Tormenta de polvo azota los estados

Tormenta de polvo azota los estados

El 11 de mayo de 1934, una tormenta masiva envió millones de toneladas de tierra vegetal a volar desde la región reseca de las Grandes Llanuras de los Estados Unidos hasta el este de Nueva York, Boston y Atlanta.

Cuando se establecieron las Grandes Llanuras a mediados del siglo XIX, la tierra estaba cubierta por pasto de la pradera, que mantenía la humedad en la tierra y evitaba que la mayor parte del suelo se vuele incluso durante los períodos de sequía. Sin embargo, a principios del siglo XX, los agricultores habían arado gran parte del césped para crear campos. La entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial en 1917 provocó una gran necesidad de trigo, y las granjas comenzaron a llevar sus campos al límite, arando cada vez más pastizales con el tractor recién inventado. El arado continuó después de la guerra, cuando la introducción de tractores de gasolina aún más potentes aceleró el proceso. Durante la década de 1920, la producción de trigo aumentó en un 300 por ciento, lo que provocó un exceso en el mercado en 1931.

LEER MÁS: Cómo el Dust Bowl convirtió a los estadounidenses en refugiados en su propio país

Ese año, una severa sequía se extendió por toda la región. Cuando las cosechas murieron, el viento comenzó a arrastrar polvo de las tierras sobre aradas y sobre pastoreadas. El número de tormentas de polvo reportadas saltó de 14 en 1932 a 28 en 1933. Al año siguiente, las tormentas disminuyeron en frecuencia pero aumentaron en intensidad, culminando en la tormenta más severa hasta ahora en mayo de 1934. Durante un período de dos días, los vientos nivelados atraparon y transportaron alrededor de 350 millones de toneladas de limo desde el norte de las Grandes Llanuras hasta la costa este. De acuerdo a Los New York Times, el polvo "se alojó en los ojos y la garganta de los neoyorquinos que lloraban y tosían", e incluso los barcos a unas 300 millas de la costa aserraron polvo en sus cubiertas.

Las tormentas de polvo obligaron a miles de familias de Texas, Arkansas, Oklahoma, Colorado, Kansas y Nuevo México a desarraigarse y emigrar a California, donde se les conocía burlonamente como "Okies", sin importar de qué estado fueran. Estos trasplantes encontraron que la vida en el oeste no era mucho más fácil de lo que les quedaba, ya que el trabajo era escaso y la paga es escasa durante los peores años de la Gran Depresión.

Otra tormenta masiva el 15 de abril de 1935, conocida como "Domingo Negro", llamó aún más la atención sobre la desesperada situación en la región de las Grandes Llanuras, que el reportero Robert Geiger llamó el "Dust Bowl". Ese año, como parte de su programa New Deal, la administración del presidente Franklin D. Roosevelt comenzó a hacer cumplir la regulación federal de los métodos agrícolas, incluida la rotación de cultivos, la siembra de pasto y los nuevos métodos de arado. Esto funcionó hasta cierto punto, reduciendo las tormentas de polvo hasta en un 65 por ciento, pero solo el final de la sequía en el otoño de 1939 realmente traería alivio.

LEER MÁS: ¿Ayudaron los programas del New Deal a poner fin a la Gran Depresión?


Tormenta de polvo masiva en el Sahara envuelve Florida y el sureste de EE. UU.

Una tormenta de polvo masiva en el Sahara azota Florida y el sureste de EE. UU. En junio de 2021

Los cielos serán anaranjados y brumosos sobre Florida a mediados de la semana y permanecerán así hasta el sábado, predicen los meteorólogos.

Se avecina otra tormenta de polvo sahariana. Y el mapa animado a continuación muestra quién lo verá & # 8230

Esta última tormenta se produce un año después de que la NASA documentara la tormenta de polvo más grande en dos décadas de observaciones, apodada & # 8220Godzilla & # 8221. El polvo sahariano envolvió el Mar Caribe en junio de 2020 e incluso atenuó los cielos en varios estados del sureste.

Unos 60 millones de toneladas de polvo mineral cargado de nutrientes del Sahara se elevan a la atmósfera anualmente, según la NASA, creando una capa masiva de aire caliente y polvoriento que cruza el Océano Atlántico con los vientos para entregar esos nutrientes al océano y plantas en el Caribe y Sudamérica.

Las partículas transportadas por el aire bloquean o reflejan la luz solar. En dosis elevadas cerca del suelo, el polvo ensucia la calidad del aire.


Tormenta de polvo azota las Grandes Llanuras de los estados del este

Cuando se establecieron las Grandes Llanuras a mediados del siglo XIX, la tierra estaba cubierta por pasto de la pradera, que mantenía la humedad en la tierra y evitaba que la mayor parte del suelo se vuele incluso durante los períodos de sequía. Sin embargo, a principios del siglo XX, los agricultores habían arado gran parte del césped para crear campos. La entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial en 1917 provocó una gran necesidad de trigo, y las granjas comenzaron a llevar sus campos al límite, arando cada vez más pastizales con el tractor recién inventado. El arado continuó después de la guerra, cuando la introducción de tractores de gasolina aún más potentes aceleró el proceso. Durante la década de 1920, la producción de trigo aumentó en un 300 por ciento, lo que provocó un exceso en el mercado en 1931.

Ese año, una severa sequía se extendió por toda la región. Cuando las cosechas murieron, el viento comenzó a arrastrar polvo de las tierras sobre aradas y sobre pastoreadas. El número de tormentas de polvo reportadas saltó de 14 en 1932 a 28 en 1933. Al año siguiente, las tormentas disminuyeron en frecuencia pero aumentaron en intensidad, culminando en la tormenta más severa hasta ahora en mayo de 1934. Durante un período de dos días, los vientos nivelados atraparon y transportaron alrededor de 350 millones de toneladas de limo desde el norte de las Grandes Llanuras hasta la costa este. De acuerdo a Los New York Times, el polvo "se alojó en los ojos y la garganta de los neoyorquinos que lloraban y tosían", e incluso los barcos a unas 300 millas de la costa aserraron el polvo acumulado en sus cubiertas.

Las tormentas de polvo obligaron a miles de familias de Texas, Arkansas, Oklahoma, Colorado, Kansas y Nuevo México a desarraigarse y emigrar a California, donde se les conocía burlonamente como “Okies”, sin importar de qué estado fueran. Estos trasplantes encontraron que la vida en el oeste no era mucho más fácil de lo que les quedaba, ya que el trabajo era escaso y la paga es escasa durante los peores años de la Gran Depresión.

Otra tormenta masiva el 15 de abril de 1935, conocida como "Domingo Negro", llamó aún más la atención sobre la desesperada situación en la región de las Grandes Llanuras, que el reportero Robert Geiger llamó el "Dust Bowl". Ese año, como parte de su programa New Deal, la administración del presidente Franklin D. Roosevelt comenzó a hacer cumplir la regulación federal de los métodos agrícolas, incluida la rotación de cultivos, la siembra de pasto y los nuevos métodos de arado. Esto funcionó hasta cierto punto, reduciendo las tormentas de polvo hasta en un 65 por ciento, pero solo el final de la sequía en el otoño de 1939 realmente traería alivio.


En este día: tormenta de polvo azota las Grandes Llanuras

Cuando la región de las Grandes Llanuras se asentó a mediados del siglo XIX, la hierba de la pradera cubrió el área, retuvo la humedad y mantuvo el suelo en su lugar. Sin embargo, a medida que pasaron los años, los agricultores comenzaron a arar grandes extensiones de tierra para hacer campos de cultivo.

Cuando Estados Unidos se involucró en la Primera Guerra Mundial, el trigo tenía una gran demanda y los agricultores llevaron sus tierras al límite. El pastoreo excesivo y la destrucción de los pastos de las praderas por parte de los agricultores causaron daños considerables a la tierra. La región ya estaba ventosa, lo que preparó el escenario para más problemas.

En 1931, una sequía azotó la región. Los cultivos murieron y debido a que la cubierta del suelo que mantenía el suelo en su lugar desapareció, el viento comenzó a azotar el polvo por todas partes. Las tormentas de polvo se estaban convirtiendo en un problema.

Pero la tormenta del 11 de mayo de 1934 fue grande. Durante un período de dos días, 350 millones de toneladas de limo fueron arrastradas desde las Grandes Llanuras hasta el este de Nueva York y Atlanta. History.com afirma que & ldquoeven barcos a unas 300 millas de la costa se acumulan polvo de sierra en sus cubiertas & rdquo.

El autor Timothy Egan escribe en su libro, & ldquoThe Worst Hard Time: The Untold Story of Quienes sobrevivieron al gran tazón de polvo estadounidense, & rdquo, que había & ldquotree toneladas de polvo por cada estadounidense vivo & rdquo.

George Will escribe en The Washington Post: "Por la mañana, la tormenta tenía 1.800 millas de ancho y mdash & lsquoa un gran rectángulo de polvo y rsquo que pesaba 350 millones de toneladas y mdashand estaba depositando la superficie de las Grandes Llanuras en la ciudad de Nueva York, donde el comercio se detuvo en la penumbra".

Las tormentas de polvo eran difíciles de soportar y, en el mejor de los casos, ganarse la vida era difícil para algunas familias. Abandonaron sus hogares para mudarse más al oeste con la esperanza de una vida mejor.

El autor John Steinbeck comparó a las miles y miles de personas que se marcharon con hormigas y ldquoscurry para encontrar trabajo que hacer y mdash para levantar, empujar, picar, cortar y mdasalgo, cualquier carga que soportar, por comida. & Rdquo

Mientras tanto, Oklahoma Panhandle experimentó lo peor de la sequía del Dust Bowl. Durante una tormenta, la visibilidad era a veces inexistente & ldquo y todo estaba cubierto de tierra. & Rdquo De acuerdo con America & rsquos Library, & ldquoNo importa cuán herméticamente sellaron los habitantes de Oklahoma en sus casas, no podían evitar que la tierra entrara. & Rdquo

El gobierno trató de ayudar a cambiar las prácticas agrícolas que tanto habían dañado las Grandes Llanuras, pero el Dust Bowl todavía duró unos 10 años. La situación también prolongó la Gran Depresión.


A Dust Up: GOES East Vistas a un barrido "limpio" en Texas

El 30 de enero de 2021, GOES East de la NOAA vio una tormenta de polvo que azotó el norte de Texas. Con vientos sostenidos de 30 a 40 mph, el polvo era lo suficientemente rápido y denso como para interrumpir la visibilidad de los conductores y crear una mala calidad del aire para los peatones.

Esta imagen GeoColor de arriba, que combina varios canales del Advanced Baseline Imager (ABI) del satélite, muestra el polvo empujando hacia el suroeste a través del paisaje. Alrededor de Lubbock, Texas, que fue el epicentro del polvo, hubo informes de ráfagas de viento que alcanzaron las 60 millas por hora. Las advertencias de viaje indicaron que conducir por las carreteras del norte y del sur resultaría difícil en medio del viento y que duraría todo el día.

En esta segunda imagen, creada a partir del producto de polvo DEBRA (algoritmo de reducción de fondo mejorado dinámico) recientemente desarrollado, la tormenta de polvo aparece de color amarillo brillante. Esta coloración falsa ayuda a superar los desafíos habituales de visualizar partículas de polvo en el aire sobre superficies planas y secas, como las que se encuentran en el corazón de Texas.

El satélite geoestacionario GOES East, también conocido como GOES-16, vigila la mayor parte de América del Norte, incluidos los Estados Unidos continentales y México, así como América Central y del Sur, el Caribe y el Océano Atlántico hasta la costa occidental de África. . Las imágenes de alta resolución del satélite brindan una visualización óptima de eventos climáticos severos, incluidas tormentas eléctricas, tormentas tropicales y huracanes.

Condiciones de uso: acredite a la NOAA

php echo "Condiciones de uso: acredite $ field_image_gallery_tag"?> var13 -> $ image_tag = field_get_items ('nodo', $ nodo, 'field_image_gallery_tag') $ field_image_gallery_tag = $ image_tag [0] ['valor'] ->


Contenido

Primera tormenta Editar

Según el director regional de la Oficina de Meteorología de Nueva Gales del Sur, Barry Hanstrum, la causa fue una "zona norte intensa de baja presión" que "recogió mucho polvo del interior muy seco del continente". [11] El pronosticador senior Ewan Mitchel dijo que los vientos de un frente frío levantaron polvo del noreste de Australia Meridional el 22 de septiembre. [12] Esa noche los vientos se intensificaron a 100 km por hora y acumularon más polvo en las áreas de Nueva Gales del Sur afectadas por la sequía. [12]

Los niveles de concentración de partículas en el aire alcanzaron los 15.400 microgramos por metro cúbico de aire. Los días normales registran hasta 20 microgramos y los incendios forestales generan 500 microgramos. Esta concentración de polvo batió récords en muchos pueblos y ciudades. [13] El CSIRO estimó que la tormenta transportó alrededor de 16 millones de toneladas de polvo de los desiertos de Australia Central, [14] y durante el pico de la tormenta, se estimó que el continente australiano estaba perdiendo 75.000 toneladas de polvo por hora frente a la costa. Costa de Nueva Gales del Sur al norte de Sydney. [15] La tormenta de polvo coincidió con otras condiciones climáticas extremas que afectaron a las ciudades de Adelaida y Melbourne.

Se cree que el polvo se originó en el extremo occidental de Nueva Gales del Sur y el noreste de Australia del Sur. Esto incluye un área conocida como 'Corner Country', [16] un área remota y seca del lejano oeste de Nueva Gales del Sur. En el sur de Australia, el polvo también puede provenir de la cuenca del lago Eyre o del área de Woomera, lo que suscita preocupaciones de que sea radiactivo y peligroso, ya que el área contiene la mina de uranio Olympic Dam. [13]

Segunda tormenta de polvo Editar

Una segunda tormenta de polvo, originada en la misma zona pero que se cree que es más pequeña, llegó a Broken Hill y Cobar a las 10 pm del 25 de septiembre de 2009. [17] Esta tormenta llegó a Sydney entre las 4 y las 5 am del 26 de septiembre de 2009, empujó el Índice de calidad del aire de la EPA en el rango 'Deficiente a peligroso'. [18] Sin embargo, esto no fue tan intenso y se había aclarado a media mañana. La tormenta llegó a Brisbane en la noche del 26 de septiembre de 2009, y se espera que la neblina desaparezca el 28 de septiembre de 2009. [19] El 29 de noviembre de 2009, se produjo otra tormenta de polvo menor, que redujo la visibilidad a 5 km sobre Sydney. [20]

Nueva Gales del Sur y Territorio de la Capital Australiana Editar

La primera ciudad afectada fue Broken Hill, que quedó "apagada" alrededor de las 3:30 pm del 22 de septiembre de 2009. Al menos una mina fue clausurada. [10] También se vio en Cowra. La tormenta azotó Canberra y la región circundante al mediodía del 23 de septiembre de 2009, antes de ser arrastrada por la lluvia durante la noche, la lluvia más intensa sobre Canberra en meses. [2]

Se informó que el polvo activó las alarmas de humo en todo el estado y provocó una mayor demanda de servicios de emergencia. Los enfermos de asma fueron hospitalizados. [5] También se informó que hubo lluvia, [11] con granizo del tamaño de una pelota de cricket cayendo. [6]

La tormenta de polvo también alcanzó la costa norte de Nueva Gales del Sur en la mañana del 23 de septiembre de 2009. Coffs Harbour se vio afectado a las 7 am. En el aeropuerto de Coffs Harbour, la visibilidad se redujo a 500 metros a las 9 am y el aeropuerto permaneció cerrado hasta las 10:30 am. Grafton y Clarence Valley se vieron afectados a las 8:30 am. [16] [21] Causó retrasos en los vuelos en el aeropuerto de Ballina y cancelaciones de vuelos durante la mayor parte del día en el aeropuerto de Lismore con una visibilidad de 700 metros. También se canceló un carnaval de la unión de rugby de una escuela local. [12]

Sydney Editar

La tormenta causó graves interrupciones en los vuelos internacionales: varios vuelos de Air New Zealand a primera hora de la mañana desde Auckland, Christchurch y Wellington tuvieron que regresar a Nueva Zelanda después de no poder aterrizar en el aeropuerto de Sydney. [22] Estos vuelos se enumeraron como cancelados y muchos otros se reprogramaron para un momento posterior. [23] 18 vuelos internacionales se desviaron al aeropuerto de Melbourne o al aeropuerto de Brisbane, mientras que otros seis se cancelaron en total. [5] [8] Se informaron retrasos de seis horas para los vuelos internacionales, mientras que los vuelos nacionales experimentaron interrupciones de hasta tres horas. [5]

Se interrumpieron las carreteras, incluido el túnel principal de la autopista M5 Este, que se cerró. Los sitios de construcción estaban cerrados. [6] Se cancelaron los servicios de transbordador. [24] Se abandonó el día programado de carreras de caballos del hipódromo de Canterbury Park. [25]

Las escuelas se vieron interrumpidas porque los niños que asistieron se distrajeron con la tormenta de polvo, mientras que muchos padres mantenían a sus hijos en casa. Los viajes escolares y las actividades deportivas se cancelaron por el día, y se ordenó a los niños que se quedaran adentro durante los descansos en algunas escuelas. [26] Las máscaras faciales experimentaron un aumento en las ventas en Sydney, ya que los residentes preocupados se apresuraron a protegerse contra el polvo, y al menos un minorista indicó que había vendido más que durante la pandemia de gripe porcina. [27]

Queensland Editar

Los residentes de Windorah en el suroeste de Queensland informaron de poca visibilidad en la mañana del 22 de septiembre. [28] Para el 23 de septiembre, la visibilidad en Toowoomba e Ipswich en el sureste de Queensland se redujo a 100 metros (330 pies). [29]

Brisbane se vio afectada por la tormenta de polvo, aunque la baja visibilidad fue un problema menor en el aeropuerto de Brisbane que en Sydney. [30]

La Costa de Oro también se vio afectada por la tormenta de polvo a las 11.30 horas, lo que redujo la visibilidad a 500 metros (1.600 pies). El trabajo se detuvo en los sitios de construcción debido a problemas de salud, los cables eléctricos estaban cortados en algunas áreas, el Q-deck estaba cerrado y el tráfico era lento y los automovilistas usaban los faros delanteros. Las falsas alarmas de incendio resultaron en la evacuación del Tribunal de Magistrados de Southport. Los vuelos pudieron partir pero los vuelos entrantes se desviaron. [31] Las playas permanecieron abiertas con banderas agregadas de "no nadar" en áreas no vigiladas. Se perdieron dos pescadores frente a la costa de South Stradbroke Island y se requirió un helicóptero para localizarlos. [32] [33]

La tormenta de polvo alcanzó el centro y norte de Queensland en la noche del 23 de septiembre de 2009. Sin embargo, el efecto fue menos grave, con una visibilidad de entre 50 y 7.000 metros. Los vuelos comerciales no se vieron interrumpidos. Las áreas afectadas incluyen Townsville, Blackwater, Rockhampton, [34] Mackay, [35] Cairns y el Golfo de Carpentaria (Normanton y Kowanyama). [36]

Nueva Zelanda Editar

El polvo rojo de la tormenta llegó a Nueva Zelanda en la mañana del 25 de septiembre de 2009, detrás de un frente meteorológico que trajo temperaturas frías a la Isla Norte. Fue observado por satélite, equipo de monitoreo atmosférico (un monitor de atenuación beta) en el Aeropuerto Internacional de Auckland y por el polvo que se depositaba en el suelo. El polvo se asentó en Auckland, así como en los distritos de Northland, Waikato, Bay of Plenty y Taranaki de la Isla Norte y también llegó a la costa oeste de la Isla Sur. [37] [38] [39] [40]

Roger Deakins, director de fotografía de la película Blade Runner 2049, ha declarado que las imágenes de la tormenta de polvo en Sydney inspiraron directamente las escenas de Las Vegas de la película.

Con Las Vegas, Denis [Villeneuve] Quería que tuviera el polvo rojo. Lo discutimos extensamente y se nos ocurrieron estas imágenes de Sydney durante la tormenta de polvo que tuvieron hace unos años. Hay estas maravillosas fotos de la Ópera de Sydney y está cubierta de polvo rojo. Eso formó la base de Las Vegas. [41]


Tormenta de polvo azota Oriente Medio

Los satélites a menudo observan polvo arremolinándose sobre desiertos remotos y despoblados, pero la mayoría de estos eventos pasan desapercibidos. No fue así con la gran tormenta de polvo que fue noticia internacional en septiembre de 2015 por envolver áreas densamente pobladas en el Medio Oriente y África del Norte.

El polvo surgió por primera vez en las imágenes satelitales del espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en Siria el 6 de septiembre de 2015. El 7 de septiembre (imagen superior), una gruesa columna se extendió por Siria, la región de Mafraq de Jordania y parte de la costa mediterránea de Turquía y Rusia. Para el 8 de septiembre (imagen inferior), el polvo había envuelto todo el Líbano, Israel, Jordania, Chipre y los territorios palestinos. Para el 9 de septiembre, se había movido hacia el suroeste y se había extendido por el noreste de Egipto y el Golfo de Suez.

La afluencia de polvo provocó una serie de vuelos cancelados, puertos cerrados y la suspensión de las actividades diarias de muchas personas. En varios países, las autoridades están aconsejando a los ancianos y a los niños pequeños que permanezcan en el interior. El número de personas que visitan hospitales con problemas respiratorios ha aumentado significativamente y varias muertes se han atribuido al polvo, según informes de los medios.

Mientras que los satélites observan el polvo desde arriba, los sensores de calidad del aire en el suelo registran cantidades notables de partículas en el aire de la superficie. En Jerusalén, los niveles de contaminación eran 173 veces más altos que el promedio, según un informe de noticias. Un fotómetro solar en la estación Sede Boker AERONET en el sur de Israel mostró un aumento dramático en la profundidad óptica del aerosol (AOD) y la medida mdasha de la cantidad de luz solar dispersada por las partículas en la atmósfera.

"Los instrumentos satelitales, en particular MODIS, han revolucionado la capacidad de la comunidad científica para comprender la extensión espacial, las vías de transporte y las áreas de origen de las tormentas de polvo", explicó Thomas Gill, científico atmosférico de la Universidad de Texas en El Paso. & ldquoEn gran parte gracias a MODIS, ahora tenemos una mejor comprensión de qué tipos específicos de accidentes geográficos y paisajes son propensos a iniciar grandes tormentas de polvo, lo que debería conducir a métodos mejorados para pronosticar y, en algunos casos, mitigar & mdashsucesos de polvo & rdquo.

Un estudio dirigido por Paul Ginoux de NOAA & rsquos Geophysical Fluid Dynamics Laboratory encontró que alrededor del 75 por ciento de las emisiones globales de polvo eran naturales, mientras que el 25 por ciento eran el resultado de la actividad humana. Para los propósitos del estudio, las fuentes de polvo se consideraron naturales si menos del 30 por ciento de la tierra alrededor de una fuente de polvo y, por lo tanto, una masa de agua seca se usaba para la agricultura. La agricultura está asociada con eventos de polvo porque la alteración de los suelos, la eliminación de la cubierta vegetal, el pastoreo del ganado y el drenaje del agua superficial facilitan que los vientos recojan y transporten el polvo.

Según la línea de investigación de Ginoux & rsquos, las fuentes de polvo en el evento actual en Siria parecerían ser antropogénicas. Una gran región agrícola al noreste de Raqqa es conocida como una fuente de polvo particularmente abundante. Además, hay varios salares a lo largo de la frontera entre Siria e Irak que aportan polvo.

Imágenes de la NASA de Jeff Schmaltz, LANCE / EOSDIS Rapid Response. Leyenda de Adam Voiland.


Formularios de observadores cooperativos y comentarios ndash

  • Altus: & quotNumerosas tormentas de polvo & quot
  • Alva: & quot; Tormentas de polvo 4, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 25, 26, 28, 30 & quot
  • Arnett (14º): & quot Tormenta de polvo 5:00 p. M. Frente a cero & quot (15): & quot; Tormenta de polvo por la noche & quot [hora de observación 7 p.m.]
  • Beaver: `` La peor tormenta de polvo jamás conocida en este país el 14 de abril ''
  • Buffalo: & quot; Tuvimos solo unos días y el polvo no soplaba & quot
  • Camargo (14) & quotTormenta de polvo 6 PM "
  • TX canadiense (14º): [muy difícil de leer] & quotNegro (?) Llegando a. (.) & quot; Observaciones: & quot; Continuación del polvo, suciedad, arena desde (??) hasta el mes de abril. Nada parecido. (??). en el registro. & quot
  • Cantón (14-15): & quot tormenta de polvo & quot
  • Chandler: “La peor tormenta de polvo de la temporada comenzó a las 4 de la tarde el 10 de abril y sopló toda la noche y todo el día 11. Los jardines están bien.
  • Chattanooga: & quot; Notarás que puse 3 días de polvo. Honestamente, no podía decir si estaba nublado o no, el polvo era todo lo que podía ver, así que lo dejé. "15: & quot; Tormenta de polvo PM & quot [hora de oficina 7 PM?]
  • Childress TX: & quot; Tormentas de polvo excesivas durante todo el mes- & quot
  • Jefe de la nube (15º): & quot; noche de tormenta de arena & quot [hora de observación 6:00 p. M.]
  • Dalhart TX: & quot; Muy seco con un fuerte soplo de tierra. Gran parte del tiempo, el sol ha estado oculto por nubes de polvo & quot
  • Enid: & quotDust = noveno & ndash décimo malo & ndash 11 & ndash 13 & ndash 14th malo -15 & ndash 16 & ndash 17 & ndash 25 & ndash 26 malo & ndash & quot
  • Erick (14 °): & quot; Tormenta de polvo a las 7 p.m. & quot;
  • Follett TX: seco y polvoriento con mucho viento. & Quot (14): & quotTORMENTA DE POLVO & quot
  • Fort Reno: & quot; Tormentas de polvo 9, 10, 11, 15, 25, 26 & quot (15): & quot; Noche de tormenta de polvo severa & quot [horario de oficina 4:00 p. M.]
  • Guthrie: & quot; Tormenta de polvo en los días 10 y 11 con visibilidad de 200 metros y el 26 & quot
  • Hammon: & quot; Tormenta de arena & quot (9 al 14)
  • Hennessey (14º) & quot; Tormenta de polvo desde el noroeste a las 6 p.m. & quot [horario de oficina a las 6 p.m.]
  • Hobart: & quotMucho polvo pero apenas erosión & quot
  • Hooker: "La mayor parte del mes fueron tormentas eléctricas de polvo muy severas. Elect (?) Y la falta de humedad ha matado a casi todo el trigo. & Quot (14) & quot430 severa tormenta de polvo & quot (15): Mala tormenta de polvo & quot
  • Jefferson (14º): Tormenta de polvo [ob time 4PM]
  • Kenton: `` El mes fue un poco cálido y muy seco. Fue el abril más seco de la historia de Weather Bureau. Probablemente fue uno de los meses más ventosos registrados. Las tormentas de arena y las tormentas de polvo prevalecieron durante al menos 17 días en un grado marcado (?). La severa tormenta de polvo del 14 de abril hizo que la tarde se volviera lo más oscura posible.
  • Kingfisher: & quot14 & ndash El polvo de Gale golpeó a las 6 p.m. & quot
  • Lawton: "La terrible tormenta de polvo que comenzó en la tarde del 10 continuó hasta el 11 y durante la noche del 11" [no se menciona el polvo el 14]
  • Lubbock: “El mes continuó seco y cálido con 23 días en los que se registraron tormentas de arena y polvo. No se puede intentar plantar hasta que llueva ''.
  • Munday TX: (14 °) & quot la peor tormenta de arena de la temporada & quot
  • Pampa TX: & quot; plumeros recurrentes. Poco daño al suelo muere el trigo. & Quot (14) & quot; plumero & quot; Nota al margen: & quot; Cuando el polvo oscurece el sol, ¿está & # 39 nublado? & # 39 & quot
  • Perryton TX & quotExtremadamente seco. Sin trigo. & Quot
  • Ponca City (14): & quot polvoriento & quot
  • Spearman TX: & quot; 14a 515 PM Bad Sandstorm desde NE. Campos todos dañados por soplado & ndash & quot (14): & quot; Limpiar hasta las 515 p.m. & quot
  • Stratford TX: & quot; El 14 otro plumero negro como la noche a las 5:40. Me quedé así durante 20 minutos y luego se pudo ver a unos 10 pies de distancia y se quedó así toda la noche. & Quot (14): & quotPeor tormenta de polvo & quot
  • Vernon TX (15 °): & quot; Tormenta de arena & quot
  • Waukomis (14º): & quot; Tormenta de polvo a las 530 p.m. & quot [hora de las 6 p.m.]

Haboob Tube: GOES-West observó una intensa tormenta de polvo en Nevada

Del 28 al 29 de junio de 2020, el satélite GOES-West de la NOAA observó una carrera de nubes de polvo particularmente intensa a través del desierto de Mojave en Nevada, mientras que los incendios Brown y Twin liberaban largas columnas de humo grisáceo hacia el este.

Estos tipos de tormentas de polvo se conocen como haboobs y ocurren en regiones secas de todo el mundo. La palabra en sí se deriva de la palabra árabe, habb, que significa "soplar" o "viento fuerte". Los haboobs tienden a formarse como resultado de las tormentas eléctricas, en particular, las corrientes descendentes de las tormentas eléctricas, que son relativamente comunes en el suroeste de los EE. UU. Durante la temporada de monzones de América del Norte. Este período de aumento de tormentas eléctricas y lluvias en la región ocurre típicamente de julio a septiembre.

A medida que la precipitación ocurre durante una tormenta eléctrica o cuando la tormenta se colapsa, una ráfaga de aire frío se extiende por delante de ella, a veces superando las 50 o 60 mph. Este viento levanta polvo suelto del desierto y puede transportarlo por cientos de millas. Debido a que los haboobs pueden formar paredes de polvo que a veces alcanzan miles de millas de altura y se mueven muy rápidamente, los haboobs pueden ser peligrosos. No solo pueden dificultar la respiración, sino que pueden reducir la visibilidad y provocar accidentes automovilísticos.

Esta imagen mejorada de GeoColor fue creada por los socios de NOAA en el Instituto Cooperativo para la Investigación en la Atmósfera. El satélite GOES-West, también conocido como GOES-17, proporciona cobertura satelital geoestacionaria del hemisferio occidental, incluidos los Estados Unidos, el Océano Pacífico, Alaska y Hawai. Lanzado por primera vez en marzo de 2018, el satélite entró en pleno funcionamiento en febrero de 2019.

Condiciones de uso: acredite a la NOAA

php echo "Condiciones de uso: acredite $ field_image_gallery_tag"?> var13 -> $ image_tag = field_get_items ('nodo', $ nodo, 'field_image_gallery_tag') $ field_image_gallery_tag = $ image_tag [0] ['valor'] ->


Hoy en la historia: Una enorme tormenta de polvo perturba los Estados Unidos (1934)

Hubo muchas causas de la Gran Depresión. Ningún desastre económico de esa magnitud tiene una sola causa. Es muy difícil imaginar la devastación causada por la caída económica de la década de 1930, porque no hemos visto nada parecido desde entonces. Incluso con duras recesiones, nada se ha acercado a la terrible situación en la que se encontraron Estados Unidos (y la mayor parte del mundo a partir de entonces) durante esos tiempos.

Se ha argumentado que una de las razones por las que la Gran Depresión fue tan mala fue que Estados Unidos se hizo demasiado grande y demasiado rápido. La vasta expansión que experimentó a lo largo de sus primeros cien años después de la independencia hizo que la carga sobre las tierras que tomaron fuera insoportable.

Si a esto le sumamos la carga de una devastadora Guerra Mundial, en la que participó Estados Unidos entre 1917 y 1919, la carga sobre la tierra causó serios problemas. La necesidad de trigo durante la Guerra Mundial sobrecargó la tierra más allá de sus capacidades, y la tierra cubierta de maleza y pastoreo con el tiempo se volvió estéril e inadecuada para cualquier tipo de cultivo. Esto agravó tanto la necesidad de alimentos en años posteriores como el eventual desastre que supuso la Gran Depresión.

Un granjero y su hijo, Dust Bowl 1936. Wikipedia

Durante los años de 1934 a 1937, aquellos estados que habían pasado años cultivando trigo y maíz en sus tierras experimentaron una de las peores sequías que jamás haya golpeado a los Estados Unidos. Con la forma en que la tierra había sido sobrecargada, no había crecimiento de ningún tipo para anclar el suelo, por lo que cuando las tormentas de viento soplaron sobre las Grandes Llanuras, levantaron cantidades asombrosas de polvo.

Esta sequía y las tormentas de polvo casi constantes le dieron al Medio Oeste el nombre & ldquoDust Bowl. & Rdquo

El impacto de estas tormentas no fue solo sobre la tierra y los pueblos de las Grandes Llanuras. El 11 de mayo de 1934, una gran tormenta arrastró polvo hasta la costa este y afectó a ciudades como Buffalo, Boston, Nueva York y Washington. Cuando la tormenta azotó Chicago dos días antes, depositó aproximadamente 12 millones de libras de limo y polvo en la ciudad.

Estas tormentas que afectaron a vastas porciones de los Estados Unidos ocurrirían regularmente hasta 1937. Tampoco ocurrirían solamente durante los meses de verano. También afectaría el invierno, provocando la caída de "nieve roja" en lugares desde las Grandes Llanuras hasta Maine.

Tormenta de polvo Kansas 1935. Wikipedia

Una de las peores tormentas ocurrió el 14 de abril de 1935. Se extendió desde Texas hasta Canadá y causó grandes daños. Varios testigos afirmaron que no podían ver a más de cinco pies frente a ellos. Un reportero de Associated Press escribió esto con respecto a lo que se conocería como el Domingo Negro:

& ldquoSpearman y el condado de Hansford (Kansas) han estado literalmente [sic] en una nube de polvo durante la semana pasada. Desde el viernes de la semana pasada, no ha pasado un día sin que el condado fuera asediado por una ráfaga de viento y tierra. En raras ocasiones, cuando el viento amainó durante un período de horas, el aire estaba tan lleno de polvo que la ciudad parecía estar cubierta por una nube de niebla. & Rdquo

Las secuelas de estos años de sequía y tormentas de polvo fueron algo de lo que tomó décadas recuperarse. Se necesitaron años para replantar la hierba nativa de las praderas en las Grandes Llanuras, e incluso más antes de que se pudieran plantar cultivos una vez más.

Los años de Dust Bowl fueron difíciles para las personas que vivían en los estados de las llanuras. Hasta 500.000 estadounidenses se quedaron sin hogar, muchos de ellos viajaron a California con la esperanza de encontrar trabajo. Con los salvajes años de la Gran Depresión en plena vigencia, muchos de ellos se quedaron sin trabajo durante años.


Contenido

Con un conocimiento insuficiente de la ecología de las llanuras, los agricultores habían realizado un arado extenso y profundo de la capa superior del suelo virgen de las Grandes Llanuras durante la década anterior, lo que había desplazado a los pastos nativos de raíces profundas que normalmente atrapaban el suelo y la humedad incluso durante los períodos de sequía y vientos fuertes. La rápida mecanización del equipo agrícola, especialmente los pequeños tractores de gasolina, y el uso generalizado de la cosechadora combinada contribuyeron a las decisiones de los agricultores de convertir los pastizales áridos (muchos de los cuales no recibieron más de 10 pulgadas (

250 mm) de precipitación por año) a tierras de cultivo cultivadas. [4] Durante la sequía de la década de 1930, el suelo no anclado se convirtió en polvo, que los vientos dominantes arrastraron en grandes nubes que a veces ennegrecían el cielo. Estas sofocantes oleadas de polvo, denominadas "ventiscas negras" o "rodillos negros", viajaron a campo traviesa, llegaron hasta la costa este y golpearon ciudades como Nueva York y Washington, DC En las llanuras, a menudo reducían la visibilidad a 3 pies (1 m) o menos. Associated Press reporter Robert E. Geiger happened to be in Boise City, Oklahoma, to witness the "Black Sunday" black blizzards of April 14, 1935 Edward Stanley, the Kansas City news editor of the Associated Press, coined the term "Dust Bowl" while rewriting Geiger's news story. [5] [6]

While the term "the Dust Bowl" was originally a reference to the geographical area affected by the dust, today it usually refers to the event itself (the term "Dirty Thirties" is also sometimes used). The drought and erosion of the Dust Bowl affected 100,000,000 acres (400,000 km 2 ) that centered on the panhandles of Texas and Oklahoma and touched adjacent sections of New Mexico, Colorado, and Kansas. [7] The Dust Bowl forced tens of thousands of poverty-stricken families, who were unable to pay mortgages or grow crops, to abandon their farms, and losses reached $25 million per day by 1936 (equivalent to $470,000,000 in 2020). [8] [9] Many of these families, who were often known as "Okies" because so many of them came from Oklahoma, migrated to California and other states to find that the Great Depression had rendered economic conditions there little better than those they had left.

The Dust Bowl area lies principally west of the 100th meridian on the High Plains, characterized by plains which vary from rolling in the north to flat in the Llano Estacado. Elevation ranges from 2,500 feet (760 m) in the east to 6,000 feet (1,800 m) at the base of the Rocky Mountains. The area is semiarid, receiving less than 20 inches (510 mm) of rain annually this rainfall supports the shortgrass prairie biome originally present in the area. The region is also prone to extended drought, alternating with unusual wetness of equivalent duration. [10] During wet years, the rich soil provides bountiful agricultural output, but crops fail during dry years. The region is also subject to high winds. [11] During early European and American exploration of the Great Plains, this region was thought unsuitable for European-style agriculture explorers called it the Great American Desert. The lack of surface water and timber made the region less attractive than other areas for pioneer settlement and agriculture.

The federal government encouraged settlement and development of the Plains for agriculture via the Homestead Act of 1862, offering settlers ”quarter section” 160-acre (65 ha) plots. With the end of the Civil War in 1865 and the completion of the First Transcontinental Railroad in 1869, waves of new migrants and immigrants reached the Great Plains, and they greatly increased the acreage under cultivation. [12] [13] An unusually wet period in the Great Plains mistakenly led settlers and the federal government to believe that "rain follows the plow" (a popular phrase among real estate promoters) and that the climate of the region had changed permanently. [14] While initial agricultural endeavors were primarily cattle ranching, the adverse effect of harsh winters on the cattle, beginning in 1886, a short drought in 1890, and general overgrazing, led many landowners to increase the amount of land under cultivation.

Recognizing the challenge of cultivating marginal arid land, the United States government expanded on the 160 acres (65 ha) offered under the Homestead Act – granting 640 acres (260 ha) to homesteaders in western Nebraska under the Kinkaid Act (1904) and 320 acres (130 ha) elsewhere in the Great Plains under the Enlarged Homestead Act of 1909. Waves of European settlers arrived in the plains at the beginning of the 20th century. A return of unusually wet weather seemingly confirmed a previously held opinion that the "formerly" semiarid area could support large-scale agriculture. At the same time, technological improvements such as mechanized plowing and mechanized harvesting made it possible to operate larger properties without increasing labor costs.

The combined effects of the disruption of the Russian Revolution, which decreased the supply of wheat and other commodity crops, and World War I increased agricultural prices this demand encouraged farmers to dramatically increase cultivation. For example, in the Llano Estacado of eastern New Mexico and northwestern Texas, the area of farmland was doubled between 1900 and 1920, then tripled again between 1925 and 1930. [13] The agricultural methods favored by farmers during this period created the conditions for large-scale erosion under certain environmental conditions. [3] The widespread conversion of the land by deep plowing and other soil preparation methods to enable agriculture eliminated the native grasses which held the soil in place and helped retain moisture during dry periods. Furthermore, cotton farmers left fields bare during winter months, when winds in the High Plains are highest, and burned the stubble as a means to control weeds prior to planting, thereby depriving the soil of organic nutrients and surface vegetation.

After fairly favorable climatic conditions in the 1920s with good rainfall and relatively moderate winters, [15] which permitted increased settlement and cultivation in the Great Plains, the region entered an unusually dry era in the summer of 1930. [16] During the next decade, the northern plains suffered four of their seven driest calendar years since 1895, Kansas four of its twelve driest, [17] and the entire region south to West Texas [18] lacked any period of above-normal rainfall until record rains hit in 1941. [19] When severe drought struck the Great Plains region in the 1930s, it resulted in erosion and loss of topsoil because of farming practices at the time. The drought dried the topsoil and over time it became friable, reduced to a powdery consistency in some places. Without the indigenous grasses in place, the high winds that occur on the plains picked up the topsoil and created the massive dust storms that marked the Dust Bowl period. [20] The persistent dry weather caused crops to fail, leaving the plowed fields exposed to wind erosion. The fine soil of the Great Plains was easily eroded and carried east by strong continental winds.

On November 11, 1933, a very strong dust storm stripped topsoil from desiccated South Dakota farmlands in one of a series of severe dust storms that year. Beginning on May 9, 1934, a strong, two-day dust storm removed massive amounts of Great Plains topsoil in one of the worst such storms of the Dust Bowl. [21] The dust clouds blew all the way to Chicago, where they deposited 12 million pounds of dust (

5500 tonnes). [22] Two days later, the same storm reached cities to the east, such as Cleveland, Buffalo, Boston, New York City, and Washington, D.C. [23] That winter (1934–1935), red snow fell on New England.

On April 14, 1935, known as "Black Sunday", 20 of the worst "black blizzards" occurred across the entire sweep of the Great Plains, from Canada south to Texas. The dust storms caused extensive damage and appeared to turn the day to night witnesses reported that they could not see five feet in front of them at certain points. Denver-based Associated Press reporter Robert E. Geiger happened to be in Boise City, Oklahoma, that day. His story about Black Sunday marked the first appearance of the term Dust Bowl it was coined by Edward Stanley, Kansas City news editor of the Associated Press, while rewriting Geiger's news story. [5] [6]

Spearman and Hansford County have been literaly [sic] in a cloud of dust for the past week. Ever since Friday of last week, there hasn't been a day pass but what the county was beseieged [sic] with a blast of wind and dirt. On rare occasions when the wind did subside for a period of hours, the air has been so filled with dust that the town appeared to be overhung by a fog cloud. Because of this long seige of dust and every building being filled with it, the air has become stifling to breathe and many people have developed sore throats and dust colds as a result.

Much of the farmland was eroded in the aftermath of the Dust Bowl. In 1941, a Kansas agricultural experiment station released a bulletin that suggested reestablishing native grasses by the "hay method". Developed in 1937 to speed up the process and increase returns from pasture, the "hay method" was originally supposed to occur in Kansas naturally over 25–40 years. [25] After much data analysis, the causal mechanism for the droughts can be linked to ocean temperature anomalies. Specifically, Atlantic Ocean sea surface temperatures appear to have had an indirect effect on the general atmospheric circulation, while Pacific sea surface temperatures seem to have had the most direct influence. [26] [27] [1]

This catastrophe intensified the economic impact of the Great Depression in the region.

In 1935, many families were forced to leave their farms and travel to other areas seeking work because of the drought (which at that time had already lasted four years). [28] The abandonment of homesteads and financial ruin resulting from catastrophic topsoil loss led to widespread hunger and poverty. [29] Dust Bowl conditions fomented an exodus of the displaced from Texas, Oklahoma, and the surrounding Great Plains to adjacent regions. More than 500,000 Americans were left homeless. More than 350 houses had to be torn down after one storm alone. [30] The severe drought and dust storms had left many homeless others had their mortgages foreclosed by banks, or felt they had no choice but to abandon their farms in search of work. [31] Many Americans migrated west looking for work. Parents packed up "jalopies" with their families and a few personal belongings, and headed west in search of work. [32] Some residents of the Plains, especially in Kansas and Oklahoma, fell ill and died of dust pneumonia or malnutrition. [22]

The Dust Bowl exodus was the largest migration in American history within a short period of time. Between 1930 and 1940, approximately 3.5 million people moved out of the Plains states of those, it is unknown how many moved to California. [34] In just over a year, over 86,000 people migrated to California. This number is more than the number of migrants to that area during the 1849 Gold Rush. [35] Migrants abandoned farms in Oklahoma, Arkansas, Missouri, Iowa, Nebraska, Kansas, Texas, Colorado, and New Mexico, but were often generally referred to as "Okies", "Arkies", or "Texies". [30] Terms such as "Okies" and "Arkies" came to be known in the 1930s as the standard terms for those who had lost everything and were struggling the most during the Great Depression. [36]

Not all migrants traveled long distances some simply went to the next town or county. So many families left their farms and were on the move that the proportion between migrants and residents was nearly equal in the Great Plains states. [34]

Historian James N. Gregory examined Census Bureau statistics and other records to learn more about the migrants. Based on a 1939 survey of occupation by the Bureau of Agricultural Economics of about 116,000 families who arrived in California in the 1930s, he learned that only 43 percent of southwesterners were doing farm work immediately before they migrated. Nearly one-third of all migrants were professional or white-collar workers. [37] The poor economy displaced more than just farmers as refugees to California many teachers, lawyers, and small business owners moved west with their families during this time. After the Great Depression ended, some moved back to their original states. Many others remained where they had resettled. About one-eighth of California's population is of Okie heritage. [38]

The greatly expanded participation of government in land management and soil conservation was an important outcome from the disaster. Different groups took many different approaches to responding to the disaster. To identify areas that needed attention, groups such as the Soil Conservation Service generated detailed soil maps and took photos of the land from the sky. To create shelterbelts to reduce soil erosion, groups such as the United States Forestry Service's Prairie States Forestry Project planted trees on private lands. Finally, groups like the Resettlement Administration, which later became the Farm Security Administration, encouraged small farm owners to resettle on other lands, if they lived in drier parts of the Plains. [1]

During President Franklin D. Roosevelt's first 100 days in office in 1933, his administration quickly initiated programs to conserve soil and restore the ecological balance of the nation. Interior Secretary Harold L. Ickes established the Soil Erosion Service in August 1933 under Hugh Hammond Bennett. In 1935, it was transferred and reorganized under the Department of Agriculture and renamed the Soil Conservation Service. It is now known as the Natural Resources Conservation Service (NRCS). [39]

As part of New Deal programs, Congress passed the Soil Conservation and Domestic Allotment Act in 1936, requiring landowners to share the allocated government subsidies with the laborers who worked on their farms. Under the law, "benefit payments were continued as measures for production control and income support, but they were now financed by direct Congressional appropriations and justified as soil conservation measures. The Act shifted the parity goal from price equality of agricultural commodities and the articles that farmers buy to income equality of farm and non-farm population." [40] Thus, the parity goal was to re-create the ratio between the purchasing power of the net income per person on farms from agriculture and that of the income of persons not on farms that prevailed during 1909–1914.

To stabilize prices, the government paid farmers and ordered more than six million pigs to be slaughtered, as part of the Agricultural Adjustment Act (AAA). It paid to have the meat packed and distributed to the poor and hungry. The Federal Surplus Relief Corporation (FSRC) was established to regulate crop and other surpluses. FDR in an address on the AAA commented, [ ¿Cuándo? ]

Let me make one other point clear for the benefit of the millions in cities who have to buy meats. Last year the Nation suffered a drought of unparalleled intensity. If there had been no Government program, if the old order had obtained in 1933 and 1934, that drought on the cattle ranges of America and in the corn belt would have resulted in the marketing of thin cattle, immature hogs and the death of these animals on the range and on the farm, and if the old order had been in effect those years, we would have had a vastly greater shortage than we face today. Our program – we can prove it – saved the lives of millions of head of livestock. They are still on the range, and other millions of heads are today canned and ready for this country to eat. [ cita necesaria ]

The FSRC diverted agricultural commodities to relief organizations. Apples, beans, canned beef, flour and pork products were distributed through local relief channels. Cotton goods were later included, to clothe the needy. [41]

In 1935, the federal government formed a Drought Relief Service (DRS) to coordinate relief activities. The DRS bought cattle in counties which were designated emergency areas, for $14 to $20 a head. Animals determined unfit for human consumption were killed at the beginning of the program, more than 50 percent were so designated in emergency areas. The DRS assigned the remaining cattle to the Federal Surplus Relief Corporation (FSRC) to be used in food distribution to families nationwide. Although it was difficult for farmers to give up their herds, the cattle slaughter program helped many of them avoid bankruptcy. "The government cattle buying program was a blessing to many farmers, as they could not afford to keep their cattle, and the government paid a better price than they could obtain in local markets." [42]

President Roosevelt ordered the Civilian Conservation Corps to plant the Great Plains Shelterbelt, a huge belt of more than 200 million trees from Canada to Abilene, Texas to break the wind, hold water in the soil, and hold the soil itself in place. The administration also began to educate farmers on soil conservation and anti-erosion techniques, including crop rotation, strip farming, contour plowing, terracing, and other improved farming practices. [43] [44] In 1937, the federal government began an aggressive campaign to encourage farmers in the Dust Bowl to adopt planting and plowing methods that conserved the soil. The government paid reluctant farmers a dollar an acre to practice the new methods. By 1938, the massive conservation effort had reduced the amount of blowing soil by 65%. [41] The land still failed to yield a decent living. In the fall of 1939, after nearly a decade of dirt and dust, the drought ended when regular rainfall finally returned to the region. The government still encouraged continuing the use of conservation methods to protect the soil and ecology of the Plains.

At the end of the drought, the programs which were implemented during these tough times helped to sustain a positive relationship between America's farmers and the federal government. [45]

The President's Drought Committee issued a report in 1935 covering the government's assistance to agriculture during 1934 through mid-1935: it discussed conditions, measures of relief, organization, finances, operations, and results of the government's assistance. [46] Numerous exhibits are included in this report.

In many regions, more than 75% of the topsoil was blown away by the end of the 1930s. Land degradation varied widely. Aside from the short-term economic consequences caused by erosion, there were severe long-term economic consequences caused by the Dust Bowl.

By 1940, counties that had experienced the most significant levels of erosion had a greater decline in agricultural land values. The per-acre value of farmland declined by 28% in high-erosion counties and 17% in medium-erosion counties, relative to land value changes in low-erosion counties. [25] : 3 Even over the long-term, the agricultural value of the land often failed to recover to pre-Dust Bowl levels. In highly eroded areas, less than 25% of the original agricultural losses were recovered. The economy adjusted predominantly through large relative population declines in more-eroded counties, both during the 1930s and through the 1950s. [25] : 1500

The economic effects persisted, in part, because of farmers' failure to switch to more appropriate crops for highly eroded areas. Because the amount of topsoil had been reduced, it would have been more productive to shift from crops and wheat to animals and hay. During the Depression and through at least the 1950s, there was limited relative adjustment of farmland away from activities that became less productive in more-eroded counties.

Some of the failure to shift to more productive agricultural products may be related to ignorance about the benefits of changing land use. A second explanation is a lack of availability of credit, caused by the high rate of failure of banks in the Plains states. Because banks failed in the Dust Bowl region at a higher rate than elsewhere, farmers could not get the credit they needed to obtain capital to shift crop production. [47] In addition, profit margins in either animals or hay were still minimal, and farmers had little incentive in the beginning to change their crops.

Patrick Allitt recounts how fellow historian Donald Worster responded to his return visit to the Dust Bowl in the mid-1970s when he revisited some of the worst afflicted counties:

Capital-intensive agribusiness had transformed the scene deep wells into the aquifer, intensive irrigation, the use of artificial pesticides and fertilizers, and giant harvesters were creating immense crops year after year whether it rained or not. According to the farmers he interviewed, technology had provided the perfect answer to old troubles, such of the bad days would not return. In Worster's view, by contrast, the scene demonstrated that America's capitalist high-tech farmers had learned nothing. They were continuing to work in an unsustainable way, devoting far cheaper subsidized energy to growing food than the energy could give back to its ultimate consumers. [48]

In contrast with Worster's pessimism, historian Mathew Bonnifield argued that the long-term significance of the Dust Bowl was "the triumph of the human spirit in its capacity to endure and overcome hardships and reverses." [49]


Ver el vídeo: TORMENTA DE POLVO AZOTA ARIZONA..