¿Dónde puedo encontrar más información sobre este uso de Yakuza contra una manifestación en 1960?

¿Dónde puedo encontrar más información sobre este uso de Yakuza contra una manifestación en 1960?

Este artículo (alemán) afirma que en 1960 el presidente de Japón, Nobosuke Kishi, contrató a 28.000 Yakuza como matones contra una manifestación antiamericana.

No encuentro nada que indique esto en el artículo de Wikipedia sobre él, pero hay alguna mención de disturbios en 1960 contra un acuerdo de asistencia mutua entre Japón y Estados Unidos. Entonces estoy interesado en encontrar un artículo sobre este incidente. Me interesaría entender:

  • ¿Cuál fue la inclinación política de los manifestantes?
  • ¿Se puede decir que la Yakuza "típica" se inclinaba más hacia la izquierda o hacia la derecha, y esto influyó en la decisión de alguna Yakuza de hacer esto?
  • ¿Tenía la Yakuza una postura sobre el tema político (acuerdo de apoyo entre Estados Unidos y Japón)?
  • ¿Era típico ese uso de los matones de la Yakuza por parte del estado (incluso a menor escala)?
  • ¿Es el número de 28000 Yakuza remotamente cierto? (3000 policías antidisturbios puede ser una presencia sofocante, ¿por qué diez veces más?) ¿Se esparcieron los hechos por varias ciudades?
  • ¿Qué ganaría la Yakuza?

Editar para agregar: El artículo que cito trata sobre la pérdida de miembros que la Yakuza experimentó recientemente y cómo intentan contratar nuevos tipos con una página web. También entra en la relativa apertura con la que opera la Yakuza en Japón. No hay mucho sobre el incidente, traduciré el párrafo:

Los criminales tienen buenas conexiones con la política. En los últimos años, algunos ministros tuvieron que dejar sus cargos debido a que sus amistades con los crminals iban a cerrarse. Un ministro, por ejemplo, tenía un hermano en la cima de un grupo de Yakuza: el político tuvo que dejar el cargo. Pero hasta ahora, hay una foto que muestra al primer ministro Shinzo Abe con Ichu Nagamoto, un miembro destacado de Yamaguchi-Gumi. El primer ministro afirma no conocer al hombre. Eso es suficiente (para evitar consecuencias). Curiosamente, está probado que el abuelo de los políticos, Nobosuke Ishi, entonces primer ministro, movilizó a 28000 Yakuza para vencer en una manifestación antiamericana en 1960.


La fuente de esta información proviene de las memorias personales del jefe del crimen de Yakuza, Kodama. Sin embargo, el evento nunca tuvo lugar, por lo que es imposible verificarlo o refutarlo. Según Kodama, se le pidió que formara un pequeño ejército para sofocar las protestas y proteger la caravana del presidente de Estados Unidos y dice que se preparó para hacerlo. Su prueba es que a cambio Ishi firmó sus memorias.

Los manifestantes eran casi en su totalidad partidarios del Partido Socialista. Hay alguna evidencia de que algunos también eran de derecha. Si bien el nuevo tratado sería una gran mejora para el estado de Japón, renovó algunos términos para las bases militares estadounidenses y, por lo tanto, cualquier grupo que se oponga a la presencia militar estadounidense no lo apoyaría. La Yakuza sería ultraderechista, pero sus intereses políticos probablemente serían principalmente apoyar al primer ministro y así reforzar su poder a través del establecimiento político otorgando favores. La Yakuza bajo Kodama probablemente se usó para actividades políticas anticomunistas, pero las fuentes de las afirmaciones son altamente conspirativas y, por lo tanto, difíciles de verificar, si es que alguna información es verdadera.

La información está incluida en el libro Yakuza: Japan's Criminal Underworld. Es un libro del periodista de investigación David E. Kaplan. Es un éxito de ventas galardonado, pero no un recurso académico.

El presidente Eisenhower visitó Okinawa en 1960. Se utilizaron soldados estadounidenses para asegurar al presidente contra el gran número de manifestantes. Había más de 100.000 soldados estadounidenses en Japón en 1960, por lo que es una afirmación sospechosa que sería necesario o se consideraría apropiado utilizar Yakuza. El Servicio Secreto existía a los efectos de la protección presidencial en este momento. La visita del presidente a Tokio fue cancelada después de que un manifestante estudiantil fuera asesinado a pedido de Ishi, lo que también hizo menos probable que Ishi planeara tomar medidas duras contra los manifestantes utilizando una banda criminal.


Cuando los disturbios son la respuesta

A merica se fundó sobre disturbios. Desde los días de los recaudadores de impuestos británicos, los ciudadanos se han resistido al poder luchando, usando los puños cuando sus voces no eran escuchadas.

Esta tradición violenta perdura en el campo, hirviendo a veces en nuestras ciudades. En lugares como Los Ángeles en 1992, y Ferguson y Baltimore en el último año, las tensiones urbanas y mdashoften el resultado de desigualdades raciales y económicas y mdash han estallado en un lío de incendios provocados, saqueos y brutalidad policial.

¿Qué tipo de progreso se logra en estos períodos de malestar? ¿Realmente mejoran las condiciones? Antes del evento Z & oacutecalo / UCLA & ldquo ¿Pueden los disturbios urbanos causar un cambio? Si es así, cuándo y cómo? Si no es así, ¿por qué no y qué pasó?

Sherry Hamby & mdash Funcionan a veces, pero no son grandes soluciones

Desde el Boston Tea Party hasta los disturbios de Los Ángeles y los disturbios en Ferguson, Missouri, la resistencia violenta a veces ha llevado a cambios sociales positivos. Muy a menudo, los disturbios han llamado la atención sobre un régimen autoritario opresivo (a veces por reyes, a veces por policía). En algunos casos, también ha estimulado las investigaciones sobre la aplicación de la ley u otros sistemas gubernamentales. En ocasiones, incluso ha obligado a líderes corruptos o incompetentes a rendirse o renunciar.

Pero los disturbios y otras formas de resistencia violenta no siempre mejoran la vida de las personas. Los disturbios franceses de 2005 que rodearon París provocaron muertes, heridos, incendios de automóviles y arrestos. Las consecuencias fueron una represión de la inmigración y la culpa a los músicos en lugar de una evaluación franca de las tensiones étnicas y religiosas.

La resistencia noviolenta es un camino relativamente nuevo hacia la justicia social. Gandhi y Martin Luther King, Jr., fueron algunos de los primeros en convencer a grandes grupos de personas para que protestaran sin peleas físicas. Gandhi logró algo que los primeros estadounidenses no lograron: se deshizo del dominio colonial británico mediante la paz, no la guerra.

Los disturbios no son una gran solución, pero los disturbios suelen ser causados ​​por injusticias reales. Miles de personas no salen a las calles sin una buena razón. Eso fue cierto durante la Revolución Americana y es cierto hoy. Los disturbios son a menudo la respuesta desesperada de personas que sienten que no tienen otro recurso. Podemos reducir los disturbios proporcionando un mejor acceso a la justicia para todos.

Sherry Hamby es editora de la revista Psicología de la violencia y director del Centro de Investigaciones sobre Resiliencia de los Apalaches. Sus libros más recientes son Mujeres maltratadas y estrategias de protección n. ° 8217: más fuertes de lo que crees y La telaraña de la violencia.

Lawrence Grandpre & mdash Su valor depende de a quién le preguntes

Si uno les hubiera preguntado a los residentes blancos de Tulsa, Oklahoma, en 1921 si los disturbios urbanos mejoran la vida de los residentes de una ciudad y rsquos, probablemente habrían respondido con un rotundo "sí". llamado & ldquoBlack Wall Street & rdquo) en represalia por la presunta criminalidad negra, los residentes habrían descrito el evento como necesario para la seguridad y estabilidad de sus comunidades. Como podrían haberlo hecho los alborotadores en la Nueva York de la década de 1860 que atacaron a más de 200 hombres negros enfadados por haber sido reclutados para luchar por la Unión, o los alborotadores pro-Confederación en el Baltimore de la década de 1860.

Pero los recientes levantamientos urbanos negros no se ven de la misma manera. A pesar de que muestran una continuidad histórica entre el pasado y el presente de Estados Unidos, la realidad constante de las redadas, los cacheos y los "saltos" por las drogas a menudo no se toma en serio como una justificación de la violencia, porque estas violaciones de los cuerpos generalmente no son violaciones de la ley.

Es presuntuoso asumir que aquellos que no han experimentado 400 años de violencia anti-negra tienen derecho a moralizar sobre la comunidad negra y rsquos expresiones de dolor y rabia. Como tal, en la medida en que las rebeliones urbanas ayuden a expandir la gama de preguntas que se pueden hacer y pensamientos que se puedan expresar sobre la raza en Estados Unidos, estas acciones tienen valor.

Debatir si los disturbios ayudan a los negros a ganar el proverbial "ldquogame" de la política ignora que la existencia de tales condiciones debería ser prueba suficiente de que el juego en sí no solo está amañado, sino roto.

Lawrence Grandpre es el director de investigación de Leaders of a Beautiful Struggle, un grupo de expertos en justicia social con sede en Baltimore. Es coautor de El libro negro: reflexiones desde la base de Baltimore.

John Hope Bryant & mdash señalan la necesidad de un cambio

¿Pueden los disturbios urbanos provocar cambios? Es un poco paradójico. Como dijo el Dr. Martin Luther King, Jr. en 1968, "Creo que tenemos que ver que un motín es el lenguaje de los no escuchados". A veces se necesita un motín para llamar la atención sobre el cambio necesario. Desafortunadamente, la nueva acción a menudo surge como una reacción al dolor anterior.

Como testigo de los disturbios provocados por la golpiza de Rodney King hace unos 23 años, elegí no dejarme llevar por la rabia ciega, sino por la determinación de cambiar la química misma de esta mezcla volátil de ira, recriminación y retroceso. La diferencia con mi enfoque es que estaba buscando el problema subyacente al problema. Quería desempacar el poder, el dinero y la prosperidad y volver a empaquetarlo teniendo en cuenta a los pobres, porque me di cuenta de que los vecindarios de clase media, sin importar su composición racial, no se desencadenaban, solo los pobres lo hacían.

A raíz de los disturbios de Rodney King, fundé Operation HOPE, un plan para empoderar a las personas económicamente mal equipadas y que luchan en Estados Unidos para participar en el único sistema que tenemos: el capitalismo. El camino que elegí se basó en el poder de la libre empresa para cambiar vidas y no es diferente de lo que hizo el presidente Abraham Lincoln en 1865 después de la Guerra Civil y la Proclamación de Emancipación, cuando convocó a Freedman & rsquos Bureau, que creó el Freedman & rsquos Bank, constituido para enseñar esclavos recién liberados por el dinero.

Me suscribo a la simple premisa de que los arcoíris solo vienen después de las tormentas, y veo una brillante luz de oportunidad que emerge de la oscura noche de la tragedia y las lágrimas. Resolvamos borrar los impedimentos a la igualdad de oportunidades económicas, y la lucha se calmará, los ánimos se enfriarán y una mañana más clara de esperanza se abrirá paso a través de las nubes de animosidad y rabia.

John Hope Bryant es el fundador, presidente y director ejecutivo de Operation HOPE y Bryant Group Companies, Inc. Es miembro del Consejo Asesor del Presidente de EE. UU. Y el Consejo Asesor sobre Capacidad Financiera de la Juventud del presidente Barack Obama.

Noche Diaz & mdash Rioters hacen lo que & rsquos es necesario

Después de 1967 y rsquos & ldquoLong Hot Summer & rdquo con los disturbios de Detroit & rsquos 12th Street, la Comisión Nacional Asesora sobre Desórdenes Civiles descubrió que (¡sorpresa!) Los negros son maltratados sistemáticamente. Después de más de 100 rebeliones tras el asesinato de Martin Luther King, Jr. y rsquos, se aprobaron adiciones a la Ley de Derechos Civiles.

¿Fue correcto que los jóvenes de Baltimore se levantaran? ¿O la juventud de Ferguson antes de eso? ¿Será correcto la próxima vez que la gente esté harta de que la policía los mate?

Eric Holder ha dicho: "Las manifestaciones pacíficas y no violentas y el infierno han llevado al cambio que ha sido más duradero y generalizado".

Ser realistas. Dígale eso a la policía que comete violencia ilegítima en forma regular y mdash, asesinato y brutalidad que destruye vidas, futuros y personas enteras. Holder, y el sistema que representa, se preocupan más por CVS y los coches de policía averiados. Dan luz verde al terror policial. ¡Un presidente negro, un fiscal general negro y todavía no hay enjuiciamientos federales de policías que matan a negros desarmados!

Baltimore se levanta, de repente se cargan seis policías. Se iluminó una luz sobre las generaciones que vivían bajo la mira de la policía. Todo el mundo se ve ahora obligado a relacionarse con el lema & ldquoBlack Lives Matter & rdquo. Esto es mejora.

Un adolescente de Baltimore me dijo: "Sé que la familia de Freddie [Gray] y rsquos no quería disturbios y hellip y la gente no quiere que destruyamos nuestra comunidad y hellip, pero no queremos que la policía nos mate". Si no ganan & # 8217t parar, haremos lo que tengamos que hacer. & Rdquo

La sociedad se estremeció. Se trazaron líneas. A dónde va esto, depende de nosotros.

Noche Díaz es un luchador por la libertad que divide su tiempo entre Baltimore y la ciudad de Nueva York. Actualmente se enfrenta a una pena de cárcel por protestar contra los homicidios cometidos por la policía.


& # 8203La vacuna contra la poliomielitis de Salk: "El mayor experimento de salud pública de la historia"

En la actualidad, en los Estados Unidos sería impensable realizar un ensayo a nivel nacional de una vacuna experimental utilizando niños en edad escolar como conejillos de indias virtuales.

Pero eso es exactamente lo que sucedió en 1954 cuando padres estadounidenses desesperados, que buscaban cualquier cosa que pudiera hacer retroceder el horror de la polio, ofrecieron a más de 1.8 millones de niños para servir como sujetos de prueba. Incluyeron 600.000 niños a los que se les inyectaría una nueva vacuna contra la polio o un placebo.

Igualmente notable, el ensayo de la vacuna contra la poliomielitis de Salk se erige como la mayor movilización de voluntarios en tiempo de paz en la historia de Estados Unidos, que requiere los esfuerzos de 325,000 médicos, enfermeras, educadores y ciudadanos privados, sin dinero de subvenciones federales o compañías farmacéuticas. Los voluntarios siguieron los resultados utilizando lápices y papel.

Y duró solo un año, y los funcionarios tenían la esperanza desde el principio de poder comenzar a administrar la vacuna a los niños a las pocas semanas de los resultados finales.

"No puedo imaginar cuál sería la enfermedad hoy que podría hacer que tantos padres inscriban a sus hijos en un ensayo de vacuna experimental", dijo Daniel Wilson, profesor de historia en Muhlenberg College en Allentown, Pensilvania, que ha escrito tres libros sobre la historia de la polio en los Estados Unidos y él mismo es un sobreviviente de la polio. "Creo que es una medida de cuánto temían las personas a la polio que las madres y los padres estuvieran dispuestos a aceptar la palabra de los investigadores de que la vacuna era segura".

Noticias de actualidad

El financiamiento para el ensayo provino de donaciones hechas a la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil, la precursora de March of Dimes. La fundación fue creada en 1938 por el presidente Franklin D. Roosevelt y su socio legal, Basil O'Connor.

Roosevelt tenía un interés profundamente personal en derrotar a la polio: la enfermedad lo dejó lisiado en 1921 a los 39 años, y pasó toda su presidencia con aparatos ortopédicos, confinado a una silla de ruedas, sin poder siquiera levantarse solo.

La Fundación Nacional gastó $ 7.5 millones en donaciones, $ 66.3 millones en dólares de hoy, para iniciar, organizar y ejecutar el ensayo de la vacuna, con poca participación del gobierno federal.

"Eso es lo que lo convierte en el mayor experimento de salud pública de la historia", dijo David Oshinsky, quien escribió el libro ganador del premio Pulitzer "Polio: An American Story". "No es solo el éxito de los ensayos. Es la increíble organización involucrada, con decenas de miles de madres y familias que se unen para salvar a sus hijos. Y todo se hizo en privado. Eso es lo que hace que esto sea tan increíble".

Hubo una enorme presión para poner en marcha la prueba de campo antes de la temporada de polio de 1954. Las epidemias de poliomielitis se produjeron durante el verano, y el número de casos aumentó durante junio y julio y alcanzó su punto máximo en agosto.

"Nos dimos cuenta de que queríamos lograrlo en 1954, lo suficientemente temprano como para que pudiera tener un impacto en la temporada de polio de ese año", dijo David Rose, archivero de March of Dimes.

Un movimiento de base sin precedentes

La Fundación Nacional para la Parálisis Infantil ya contaba con una red nacional de funcionarios de salud, profesionales médicos, educadores de primaria y voluntarios para ayudar a responder a los brotes de poliomielitis. Estas eran las mismas personas que formarían la fuerza laboral necesaria para el ensayo clínico. Además, la "Marcha de la Madre" anual de la fundación recaudó millones en monedas de diez centavos y dólares cada año, que se utilizaron para la investigación de la poliomielitis y la ayuda a las comunidades que padecen epidemias de poliomielitis.

Parte de ese dinero había financiado la creación del Dr. Jonas Salk en 1952 de una vacuna contra la polio experimental con "virus muertos", y sus experimentos posteriores que demostraron la seguridad de la vacuna en humanos.

Basil O'Connor y los asesores científicos de la Fundación Nacional se habían interesado mucho en la vacuna de Salk, especialmente cuando sus primeros experimentos sugirieron que aumentaba el nivel de anticuerpos contra la poliomielitis en la sangre de una persona sin efectos nocivos. Entonces se hicieron planes para el juicio nacional.

O'Connor anunció en noviembre de 1953 que la prueba de campo comenzaría la primavera siguiente y se basaría en un diseño de "control observado". Eso significaba que un grupo de niños recibiría la vacuna, y se observaría a otro grupo de niños del mismo rango de edad, pero no se les inyectaría ni la vacuna ni un placebo.

Por supuesto, existían grandes preocupaciones. Algunos cuestionaron si la Fundación Nacional podría realizar una evaluación imparcial de una vacuna en la que había participado en la creación. También expresaron dudas sobre el diseño de "control observado" del ensayo.

El problema con el enfoque de "control observado" era que los vecindarios de clase media y alta tenían más probabilidades de sufrir un brote de poliomielitis que las áreas más pobres. La razón: mejor saneamiento, lo que significa menos exposición a los gérmenes y la inmunidad resultante, dijo el Dr. Peter Salk, hijo de Jonas Salk y presidente de la Jonas Salk Legacy Foundation.

"La preocupación era que los niños que terminarían recibiendo la vacuna real serían de un corte social diferente de los que servirían como controles observados", dijo Salk. "Eran los vecindarios más ricos los que tenían más polio. Si se llevaran a los niños de las áreas más ricas, tendrían un mayor riesgo de contraer polio, y se esperaría que esos niños tuvieran una incidencia más alta que los controles".

Para contrarrestar los posibles cargos de sesgo científico, la Fundación Nacional entregó la prueba de campo de la vacuna contra la polio al mentor de Jonas Salk, el Dr. Thomas Francis, Jr., un virólogo de la Universidad de Michigan que había trabajado con Salk años antes en una vacuna contra la influenza.

Francis estableció el Centro de Evaluación de Vacunas contra la Poliomielitis en la Universidad de Michigan, que guiaría el ensayo y analizaría de forma independiente los resultados.

Poco después de asumir el cargo, Francis anunció que el juicio se llevaría a cabo utilizando dos "brazos" separados. Un brazo seguiría el diseño de "control observado" propuesto originalmente por la Fundación Nacional. El segundo brazo utilizaría un diseño de "control de placebo", con la mitad de los niños recibiendo la vacuna y la otra mitad con un placebo.

El propio Salk, que solo tenía un papel secundario en la empresa masiva, inicialmente se resistió a la idea de un ensayo de "control con placebo", argumentando que los médicos no deberían darles a los niños algo que deliberadamente no los protegería contra la polio, recordó su hijo.

"Afortunadamente, mi padre terminó cediendo a las fuerzas en el trabajo, que era que la única forma de convencer a alguien y comprender la efectividad de la vacuna sería usar un diseño controlado con placebo", dijo Peter Salk. .

Legiones de orgullosos "pioneros de la poliomielitis"

Entre el 26 de abril y el 10 de julio de 1954, los voluntarios distribuyeron la serie de tres vacunas contra la polio de Salk. En total, más de 443.000 niños recibieron al menos una vacuna contra la poliomielitis, mientras que más de 210.000 recibieron un placebo, según March of Dimes.

"Hubo tres disparos y fue un estudio doble ciego", dijo Oshinsky. "Ni el niño ni el cuidador sabían quién estaba recibiendo la vacuna o un placebo, por lo que el papeleo era enorme".

Todos los niños de los ensayos se hicieron conocidos como los "pioneros de la polio" y cada uno recibió lo que se convertiría en un preciado prendedor de metal y un certificado de membresía firmado por el mismo O'Connor.

La vacuna se probó en ensayos de campo masivos, a partir de 1954, que involucraron a 1.8 millones de niños en edad escolar conocidos como "pioneros de la polio" (ver aquí) según March of Dimes. March of Dimes

Bonnie Yarry de Maitland, Florida, todavía tenía su insignia y certificado de Polio Pioneer en 2005 cuando escribió un recuerdo personal para el grupo sin fines de lucro Post-Polio Health International.

Llamándose a sí misma una "pequeña pieza en la historia de éxito de la Dra. Salk", Yarry recordó cómo su clase de segundo grado en la ciudad de Nueva York a intervalos mensuales "se dirigía a la enfermería improvisada de la escuela PS 148, un aula de jardín de infantes llena de médicos y enfermeras del Departamento de Salud de Nueva York preparados para inocularnos ".

"Con mariposas en el estómago, extendí el brazo, nunca miré la aguja, esperé el pinchazo y luego el dolor", escribió Yarry. "Escuché a otros llorar, pero no lo hice".

El ensayo de la vacuna Salk también sirvió como uno de los primeros y más grandes ejemplos de consentimiento informado, el proceso mediante el cual los investigadores obtienen permiso para experimentar con sujetos humanos, dijo Oshinsky.

"Los padres de hecho firmaron una hoja de papel que decía: 'Doy mi consentimiento para que mi hijo participe en este experimento'", dijo.

Los investigadores pasaron el resto de 1954 siguiendo la salud de todos los niños y tomando muestras de sangre de 40.000 niños en el estudio para examinar su respuesta de anticuerpos.

Durante tres meses de invierno y principios de la primavera de 1955, los investigadores analizaron y evaluaron los datos recopilados sobre la inoculación, las muestras de sangre y los casos resultantes de polio. Gran parte del trabajo se hizo a mano, aunque algunos cálculos se realizaron utilizando tarjetas perforadas que se introdujeron en una computadora primitiva del tamaño de una habitación, dijo Oshinsky.

La gente estaba con alfileres y agujas esperando los resultados del ensayo. Incluso el propio Salk no sabía nada sobre cómo se estaba desarrollando el análisis, dijo su hijo.

"Un héroe instantáneo"

Luego, solo un año después de que comenzara el ensayo, la Fundación Nacional anunció los resultados: la vacuna Salk demostró ser de 80 a 90 por ciento efectiva para prevenir la poliomielitis.

"La vacuna funciona. Es segura, eficaz y potente", afirmó el comunicado de prensa emitido por la Fundación Nacional el martes 12 de abril de 1955. Concluía: "No puede haber ninguna duda ahora de que los niños pueden ser vacunados con éxito contra la poliomielitis". "

El New York Times hizo sonar la noticia con un titular: "LA VACUNA SALK CONTRA LA POLIO PRUEBA EL ÉXITO MILLONES SERÁN INMUNIZADOS PRONTO LAS ESCUELAS DE LA CIUDAD COMIENZAN A TOMARSE EL 25 DE ABRIL".

"Salk se convirtió en una especie de héroe instantáneo", dijo Wilson de Muhlenberg College. "Apareció en la portada de la revista Time. Realmente fue celebrado. [El presidente Dwight] Eisenhower lo entretuvo en la Casa Blanca".

Sin embargo, para algunos niños, la vacuna llegó demasiado tarde. Wilson contrajo polio a los 5 años en septiembre de 1955, meses después de que se anunciara el éxito de la vacuna.

"La vacuna salió y estaba disponible en el otoño de 1955, pero escaseaba en ese momento en la zona rural de Wisconsin", dijo Wilson, quien vivía en Wausau en ese entonces. "Me faltaba un año para ir a la escuela, por lo que no recibí la vacuna". Ahora de 64 años, ha tenido problemas de salud de por vida debido a la poliomielitis infantil.

Una vez que la vacuna de Salk estuvo ampliamente disponible, dijo Oshinsky, salvó la vida de decenas de miles de niños en Estados Unidos y Canadá.

Y para 1961, la tasa de poliomielitis se había reducido en un 96 por ciento en los Estados Unidos, gracias a la vacuna Salk, según March of Dimes.

Sin embargo, el legado de Salk se extiende mucho más allá de su vacuna. Oshinsky sostiene que la verdadera contribución de Salk a la ciencia fue su demostración de que una vacuna de virus muerto podría ser tan eficaz como usar un virus vivo. La vacuna contra la gripe que la gente recibe todos los años es una vacuna de virus muerto, al igual que las vacunas modernas que protegen contra la fiebre tifoidea, el cólera y la tos ferina, dijo.

"Jonas Salk demostró que una vacuna de virus muerto funcionaría y sería condenadamente eficaz en la lucha contra la enfermedad", dijo Oshinsky. "Esto fue algo que los virólogos de la época despreciaron. Y Salk demostró que estaban equivocados".

Pero la vacuna de Salk, todavía disponible y la principal vacuna contra la poliomielitis en los Estados Unidos, no se usa tanto en todo el mundo hoy en día como la vacuna contra la poliomielitis de virus vivo desarrollada por su rival, el Dr. Albert Sabin.

Sabin, un investigador médico polaco que se convirtió en ciudadano estadounidense naturalizado en 1930, probó la efectividad de su vacuna oral en al menos 100 millones de personas en la URSS y otros países entre 1955 y 1961.

Su vacuna demostró ser incluso mejor para prevenir la poliomielitis y mucho más fácil de administrar.

"Puede administrarlo en gotas, puede poner las gotas en terrones de azúcar", dijo Wilson. "No es necesario tener un médico o una enfermera expertos para administrar la vacuna. La vacuna de Sabin fue la vacuna para llevar la polio al borde de la erradicación".

Sin embargo, la vacuna de Sabin no erradica por completo la poliomielitis, porque un número mínimo de niños que reciben la vacuna de virus vivo contraerán la poliomielitis, dijo Oshinsky.

"Cuando obtienes los números muy, muy bajos, tienes que entrar con la vacuna Salk para terminar", anotó Oshinsky.

Añadió: "No creo que la ironía se pierda en Sabin o Salk, dos rivales científicos que realmente no se agradaban. Necesitamos sus dos vacunas para acabar con la polio para siempre. No podemos hacerlo con una sola de ellos."

Publicado por primera vez el 2 de diciembre de 2014/10: 32 a. M.

& copy 2014 HealthDay. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


Personalidad []

Kanda es un individuo extremadamente irascible, exaltado e impulsivo. De los tenientes del Clan Tojo, es el más imprudente y directo, y nunca oculta sus motivos cuestionables o sus malas acciones. Kanda tiene como objetivo ascender a la posición de presidente y ve a Kazuma Kiryu como un obstáculo y un enemigo del clan. Su comportamiento imprudente e incontrolable a menudo irrita a su hermano de juramento, Yoshitaka Mine, en quien Kanda confía para financiar la actividad de la familia Nishikiyama.

Como lo describió su subordinado, Nishino, Kanda tiene una obsesión (o posiblemente un fetiche) por dar masajes duros a las mujeres, particularmente a las mujeres regordetas. Con el fin de encontrar destinatarios para sus masajes, Kanda con frecuencia envía soldados de la familia Nishikiyama a merodear por las calles de Kamurocho y coaccionar o sobornar a las mujeres para que vayan a las oficinas familiares para que Kanda pueda masajearlas.


¿Dónde puedo encontrar más información sobre este uso de Yakuza contra una manifestación en 1960? - Historia

Japón es ampliamente reconocido como uno de los países más seguros del mundo. En el "Índice de ciudades seguras 2015" de The Economist, dos ciudades japonesas están clasificadas entre las tres primeras, Tokio encabeza la lista y Osaka ocupa el tercer lugar. Entonces, con esto en mente, es extraño pensar que Japón también alberga una de las redes criminales organizadas más grandes y notorias del mundo: la yakuza.

Este icónico inframundo de criminales se ha hecho famoso en películas como Fuegos artificiales, Juventud de la Bestia y Batallas sin honor y humildad, que representa el yakuza como un grupo intimidante famoso por su comportamiento violento. Pero más allá del estereotipo simplista de "trajes y sombras" del mafioso japonés, el funcionamiento interno del yakuza son secretas, complejas y están tan imbuidas de los valores tradicionales japoneses como cualquier otra parte de la cultura del país.

Si siempre ha deseado comprender un poco más sobre los crípticos y laberínticos códigos de honor o los delicados equilibrios de poder que sustentan este infame sindicato del crimen, esta es su oportunidad ...

ORÍGENES La palabra 'yakuza"Tiene sus raíces en un juego de cartas japonés: una variante de blackjack llamada oicho-kabu. En el juego, el valor de una mano de tres cartas se determina sumando cada carta y luego usando el número más pequeño de la cifra de dos dígitos resultante para indicar una puntuación. Por ejemplo, cuando se suman, una mano de 8 + 9 + 3 = 20. El número más pequeño en 20 es 0, lo que significa que no obtiene puntos. De hecho, esta es la peor mano posible del juego.

Esta mano perdedora de 8-9-3 se denomina ya-ku-za (ya, o yattsu, significa "ocho" ku significa "nueve", y za, o san, significa "tres"). La palabra yakuza literalmente significa "bueno para nada". Y esto explica gran parte de la actitud de Japón hacia el grupo.

La palabra yakuza enlaces a los orígenes de la red, que se remonta a dos clasificaciones sociales japonesas: jugadores y comerciantes. Durante el período Edo en el siglo XVII, ambos grupos fueron considerados la escoria de la sociedad. Los comerciantes eran conocidos como tekiya - vendedores ambulantes de bienes robados, a menudo con una reputación turbia. Los jugadores fueron llamados bakuto, y eran conocidos por jugar a los dados y juegos de cartas ilegales.

Ambos bakuto y tekiya eran grupos de marginados que vivían fuera de las normas de la sociedad japonesa. Pero esto cambió lentamente. Los comerciantes comenzaron a formar grupos organizados que fueron reconocidos formalmente por el gobierno de Edo. Los jugadores se agruparon en casas de juego. Esto eventualmente condujo a la usurpación de préstamos, que requirió la bakuto para emplear su propio personal de seguridad.

Estas pandillas embrionarias de delincuentes y delincuentes semilegítimos eran consideradas por la sociedad japonesa con una mezcla de miedo y desprecio. Sin embargo, atrajeron a nuevos miembros y ganaron nueva influencia, y luego formaron alianzas en todo Japón, y finalmente se los denominó con el nombre colectivo: yakuza. Estas raíces todavía se pueden ver en la yakuza, con algunas ceremonias que todavía contienen elementos del humilde comercio y los orígenes del juego de la red criminal.

MEMBRESÍA Y ESTRUCTURA En la década de 1960, las estimaciones policiales pusieron yakuza membresía en alrededor de 184.000 - un máximo histórico. Las cifras recientes sugieren que el número total actual de yakuza miembros es algo menor, 53.500 (el número más pequeño registrado). Este encogimiento pero aún significativo yakuza La población se divide en unos 20 grandes grupos de conglomerados, que a su vez contienen cientos de pandillas. El conglomerado más grande es el Yamaguchi-gumi familia, cuya membresía se estima en alrededor de 27.500. Esto la convierte en la organización criminal más grande del mundo.

Yakuza Los grupos se organizan utilizando una estructura jerárquica que funciona de manera muy similar a una familia. Cada recluta se conoce como kobun (hijo), y tiene un padre, conocido como Oyabun. Esta relación padre-hijo opera en todos los niveles de la yakuza, de jefes de conglomerados de alto nivel (conocidos como kumicho), hasta los nuevos reclutas.

Para fortalecer estos lazos familiares, la relación entre padres e hijos se honra y fortalece en una ceremonia conocida como sakazuki. La palabra sakazuki puede referirse simplemente a copas ceremoniales, pero también puede describir un ritual en el que la lealtad y la lealtad se prometen mediante el intercambio simbólico del sake.

Por lo general, el "padre" le servirá al "niño" una modesta medida de sake, seguida de una medida mayor para él mismo. Luego, los dos tomarán sorbos de las copas del otro, en una ceremonia muy elaborada que a menudo es seguida por un festín alimentado con alcohol.

Cuando una kobun recibe sake de un Oyabun, han pasado oficialmente su iniciación en su yakuza familia. En este punto, están clasificados de manera similar a los hermanos mayores o menores. También están obligados a cortar los lazos con su familia real y jurar lealtad a su jefe local.

Rituales Dentro de la estricta estructura jerárquica del yakuza, hay ciertos rituales que están diseñados para asegurar que cada miembro sepa exactamente dónde se encuentra. El más conocido de ellos se llama yubitsumeo "acortamiento de dedos". This gruesome atonement ceremony is required of a yakuza member when saying “sorry” simply doesn’t cut it.

First, the wrongdoer places a piece of white cloth on a table. Then, once they have tourniqueted their little finger with a piece of string, they place their hand on the cloth. Next, taking a razor-sharp knife, they sever their little finger above the top knuckle, and wrap up the resulting piece in the white cloth like a gift. Finally, they present the gory parcel to their oyabun. At this point, when the oyabun accepts the finger, they are also deemed to have accepted the kobun’s apology.


Here’s where the 8 biggest protests in U.S. history took place

How will this weekend’s demonstrations stack up against the marches of the past?

Washington D.C.’s National Mall during the Million Man March on October 16, 1995. Larry Downing/Getty Images

Saturday, January 21, will be far from the first time urban centers across the United States have played host to citizens mobilizing around a cause.

From the Civil Rights marches of the 1960s to protests against the Iraq War in 2003, our country has a long history of public and vocal civil disobedience. So how will the upcoming demonstrations stack up against the marches of the past? To find out, we’ve rounded up the cities and spaces where the country’s eight biggest protests took place.

Nota: Calculating how many people participate in a public protest is a notoriously difficult task. Bias is inherently involved, from organizers who might exaggerate numbers to authorities who might downplay them. The list below uses popular estimates and, when available, provides a range and sources for estimates.

1. June 12, 1982: Anti-Nuclear March in New York City’s Central Park

Central Park in New York City, photographed June 12, 1982 during a protest against nuclear energy and calling for disarmament. Yvonne Hemsey/Getty Images

Size: An estimated 1 million people

Known as one of the largest political protests in American history, an estimated one million people gathered in New York City’s Central Park to call for nuclear disarmament and an end to the arms race perpetuated during the Cold War. The park was shoulder-to-shoulder with people, and tens of thousands more filled the streets on the parade route from the United Nations and Dag Hammarskjold Plazas at 47th Street and First Avenue.

De acuerdo con la New York Times, some protesters camped in Central Park ahead of the event, while dozens of buses parked in Queens to allow marchers to get to the park by subway. The park’s Great Lawn held a large stage where Bruce Springsteen, Jackson Browne, and James Taylor performed.

2. October 16, 1995: Million Man March in Washington D.C.

Washington D.C.’s National Mall during the Million Man March. Larry Downing/Getty Images

Size: An estimated 850,000 people

Organized by Nation of Islam leader Louis Farrakhan, the Million Man March gathered an estimated 850,000 people from across the United States at the National Mall in Washington D.C..

Under the backdrop of the Lincoln Memorial and the Washington Monument, attendees listened to prominent speakers like Rosa Parks, Maya Angelou, and the Reverend Jesse L. Jackson.

The march is a good example of the difficulty in knowing how many people attend such gatherings: The National Park Service released an estimate of 400,000, while organizers believed that 1.5 to 2 million had attended the event. Boston University released an estimate of 837,000 people with a 20 percent margin of error. After the Million Man March, the Washington D.C. Park Police stopped making official crowd size estimates.

3. April 25, 2004: The March for Women’s Lives in Washington D.C.

Protesters take part in the 'March For Women's Lives' on the Mall in Washington. Stephen J. Boitano/Getty Images

Size: Estimates range from 500,000 to 1.15 million people

A demonstration in support of reproductive rights and women’s rights, the March for Women’s Lives traveled through downtown Washington and along Pennsylvania Avenue. Organizers claim that 1.15 million people participated in the march, which would make it the largest protest in U.S. history. The Associated Press estimated that between 500,000 and 800,000 people attended the event.

The march marked the first large-scale abortion rights demonstration in Washington since 1992, and also featured notable figures like Whoopi Goldberg, Madeleine Albright, and Gloria Steinem.

4. February 15-16, 2003: Anti-war protests in America’s biggest cities

Protesters carry an inflatable globe during an anti-war demonstration on February 15, 2003, in New York City. Mario Tama/Getty Images

Size: At least 500,000 people

Known as the biggest protest in world history, roughly 10 million to 15 million people marched on the same day in more than 600 cities to protest the war in Iraq. In the United States, an estimated 300,000-400,000 people rallied in New York City, packing the streets north of the United Nations headquarters and filling police-barricaded protest zones for more than 20 blocks.

Elsewhere, anti-war rallies were held in 150 U.S. cities, from smaller towns like Austin, Texas—where 10,000 protestors marched down Congress Avenue from the state capital building—to more than 200,000 people marching in San Francisco.

5. October 25, 1997: Million Woman March in Philadelphia, Pennsylvania

Approximately 300,000 African-American women pack the Benjamin Franklin Parkway for the Million Woman March on October 25, 1997, in Philadelphia. TOM MIHALEK/AFP/Getty Images

Size: Estimates range from 300,000 to 1 million people

Estimates vary wildly on how many people attended 1997’s Million Women March, but all agree that the streets of Philadelphia, Pennsylvania were packed. Marchers began with a sunrise service at the iconic Liberty Bell, then walked along Benjamin Franklin Parkway to a speaker’s tent and podium located at the Philadelphia Museum of Art.

The march was organized by two Philadelphia grassroots activists—Phile Chionesu and Asia Coney—had a huge turnout despite short notice and rainy weather. It’s estimated that 125,000 women came from Chicago and New York to march in Philadelphia.

6. November 15, 1969: Anti-Vietnam protest in Washington D.C.

The U.S. Capitol looms in the background as thousands of people march along Pennsylvania Avenue during anti-Vietnam Moratorium on November 15, 1969. Bettmann/Getty Images

Size: Estimates range from 500,000 to 600,000 people

Following a general strike on October 15, the Vietnam Moratorium Committee organized a second event for November 15, 1969. Now considered one of the largest anti-war protests in American History, 500,000 people gathered across from the White House to demand that President Richard Nixon end the war.

Protesters also organized a March Against Death immediately before the November 15 march. At this event, 40,000 people walked in single file silently down Pennsylvania Avenue, holding a sign with the name of a dead American soldier or destroyed Vietnamese town. The protesters then placed their signs in coffins laid out in front of the Capitol building.

The November protests were part of a series of protests and marches around the world in 1969. The Vietnam War continued, however, for six more years, ending with the fall of Saigon on April 30, 1975.

7. April 25, 1993: March on Washington D.C. for Lesbian, Gay, and Bi Equal Rights and Liberation

Marchers from Missouri walk the streets of downtown Washington D.C. during the March for Lesbian, Gay, and Bi Equal Rights and Liberation. Mark Reinstein/Getty Images

Size: Estimates range from 300,000 to 1 million people

This 1993 march in Washington D.C. brought together hundreds of thousands of Americans demanding freedom from discrimination and an end to the military’s ban on LGBT people serving openly. The march route traveled from the 52-acre Ellipse park past the White House and finished at the Mall.

Organizers said that a million people participated in the event, but the United States Park Police claimed only 300,000 protesters were there. One of the event’s most memorable events occurred when hundreds of men and women under the banner of the Gay Men’s Health Crisis of New York lay down in front of the White House. The act symbolized the number of AIDS deaths in America.

8. October 11, 1987: Second National March on Washington D.C. for Lesbian and Gay Rights

The AIDS Memorial Quilt of the Names Project Foundation on display on the National Mall in 1987. Names Project Foundation

Size: Estimates range from 200,000 to 750,000 people

Sometimes referred to as “The Great March” thanks to its size and historical importance, this 1987 march organized hundreds of thousands of people to demand more federal money for AIDS research and for an end to discrimination.


Inquire Indiana: What's The History Of Racism In Indiana?

We’re answering people's questions about the Hoosier state as part of our Inquire Indiana project.

A Bloomington resident asked us to find out more about the history of racism and hate groups in Indiana, and their impact on our lives today.

"So Jim Crow and segregation and all of those kind of things because I feel that we don’t talk about that type of stuff," says Shelby Hoshaw. "And, it’s an important part of our history and we shouldn’t be afraid to talk about it. Because without talking about it, we’re not going to address the issues that are happening today."

We found out the history of racism in Indiana is long and complicated. 

Early Racism Illustrated In Constitution, Rise Of KKK

Though it’s evolved over the years, racism’s been a constant in Indiana history. It’s been around much longer than the state itself, but we see the attitudes manifest in Indiana’s first constitution in 1816. While it prohibited slavery, it also didn’t allow black men to vote.

"And in many other ways the pioneers at the very beginning excluded African Americans from citizenship and from full participation in everyday life in Indiana," says James Madison, a professor emeritus in Indiana University's history department. "And that pattern laid down at the very beginning and persisted into the 20 th century."

Many people think of Indiana's history with the Ku Klux Klan when they think of racism in the state. The KKK became especially powerful in the 1920s, when it had significant influence over state politics. At the time, Madison says a great number of Hoosiers supported or were sympathetic to the Klan. 

In 1924 voters elected Edward Jackson as governor, who was rumored to be a Klan member because of his close ties with Indiana Klan leader D.C. Stephenson.

Madison says the KKK of the '20s had a long list of enemies. 

"Certainly the Klan’s enemies included African Americans," he says. "But the Klan’s enemies also included Jewish Hoosiers and, above all and most importantly, Catholics and immigrants."

Crispus Attucks was the first and only all-black high school in Indianapolis. (WFIU/WTIU News)

Racial Divides Illustrated In Makeup Of School Systems, Neighborhoods 

During the same decade the Klan rose to power, Indianapolis opened its first and only all-black high school, Crispus Attucks. 

"When it first was built, it was built out of racism," says Patricia Payne, director of the Racial Equality Initiative for Indianapolis Public Schools. "The school board members were Ku Klux Klan members. They did not want white students and black students going to school together."

Payne’s parents were in the first two graduating classes and their pictures still hang on the walls of the school.

She says Crispus Attucks became a symbol of strength for the black community. Many of the teachers were university professors who couldn't get jobs elsewhere because they were black. Payne says they challenged and encouraged the students, who left the school culturally and academically prepared for the complicated world. 

"What happened was we took lemons and made lemonade," she says.  

Now there’s a museum in the high school that tells the story of much more than Crispus Attucks. It starts as far back as ancient Egypt. & # 160

"The museum is important also because we make sure all children understand that the history of black people did not start on a plantation in America," Payne says. "I have been told so many lies about my history in school now where you’re supposed to be learning the truth."

The exhibits are far from the only evidence of racism still present in Indiana today. It’s evident in the makeup of school systems, neighborhoods, and jail populations. Decisions made decades ago are still having an impact today.

Like the decision Indianapolis city leaders made in the 1970s to unify Marion County and Indianapolis governments – but not the school systems.

"You look at what it did to public education and how in many ways the divisiveness we have with school districts … really shifted issues around access and issues around parity and quality and equity that have unfortunately fallen along racial lines," says Michael Twyman, who teaches classes at IU about race and social justice.  

He also points to how the building of the Interstate impacted historic, vibrant black communities in Indianapolis. Payne's family was among those displaced to make way for the roads. 

"I don’t know how you ever really rebound from that, at least in a short amount of time because it then begins to create certain impediments and barriers for other economic development," Twyman says. "Because when you do infrastructure that really begins to define what’s possible, it makes it very difficult to get not only economies of scale but really the type of critical mass of resources that will allow certain communities and neighborhoods to be vibrant again."

The KKK held a rally in Madison, Ind. in 2018. But most of the people who showed up were protestors. (WFIU/WTIU News)

Is Indiana A Racist State?

Those scars make it hard for Indiana to buck the reputation of being a close-minded, sometimes racist state.

Just last year the KKK held a rally in Madison, Ind. But the event drew far more protestors.

"Across the state in small towns I sense that there is a movement toward more acceptance and a movement against hatred and dismissiveness toward those who are different," Madison says. 

Madison says it’s up to Hoosiers to take a stand and make a change.

"Individual Hoosiers in communities in Indiana have done just enough dumb, stupid, hateful things to spark the question again and again ‘Well is Indiana klan state?’ My answer to that is no, it’s not. But Indiana has flirted down to the 21 st century with some of the culture, some of the ideas, some of the beliefs and values that so informed the Klan in the 1920s."

That's one of the reasons IPS has a racial equity initiative that teaches educators and community members about the impact of racism, and what they can do to stop it from being normalized.

"No institution or organization can escape racism," Payne says. "It is here and that is why we are so serious about this initiative."

But she says addressing racism is also an individual responsibility. & # 160

"We can’t change your hearts and minds and mindset. That’s something you’ve got to take on your own self."


The Best Protest Songs In History: Timeless Political Anthems

Unafraid to speak up against injustice, the best protest songs take on the issues of their day, but transcend their eras to speak to future generations.

From unflinching portrayals of racial hatred to hard-hitting invective against injustice, demands for equality, and even stadium anthems with a subversive message, the best protest songs speak not only to the issues of their times, but transcend their eras to become timeless political expressions. Hip-Hop arguably remains the most politically engaged music of our current era, but, throughout the decades, jazz, folk, funk, and rock music have all made contributions to the best protest songs of all time.

Many more can lay claim to a place in this list. Think we’ve missed your best protest songs? Let us know in the comments section, below.

While you’re reading, listen to our Protest Anthems playlist here.

The Best Protest Songs In History: Timeless Political Anthems

Billie Holiday – Strange Fruit (1939)

Written as a poem by Abel Meeropol – a white, Jewish teacher and member of the American Communist Party – and published in 1937 before he set the lines to music, “Strange Fruit” exposes the sheer brutality of racism in the United States at the time by way of a stark, powerful description of a postcard Meeropol had seen depicting a lynching. Juxtaposing idyllic, florid scenes of a Southern landscape with uncompromising descriptions of black bodies swaying from a tree, his words were blunt and had the desired effect of shocking and appalling listeners.

It’s an angry song, the young Dylan obviously incensed by a feeling of helplessness as the United States became entangled in international affairs – Cuba, Vietnam – for reasons he considered to be self-serving. In a 2001 interview with EE.UU. Hoy en día he explained it was “supposed to be a pacifistic song against war”, adding, “It’s not an anti-war song. It’s speaking against what Eisenhower was calling a military-industrial complex as he was making his exit from the presidency. That spirit was in the air, and I picked it up.”

He certainly did. Dylan had an uncanny ability for tapping into the zeitgeist, penning some of the best protest songs of the 60s. Despite its venomous ire, “Masters Of War” has been covered by plenty of artists from The Staple Singers to Cher. And its impact hasn’t dulled it was even covered by Ed Sheeran in 2013 for the ONE Campaign against global poverty. – Jamie Atkins

Sam Cooke – A Change Is Gonna Come (1964)

This early 1964 track was a departure for Sam Cooke, who hadn’t previously addressed civil rights in his music. But the times were a-changing and he’d been inspired both by Dylan’s “Blowing in the Wind” and Dr. Martin Luther King’s “I Have a Dream” speech. (Cooke wrote the song after his band was turned away from a white hotel in Louisiana.) Cooke had mixed feelings about the song, only performed it live once and resisted manager Allen Klein’s efforts to make it a single. It was eventually released, posthumously, and is now considered one of his more important records. – Brett Milano

Nina Simone – Mississippi Goddam (1964)

You can hear the moment on Nina Simone’s 1964 album recorded at Carnegie Hall: After winning the crowd with some show tunes she announces another show tune, “but the show hasn’t been written for it yet.” Then she launches into “Mississippi Goddam” and the laughing stops. Written soon after the murder of civil rights activist Medgar Evers by a Klansman, the song is perfectly furious– but also perfectly tuneful, because she wanted the message to get heard. Phillips duly put it out as a single (changing the official title to “Mississippi *@. [email protected]!”) causing some DJ’s to send back broken copies. Simone claimed her career was blackballed because of it, but she continued to record fiery and important music in the years following. – Brett Milano


7. March on Washington for Lesbian, Gay, and Bi Equal Rights and Liberation, 1993

In 1993, over 800,000 people marched on the National Mall for the rights of the LGBTQ community. They were seeking anti-discrimination laws that would protect citizens from being discriminated against based on sexual identity and an increase in funding for AIDS research. The march helped gain national social recognition for the LGBTQ community. Since then, same-sex marriage has been legalized and great strides have been made in regards to studying and finding a cure for HIV/AIDS.


Organized crime

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Organized crime, complex of highly centralized enterprises set up for the purpose of engaging in illegal activities. Such organizations engage in offenses such as cargo theft, fraud, robbery, kidnapping for ransom, and the demanding of “protection” payments. The principal source of income for these criminal syndicates is the supply of goods and services that are illegal but for which there is continued public demand, such as drugs, prostitution, loan-sharking (i.e., usury), and gambling.

Although Europe and Asia have historically had their international rings of smugglers, jewel thieves, and drug traffickers, and Sicily (ver Mafia) and Japan (ver yakuza) have centuries-old criminal organizations, organized criminal activities particularly flourished in the 20th century in the United States, where at times organized crime was compared to a cartel of legitimate business firms.

The tremendous growth in crime in the United States during Prohibition (1920–33) led to the formation of a national organization. After repeal of the Eighteenth Amendment put an end to bootlegging—the practice of illegally manufacturing, selling, or transporting liquor—criminal overlords turned to other activities and became even more highly organized. The usual setup was a hierarchical one, with different “families,” or syndicates, in charge of operations in many of the major cities. At the head of each family was a boss who had the power of life and death over its members.

Wherever organized crime existed, it sought protection from interference by the police and the courts. Accordingly, large sums of money have been expended by syndicate bosses in an attempt to gain political influence on both local and national levels of government. Furthermore, profits from various illegal enterprises have been invested in legitimate businesses.

In addition to the illegal activities—principally gambling and narcotics trafficking—that have been the syndicates’ chief source of income, they may also engage in nominally legitimate enterprises, such as loan companies (in underworld parlance, “the juice racket”) that charge usurious rates of interest and collect from delinquent debtors through threats and violence. They may also engage in labour racketeering, in which control is gained over a union’s leadership so that the union’s dues and other financial resources can be used for illegal enterprises. Real-estate firms, dry-cleaning establishments, waste-disposal firms, and vending-machine operations—all legally constituted businesses—when operated by the syndicate may include in their activities the elimination of competition through coercion, intimidation, and murder. The hijacking of trucks carrying valuable, easily disposable merchandise has been another favoured activity of organized crime.

The ability of organized crime to flourish in the United States has traditionally rested upon several factors. One factor has been the threats, intimidation, and bodily violence (including murder) that a syndicate brings to bear to prevent victims or witnesses (including its own members) from informing on or testifying against its activities. Jury tampering and the bribing of judges have been other tactics used to prevent successful government prosecutions. Bribery and payoffs, sometimes on a systematic and far-reaching scale, are useful tools for ensuring that municipal police forces tolerate organized crime’s activities.

The fact that many Americans believe that most of the rackets and other types of illegal gambling (which provide the economic base for some of the uglier forms of organized crime) are not innately immoral or socially destructive—and therefore deserve a certain grudging tolerance on the part of law-enforcement agencies—has contributed to the prosperity of syndicate operations. Criminal organizations in the United States are best viewed as shifting coalitions, normally local or regional in scope.

Criminal syndicates have also prospered outside the United States. For example, in Australia extensive narcotics, cargo theft, and labour racketeering rings have been discovered in Japan there are gangs specializing in vice and extortion in Asia organized groups, such as the Chinese Triads, engage in drug trafficking and in Britain there are syndicates engaging in cargo theft at airports, vice, protection, and pornography. There also are many relatively short-term groups drawn together for specific projects, such as fraud and armed robbery, from a pool of long-term professional criminals.

Apart from the drug trade, the principal form of organized crime in many developing countries is the black market, which involves criminal acts such as smuggling and corruption in the granting of licenses to import goods and to export foreign exchange. Armed robbery has been particularly common because of the widespread availability of arms supplied to nationalist movements by those seeking political destabilization of their own or other countries. After the dissolution of the Soviet Union in 1991, organized-crime rings flourished in Russia. By the beginning of the 21st century, official Russian crime statistics had identified more than 5,000 organized-crime groups responsible for international money laundering, tax evasion, and the murders of businessmen, journalists, and politicians. One report even argued that Russia was on the “verge of becoming a criminal syndicalist state, dominated by a lethal mix of gangsters, corrupt officials, and dubious businessmen.”

The Editors of Encyclopaedia Britannica This article was most recently revised and updated by Brian Duignan, Senior Editor.


Ver el vídeo: Viernes de Oxitocina: Dónde puedo conseguir tus productos y servicios?