un cristianismo "social", más conservador que en los Estados Unidos y menos rígido en su límite entre la iglesia y el estado.

    Con mentalidad misionera y voluntarias como las iglesias cristianas americanas, las denominaciones canadienses habían trabajado en una escala geográfica enorme, y por eso & # x2014 quizás más que y por delante de los políticos de su país & # x2014 pensaban en términos del continente norteamericano como un entero. Además, con la imponente fuerza del catolicismo romano ante ellos, se instó especialmente a los protestantes canadienses a cooperar. Así, en cierto sentido, proporcionaron la unidad pública que el estado no podía dar debido a sus divisiones entre inglés y francés. Mucho más que el cristianismo en los Estados Unidos, el cristianismo canadiense mantuvo sus vínculos con el pasado, favoreciendo la continuidad y la tradición sobre el cambio religioso y la novedad.

    Finalmente, los canadienses se contaban abrumadoramente a sí mismos como cristianos denominacionales, excediendo incluso la alta membresía de la iglesia estadounidense (casi el 70 por ciento de la gente) a fines del siglo XX. A principios del siglo XX, el 90 por ciento de los canadienses pertenecían a seis grandes grupos cristianos (incluido el mayor de los católicos romanos). En la década de 1960, con algunas sustituciones, la cifra era aún mayor y, a principios de la de 1970, más de las tres cuartas partes de la población eran miembros de la Iglesia Católica Romana, de la Iglesia Unida o de la Iglesia Anglicana.

    Cristianismo americano

    El espíritu puritano dejó su huella en la religión estadounidense, y el equilibrio numérico, político y cultural hizo que Estados Unidos fuera claramente protestante. Aunque la nación era mucho más plural que Canadá en el número de sus grupos cristianos (una estimación conservadora incluye más de doscientos), el protestantismo público significaba que, con una cooperación menos abierta entre la iglesia y el estado, el país podría convertirse de alguna manera en mucho más Cristiano, mucho menos secular, que su vecino del norte.

    Así, mientras el sistema canadiense se acomodaba al apoyo de las escuelas confesionales, en los Estados Unidos las escuelas públicas del siglo XIX enseñaban abiertamente el cristianismo protestante. De manera similar, incluso cuando el puritanismo se desvaneció en otras formas denominacionales, su espíritu siguió siendo el de transformar la vida pública y política. El destino manifiesto y el imperialismo político se convirtieron en la cosecha del pasado puritano.

    Explícitamente presente en el puritanismo, el milenialismo resurgió una y otra vez & # x2014 en las expectativas liberales de una nueva era, en las creencias sectarias de que el milenio ya había llegado o estaba a punto de romperse, en los anuncios fundamentalistas de las señales del rápido regreso de Cristo. A nivel nacional, también, el milenarismo político impregnaba la política exterior e interior, de modo que las guerras generalmente se leían como eventos de época que determinarían el futuro de la nación e incluso del mundo.

    Atado a este milenarismo cultural generalizado, el ultraísmo floreció en la historia social estadounidense. El ultraísmo fue evidente en las cruzadas moralistas & # x2014 que fueron más estridentes en los Estados Unidos que en Canadá & # x2014 sobre la antiesclavista, la templanza, los derechos civiles y otros temas sociales. Sin embargo, a pesar de toda la emoción de las masas, la retórica del individualismo religioso se volvió predominante en los Estados Unidos. Esta retórica iba de la mano de la ideología de la novedad y la misión evangélica y de la mano, también, de un ahistoricismo pronunciado y, en el sentimiento restauracionista, de la voluntad de saltarse largos siglos de historia cristiana. Vinculados a la búsqueda de la sencillez religiosa y, en ocasiones, al antiintelectualismo, los movimientos restauracionistas expresaron de forma institucional un espíritu generalizado en el cristianismo estadounidense.

    Ciertamente, ya a mediados del siglo XIX, el catolicismo romano era la denominación cristiana más grande en los Estados Unidos, y en 1983 incluía alrededor del 29 por ciento de la población. Pero, con una historia diferente y un tamaño menor, el catolicismo nunca logró el impacto en la cultura estadounidense que había sido su derecho de nacimiento en Canadá. Simultáneamente más y menos establecido que en Canadá, el cristianismo público siguió siendo el cristianismo protestante.

    Finalmente, este cristianismo público asumió explícitamente una forma política en lo que muchos estudiosos han llamado religión civil. Si bien la ideología de la Ilustración presente en la época de la Revolución Americana alentó una forma de nacionalismo religioso que no era específicamente cristiano, más tarde una alianza pública entre el evangelio y la bandera se convirtió en algo común. En las décadas de 1970 y 1980, una nueva derecha cristiana estaba trabajando para dar forma a los acontecimientos políticos. Los cristianos conservadores fueron probablemente los grupos cristianos de más rápido crecimiento en Canadá como en los Estados Unidos, pero nuevamente, debido a las diferentes historias de los dos países, no pudieron capturar el espacio público en Canadá de la misma manera que en los Estados Unidos. Por lo tanto, en la religión estadounidense, el protestantismo público, la religión civil y la religión cultural se convirtieron en aspectos del mismo centro.

    Cristianismo regional

    Al vivir juntos en un área, los pueblos cristianos pueden compartir una historia común, así como una religión común. Asimismo, en ocasiones desarrollan lazos que, en efecto, los constituyen como un nuevo "pueblo particular". Los grupos sectarios europeos que se establecieron en América del Norte ofrecieron casos sorprendentes del crecimiento de ese regionalismo religioso. Tanto los lugares rurales como los centros urbanos a menudo asumían el carácter de un grupo religioso y étnico. Mientras tanto, más difundidas en áreas más grandes, florecieron formas identificables de cristianismo regional. Esto fue claramente cierto en el catolicismo canadiense francés de la provincia de Quebec, pero también fue cierto, por ejemplo, en el cristianismo cherokee oriental del oeste de Carolina del Norte después de la expulsión de los indios de 1838.El patrón se podía notar claramente en el protestantismo fundamentalista del sur de los Apalaches, y estaba sorprendentemente presente en la religión negra ya que, en secciones del sur de Estados Unidos, se unía a sus formas de pensamiento africanas heredadas del cristianismo y la religión popular indígena.

    El paisaje más grande de América del Norte

    Sin embargo, al final, el cristianismo norteamericano debería verse desde una perspectiva continental. Con su voluntariado, activismo y moralismo, ha tenido un tono generalmente evangelístico. El llamado a la misión claramente le dio una identidad distinta: las cepas de piedad mística católica romana y, más aún, ortodoxa oriental nunca dejaron su huella en la cultura cristiana en su conjunto. En organización denominacional, la esencia del cristianismo norteamericano ha sido a la vez su pluralidad y su búsqueda de un pluralismo genuino, un estado de aceptación complacida de la situación plural. Al mismo tiempo, el cristianismo norteamericano modificó la pluralidad para reflejar las necesidades políticas y nacionales de unidad.

    Con la segunda mitad del siglo XX, la religión en América del Norte se enfrentó a la creciente secularización de la cultura. Aunque tanto en los Estados Unidos como en Canadá la membresía de la iglesia cristiana incluía la gran mayoría, también parecía que, a excepción del impulso político fundamentalista de la Nueva Derecha, el cristianismo tenía una conexión disminuida con la vida cotidiana. En cierto sentido, el ethos evangélico orientado a la misión parecía más un estilo o hábito que un transformador sustantivo del mundo. Por otro lado, el cristianismo norteamericano quizás se ha vuelto más modesto, castigado por una nueva conciencia del peligro del imperialismo cultural. A principios del siglo XXI, se ha vuelto hacia adentro para encontrar raíces espirituales en su herencia bíblica y hacia afuera para escuchar las palabras y los mensajes de otros no cristianos en el país y en el extranjero.


    Ahora lo sabes: ¿Por qué hay dos Dakotas?

    El Territorio de Dakota se formó en 1861 y mdash, incluyendo lo que ahora consideramos Dakota del Norte y Dakota del Sur, así como partes de Wyoming y Montana y mdashand asumió los límites de las dos Dakotas en 1868. Se esperaba que tales territorios eventualmente se unieran a los EE. UU. como estados después de cumplir con ciertos requisitos, como alcanzar una población de más de 60.000 y redactar una constitución estatal.

    Entonces, ¿por qué las dos mitades del territorio alcanzaron la condición de estado por separado?

    Steven Bucklin, profesor de historia en la Universidad de Dakota del Sur, señala las diferencias regionales en las rutas comerciales y el tamaño de la población como los dos factores principales. Esas diferencias, con la adición de algunas políticas de gobierno territorial, hicieron que las poblaciones sintieran cierto resentimiento entre sí. O, como dice Kimberly Porter, profesora de historia en la Universidad de Dakota del Norte, & # 8220 a la mitad sur no le gustó la mitad norte & # 8221.

    (Si bien nos vamos a centrar en por qué hay dos Dakotas, vale la pena señalar que no son los únicos estados que comparten un nombre, pero las Carolinas se separaron en la primera mitad del siglo XVIII y Virginia Occidental se separó de Virginia durante la guerra civil porque los delegados de la parte occidental del estado se opusieron a la secesión).

    En cuanto al tamaño de la población, las dos partes del territorio eran diferentes desde el principio. Siempre había más personas en la parte sur del territorio de Dakota, que creció de alrededor de 10,000 en 1870 a alrededor de 98,000 en 1880. Para ese momento, según el censo de EE. UU., Dakota del norte era el hogar de solo unas 37,000 personas. Eso significaba que el sur de Dakota tenía la población necesaria para unirse como estado, por sí solo, años antes de que lo hiciera la parte norte del estado.

    Quizás no por casualidad, también había una pequeña diferencia de personalidad entre las dos regiones: el sur pensaba que el norte era un poco de mala reputación, dice Porter, & # 8220 demasiado controlado por la gente salvaje, ganaderos, comerciantes de pieles & # 8221 y demasiado. frecuentemente el lugar de conflicto con la población indígena.

    Mientras tanto, un año después de la formación del territorio de Dakota, se aprobó la Ley de Homestead. Esta nueva ley alentó los asentamientos en Occidente, al igual que los ferrocarriles que conectaban a los nuevos agricultores con los mercados para sus cultivos. Pero las rutas comerciales respaldadas por estos ferrocarriles conectaban Dakota del Norte y del Sur con diferentes centros comerciales, dice Bucklin. La parte norte del territorio de Dakota se vinculó más estrechamente a Minneapolis-St. Paul, vía Fargo y Bismarck. En contraste, los condados del sur a lo largo de los ríos Missouri y Big Sioux estaban más estrechamente vinculados por el comercio a Sioux City, y de allí a Omaha o hasta Chicago. Estos lazos económicos divergentes dejaron a los residentes de diferentes partes del territorio menos conectados entre sí.

    En términos de política, la forma en que se estableció el sistema territorial, los legisladores fueron nombrados por el gobierno federal en Washington, D.C., y tendieron a permanecer en la región solo mientras cumplían sus mandatos. La población más grande de la región sur comenzó a resentirse con esos & # 8220carpetbaggers & # 8221 Bucklin, pero los norteños tendían a enfatizar que era más barato ser un territorio, con los federales financiando una amplia gama de funciones estatales. No ayudó que los legisladores estatales fueran a veces notoriamente corruptos, como Nehemiah Ordway, quien trasladó la capital en 1883. Básicamente, ayudó a robar la capital territorial del estado de Yankton, ahora en Dakota del Sur, a Bismarck, ahora en Dakota del Norte & # 8221. dice Porter. El acaparamiento de capitales, que alejó aún más a la capital de la mayoría de la población, solo alimentó más resentimiento en el sur.

    En ese momento, los habitantes de Dakota del Sur tenían la población necesaria para convertirse en un estado y rápidamente se movieron para convertirse en un estado independiente. Sin embargo, muchos intentos de formar un estado independiente fracasaron, dice Porter, ya que la respuesta federal fue & # 8220 o hacerlo como un estado muy grande, Dakota, o esperar hasta tener suficientes personas en ambos lados para ser dos estados separados & #. 8221

    Esa segunda opción se desarrollaría antes de que terminara la década. Pero, ¿por qué ambos eligieron mantener el nombre & # 8220Dakota & # 8221?

    Dakota del Sur quería ser llamado simplemente & # 8220Dakota & # 8221 Porter dice, y & # 8220 entonces la mitad norte se convertiría en el territorio de Pembina, que es una comunidad justo en la frontera canadiense, o pensaron que podríamos llamarnos el territorio. y, en última instancia, el estado de Lincoln, como en el presidente. & # 8221 & # 8221 & mda Porter dice que Dakota ya se había convertido en una especie de marca registrada & mdasha fuente de productos de calidad, & # 8220 como las pasas de California o el jugo de naranja de Florida & # 8221 & mdas y ninguna de las partes quería renunciar a ello.

    El 2 de noviembre de 1889, el presidente Benjamin Harrison firmó los documentos para admitir a Dakota del Norte y del Sur como dos estados separados, junto con Montana y Washington. Aunque Dakota del Norte generalmente se considera el estado número 39 de Dakota del Sur y el estado 40 de Dakota del Sur, en realidad no está claro cuál fue admitido primero, dice Bucklin: & # 8220 aparentemente, el presidente Harrison barajó primero la documentación & # 8221 y firmó los documentos a ciegas.


    América del Norte: Recursos

    Entrada enciclopédica. América del Norte se beneficia enormemente de sus suelos fértiles, abundantes depósitos de agua dulce, petróleo y minerales, y bosques.

    Ciencias de la Tierra, Geología, Ingeniería, Geografía, Geografía humana, Geografía física

    América del Norte, el tercer continente más grande, se extiende desde las diminutas islas Aleutianas en el noroeste hasta el istmo de Panamá en el sur.

    La geografía física, el medio ambiente y los recursos de América del Norte y la geografía humana se pueden considerar por separado.

    América del Norte se beneficia enormemente de sus suelos fértiles, abundantes depósitos de agua dulce, petróleo y minerales, y bosques. Con una sólida economía nacional y de exportación centrada en esta abundante variedad de recursos naturales, América del Norte se ha convertido en una de las regiones más desarrolladas del mundo.

    Agricultura

    Desde el Ártico helado hasta las selvas tropicales de América Central, América del Norte disfruta de más variaciones climáticas que cualquier otro continente. Casi todos los tipos de ecosistemas están representados en algún lugar del continente, desde los arrecifes de coral en el Caribe hasta la capa de hielo de Groenlandia. Estas diferencias contribuyen a la variedad de industrias agrícolas de América del Norte, que a menudo se dividen por zona climática: zona tropical, zona subtropical, zona templada fría y zona seca.

    En las zonas tropicales de América del Norte, los agricultores cosechan naranjas, caña de azúcar, café, cacao y bananas. Estos cultivos crecen en llanuras costeras y laderas de montañas húmedas. El algodón y el cáñamo se cultivan en la zona climática intermedia más cálida y seca. Estos cultivos son exportaciones importantes para los países centroamericanos.

    Las frutas, verduras, algodón y tabaco predominan en las zonas cálidas subtropicales del norte de México y Estados Unidos. Las áreas agrícolas importantes en esta zona incluyen el Valle del Río Grande (frutas cítricas) en el estado estadounidense de Texas y México, el Valle Central de California (frutas y verduras), la Llanura Costera del Golfo (verduras) y los valles arenosos de los Apalaches (algodón y tabaco). Estas áreas se benefician de abundantes lluvias y corrientes de aire cálido.

    La agricultura en las zonas tropicales y subtropicales de América del Norte está amenazada por el monocultivo. El monocultivo es la práctica de cultivar un cultivo en un área durante un largo período de tiempo. El monocultivo es una forma de cultivo arriesgada por dos razones. Primero, el suelo puede perder sus nutrientes. El nitrógeno y los fosfatos en el suelo no tienen tiempo para acumularse si no se permite que el campo esté en barbecho o en reposo. La plantación de otros cultivos menos intensivos también puede ayudar al suelo a recuperar sus nutrientes naturales. La segunda razón por la que el monocultivo pone en riesgo los cultivos es la posibilidad de enfermedades. Una enfermedad que afecte a una sola especie de planta podría devastar todo un cultivo y el sustento de la comunidad. Plantar una variedad de cultivos minimiza el riesgo de enfermedades.

    Los agricultores y las agroindustrias combaten las amenazas del monocultivo con el uso de fertilizantes y pesticidas. Los fertilizantes reponen nutrientes como fosfatos y nitratos al suelo. Los plaguicidas se dirigen a enfermedades provocadas por plagas de una sola planta. Sin embargo, el uso extensivo de fertilizantes y pesticidas puede tener un impacto nocivo en el medio ambiente. La escorrentía de los campos agrícolas puede contaminar ríos, lagos y el océano.

    Las zonas templadas frías de los continentes son ideales para frutas resistentes, como manzanas y melocotones. Las áreas agrícolas importantes en este clima incluyen la región de Finger Lakes de Nueva York en los EE. UU., La Península del Niágara en la provincia canadiense de Ontario, la cuenca del río Columbia en el estado estadounidense de Washington y la provincia canadiense de Columbia Británica y los valles de los Apalaches. Estas áreas se benefician de un drenaje excelente y de heladas establecidas y predecibles.

    El cinturón lechero, el cinturón del maíz y el cinturón del trigo son tres áreas agrícolas en las zonas templadas frías de los continentes.

    Los animales lecheros, incluidas las vacas, cabras y ovejas, se alimentan del heno y de los granos pequeños resistentes que prosperan en Nueva Inglaterra y Great Lakes-St. Región de Lawrence a lo largo de la costa atlántica. Este es el cinturón lechero.

    El Corn Belt, ubicado entre el río Ohio y la parte baja del río Missouri, recibe abundante agua y un fuerte sol de verano, ideal para el maíz y la soja.

    Al oeste del Corn Belt, el Wheat Belt se extiende desde el estado estadounidense de Kansas hasta las provincias de las praderas canadienses de Alberta, Saskatchewan y Manitoba. Esta vasta área de las Grandes Llanuras permite cultivar trigo tanto en invierno como en primavera.

    Las zonas secas, comunes en el suroeste de los EE. UU. Y el norte de México, son ideales para la cría de ganado. Los ranchos con miles de ganado son comunes en esta región. Tradicionalmente, el ganado se alimentaba de forrajes cultivados localmente, como pastos de pradera. Sin embargo, el riego para el cultivo de frutas y algodón ha agotado los suministros de agua en la región. Los pastos nativos no pueden alimentar las enormes manadas de ganado que mantienen los ganaderos. Es menos probable que el ganado vacuno, ovino, porcino y otros animales pastan que comer piensos a base de maíz. De hecho, la mayor parte del maíz cultivado en el cinturón del maíz es maíz de alimentación utilizado para la alimentación del ganado.

    La silvicultura es una actividad económica importante para gran parte de América del Norte. En los Estados Unidos, la industria maderera es fuerte en el noroeste del Pacífico, los estados del Golfo y las llanuras costeras del Atlántico sur. En Canadá, la silvicultura es una industria importante en las provincias de Quebec, Ontario y Columbia Británica.

    La silvicultura es el manejo, cultivo y recolección de árboles y otra vegetación en los bosques. En el noroeste del Pacífico, por ejemplo, las empresas madereras cosechan cedros, abetos y abetos. La madera de estos árboles se exporta a todo el mundo para la construcción. Algunas de las fábricas de papel más grandes del continente se encuentran en estos bosques lluviosos templados. Además de papel, las fábricas de papel producen cartón y tableros de fibra.

    La explotación excesiva de madera es motivo de preocupación en toda América del Norte. La reducción de las tierras boscosas reduce la biodiversidad y amenaza la longevidad de la industria maderera. La industria maderera y los gobiernos locales deben trabajar juntos para desarrollar planes sostenibles para la extracción de madera.

    El gobierno mexicano, por ejemplo, creó la campaña ProArbol (pro-árbol) con los objetivos de conservar y restaurar los bosques. La campaña se compromete a plantar más de 250 millones de árboles en las zonas urbanas y rurales de México. ProArbol también trabaja para asegurar que los bosques mexicanos influyan positivamente en la biodiversidad y la salud humana.

    Las actividades extractivas, como la minería y la perforación, dominan la economía de América del Norte. La minería proporciona miles de millones de dólares y millones de puestos de trabajo en todo el continente. América del Norte es un productor líder de carbón, que se utiliza en la producción de energía, bauxita, que se utiliza para crear aluminio, hierro y cobre, ambos utilizados en la construcción y níquel, que se utiliza para crear acero, que las empresas norteamericanas exportan a todo el mundo. Las minas de oro y plata operan en la parte occidental del continente. Los visitantes del Parque Estatal Crater of Diamonds, una mina en el estado estadounidense de Arkansas, pueden buscar sus propios diamantes.

    Las actividades extractivas han sido una parte importante de las economías de América del Norte durante cientos de años. Por ejemplo, la minería de oro ayudó a impulsar el desarrollo en los estados de California y Alaska en los EE. UU. En el siglo XIX.

    El carbón sigue siendo una industria principal para los EE. UU. Y, a menudo, está vinculado con estados cercanos a los Apalaches. El carbón es un tipo de roca sedimentaria que se encuentra en las profundidades del subsuelo, formada a partir de restos de plantas antiguas. Cuando se quema, el carbón es una excelente fuente de energía y se utiliza principalmente como combustible para centrales eléctricas generadoras de electricidad. El carbón se puede extraer bajo tierra o en grandes pozos abiertos.

    La minería es una industria peligrosa. El carbón es combustible, lo que significa que se incendia y explota fácilmente. El polvo de carbón es tóxico cuando se respira durante largos períodos de tiempo. Las minas son vulnerables al colapso. Los accidentes mineros han llevado a empresas y gobiernos a aplicar normativas que garanticen una mayor seguridad para los mineros. En 2006, por ejemplo, explotó una mina de carbón en Sago, West Virginia. Trece mineros quedaron atrapados a cientos de metros bajo tierra. Solo un minero sobrevivió. El llamado desastre de la mina Sago provocó pedidos de que se empleara una mayor tecnología de comunicación y seguridad en los sitios mineros en toda América del Norte.

    La minería del carbón también puede tener un impacto negativo en el medio ambiente. La minería de remoción de cumbres (MTR) ha eliminado ecosistemas montañosos enteros en los Apalaches. Este tipo de minería también hace que los productos de desecho del carbón se almacenen cerca de terrenos públicos. El almacenamiento inadecuado de estos productos de desecho ha dañado los ecosistemas y ha amenazado la salud humana. En 2008, un derrame masivo resultó en la liberación de 1.100 millones de galones de lechada de carbón cerca de Kingston, Tennessee. El derrame dañó viviendas y entró en los ríos Emory y Clinch, matando grandes poblaciones de peces y amenazando el suministro de agua.

    América del Norte alberga vastos depósitos de petróleo y gas natural, que se perforan para obtener energía y combustible. La extracción de petróleo y gas son elementos clave de la economía de América del Norte. Estados Unidos, Canadá y México se encuentran entre los principales productores de petróleo del mundo.

    Las arenas bituminosas de Athabasca, en la provincia canadiense de Alberta, son el depósito de crudo pesado más grande del mundo. Más de 20 proyectos de extracción nacionales e internacionales se establecen en las arenas bituminosas de Athabasca. La extracción y procesamiento de petróleo crudo, sin embargo, destruye las áreas de bosques boreales y desvía un increíble volumen de agua de los ríos locales. El crudo pesado de las arenas bituminosas también emite un 20 por ciento más de dióxido de carbono que las emisiones del crudo ligero.

    La extracción de petróleo y gas es la industria dominante en las regiones del Golfo y el Ártico de América del Norte. México lidera a otros países de América del Norte como uno de los principales exportadores de petróleo del mundo, en gran parte debido a sus reservas en el Golfo y sus alrededores. (Aunque tanto Estados Unidos como Canadá producen más petróleo que México, también consumen mucho más. Ambos países son en su mayoría importadores, no exportadores, de petróleo y gas natural).

    El petróleo y el gas natural, como el carbón, son recursos no renovables. La demanda mundial de combustibles fósiles ha provocado que las corporaciones multinacionales realicen perforaciones en regiones remotas y peligrosas. Los científicos e ingenieros han desarrollado una tecnología más compleja para buscar depósitos. Las compañías petroleras se ven obligadas a perforar más profundo y en áreas más remotas para extraer estos recursos. Se desconoce el impacto de estas actividades extractivas.

    sin embargo, el Horizonte de aguas profundas El derrame de petróleo de abril de 2010 ha puesto en tela de juicio la seguridad y sostenibilidad de las industrias extractivas de alta tecnología. Horizonte de aguas profundas era una plataforma petrolera costa afuera en el Golfo de México, capaz de perforar a profundidades de 9.100 metros (30.000 pies). La plataforma explotó, mató a 11 trabajadores y provocó un derrame de petróleo masivo que tardó meses en controlarse. El impacto en el medio ambiente se sintió en los EE. UU. Desde Texas hasta Florida.

    El entorno construido

    El alto nivel de desarrollo económico de América del Norte ha promovido la construcción de megaciudades, maravillas de la ingeniería e infraestructura avanzada.

    Una megaciudad generalmente se define como un área urbana con al menos 10 millones de personas. Ciudad de México, México Nueva York, Nueva York y Los Ángeles, California, son megaciudades de América del Norte.

    Con 21,2 millones de habitantes, la Ciudad de México es el área metropolitana más grande de América. El crecimiento industrial provocó un auge demográfico durante el último medio siglo, aumentando la población de la zona de 3 millones de personas en 1950 a las cifras actuales. Como ocurre con muchas megaciudades, la Ciudad de México está experimentando un crecimiento más lento que en el pasado. La economía ha pasado de la industria manufacturera a la industria de servicios, que incluye turismo, educación, banca y ventas. Más personas se están mudando de la ciudad misma a los suburbios.

    La Ciudad de México está construida sobre una serie de islas pantanosas en un valle rodeado de volcanes. A medida que la población crecía, la delicada geología de las áreas generó problemas de inundaciones, escorrentías, gestión de aguas residuales, contaminación y terremotos.

    Los Ángeles, California, es una de las ciudades de más rápido crecimiento en el continente. L.A. es la segunda ciudad más grande de los Estados Unidos, con 3,83 millones de habitantes en 2008, toda el área metropolitana tiene más de 15 millones de habitantes.La ciudad es conocida como la Capital Mundial del Entretenimiento, con muchos estudios de producción de películas, televisión y música establecidos allí. Los Ángeles también se considera una ciudad mayoritaria y minoritaria, ya que su composición racial es menos del 50 por ciento de blancos. Según las cifras del censo de EE. UU., Los angelinos de origen latino representan el 48,4 por ciento de la población.

    Toronto, Ontario, Canadá, también se considera una de las ciudades con mayor diversidad étnica del mundo. Más del 50 por ciento de su población nació fuera de Canadá. La comunidad diversa de la ciudad, las bajas tasas de criminalidad, el medio ambiente limpio y el alto nivel de vida la convierten en una de las ciudades más habitables del mundo.

    Las maravillas de la ingeniería han definido a América del Norte durante el último siglo. El Canal de Panamá, terminado en 1914, es una de las vías fluviales más importantes del mundo. Su longitud de 80 kilómetros (50 millas) conecta los océanos Atlántico y Pacífico a través del istmo de Panamá, lo que hace que los viajes en barco sean dramáticamente más cortos. Los barcos que viajan desde la costa oeste a la costa este de los Estados Unidos, por ejemplo, reducen su viaje en 8.000 millas náuticas porque no están obligados a rodear el Cabo de Hornos en el extremo sur de América del Sur.

    La presa Hoover, terminada en 1936, es otro de los hitos de ingeniería de América del Norte. Ubicada en el río Colorado en la frontera entre los estados estadounidenses de Arizona y Nevada, la presa Hoover crea el lago Mead, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo. La presa se utiliza para control de inundaciones, energía eléctrica, riego y suministro de agua.

    Si bien ha contribuido en gran medida al desarrollo del sudoeste de los EE. UU., La presa Hoover también ha tenido un impacto negativo en el río Colorado, sus afluentes y los ecosistemas circundantes. La construcción de la presa eliminó básicamente el ecosistema del Delta del Colorado, ya que casi nada de agua llega a la desembocadura del río. A las comunidades del estado mexicano de Baja California también se les impide utilizar los suministros de agua de los ríos.

    Las ciudades y el desarrollo económico han impulsado a los ingenieros y arquitectos norteamericanos a construir algunos de los edificios más sorprendentes del mundo. Terminada en 1976, Torontos CN Tower es la estructura independiente más alta del hemisferio occidental, con 553 metros (1.815 pies). Todas las principales estaciones de radio canadienses, así como los proveedores de servicios inalámbricos, utilizan la Torre CN para la transmisión.

    La infraestructura avanzada de América del Norte ha permitido que las poblaciones, los servicios y las industrias prosperen en todo el continente. Con la primera línea de metro abierta en 1904, el sistema de metro de la ciudad de Nueva York es uno de los sistemas de transporte público más antiguos y extensos del mundo. Ahora tiene más de 450 estaciones, más de 354 kilómetros (220 millas) de vías y entregó más de 1.575 millones de viajes en 2009.

    Otros sistemas de infraestructura transportan mercancías. La petrolera estatal de México, Pemex, transporta petróleo crudo y gas natural a través de más de 453 ductos que abarcan 4,667 kilómetros (2,900 millas). Pemex es una de las empresas más grandes del mundo.

    América del Norte se beneficia enormemente de sus suelos fértiles, abundantes depósitos de agua dulce, petróleo y minerales, y bosques.

    Mapa de la National Geographic Society

    La mayor parte de la electricidad renovable producida
    Belice (96,7% de energía hidroeléctrica, biomasa)

    Densidad de población
    57 personas por kilómetro cuadrado

    Cuenca hidrográfica más grande
    Río Mississippi (3 millones de kilómetros cuadrados / 1,15 millones de millas cuadradas)

    Elevación más alta
    Denali, Alaska, Estados Unidos (6.190 metros / 20.310 pies)

    Área urbana más grande
    Ciudad de Nueva York, Estados Unidos (23,7 millones de personas)


    Continente

    Un continente es una de las siete principales divisiones de tierra de la Tierra. Los continentes son, de mayor a menor: Asia, África, América del Norte, América del Sur, Antártida, Europa y Australia.

    Ciencias de la Tierra, Geología, Geografía, Geografía física

    Aquí se enumeran los logotipos de los programas o socios de NG Education que han proporcionado o contribuido con el contenido de esta página. Nivelado por

    Un continente es una de las siete principales divisiones de tierra de la Tierra. Los continentes son, de mayor a menor: Asia, África, América del Norte, América del Sur, Antártida, Europa y Australia.

    Cuando los geógrafos identifican un continente, suelen incluir todas las islas asociadas a él. Japón, por ejemplo, es parte del continente asiático. Groenlandia y todas las islas del mar Caribe generalmente se consideran parte de América del Norte.

    Juntos, los continentes suman aproximadamente 148 millones de kilómetros cuadrados (57 millones de millas cuadradas) de tierra. Los continentes constituyen la mayor parte de & mdash pero no toda & mdashof la superficie terrestre y rsquos. Una porción muy pequeña de la superficie terrestre total está formada por islas que no se consideran partes físicas de los continentes. El océano cubre casi las tres cuartas partes de la Tierra. El área del océano es más del doble del área de todos los continentes combinados. Todos los continentes bordean al menos un océano. Asia, el continente más grande, tiene la serie de costas más larga.

    Las costas, sin embargo, no indican los límites reales de los continentes. Los continentes están definidos por sus plataformas continentales. Una plataforma continental es un área de suave pendiente que se extiende hacia afuera desde la playa hasta el océano. Una plataforma continental es parte del océano, pero también parte del continente.

    Para los geógrafos, los continentes también son culturalmente distintos. Los continentes de Europa y Asia, por ejemplo, son en realidad parte de una única y enorme porción de tierra llamada Eurasia. Pero lingüística y étnicamente, las áreas de Asia y Europa son distintas. Debido a esto, la mayoría de los geógrafos dividen Eurasia en Europa y Asia. Una línea imaginaria, que va desde el norte de los Montes Urales en Rusia hacia el sur hasta los mares Caspio y Negro, separa Europa, al oeste, de Asia, al este.

    Construyendo los continentes

    La Tierra se formó hace 4.600 millones de años a partir de una gran nube arremolinada de polvo y gas. El continuo aplastamiento de los desechos espaciales y la fuerza de la gravedad hicieron que el interior de la Tierra se calentara. A medida que aumentaba el calor, algunos de los materiales rocosos de la Tierra se derritieron y subieron a la superficie, donde se enfriaron y formaron una corteza. El material más pesado se hundió hacia la Tierra y el centro de rsquos. Finalmente, la tierra llegó a tener tres capas principales: el núcleo, el manto y la corteza.

    La corteza y la parte superior del manto forman una capa rígida alrededor de la tierra que se divide en grandes secciones llamadas placas tectónicas. El calor del interior de la tierra hace que las placas se deslicen sobre el manto fundido. Hoy en día, las placas tectónicas continúan deslizándose lentamente por la superficie, tal como lo han estado haciendo durante cientos de millones de años. Los geólogos creen que la interacción de las placas, un proceso llamado tectónica de placas, contribuyó a la creación de continentes.

    Los estudios de rocas encontradas en áreas antiguas de América del Norte han revelado que las piezas más antiguas conocidas de los continentes comenzaron a formarse hace casi cuatro mil millones de años, poco después de que se formara la Tierra. En ese momento, un océano primitivo cubría la Tierra. Solo una pequeña fracción de la corteza estaba compuesta de material continental. Los científicos teorizan que este material se acumuló a lo largo de los límites de las placas tectónicas durante un proceso llamado subducción. Durante la subducción, las placas chocan y el borde de una placa se desliza por debajo del borde de otra.

    Cuando la corteza oceánica pesada subdujo hacia el manto, se derritió en el manto y rsquos calor intenso. Una vez derretida, la roca se volvió más liviana. Llamado magma, se elevó a través de la placa superpuesta y estalló como lava. Cuando la lava se enfrió, se endureció y se convirtió en roca ígnea.

    Poco a poco, la roca ígnea se fue formando en pequeñas islas volcánicas sobre la superficie del océano. Con el tiempo, estas islas se hicieron más grandes, en parte como resultado de más flujos de lava y en parte por la acumulación de material raspado de las placas descendentes. Cuando las placas que transportaban islas se subducían, las islas mismas no descendían al manto. Su material se fusionó con el de las islas de la placa vecina. Esto hizo que las masas de tierra fueran aún más grandes y se convirtieran en los primeros continentes.

    La construcción de islas volcánicas y material continental a través de la tectónica de placas es un proceso que continúa en la actualidad. La corteza continental es mucho más ligera que la corteza oceánica. En las zonas de subducción, donde las placas tectónicas interactúan entre sí, la corteza oceánica siempre se subduce debajo de la corteza continental. La corteza oceánica se recicla constantemente en el manto. Por esta razón, la corteza continental es mucho, mucho más antigua que la corteza oceánica.

    Continentes errantes

    Si pudieras visitar la Tierra como era hace millones de años, se vería muy diferente. Los continentes no siempre han estado donde están hoy. Hace unos 480 millones de años, la mayoría de los continentes eran trozos de tierra esparcidos a lo largo o al sur del ecuador. Millones de años de actividad tectónica continua cambiaron sus posiciones, y hace 240 millones de años, casi toda la tierra del mundo y los rsquos estaba unida en un solo y enorme continente. Los geólogos llaman a este supercontinente Pangea, que significa "todas las tierras" en griego.

    Hace unos 200 millones de años, las fuerzas que ayudaron a formar Pangea hicieron que el supercontinente comenzara a romperse. Los pedazos de Pangea que empezaron a separarse fueron los inicios de los continentes que conocemos hoy.

    Una masa de tierra gigante que se convertiría en Europa, Asia y América del Norte separada de otra masa que se dividiría en otros continentes. Con el tiempo, la Antártida y Australia, aún unidas, se separaron y se dirigieron hacia el sur. El pequeño pedazo de tierra que se convertiría en la península de la India se separó y durante millones de años se trasladó al norte como una gran isla. Eventualmente chocó con Asia. Gradualmente, las diferentes masas de tierra se trasladaron a sus ubicaciones actuales.

    Las posiciones de los continentes siempre están cambiando. América del Norte y Europa se están alejando entre sí a un ritmo de unos 2,5 centímetros (una pulgada) por año. Si pudieras visitar el planeta en el futuro, es posible que descubras que parte del estado de California en los Estados Unidos se ha separado de América del Norte y se ha convertido en una isla. África podría haberse dividido en dos a lo largo del Gran Valle del Rift. Incluso es posible que algún día se forme otro supercontinente.

    Características continentales

    La superficie de los continentes ha cambiado muchas veces debido a la formación de montañas, la meteorización, la erosión y la acumulación de sedimentos. El movimiento lento y continuo de las placas tectónicas también cambia las características de la superficie.

    Las rocas que forman los continentes han sido moldeadas y remodeladas muchas veces. Grandes cadenas montañosas se han levantado y luego se han desgastado. Las aguas del océano han inundado grandes áreas y luego se han secado gradualmente. Grandes capas de hielo han ido y venido, esculpiendo el paisaje en el proceso.

    Hoy en día, todos los continentes tienen grandes cadenas montañosas, vastas llanuras, extensas mesetas y complejos sistemas fluviales. La elevación promedio de las masas terrestres y rsquos sobre el nivel del mar es de aproximadamente 838 metros (2750 pies).

    Aunque cada uno es único, todos los continentes comparten dos características básicas: regiones antiguas, geológicamente estables, y regiones más jóvenes, algo más activas. En las regiones más jóvenes, el proceso de construcción de montañas ha ocurrido recientemente y a menudo continúa sucediendo.

    El poder para la construcción de montañas, u orogenia, proviene de la tectónica de placas. Una de las formas en que se forman las montañas es a través de la colisión de dos placas tectónicas. El impacto crea arrugas en la corteza, al igual que una alfombra se arruga cuando empuja contra un extremo. Tal colisión creó Asia y los Himalayas rsquos hace varios millones de años. El plato que transportaba a la India empujó lenta y con fuerza la masa continental de la India hacia Asia, que estaba montando sobre otro plato. La colisión continúa hoy, lo que hace que el Himalaya crezca más cada año.

    Las montañas recién formadas, llamadas cordilleras costeras, se elevan cerca de las costas occidentales de América del Norte y América del Sur. En el interior de los continentes se encuentran cadenas montañosas más antiguas y estables. Los Apalaches de América del Norte y los Urales, en la frontera entre Europa y Asia, son cadenas montañosas más antiguas que no son geológicamente activas.

    Incluso más antiguas que estas antiguas cadenas montañosas erosionadas son áreas más planas y estables de los continentes llamadas cratones. Un cratón es un área de corteza antigua que se formó durante la historia temprana de la Tierra y los rsquos. Cada continente tiene un cratón. Los microcontinentes, como Nueva Zelanda, carecen de cratones.

    Los cratones tienen dos formas: escudos y plataformas. Los escudos son rocas desnudas que pueden ser las raíces o núcleos de antiguas cadenas montañosas que se han erosionado por completo. Las plataformas son cratones con sedimentos y rocas sedimentarias encima.

    El Escudo Canadiense constituye aproximadamente una cuarta parte de América del Norte. Durante cientos de miles de años, capas de hielo de hasta 3,2 kilómetros (dos millas) de espesor cubrieron el Escudo Canadiense. El hielo en movimiento desgastó el material sobre las capas de rocas antiguas, exponiendo algunas de las formaciones más antiguas de la Tierra. Cuando te paras en la parte más antigua del Escudo Canadiense, te paras directamente sobre rocas que se formaron hace más de 3.500 millones de años.

    Norteamérica

    América del Norte, el tercer continente más grande, se extiende desde las diminutas islas Aleutianas en el noroeste hasta el istmo de Panamá en el sur. El continente incluye la enorme isla de Groenlandia en el noreste. En el extremo norte, el continente se extiende por la mitad del mundo, desde Groenlandia hasta las Aleutianas. Pero en la parte más estrecha de Panamá y rsquos, el continente tiene solo 50 kilómetros (31 millas) de ancho.

    Montañas jóvenes y mdash, incluidas las Montañas Rocosas, América del Norte y la cadena más grande de rsquos y mdashrise en el oeste. Algunas de las montañas más jóvenes de la Tierra y rsquos se encuentran en la Cordillera de las Cascadas de los estados de Washington, Oregon y California en los EE. UU. Algunos picos allí comenzaron a formarse hace sólo un millón de años y mdasha guiña un ojo en la Tierra y rsquos larga historia. Las cadenas montañosas más antiguas de América del Norte y rsquos se elevan cerca de la costa este de los Estados Unidos y Canadá.

    Entre los sistemas montañosos se encuentran amplias llanuras que contienen un suelo rico y profundo. Gran parte del suelo se formó a partir de material depositado durante el período glacial más reciente. Esta Edad de Hielo alcanzó su punto máximo hace unos 18.000 años. A medida que los glaciares se retiraron, corrientes de hielo derretido dejaron caer sedimentos sobre la tierra, formando capas de suelo fértil en la región de las llanuras. Los cereales cultivados en esta región, denominada & ldquobreadbasket of North America & rdquo, alimentan a una gran parte del mundo.

    América del Norte contiene una variedad de maravillas naturales. Dentro de sus límites se pueden encontrar accidentes geográficos y todo tipo de vegetación. América del Norte tiene cañones profundos, como las Barrancas del Cobre en el estado mexicano de Chihuahua. El Parque Nacional de Yellowstone, en el estado estadounidense de Wyoming, tiene algunos de los géiseres más activos del mundo y de los rsquos. Canadá y rsquos Bay of Fundy tiene la mayor variación de niveles de marea del mundo. Los Grandes Lagos forman el área de agua dulce más grande del planeta. En California, las secuoyas gigantes, los árboles más grandes del mundo, crecen más de 76 metros (250 pies) de altura y casi 31 metros (100 pies) alrededor.

    Groenlandia, frente a la costa este de Canadá, es la isla más grande del mundo y de Rusia. A pesar de su nombre, Groenlandia está principalmente cubierta de hielo. Su hielo es un remanente de las grandes capas de hielo que una vez cubrieron gran parte del continente norteamericano. Groenlandia es el único lugar además de la Antártida que todavía tiene una capa de hielo.

    Desde el Ártico helado hasta las selvas tropicales de América Central, América del Norte disfruta de más variaciones climáticas que cualquier otro continente. Casi todos los tipos de ecosistemas están representados en algún lugar del continente, desde los arrecifes de coral en el Caribe hasta la capa de hielo de Groenlandia y los rsquos y las Grandes Llanuras en los EE. UU. Y Canadá.

    Hoy, América del Norte es el hogar de los ciudadanos de Canadá, Estados Unidos, Groenlandia, México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y los países y territorios insulares que salpican el Mar Caribe y el oeste. Atlántico Norte.

    La mayor parte de América del Norte se encuentra en la Placa de América del Norte. Partes de la provincia canadiense de Columbia Británica y los estados estadounidenses de Washington, Oregón y California se asientan en la pequeña placa Juan de Fuca. Partes de California y el estado mexicano de Baja California se encuentran en la enorme Placa del Pacífico. Partes de Baja California y los estados mexicanos de Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Jalisco se encuentran en la Placa de Cocos. La Placa del Caribe transporta la mayoría de las pequeñas islas del Mar Caribe (al sur de la isla de Cuba) así como América Central desde Honduras hasta Panamá. Las islas hawaianas, en medio del Océano Pacífico en la Placa del Pacífico, generalmente se consideran parte de América del Norte.

    Sudamerica

    América del Sur está conectada con América del Norte por el estrecho istmo de Panamá. Estos dos continentes no siempre estuvieron conectados, se unieron hace solo tres millones de años. América del Sur es el cuarto continente más grande y se extiende desde las soleadas playas del Mar Caribe hasta las gélidas aguas cercanas al Círculo Antártico.

    Las islas más australes de América del Sur y rsquos, llamadas Tierra del Fuego, están a menos de 1.120 kilómetros (700 millas) de la Antártida. Estas islas incluso albergan algunas aves antárticas, como pingüinos, albatros y charranes. Los primeros exploradores españoles que visitaron las islas por primera vez vieron pequeños incendios salpicando la tierra. Estos fuegos, provocados por indígenas, parecían flotar en el agua, que es probablemente la razón por la que las islas obtuvieron su nombre & mdashTierra del Fuego significa "Tierra de Fuego".

    Los Andes, la cordillera terrestre más larga de la Tierra y rsquos, se extienden a lo largo de toda América del Sur. Muchos volcanes activos salpican la cordillera. Estas áreas volcánicas son alimentadas por el calor generado cuando una gran placa oceánica, llamada Placa de Nazca, muele debajo de la placa que lleva a América del Sur.

    El área centro-sur de América del Sur tiene pampas o llanuras. Estas ricas áreas son ideales para la agricultura. El cultivo de trigo es una industria importante en la pampa. También se crían animales de pastoreo, como ganado vacuno y ovino, en la región pampeana.

    En el norte de América del Sur, el río Amazonas y sus afluentes fluyen a través de la selva tropical más grande del mundo y rsquos. En volumen, el Amazonas es el río más grande del mundo. De él fluye más agua que de los siguientes seis ríos más grandes juntos.

    América del Sur es también el hogar de la cascada más alta del mundo, el Salto Ángel, en el país de Venezuela. El agua fluye a más de 979 metros (3,212 pies) y casi una milla. Las cataratas son tan altas que la mayor parte del agua se evapora en niebla o es arrastrada por el viento antes de llegar al suelo.

    Las selvas tropicales de América del Sur contienen una enorme riqueza de vida animal y vegetal. Más de 15.000 especies de plantas y animales se encuentran solo en la cuenca del río Amazonas. Muchas especies de plantas amazónicas son fuentes de alimentos y medicinas para el resto del mundo. Los científicos están tratando de encontrar formas de preservar este precioso y frágil medio ambiente a medida que las personas se trasladan a la cuenca del Amazonas y limpian tierras para asentamientos y agricultura.

    Doce países independientes conforman América del Sur: Brasil, Colombia, Argentina, Perú, Venezuela, Chile, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Guyana y Surinam.Los territorios de la Guayana Francesa, parte de Francia, y las Islas Malvinas, parte del Reino Unido, también son parte de América del Sur.

    Casi toda América del Sur se encuentra en la parte superior de la Placa Sudamericana.

    Europa, el sexto continente más grande, contiene solo el siete por ciento de la tierra del mundo y los rsquos. En área total, el continente de Europa es solo un poco más grande que el país de Canadá. Sin embargo, la población de Europa es más del doble que la de América del Sur. Europa tiene más de 40 países y muchas de las principales ciudades del mundo y rsquos, incluyendo Londres, Reino Unido París, Francia Berlín, Alemania Roma, Italia Madrid, España y Moscú, Rusia.

    La mayoría de los países europeos tienen acceso al océano. El continente está bordeado por el Océano Ártico al norte, el Océano Atlántico al oeste, el Mar Caspio al sureste y los mares Mediterráneo y Negro al sur. La proximidad de estos cuerpos de agua y la navegación de muchos de los ríos de Europa y rsquos jugaron un papel importante en la historia del continente y rsquos. Los primeros europeos aprendieron los sistemas fluviales del Volga, Danubio, Don, Rin y Po, y pudieron viajar con éxito a lo largo y ancho del pequeño continente para comerciar, comunicarse o conquistar.

    La navegación y exploración fuera de Europa fue una parte importante del desarrollo del legado económico, social, lingüístico y político del continente y rsquos. Los exploradores europeos fueron responsables de colonizar la tierra en todos los continentes excepto en la Antártida. Este proceso de colonización tuvo un impacto drástico en el desarrollo económico y político de esos continentes, así como de Europa.

    En el este, los Montes Urales separan a Europa de Asia. Las naciones de Rusia y Kazajstán se extienden a ambos continentes. Otra cordillera, las montañas Kj & oslashlen, se extiende a lo largo de la parte norte de la frontera entre Suecia y Noruega. Al sur, los Alpes forman un arco que se extiende desde Albania hasta Austria, luego a través de Suiza y el norte de Italia hasta Francia. Como las montañas más jóvenes y empinadas de Europa y rsquos, los Alpes geológicamente se asemejan a las Montañas Rocosas de América del Norte, otra cordillera joven.

    Una gran área de llanuras suavemente onduladas se extiende desde el norte de Francia hacia el este hasta los Urales. Un clima de veranos cálidos, inviernos fríos y lluvias abundantes ayuda a que gran parte de esta tierra de cultivo europea sea muy productiva.

    El clima de Europa Occidental, especialmente alrededor del Mar Mediterráneo, lo convierte en uno de los destinos turísticos líderes en el mundo.

    Casi toda Europa se asienta sobre la enorme Placa Euroasiática.

    África, el segundo continente más grande, cubre un área tres veces mayor que la de Estados Unidos. De norte a sur, África se extiende unos 8.000 kilómetros (5.000 millas). Está conectado a Asia por el istmo de Suez en Egipto.

    El Sahara, que cubre gran parte del norte de África, es el desierto caliente más grande del mundo. El río más largo del mundo, el Nilo, fluye más de 6.560 kilómetros (4.100 millas) desde sus cabeceras más remotas en el lago Victoria hasta el mar Mediterráneo en el norte. Una serie de cascadas y rápidos a lo largo de la parte sur del río dificulta la navegación. El Nilo ha jugado un papel importante en la historia de África. En la antigua civilización egipcia, era una fuente de vida para la alimentación, el agua y el transporte.

    La mitad superior de África es en su mayor parte un desierto cálido y seco. La zona media tiene sabanas o llanuras cubiertas de hierba. Esta región alberga animales salvajes como leones, jirafas, elefantes, hienas, guepardos y ñus. Las zonas centrales y meridionales de África están dominadas por selvas tropicales. Muchos de estos bosques prosperan alrededor de África y otros grandes ríos, el Zambeze, el Congo y el Níger. Sin embargo, se están talando árboles en las selvas tropicales de África y rsquos por muchas de las mismas razones por las que se está produciendo la deforestación en las selvas tropicales de América del Sur y Asia: desarrollo de empresas, hogares y agricultura.

    Gran parte de África es una meseta alta rodeada de estrechas franjas de tierras bajas costeras. En algunas zonas del interior se levantan colinas y montañas montañosas. Los glaciares del monte Kilimanjaro en Tanzania se encuentran a pocos kilómetros de las selvas tropicales que se encuentran debajo. Aunque el Kilimanjaro no está lejos del Ecuador, la nieve cubre su cima durante todo el año.

    En África oriental, una depresión gigante llamada Gran Valle del Rift se extiende desde el Mar Rojo hasta el país de Mozambique. (El valle del Rift en realidad comienza en el suroeste de Asia). El Gran Valle del Rift es un sitio de gran actividad tectónica, donde el continente de África se está dividiendo en dos. Los geólogos ya han nombrado las dos partes de la placa africana. La placa nubia llevará la mayor parte del continente, al oeste de la grieta, la placa somalí llevará la parte más oriental del continente, incluido el llamado & ldquoHorn of Africa. & Rdquo El Cuerno de África es una península que se asemeja a la cuerno de rinoceronte. Los países de Eritrea, Etiopía, Djibouti y Somalia se encuentran en el Cuerno de África y la Placa de Somalia.

    África alberga 56 países, pero solo el 14 por ciento de la población total mundial. El área de África central-oriental es importante para los científicos que estudian la evolución y los primeros orígenes de la humanidad. Se cree que esta área es el lugar donde los homínidos comenzaron a evolucionar.

    Todo el continente africano se asienta sobre la placa africana.

    Asia, el continente más grande, se extiende desde el Mediterráneo oriental hasta el Océano Pacífico occidental. Hay más de 40 países en Asia. Algunos se encuentran entre los países más poblados del mundo, incluidos China, India e Indonesia. El sesenta por ciento de la población de la Tierra y los rsquos vive en Asia. Más de un tercio de la población mundial y rsquos vive solo en China e India.

    El continente de Asia incluye muchas islas, algunas de ellas países. Filipinas, Indonesia, Japón y Taiwán son las principales naciones insulares de Asia.

    La mayoría de los habitantes de Asia y los rsquos viven en ciudades o áreas agrícolas fértiles cerca de los valles de los ríos, las llanuras y las costas. Las mesetas de Asia Central son en gran parte inadecuadas para la agricultura y están escasamente pobladas.

    Asia representa casi un tercio de la tierra del mundo y de los rsquos. El continente tiene una amplia gama de regiones climáticas, desde las polares en el Ártico siberiano hasta las tropicales en la Indonesia ecuatorial. Partes de Asia Central, incluido el desierto de Gobi en China y Mongolia, están secas todo el año. El sudeste asiático, por otro lado, depende de los monzones anuales, que traen lluvias y hacen posible la agricultura.

    Las lluvias monzónicas y el deshielo alimentan ríos asiáticos como el Ganges, el Amarillo, el Mekong, el Indo y el Yangtze. El rico valle entre los ríos Tigris y Éufrates en el oeste de Asia se llama y ldquoFertile Crescent & rdquo por su lugar en el desarrollo de la agricultura y la civilización humana.

    Asia es el más montañoso de todos los continentes. Más de 50 de los picos más altos del mundo se encuentran en Asia. El monte Everest, que alcanza más de 8.700 metros (29.000 pies) de altura en la cordillera del Himalaya, es el punto más alto de la Tierra. Estas montañas se han convertido en los principales destinos de los viajeros aventureros.

    La tectónica de placas eleva continuamente las montañas. A medida que la masa de tierra de la India avanza hacia el norte hacia la masa de tierra de Eurasia, partes del Himalaya se elevan a un ritmo de aproximadamente 2,5 centímetros (una pulgada) cada cinco años.

    Asia contiene, no solo la elevación más alta de la Tierra y los rsquos, sino también su lugar más bajo en tierra: las orillas del Mar Muerto en los países de Israel y Jordania. La tierra se encuentra a más de 390 metros (1.300 pies) por debajo del nivel del mar.

    Aunque la placa euroasiática abarca la mayor parte de Asia, no es la única que sostiene la mayor parte del gran continente. La Península Arábiga, en el continente y rsquos suroeste, es llevada por la Placa Arábiga. La placa india sostiene la península india, a veces llamada subcontinente indio. La placa australiana tiene algunas islas en Indonesia. La Placa de América del Norte transporta el este de Siberia y las islas del norte de Japón.

    Además de ser el continente más pequeño, Australia es el más plano y el segundo más seco, después de la Antártida. El continente a veces se llama Oceanía, para incluir las miles de pequeñas islas del Pacífico Central y el Pacífico Sur, sobre todo Melanesia, Micronesia y Polinesia (incluido el estado estadounidense de Hawai'i). Sin embargo, el continente de Australia incluye solo la nación de Australia, la parte oriental de la isla de Nueva Guinea (la nación de Papúa Nueva Guinea) y la nación insular de Nueva Zelanda.

    Australia cubre poco menos de 8,5 millones de kilómetros cuadrados (alrededor de 3,5 millones de millas cuadradas). Su población es de unos 31 millones. Es el continente menos poblado, después de la Antártida.

    Una meseta en el centro de Australia continental constituye la mayor parte del área total del continente y los rsquos. Las precipitaciones son escasas en la meseta y no mucha gente se ha asentado allí. La Gran Cordillera Divisoria, una larga cadena montañosa, se eleva cerca de la costa este y se extiende desde la parte norte del territorio de Queensland a través de los territorios de Nueva Gales del Sur y Victoria. Australia continental es conocida por el Outback, una zona desértica en el interior. Esta zona es tan seca, calurosa y estéril que pocas personas viven allí.

    Además de las mesetas calientes y los desiertos de Australia continental, el continente también cuenta con exuberantes selvas tropicales ecuatoriales en la isla de Nueva Guinea, playas tropicales y picos de alta montaña y glaciares en Nueva Zelanda.

    La mayoría de la gente de Australia y los rsquos vive en ciudades a lo largo de las costas sur y este del continente. Las principales ciudades incluyen Perth, Sydney, Brisbane, Melbourne y Adelaide.

    Los biólogos que estudian animales consideran a Australia como un laboratorio viviente. Cuando el continente comenzó a separarse de la Antártida hace más de 60 millones de años, llevaba consigo un cargamento de animales. Aislados de la vida en otros continentes, los animales se convirtieron en criaturas exclusivas de Australia, como el koala, el ornitorrinco y el diablo de Tasmania.

    La Gran Barrera de Coral, frente a Australia continental y la costa noreste de rsquos, es otro laboratorio viviente. El ecosistema de arrecifes de coral más grande del mundo, alberga miles de especies de peces, esponjas, mamíferos marinos, corales y crustáceos. El arrecife en sí tiene 1.920 kilómetros (1.200 millas) de comunidades de coral vivientes. Según algunas estimaciones, es el organismo vivo más grande del mundo.

    La mayor parte de Australia se encuentra en el plato australiano. La parte sur de la Isla Sur de Nueva Zelanda se encuentra en la Placa del Pacífico.

    La Antártida es el lugar más ventoso, seco y helado de la Tierra. La Antártida es más grande que Europa o Australia, pero a diferencia de esos continentes, no tiene población humana permanente. Las personas que trabajan allí son investigadores científicos y personal de apoyo, como pilotos y cocineros.

    El clima de la Antártida hace que sea imposible sustentar la agricultura o una civilización permanente. Las temperaturas en la Antártida, mucho más bajas que las temperaturas del Ártico, caen por debajo de los -73 grados Celsius (-100 grados Fahrenheit).

    Se han establecido bases científicas y laboratorios en la Antártida para estudios en campos que incluyen geología, oceanografía y meteorología. Las temperaturas bajo cero de la Antártida la convierten en un lugar excelente para estudiar la historia de la atmósfera y el clima de la Tierra y los rsquos. Los núcleos de hielo de la enorme capa de hielo de la Antártida han registrado cambios en la temperatura de la Tierra y los rsquos y los gases atmosféricos durante miles de años. La Antártida también es un lugar ideal para descubrir meteoritos u objetos pedregosos que han impactado la Tierra desde el espacio. Los meteoritos oscuros, a menudo hechos de metales como el hierro, se destacan del paisaje blanco de la mayor parte del continente.

    La Antártida está casi completamente cubierta de hielo, a veces de hasta 3,2 kilómetros (dos millas). En invierno, la superficie de la Antártida y los rsquos puede duplicarse a medida que se acumulan bloques de hielo en el océano alrededor del continente.

    Como todos los demás continentes, la Antártida tiene actividad volcánica. El volcán más activo es el Monte Erebus, que se encuentra a menos de 1392 kilómetros (870 millas) del Polo Sur. Sus frecuentes erupciones se evidencian por roca caliente y fundida debajo de la superficie helada del continente y rsquos.

    La Antártida no tiene países. Sin embargo, grupos científicos de diferentes países habitan en las estaciones de investigación. Un tratado multinacional negociado en 1959 y revisado en 1991 establece que la investigación en la Antártida solo puede utilizarse con fines pacíficos. La estación McMurdo, la comunidad más grande de la Antártida, es operada por Estados Unidos. La estación Vostok, donde se registró la temperatura más fría de la Tierra, es operada por Rusia.

    Toda la Antártida se asienta sobre la placa antártica.

    Microcontinentes
    Además de los siete continentes principales, la Tierra alberga microcontinentes o trozos de tierra que no se identifican geológicamente con un continente. Los principales microcontinentes incluyen:

    • Zealandia, en el Océano Pacífico Sur, cuya tierra incluye Nueva Zelanda y Nueva Caledonia
    • Madagascar, en el sur del Océano Índico
    • la meseta de Mascarene, en el sur del Océano Índico, cuyas tierras incluyen las islas Seychelles y Reunión
    • la meseta de Kerguelen, en el sur del Océano Índico, cuyas tierras incluyen las islas Kerguelen, un territorio de Francia
    • Jan Mayen, en el Océano Atlántico Norte, una isla noruega

    el arte y la ciencia de cultivar la tierra para cultivar (agricultura) o criar ganado (ganadería).


    Sí, el sur es realmente diferente, y se debe a la raza

    La crisis del techo de la deuda puede haber terminado (al menos hasta febrero), pero la crisis creada por el brusco giro reaccionario del Partido Republicano, enfáticamente, no lo es. I & rsquove argumentó que el Tea Party, es el legado del racismo estructural en el Sur que se remonta a la década de 1930, y seguirá siendo una fuerza poderosa en el Partido Republicano en ausencia de choques tectónicos en el panorama político al nivel del movimiento por los derechos civiles.

    Este análisis puede y debe llevarse más lejos. El Sur se entiende mejor como una región excepcional dentro de los Estados Unidos, con un entorno político y cultural único nacido de la intersección de la esclavitud y la religiosidad profunda. La influencia del Sur sobre el resto de Estados Unidos ha sido inmensa, pero el Sur, no obstante, siempre ha sido diferente, marcado por el sistema de castas raciales que definió su existencia hasta la Guerra Civil. Sigue siendo diferente hoy.

    Raza y religión

    La historia enterrada de la votación de apertura del gobierno del miércoles y rsquos en la Cámara fue una división entre los sureños republicanos y todos los demás. Los blancos republicanos del sur votaron abrumadoramente en contra del acuerdo y 18 en contra, 18 a favor. Otros republicanos estaban divididos equitativamente (69 a favor, 71 en contra) y los demócratas, por supuesto, apoyaron unánimemente el acuerdo. Aproximadamente lo mismo sucedió la última vez que los republicanos de la Cámara de Representantes casi sacaron a Estados Unidos del precipicio predeterminado.

    El conservadurismo abrumador del Tea Party en la delegación del Sur refleja la inclinación excepcionalmente conservadora de la región. En un nuevo artículo de American Politics Research, la Universidad de Columbia y rsquos Steven White realizaron una serie de análisis de regresión destinados a separar el efecto de la región y la religión en las opiniones políticas del Sur. White encontró "un apoyo muy sustancial" para la idea de que los blancos del sur eran en general más conservadores que los blancos en el resto del país. Además, los blancos del sur profundo (Alabama, Georgia, Luisiana, Mississippi y Carolina del Sur) eran más reaccionarios que sus pares también superconservadores del sur periférico (Arkansas, Florida, Carolina del Norte, Tennessee, Texas y Virginia).

    La singularidad política del sur parecía ser en parte religiosa, pero sólo en parte. Aproximadamente la mitad de los evangélicos estadounidenses y rsquos viven en el sur, un patrón que se remonta a principios del siglo XIX. Aunque los primeros sureños eran en gran parte anglicanos, los misioneros evangélicos comenzaron a acudir en masa a la región a fines del siglo XVIII. Lo encontraron terreno fértil: el historiador David Edward Harrell Jr.escribe que "para 1830, el" Sur Sólido "era más una realidad religiosa que política." Desde entonces, según documentos de Mark Shibley de la Universidad del Sur de Oregon, la fe evangélica ha dominado la vida espiritual y cultural entre los habitantes del Sur ". blancos de una manera que no ha hecho en ningún otro lugar de los Estados Unidos.

    La investigación de White & rsquos sugiere que esta preponderancia del fundamentalismo explica la inclinación socialmente conservadora de la región y los rsquos. También explica en cierta medida la fuerte inclinación republicana del Sur en las elecciones presidenciales, pero sólo parcialmente y en ciertos estados del Sur. Y prácticamente no levanta el conservadurismo más amplio de la región en temas como la guerra de Irak y las actitudes hacia los musulmanes. Algo más, algo claramente regional, explica por qué el Sur, tanto Profundo como Periférico, tiene puntos de vista más conservadores en general que el resto del país.

    La raza y su legado histórico parece ser la clave. Si bien los primeros Estados Unidos sin duda estaban plagados de racismo en todas partes, la esclavitud distingue al Sur. La esclavitud, y las correspondientes distinciones entre blanco y negro creadas para proporcionar sus bases intelectuales, formaron el núcleo mismo del sistema político, económico y social del Sur. La idea de que un sistema tan importante que el Sur fue a la guerra en lugar de comprometerse al respecto no jugaría un papel extraordinario en la configuración de la política de la región es absurda.

    Demostrablemente absurdo, de hecho. Tres politólogos de la Universidad de Rochester descubrieron que, cuando se controlan por una serie de factores potencialmente confusos, los sureños blancos en el Delta del Mississippi y el cinturón negro del Mississippi y el cinturón negro eran menos propensos a identificarse como demócratas, más propensos a oponerse a políticas de acción afirmativa. , y es más probable que expresen resentimiento racial hacia los negros y rdquo si su condado albergaba un alto porcentaje de esclavos antes de la Guerra Civil. Este efecto sobrevive a los controles del porcentaje de afroamericanos en el condado hoy en día, lo que inclina a los académicos de Rochester a creer que el prejuicio racial (en formas mutantes, sin duda) se ha transmitido continuamente entre los blancos del sur profundo de padres a hijos desde la esclavitud. .

    Esto concuerda con otra investigación reciente sobre el Sur en general, que encuentra que los blancos que residen en la antigua Confederación continúan mostrando más antagonismo racial y conservadurismo ideológico que los blancos no sureños. identificación a lo largo del tiempo en el Sur blanco, mientras que su impacto se ha mantenido constante en otros lugares. & rdquo

    La raza y la religión, entonces, siempre han diferenciado al Sur. Por lo tanto, los países del Sur se alejaron del Partido Demócrata sobre la raza, que comenzó en la década de 1930 y finalizó en la década de 1990, es un patrón de evolución consistente con la larga historia de conservadurismo racial de la región. Que la derecha religiosa se haya convertido en una fuerza dominante tanto en el Sur como en el Partido Republicano en los años 80 y 90 es la otra cara de la moneda.La hostilidad conservadora evangélica hacia la interferencia del gobierno en las escuelas religiosas y las normas culturales & ldquotradicionales & rdquo relacionadas con el género y la orientación sexual se combinan bastante bien con la insistencia fiscal conservadora de mantener al estado fuera de los asuntos económicos privados y de la sociedad civil & # 8202 & mdash & # 8202, una causa que los segregacionistas adoptaron después de la El movimiento de derechos civiles y la victoria de los rsquos para defender la segregación de facto utilizando un lenguaje racial neutral.

    El sur, en resumen, era una región especialmente adecuada para el movimiento conservador moderno y rsquos y ldquofusion y rdquo entre el conservadurismo social y económico. No es de extrañar que el Sur sea el impulsor del conservadurismo de extrema derecha en la actualidad. Eso es lo que sugeriría su herencia racial y religiosa.

    ¿El sur no tan excepcional?

    No todo el mundo está de acuerdo. En un ensayo fantástico en jacobino, Seth Ackerman presenta una historia alternativa del crecimiento del Tea Party en la que el Sur no juega un papel especial. Su objetivo no son simplemente personas como John Judis y yo que enfatizamos el papel de South & rsquos en el conservadurismo moderno, sino la idea del excepcionalismo sureño en sí.

    El rayo sureño del Partido Demócrata no fue principalmente sobre cuestiones raciales exclusivamente sureñas, argumenta Ackerman, sino más bien una consecuencia de la puesta al día económica del Sur con el Norte. A medida que los blancos del sur se volvieron más ricos, se volvieron más abiertos a las políticas de libre mercado. Después de que la opulencia abrió la grieta, la religión empujó al Sur al límite: el Sur hoy vota de manera más conservadora debido a su población blanca altamente religiosa.

    Y The Tea Party, concluye Ackerman, no es particularmente sureño. En cambio, ha nacido del consenso nacional estadounidense y reaccionario sobre un conjunto atrasado de estructuras de gobierno fundamentales. Debido a que la Constitución ha frustrado cualquier intento de legislar de manera efectiva, sugiere, los estadounidenses han desarrollado un profundo escepticismo sobre la idea de legislar en sí. El Tea Party es simplemente la última manifestación de este escepticismo.

    El ensayo de Ackerman & rsquos es un correctivo valioso para algunas de las tendencias más reduccionistas en el tipo de explicación hacia la que me inclino. En particular, tiene razón al decir que el Sur se deslizó hacia el Partido Republicano y el conservadurismo de base amplia gradualmente desde la década de 1930 en adelante, en lugar de estallidos aislados en 1964 y 1980. También tiene razón en que el Tea Party no está compuesto únicamente por sureños y que El comportamiento político del Sur no puede entenderse aislado de la religiosidad del Sur.

    Pero se equivoca bastante en el tema principal. El cambio de South & rsquos al Partido Republicano fue principalmente sobre la herencia racial única de la región & rsquos & # 8202 & mdash & # 8202, una historia de la que la religión del Sur no puede escapar.

    Veamos & rsquos algunos de los argumentos particulares de Ackerman & rsquos. Primero, cita una investigación de Byron Shafer y Richard Johnston para apoyar la idea de que & ldquowhite-collar, distritos ricos y suburbanos & # 8202 & mdash & # 8202i.e. aquellos que eran los más "modernos", "americanos" y estaban poblados con trasplantes del norte "que abrieron el camino hacia el dominio republicano", mientras que los que eran tradicionalmente "sureños" se quedaron atrás. , si sus áreas más racialmente progresistas lideraron el movimiento hacia el Partido Republicano.

    Sin embargo, revisiones posteriores han encontrado fallas fatales en la tesis de Shafer y Johnston. CalTech & rsquos J. Morgan Kousser escribe que Shafer y Johnston & ldquofundamentalmente apoyaron su caso en un argumento cronológico simple: el Partido Republicano se estableció sólidamente & # 64257primero en las áreas con pocos afroamericanos & rdquo sin dar una mirada más seria a los datos correlacionados la política de la raza con el surgimiento del sur republicano. Una mirada más detallada encontró que "el desarrollo económico cuosubstancial en el Borde Sur (los estados más blancos) precedió al desarrollo de vigorosos partidos republicanos a nivel estatal, que surgieron solo con la aprobación de la legislación nacional de derechos civiles". de campañas republicanas serias a nivel estatal coincidieron no con el desarrollo largo, lento y continuo de la economía, sino con el compromiso del Partido Demócrata a nivel nacional con una agenda de derechos civiles. & rdquo

    Este patrón se puede ver a nivel de estado a estado. MV Hood, III, Quentin Kidd e Irwin L. Morris encuentran que los estados del sur con el mayor crecimiento del ingreso per cápita entre 1960 y 1980 fueron (en orden) Virginia, Florida y Texas, mientras que los estados con el mayor crecimiento del Partido Republicano durante el período de tiempo fueron (en orden) Mississippi, Carolina del Sur y Georgia. & rdquo El estado donde el Partido Republicano creció más rápido & # 8202 & mdash & # 8202Mississippi & # 8202 & mdash & # 8202 fue el que tuvo el crecimiento económico regional más lento durante el crítico período de transición del Sur, Lo que lleva a los autores a concluir que "en el nivel más básico, existen problemas obvios con una explicación basada en clases". Hood, Kidd y Morris proceden a reunir pruebas estadísticas sólidas de que la raza, y no la política de clase "normal", explica el cambio del sur hacia los republicanos. .

    En segundo lugar, cita investigaciones que sugieren que los demócratas del sur eran tan o más izquierdistas en cuestiones económicas como los norteños hasta aproximadamente el final del New Deal. Esto le lleva desconcertantemente a concluir que los equivalentes modernos más cercanos de los demócratas conservadores de la década de 1940 son demócratas conservadores de hoy en día. & rdquo Hoy en día, los demócratas del sur son, en todo caso, lo opuesto a los diciécratas: son más conservadores en economía que sus pares del norte de hoy y mucho más progresistas en la raza que sus pares regionales en la década de 1930.

    Tampoco es muy útil intentar mapear puntos de vista políticos uno a uno de un período histórico al siguiente, y ningún proponente de la teoría racial depende de la línea Dixiecrat-to-Tea-Party en tal mapeo. En cambio, el argumento es que el mismo las tendencias estructurales subyacentes en la opinión política del Sur produjo tanto a los Dixiecrats como a los republicanos sureños de extrema derecha & # 8202 & mdash & # 8202 a veces en la misma persona (ver Thurmond, Strom). Si tengo razón, y el conservadurismo racial empujó a los blancos del sur hacia el conservadurismo económico, entonces el hilo que une a los dixiecratas con el Tea Party es que el racismo estructural hizo que la misma población pasara del primero al segundo.

    Segregación y derecho religioso

    Pero, ¿qué pasa con la religión y la otra causa clave del excepcionalismo sureño?

    Ackerman sugiere que la religiosidad sureña explica su propensión a votar de manera conservadora en las elecciones presidenciales, pero esta simple correlación entre los blancos que dicen que la religión es "muy importante" en sus vidas y el voto conservador no sustenta un análisis regional más detallado. Según los datos de White & rsquos, el dominio republicano en Texas y el sur profundo, el corazón del Partido Republicano moderno, no puede explicarse únicamente por la prevalencia del cristianismo renacido.

    Históricamente, la teoría de Ackerman & rsquos también es bastante desconcertante. En los años 30 y 40, cuando, según el propio Ackerman & rsquos, los políticos del sur estaban a la izquierda económica de la nación, el "evangelismo" era "parte del tejido mismo de la vida del sur", como dice Shibley. "Es difícil explicar cómo el evangelismo entre los blancos del sur ha impulsado el aumento del republicanismo del sur es difícil", Hood et al. escribir, "y la conexión empírica entre el evangelismo y el crecimiento del republicanismo a nivel regional o subregional, siguen sin establecerse".

    Eso es porque la Derecha Religiosa, el movimiento que tomó el evangelicalismo sureño de una fuerza cultural quietista y lo convirtió en un monstruo político, no tomó forma hasta finales de los 70, mucho después de que el crecimiento del Partido Republicano en el Sur estuviera en marcha. Pero incluso entonces, el crecimiento de la derecha religiosa y los rsquos estuvo ligado al problema racial del Sur y los rsquos.

    Los evangélicos blancos jugaron un papel mixto durante el movimiento de derechos civiles. El liderazgo de la iglesia fue generalmente indiferente u hostil, pero algunas organizaciones religiosas de nivel inferior ayudaron a derribar las barreras raciales. Sin embargo, a finales de los sesenta y setenta, los operativos conservadores se dieron cuenta de que los evangélicos y rsquo tenían un enorme poder político sin explotar. Según Paul Weyrich, fácilmente una de las figuras más importantes en la fundación de la derecha religiosa y los rsquos, nada pudo movilizar a los votantes religiosos por la derecha (votaron por Jimmy Carter en grandes cantidades en 1976) hasta que el gobierno federal llegó después de las escuelas segregadas.

    Eso es correcto. "No fue el tema de la oración en la escuela, y no fue el tema del aborto", dijo Weyrich. & ldquo¿Qué causó el movimiento a la superficie? & rdquo le dijo a la Universidad de Columbia y rsquos Randall Balmer, & ldquowas el gobierno federal & rsquos actúan contra las escuelas cristianas & rdquo. Brown contra la Junta de Educación, muchos blancos sureños trasladaron a sus hijos a escuelas privadas (& ldquosegregation academies, & rdquo en el lenguaje común). Muchas de estas academias eran de carácter religioso.

    Aunque las escuelas privadas segregadas eran más comunes en el nivel preuniversitario, la Universidad Bob Jones, que estuvo completamente segregada hasta 1971 y posteriormente continuó prohibiendo las citas interraciales, se convirtió en el punto álgido. En 1970, el Servicio de Impuestos Internos inició procedimientos contra BJU y, en 1975, el IRS revocó su condición de exención de impuestos, citando sus prácticas de discriminación racial. Weyrich y sus aliados convirtieron la acción del IRS en una campaña liberal contra el estilo de vida cristiano. La Derecha Religiosa como movimiento organizado creció en gran parte a partir de la defensa de Bob Jones y otras escuelas cristianas igualmente "igualmente perseguidas".

    Esta historia está bastante bien establecida. Ed Dobson, uno de los principales ayudantes de Jerry Fallwell, se lo confirmó a Balmer: "La interferencia del gobierno en las escuelas cristianas", dijo, fue una de las causas originales fundamentales de la derecha religiosa original. Balmer, reconociendo con razón que la defensa de Bob Jones fue motivada por una amenaza federal percibida a las instituciones cristianas más que por el racismo, sin embargo, señala que su historia no puede entenderse sin la raza:

    La defensa evangélica de la Universidad Bob Jones y sus políticas de discriminación racial pueden no haber sido motivadas principalmente por el racismo. Sin embargo, es justo señalar la paradoja de que las mismas personas que se autodenominaron los "abolicionistas" para enfatizar su parentesco moral con los opositores de la esclavitud del siglo XIX, en realidad se unieron como un movimiento político, efectivamente, para defender la discriminación racial.

    El punto de todo esto es que la fe evangélica sureña no es una fuerza política conservadora como lo implica Ackerman. El cristianismo evangélico fue politizado por activistas conservadores que explotaron el legado de Jim Crow para movilizar a los evangélicos como soldados de infantería en el emergente establecimiento republicano y conservador sureño que nació de la segregación y las cenizas de los rsquos. No es la religión rsquot lo que explica el conservadurismo del Sur y rsquos, fue el surgimiento del conservadurismo lo que explica el poderoso papel político que desempeña la religión del Sur en la actualidad.

    ¿Excepcionalismo sureño para siempre?

    Los otros argumentos de Ackerman & rsquos tampoco persuaden. Sí, el Tea Party no es exclusivamente sureño, pero eso se explica por la nacionalización del conservadurismo sureño. Sí, la Constitución probablemente juega algún papel en hacer que los estadounidenses sean más hostiles hacia el gobierno que los ciudadanos de otras democracias liberales, pero eso no explica por qué el Sur es mucho más conservador que el resto de la nación. Los estadounidenses en Nueva York, después de todo, se rigen por la misma Constitución de los Estados Unidos que los estadounidenses en Carolina del Sur.

    Pero me gustaría destacar otra cosa que creo que Ackerman hace bien. Él diagnostica el debate sobre el excepcionalismo sureño como un sustituto de uno más antiguo y más profundo entre los progresistas y la gente de su izquierda. Los progresistas tienden a pensar que Estados Unidos y la ideología liberal en términos generales, los derechos individuales, la democracia, todo el equipo y kaboodle, se oponen fundamentalmente a una ideología más siniestra que también dio forma a nuestra fundación que sostuvo la esclavitud entre los blancos y los negros. Los izquierdistas más radicales, especialmente los de una inclinación marxista como Ackerman, no están de acuerdo, creyendo que enfatizar el excepcionalismo racial oscurece las formas en que la estructura más amplia de la sociedad estadounidense hace que las instituciones políticas del país sean intrínsecamente injustas y desiguales.

    Permítame ponerme del lado del primer campamento. Hemos logrado un progreso significativo en la lucha contra la discriminación, hasta el punto en que el racismo desnudo es políticamente inaceptable incluso en el sur profundo. Los movimientos llenos de ideales liberales sobre la libertad y los derechos individuales jugaron un papel enorme en estas victorias.

    Este progreso parece estar preparado para continuar, ya que los estadounidenses más jóvenes, incluidos los blancos más jóvenes, son significativamente más tolerantes y significativamente más izquierdistas que sus pares mayores. El cambio demográfico acelerará esta tendencia, incluso en el sur. Virginia votó por Obama dos veces, después de todo, y Carolina del Norte lo hizo una vez, la primera vez que un demócrata ganó uno de los estados desde que Jimmy Carter movilizó el voto evangélico en 1976.

    Los estudios sobre las actitudes del Tea Party sugieren un temor generalizado de que Estados Unidos ya no sea "su" país. La socióloga Theda Skocpol, una de las más destacadas académicas del movimiento político, ve un matiz de racismo y xenofobia en eso, pero lo más importante es que también sienten resentimiento por los jóvenes, incluso en sus propias familias.

    Creen, según Skocpol, que la gente más joven "tiene ideas que no son muy estadounidenses". En realidad, esta gente más joven tiene ideas que no son muy tradicionalmente sureñas. Eso es una señal de que el pasado del Sur no tiene por qué ser su futuro.


    Oportunidades en geografía

    La siguiente información sobre carreras en geografía es del sitio web de la Asociación de Geógrafos Estadounidenses (AAG), que es un recurso para aquellos interesados ​​en buscar empleo en el campo de la geografía (http://www.aag.org).

    Muchas ocupaciones requieren conocimientos y habilidades en geografía. Los geógrafos trabajan en muchas áreas diferentes, como gestión ambiental, educación, respuesta a desastres, planificación de ciudades y condados, desarrollo comunitario y más. La geografía es un campo interdisciplinario que ofrece diversas oportunidades profesionales.

    Muchos geógrafos persiguen carreras gratificantes en empresas y agencias gubernamentales locales, estatales o federales, organizaciones sin fines de lucro y escuelas. Los geógrafos con títulos de posgrado (maestría y doctorado) pueden convertirse en educadores en educación superior (colegios comunitarios y universidades).


    Ver el vídeo: got balls - planet size comparison, 12tune