Desenterrando dinosaurios

Desenterrando dinosaurios


Descubren una nueva especie de dinosaurio en Chile y el desierto de Atacama # x27s

Los restos de la criatura fueron desenterrados en el desierto de Atacama, el más seco del mundo, cerca de la ciudad de Copiapó.

Los expertos dicen que el titanosaurio herbívoro tenía una cabeza pequeña, un cuello largo y una espalda inusualmente plana.

Los estudios sugieren que la criatura vivía en lo que entonces habría sido un paisaje exuberante de plantas con flores, helechos y palmeras.

Un equipo dirigido por el geólogo chileno Carlos Arévalo desenterró los restos en la década de 1990 y realizó una investigación en la década de 2000. Los hallazgos, publicados en la revista Cretaceous Research, se hicieron públicos el lunes.

Los restos, según el equipo, incluían partes de un húmero, un fémur y el isquion, y elementos vertebrales del cuello y la espalda. Representan a un pequeño sub-adulto, con una longitud estimada de 6,3 m (20 pies).

La criatura era un saurópodo, o un dinosaurio herbívoro de cuello largo y cola larga. Se encontró en lechos que datan del Cretácico Superior, la última época antes de que los dinosaurios fueran exterminados hace 66 millones de años.

La criatura ha sido nombrada Arackar licanantay, que significa huesos de Atacama en el idioma indígena Kunza.

Los restos eventualmente serán exhibidos en Chile & # x27s Museo de Historia Natural. El responsable del área de paleontología del museo, David Rubilar, dijo: "Esto representa un hito relevante para el patrimonio paleontológico chileno".

Este es el tercer dinosaurio nombrado en Chile y el tercer titanosaurio del lado occidental de los Andes en América del Sur, dijo el equipo. En 2014, se desenterró en Argentina uno de los dinosaurios más grandes jamás descubiertos, también un titanosaurio cuya longitud estimada era de más de 37 m.


Hueso de dinosaurio de 140 millones de años desenterrado en Francia

los 140 millones de años Un hueso de dinosaurio, que mide dos metros y medio de largo y pesa 500 kilos, fue desenterrado en Angeac-Charente, un sitio que ha estado produciendo fósiles desde 2010.

El hueso fue descubierto enclavado en una gruesa capa de arcilla. También se desenterraron otros huesos de la pelvis del animal. (Crédito de la foto: Georges Gobet / AFP / Getty Images)

Entonces, ¿esto es un hueso real, no un fósil? 140 millones de años.

'Aparte del tamaño, los paleontólogos también quedaron especialmente asombrados por el estado de conservación del fémur'

"Podemos ver las inserciones de músculos y tendones, y las cicatrices", dijo Ronan Allain, paleontólogo del Museo Nacional de Historia de París. Le Parisien periódico. "Esto es raro para piezas grandes que tienden a colapsar sobre sí mismas y fragmentarse"

Entonces, ¿este hueso ha estado rondando durante 140 millones de años esperando ser descubierto? ¿Cómo llega alguien con sentido común a ese número?

Parece como si los "ellos" reales estuvieran incrementando la narritiva principal últimamente.


Por primera vez, los paleontólogos desentierran un fósil de un dinosaurio no aviar que incubaba un nido de huevos

Dentro de los depósitos de rocas de 70 millones de años ubicados en la provincia de Jiangxi, en el sur de China, los investigadores desenterraron un fósil preservado de un oviraptorosaurio agachado sobre un nido de 24 huevos, informa Alaa Elassar para CNN. Siete de los huevos estaban a punto de eclosionar, lo que lo convierte en el único fósil registrado que tiene evidencia de un dinosaurio incubando huevos que todavía tenían material embrionario en su interior y la primera evidencia sólida de que esta especie de dinosaurio incubó a sus crías, informa Laura Geggel. por Ciencia viva . El estudio fue publicado este mes en Boletín de ciencia .

"Los dinosaurios conservados en sus nidos son raros, y también lo son los embriones fósiles. Esta es la primera vez que se encuentra un dinosaurio no aviar, sentado en un nido de huevos que preservan embriones, en un único espécimen espectacular", dice el co- el autor Shundong Bi, paleontólogo de la Universidad de Indiana de Pensilvania, en un comunicado.

Los oviraptorosaurios, un tipo de terópodo, eran dinosaurios emplumados con cráneos cortos y pequeños parecidos a los de un loro. Prosperaron durante el período Cretácico entre hace 65,5 millones y 145,5 millones de años, Ciencia viva informes. Muchos de sus restos fosilizados se encuentran preservados en el área de Ganzhou en el sur de China. Al fósil de oviratorosaurio recientemente recuperado que se encuentra junto a la estación de tren de Ganzhou le falta el cráneo y parte de las vértebras, pero se conservaron los antebrazos, las patas traseras y parte de la cola. Aún más notable, el nido de dos docenas de huevos de forma ovalada debajo del dinosaurio adulto también estaba bien conservado. Cada uno de los huevos mide 8.5 pulgadas de largo y tres pulgadas de ancho, Ciencia viva informes. En siete de los huevos, los investigadores encontraron huesos y embriones de los dinosaurios bebés en posiciones encrespadas, informa Carly Cassella para Alerta de ciencia .

Los oviraptorosaurios, un tipo de dinosaurio terópodo, tenían cráneos cortos y pequeños parecidos a los de un loro. Muchos de sus restos fosilizados se encuentran preservados en el área de Ganzhou en el sur de China. (Zhao Chuang)

El dinosaurio padre fue encontrado sentado sobre los huevos con sus antebrazos cubriendo el nido. Un comportamiento que los investigadores sospechan muestra que el dinosaurio estuvo incubando los huevos durante mucho tiempo, en parte porque los huevos conservados estaban casi listos para eclosionar, según Ciencia viva.

"En el nuevo espécimen, los bebés estaban casi listos para nacer, lo que nos dice sin lugar a dudas que este oviraptórido había cuidado su nido durante bastante tiempo", dice el coautor del estudio y paleontólogo Matt Lamanna en el comunicado. "Este dinosaurio fue un padre cariñoso que finalmente dio su vida mientras alimentaba a sus crías".

Para confirmar que los oviraptorosaurios adultos estaban incubando los huevos, los investigadores analizaron isótopos de oxígeno dentro de los embriones de dinosaurios y cáscaras de huevo fosilizadas. Ciencia viva informes. Los investigadores encontraron que los embriones se incubaron a una temperatura de 86 a 100 grados Fahrenheit, que es consistente con la temperatura corporal de los dinosaurios padres. Alerta de ciencia informes. Agregar una capa de evidencia de que el oviraptorid pudo haber estado sentado en el nido para mantener calientes los huevos, informa Ciencia viva .

El hallazgo fosilizado también contenía gastrolitos o guijarros en la región abdominal del oviraptorosaurio adulto, lo que revela a los investigadores que estos dinosaurios pueden haber comido piedras para moler y digerir alimentos, informa CNN. Este descubrimiento es también la primera vez que se observan gastrolitos en un fósil de oviraptorido.

"Es extraordinario pensar cuánta información biológica se captura en este único fósil. Vamos a aprender de este espécimen durante muchos años más", dijo Xing Xu, paleontólogo de la Academia de Ciencias de China, en un comunicado. .

Sobre Elizabeth Gamillo

Elizabeth Gamillo es una periodista científica que vive en Milwaukee, Wisconsin. Ella ha escrito para Ciencias revista como su pasante de Periodismo Científico de Voces Diversas de la AAAS 2018.


Increíbles dinosaurios con cuernos desenterrados en "Continente perdido"

Se han encontrado dos nuevas especies notables de dinosaurios con cuernos en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante, en el sur de Utah. Los gigantes herbívoros eran habitantes del `` continente más seco '' de Laramidia, formado cuando un mar poco profundo inundó la región central de América del Norte, aislando las partes oriental y occidental del continente durante millones de años durante el Período Cretácico Tardío. Los dinosaurios recién descubiertos, parientes cercanos del famoso Triceratops, fueron anunciados hoy en PLoS ONE, la revista de acceso abierto en línea producida por la Biblioteca Pública de Ciencias.

El estudio, financiado en gran parte por la Oficina de Gestión de Tierras y la Fundación Nacional de Ciencias, fue dirigido por Scott Sampson y Mark Loewen del Museo de Historia Natural de Utah (UMNH) y el Departamento de Geología y Geofísica de la Universidad de Utah. Otros autores incluyen a Andrew Farke (Museo Raymond Alf), Eric Roberts (Universidad James Cook), Joshua Smith (Universidad de Utah), Catherine Forster (Universidad George Washington) y Alan Titus (Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante).

El más grande de los dos nuevos dinosaurios, con un cráneo de 2,3 metros (unos 7 pies) de largo, es Utahceratops gettyi (U-tah-SARA-tops get-EE-i). La primera parte del nombre combina el estado de origen con ceratops, griego para "cara con cuernos". La segunda parte del nombre honra a Mike Getty, gerente de colecciones de paleontología del Museo de Historia Natural de Utah y descubridor de este animal. Además de un cuerno grande sobre la nariz, Utahceratops tiene cuernos de ojos cortos y romos que se proyectan fuertemente hacia los lados en lugar de hacia arriba, mucho más como los cuernos del bisonte moderno que los del Triceratops u otros ceratopsianos. Mark Loewen, uno de los autores del artículo, comparó a Utahceratops con un rinoceronte gigante de ldquoa con una cabeza ridículamente enorme.

La segunda de las nuevas especies es Kosmoceratops richardsoni (KOZ-mo-SARA-tops RICH-ard-SON-i). Aquí, la primera parte del nombre se refiere a kosmos, latín para & ldquoornate & rdquo y ceratops, que nuevamente significa & ldquohorned face & rdquo. La última parte del nombre honra a Scott Richardson, el voluntario que descubrió dos cráneos de este animal. Kosmoceratops también tiene cuernos oculares orientados hacia los lados, aunque mucho más largos y puntiagudos que en Utahceratops. En total, Kosmoceratops posee un total de 15 cuernos y mdashone sobre la nariz, uno encima de cada ojo, uno en la punta de cada pómulo y diez en el margen posterior del volante óseo y mdash, lo que lo convierte en el dinosaurio con la cabeza más ornamentada que se conoce. Scott Sampson, el autor principal del artículo y rsquos, afirmó que, & ldquoKosmoceratops es uno de los animales más asombrosos conocidos, con un cráneo enorme decorado con una variedad de campanas y silbidos huesudos & rdquo.

Aunque se ha especulado mucho sobre la función de los cuernos y volantes ceratopsianos (desde luchar contra los depredadores hasta reconocer a otros miembros de la misma especie o controlar la temperatura corporal), la idea dominante hoy en día es que estas características funcionaron ante todo para mejorar el éxito reproductivo. Sampson agregó: “La mayoría de estas características extrañas habrían sido pésimas armas para defenderse de los depredadores. Es mucho más probable que se hayan utilizado para intimidar o luchar con rivales del mismo sexo, así como para atraer a personas del sexo opuesto.

Dinosaurios monumentales en un continente pequeño
Los dinosaurios fueron descubiertos en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante (GSENM), que abarca 1,9 millones de acres de terreno desértico en el centro-sur de Utah. Esta vasta y accidentada región, parte del Sistema Nacional de Conservación del Paisaje administrado por la Oficina de Administración de Tierras, fue la última área importante en los 48 estados más bajos en ser mapeada formalmente por cartógrafos. Hoy GSENM es el monumento nacional más grande de los Estados Unidos. Sampson agregó que, & ldquoGrand Staircase-Escalante National Monument es ahora uno de los últimos grandes cementerios de dinosaurios del país, en gran parte inexplorados & rdquo.

Durante la mayor parte del Cretácico Superior, los niveles del mar excepcionalmente altos inundaron las partes bajas de varios continentes de todo el mundo. En América del Norte, un mar cálido y poco profundo llamado Western Interior Seaway se extendía desde el Océano Ártico hasta el Golfo de México, subdividiendo el continente en masas terrestres orientales y occidentales, conocidas como Apalaches y Laramidia, respectivamente. Mientras que se sabe poco de las plantas y animales que vivían en los Apalaches, las rocas de Laramidia expuestas en el interior occidental de América del Norte han generado una gran cantidad de restos de dinosaurios. Laramidia tenía menos de un tercio del tamaño de la actual América del Norte, aproximándose al área de Australia.

La mayoría de los dinosaurios laramidianos conocidos se concentraron en un estrecho cinturón de llanuras intercaladas entre la vía marítima al este y las montañas al oeste. Hoy, gracias a un abundante registro fósil y más de un siglo de recolección por parte de los paleontólogos, Laramidia es la masa continental más conocida de toda la Era de los Dinosaurios, con sitios de excavación que se extienden desde Alaska hasta México. Utah estaba ubicada en la parte sur de Laramidia, que ha producido muchos menos restos de dinosaurios que el norte, rico en fósiles. El mundo de los dinosaurios era mucho más cálido que el actual Utahceratops y Kosmoceratops vivían en un ambiente pantanoso subtropical a unos 100 km de la vía marítima.

A partir de la década de 1960 y rsquos, los paleontólogos comenzaron a notar que los mismos grupos principales de dinosaurios parecían estar presentes en toda esta masa de tierra del Cretácico Tardío, pero diferentes especies de estos grupos ocurrieron en el norte (por ejemplo, Alberta y Montana) que en el sur ( Nuevo México y Texas). Este hallazgo de "provincialismo de quodinosaurios" fue muy desconcertante, dados los tamaños corporales gigantes de muchos de los dinosaurios junto con las diminutas dimensiones de Laramidia. Actualmente, hay cinco mamíferos gigantes (del tamaño de un rinoceronte a un elefante) en todo el continente africano. Hace setenta y seis millones de años, puede haber más de dos docenas de dinosaurios gigantes viviendo en una masa terrestre de aproximadamente una cuarta parte de ese tamaño. Mark Loewen pregunta: "¿Cómo es posible que hayan coexistido tantas variedades diferentes de animales gigantes en un terreno tan pequeño?". Una opción es que hubo una mayor abundancia de alimentos durante el Cretácico. Otra es que los dinosaurios no necesitaban comer tanto, tal vez debido a tasas metabólicas más lentas, más parecidas a las de los lagartos y cocodrilos de hoy en día que a las de los mamíferos y las aves. Cualesquiera que sean los factores que permiten la presencia de tantos dinosaurios, parece que algún tipo de barrera cerca de la latitud del norte de Utah y Colorado limitó el intercambio de especies de dinosaurios entre el norte y el sur. Las posibilidades incluyen barreras físicas como montañas o barreras climáticas que resultaron en distintas comunidades de plantas del norte y del sur. La prueba de estas ideas se ha visto gravemente obstaculizada por la escasez de dinosaurios en la parte sur de Laramidia. Los nuevos fósiles de GSENM ahora están llenando ese gran vacío.

Durante la última década, equipos de la Universidad de Utah y varias instituciones asociadas (por ejemplo, el Servicio Geológico de Utah, el Museo de Paleontología Raymond Alf y la Oficina de Administración de Tierras) han desenterrado un nuevo conjunto de más de una docena de dinosaurios en GSENM . Además de Utahceratops y Kosmoceratops, la colección incluye una variedad de otros dinosaurios herbívoros, entre ellos hadrosaurios con pico de pato, anquilosaurios acorazados y paquicefalosaurios con cabeza de cúpula, junto con dinosaurios carnívoros grandes y pequeños, desde tiranos del tamaño de un quoraptor hasta mega-depredadores. no T.rex sino más bien sus parientes de cuerpo más pequeño). También se han recuperado plantas fósiles, rastros de insectos, almejas, peces, anfibios, lagartos, tortugas, cocodrilos y mamíferos, que ofrecen una visión directa de todo este ecosistema ancestral. Lo más notable de todo es que prácticamente todas las variedades de dinosaurios identificables que se encuentran en GSENM resultan ser nuevas para la ciencia, lo que ofrece una confirmación dramática de la hipótesis del provincialismo de los dinosaurios. Muchos de estos animales todavía están en estudio, pero dos han sido nombrados anteriormente: el hadrosaurio gigante con pico de pato Gryposaurus monumentosnsis y el terópodo Hagryphus giganteus, parecido a una rapaz.

Utahceratops y Kosmoceratops son parte de una serie reciente de descubrimientos de dinosaurios ceratopsianos. Andrew Farke, otro de los autores del artículo y rsquos, declaró: El año pasado ha sido notable para los dinosaurios con cuernos, con varias especies nuevas nombradas. Las nuevas criaturas de Utah son la guinda del pastel, mostrando una anatomía aún más extraña de lo que normalmente se espera para un grupo de animales conocidos por sus extraños cráneos.

Claramente, quedan muchos más dinosaurios por desenterrar en el sur de Utah. "Es un momento emocionante para ser paleontólogo", agregó Sampson. & ldquoCon muchos dinosaurios nuevos todavía descubiertos cada año, podemos estar bastante seguros de que todavía nos esperan muchas sorpresas. & rdquo

Hoja informativa: Puntos principales del artículo

(1) Se han descubierto dos nuevos dinosaurios con cuernos notables, Utahceratops y Kosmoceratops, en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante, en el sur de Utah.

(2) Con 15 cuernos óseos o rasgos similares a cuernos en su cráneo, Kosmoceratops es el dinosaurio con la cabeza más ornamentada que se conoce.

(3) Estos animales vivían en un entorno pantanoso y subtropical en el & ldquoisland continente & rdquo de Laramidia.

(4) Estos descubrimientos son parte de un conjunto completamente nuevo de dinosaurios encontrados en GSENM. Juntos, estos hallazgos confirman que los dinosaurios que vivían en Laramidia se dividieron en al menos las provincias del norte y del sur.

Nuevos nombres de dinosaurios: Utahceratops gettyi, Kosmoceratops richardsoni y Vagaceratops ivinensis.

Utahceratops gettyi se puede traducir como el "rostro cornudo de Utah de Getty", en honor al estado del descubrimiento, así como a Mike Getty, la persona que lo encontró por primera vez.

Kosmoceratops richardsoni puede traducirse como la "cara cornuda de Richardson", en referencia a los muchos cuernos en el cráneo de este animal y a Scott Richardson, quien encontró los especímenes más importantes.

Vagaceratops irvinensis. Una especie ya nombrada de Alberta, Chasmosaurus irvinensis, pasó a llamarse Vagaceratops irvinensis en este artículo porque se encontró que comparte afinidades más cercanas no con Chasmosaurus, como se pensó originalmente, sino con Kosmoceratops. El nuevo nombre, Vagaceratops, significa & ldquowandering cuernos cara & rdquo, en referencia a su estrecha relación con uno de los nuevos dinosaurios de Utah.

Tamaño
Utahceratops medía aproximadamente 6 pies (unos 2 metros) de altura en los hombros y las caderas y tenía de 18 a 22 pies (6 a 7 metros) de longitud. Este animal habría pesado alrededor de 3-4 toneladas. Kosmoceratops parece haber sido un poco más pequeño, quizás 15 pies (5 metros) de largo y 2,5 toneladas.

Relaciones
Tanto Utahceratops como Kosmoceratops pertenecen a un grupo de dinosaurios con cuernos de gran cuerpo llamados & ldquoceratopsids & rdquo. Más específicamente, son miembros del subconjunto de ceratopsids conocidos como chasmosaurines, lo que los convierte en parientes cercanos del famoso Triceratops.

  • Utahceratops y Kosmoceratops eran herbívoros de cuatro patas (cuadrúpedos).
  • Como la mayoría de los otros dinosaurios con cuernos, Utahceratops y Kosmoceratops tenían un cuerno sobre la nariz y sobre cada ojo, así como cuernos puntiagudos al final de los pómulos (yugales). Ambos también tenían ornamentación alrededor del margen de sus volantes óseos, siendo Kosmoceratops el más elaborado de los dos.
  • Los dinosaurios ceratopsianos como Triceratops tenían los cráneos más grandes de todos los animales terrestres que jamás hayan existido. Utahceratops tenía un cráneo igualmente enorme, del orden de 7 pies (2,3 metros) de largo.

Edad y geografía

  • Utahceratops y Kosmoceratops vivieron durante la etapa de Campania del período Cretácico Tardío, que se extendió desde hace aproximadamente 84 millones a 70 millones de años. Estos dos animales vivieron hace unos 76 millones de años.
  • Durante el Cretácico Superior, el continente de América del Norte se dividió en dos por la vía marítima interior occidental. El oeste de América del Norte formó un continente insular llamado Laramidia, que se extendía desde México en el sur hasta Alaska en el norte.
  • Utahceratops y Kosmoceratops vivieron en Utah al mismo tiempo que otros dinosaurios cornudos estrechamente relacionados vivían en Alberta. Este hallazgo proporciona, con mucho, la evidencia más sólida hasta la fecha del provincialismo de los dinosaurios en Laramidia & mdasht, es decir, la formación de conjuntos de dinosaurios del norte y del sur durante una parte del Cretácico tardío.

Descubrimiento
Tanto Utahceratops como Kosmoceratops se encontraron en una unidad geológica conocida como Formación Kaiparowits, abundantemente expuesta en GSENM, en el sur de Utah.

Utahceratops fue descubierto por primera vez por el paleontólogo Mike Getty del Museo de Historia Natural de Utah en 2000. Se encontraron especímenes adicionales de este animal en años posteriores.

Kosmoceratops fue descubierto en 2007 por Scott Richardson, y el Sr. Richardson encontró posteriormente un cráneo adicional de esta misma especie.

Los especímenes de Utahceratops y Kosmoceratops se almacenan permanentemente en las colecciones del Museo de Historia Natural de Utah en Salt Lake City, Utah.

Estos descubrimientos son el resultado de una colaboración continua entre el Museo de Historia Natural de Utah y la Oficina de Administración de Tierras.

Otro
El registro fósil de dinosaurios ceratópsidos de la parte sur de Laramidia ha sido muy poco conocido. El descubrimiento de estos nuevos dinosaurios en Utah ayuda a llenar un vacío importante en nuestro conocimiento.

Kosmoceratops y Utahceratops son parte de un ensamblaje de dinosaurios recientemente descubierto y previamente desconocido descubierto en GSENM.

Los cráneos de Kosmoceratops y Utahceratops estarán en exhibición en el Museo de Historia Natural de Utah durante el resto del año, y se convertirán en parte de las exhibiciones permanentes de la nueva instalación de la UMNH, que se inaugurará a fines de 2011.

La Oficina de Administración de Tierras administra más tierras que cualquier otra agencia federal y administra los recursos paleontológicos utilizando principios científicos y experiencia.

El autor principal de paper & rsquos, Scott Sampson, es el asesor científico y presentador de la nueva serie de televisión de éxito de PBS KIDS, Dinosaur Train, producida por Jim Henson Company. Uno de los nuevos dinosaurios con cuernos, Kosmoceratops, aparecerá en un próximo episodio del programa.


Desenterrando dinosaurios - HISTORIA

Jamie Hiscocks / Universidad de Cambridge Los científicos creen que esta roca encontrada en una playa británica podría contener tejido cerebral fosilizado.

Hemos reconstruido completamente sus esqueletos y, al menos en las películas, los hemos recuperado de la extinción, pero nunca hemos desenterrado un solo cerebro de dinosaurio hasta ahora.

Investigadores de la Universidad de Cambridge ahora han concluido que una roca marrón oxidada encontrada en una playa hace más de una década es el tejido cerebral fosilizado de un dinosaurio llamado Iguanodon, un gran herbívoro que vivió hace aproximadamente 130 millones de años.

Jamie Hiscocks, un cazador y recolector de fósiles, encontró el guijarro marrón en 2004 cerca de Bexhill, Inglaterra. & # 8220 Lo recogió y notó que era un poco inusual en su forma y textura, & # 8221, dijo Alex Liu de la Universidad de Cambridge.

Pero ahora, los investigadores han discernido todo el peso del hallazgo de Hiscock & # 8217s. Como dice Liu, & # 8220Hay & # 8217s una serie de golpes en este espécimen que son bastante característicos de que encajen en la caja del cerebro de un dinosaurio. & # 8221

El fósil se formó cuando la cavidad del cráneo del dinosaurio se llenó de sedimento que se endureció antes de que el cráneo pudiera romperse en pedazos separados. Por lo tanto, el objeto sólido restante ha revelado la forma de la cavidad interna del cráneo.

Además, el equipo de investigadores que estudió el fósil encontró lo que creen que son fibras de colágeno y vasos sanguíneos. Estos forman la cubierta exterior protectora que protege el cerebro. El milímetro exterior más o menos del fósil & # 8220 es en realidad la mineralización de algunas de las estructuras de tejido blando que se conservaron antes de que se descompusieran dentro de la caja cerebral original del dinosaurio & # 8221, dijo Liu.

Lo que todo esto significa es que este fósil en particular es especial porque probablemente contiene las primeras piezas reales de un cerebro de dinosaurio desenterradas.

& # 8220 Es & # 8217 un poco más difícil convencerse a sí mismo de que & # 8217 está definitivamente allí & # 8221 dijo Liu, & # 8220 sólo porque está más profundo dentro del espécimen, por lo que & # 8217 es más difícil verlo en la superficie. Pero creemos que también hemos conservado parte de ese tejido. & # 8221

Si Liu tiene razón, por supuesto, este es un descubrimiento como el mundo nunca antes había visto.

A continuación, lea sobre el reciente descubrimiento de la huella de dinosaurio más grande jamás encontrada, antes de repasar los hechos de dinosaurios más locos que jamás haya escuchado.


¿Cuándo se descubrió el primer dinosaurio?

Descubra cómo los científicos descubrieron los primeros huesos de dinosaurio en el siglo XIX y cómo creció la emoción en el siglo XX cuando se desenterraron más fósiles.

Adaptado de Dinosaurios: la información más reciente y las actividades prácticas del Museo de las Rocosas, por Liza Charlesworth y Bonnie Sachatello-Sawyer. Un libro profesional escolástico.

Allá por 1676, Robert Plot, curador de un museo inglés, describió y dibujó un fémur que creía pertenecía a un hombre gigante. Aunque ese fósil desapareció sin dejar rastro, la ilustración sobreviviente sugiere que bien pudo haber sido parte de un `` Megalosaurus ''. Más tarde, en 1822, se pensó que los grandes dientes descubiertos en Inglaterra por Mary Ann Mantell y su esposo, Gideon, eran los restos. de una iguana enorme y extinta. No fue hasta 1841 que el científico británico Richard Owen se dio cuenta de que esos fósiles eran distintos de los dientes o huesos de cualquier criatura viviente. Los animales antiguos eran tan diferentes, de hecho, que merecían su propio nombre. Así que Owen apodó al grupo & quotDinosauria & quot, que significa & quot; lagartos terribles & quot.

Al otro lado del océano en América del Norte, se estudiaron huellas de dinosaurios en el Valle de Connecticut, a partir de la década de 1830 y # 39. Se creía que pertenecían a cuervos enormes, liberados del Arca de Noé después del Gran Diluvio. En ese momento, la paleontología tenía muchas deducción y poca evidencia. Esto se remedió cuando dos científicos estadounidenses ricos y competitivos, Othniel Marsh y Edward Cope, se apresuraron a excavar fósiles en la región de las Montañas Rocosas. A fines de la década de 1800, sus equipos separados, armados contra los nativos americanos y entre ellos, desenterraron toneladas de huesos de varios sitios. Con todo, la rivalidad de Marsh y Cope y mdash conocida como Bone Wars y mdash descubrió 136 nuevas especies. Y sus respectivas exhibiciones de fósiles generaron entusiasmo para los dinosaurios de todo el mundo.

En la década de 1900, el entusiasmo por los dinosaurios creció de manera constante, atrayendo la atención de la comunidad científica. Instituciones como el Museo Carnegie de Historia Natural y el Museo Estadounidense de Historia Natural reunieron equipos de excavación, que descubrieron muchos lechos de huesos ricos en América del Norte (al igual que sus contrapartes en el extranjero). Nuevos sitios en Utah revelaron que se encontraron restos de varias especies diferentes, incluyendo & quotCamarasaurus & quot & quotApatosaurus & quot y & quotStegosaurus & quot & quot; Tiranosaurio rex & quot en Montana y bebés Coelosaurios en Nuevo México.

En las últimas décadas, la investigación sobre dinosaurios continúa, pero el énfasis ha pasado de encontrar y clasificar estos animales a analizar y reconstruir sus vidas y hábitats. A finales de la década de 1960, Robert Bakker propuso que estas criaturas antiguas bien podrían haber sido tan ágiles y enérgicas como los animales de sangre caliente. A mediados de la década de 1970, Peter Dodson, junto con James Farlow, plantearon la hipótesis de que usaban sus cuernos para atraer la atención de las hembras, así como para pelear. Y a fines de la década de 1970, Jack Horner hizo historia al identificar algunos de los primeros nidos y huevos de dinosaurios en América del Norte. Estos importantes fósiles de "Maiasaura" ayudaron a determinar que algunas especies anidaban en colonias y cuidaban a sus crías.

En los últimos años, varios paleontólogos, incluidos Ken Carpenter, Phil Currie y William Coombs, han identificado dinosaurios juveniles que antes se pensaba que eran adultos y David Weishampel ha teorizado que algunos dinosaurios probablemente usaron sus crestas y conductos nasales para crear sonido. Cada día, los científicos que trabajan en todo el mundo, en el campo y en laboratorios de investigación, ayudan a redefinir el significado del mundo & quot; dinosaurio & quot.


IRA FLATOW: Este es el viernes de ciencia. Hola, yo & # 8217m Ira Flatow. Un poco más tarde en la hora, una mirada a los datos que sus aplicaciones podrían estar compartiendo sin que usted lo sepa.

Pero primero, en un tiempo los dinosaurios gobernaron el planeta. Tú lo sabes. Existían en todos los rincones del mundo. Se han encontrado fósiles de animales en todos los continentes. Y África no es una excepción. Pero la historia de los dinosaurios en África es un poco confusa. Está incompleto. Y ahora, un nuevo descubrimiento podría ayudar a aclarar eso. En Egipto se ha descubierto un titanosaurio, un saurópodo gigante, que se remonta a la era final de los dinosaurios hace unos 60 a 100 millones de años, un hallazgo raro en esa parte del mundo. El descubrimiento fue publicado esta semana en la revista Nature Ecology & amp Evolution.

Y mi próximo invitado está aquí para contarnos qué nos dice esta pieza faltante del rompecabezas sobre los dinosaurios en África. Eric Gorscak es el autor de ese estudio. También es investigador postdoctoral en el Field Museum, el famoso Field Museum de Chicago. Bienvenido.

ERIC GORSCAK: Hola. Gracias por invitarme.

IRA FLATOW: Entonces este dinosaurio es de un grupo llamado titanosaurio. Escuché que tenía una especie de barbilla de Jay Leno.

ERIC GORSCAK: Sí. El nuevo dinosaurio Mansourasaurus pertenece al grupo de los titanosaurios y fueron un clado de dinosaurios muy exitoso durante el último acto de la era de los dinosaurios en el período Cretácico. Y una de sus características definitorias es su mentón. Es un mentón muy bien desarrollado en comparación con otros titanosaurios.

IRA FLATOW: Entonces, ¿qué nos dice esto sobre este dinosaurio? ¿Qué tiene de significativo este hallazgo?

ERIC GORSCAK: Sí. Entonces, los últimos 20 millones de años del Cretácico, ese último acto de la era de los dinosaurios, es bastante conocido en todo el mundo, como en América del Norte, América del Sur, Europa, Asia y Madagascar. Pero cuando miras a África continental, ha sido este signo de interrogación gigante. Solo se han encontrado un puñado de fósiles durante este tiempo. Y suelen ser fragmentarios y solo proporcionan un poco de información. Y podemos tener una idea más general de lo que había allí. Pero nada más específico como qué tipo de especies había allí, con quién estaban más estrechamente relacionados.

Y así, este nuevo dinosaurio Mansourasaurus tiene un esqueleto muy informativo. Y entendemos, al menos en parte, qué vivía en África durante este tiempo, y con quién está más estrechamente relacionado.

IRA FLATOW: ¿Se parece a los otros dinosaurios, al otro titanosaurio, del mismo tamaño, cosas así?

ERIC GORSCAK: Sí, generalmente la Gestalt está ahí. Pero en términos de tamaño del cuerpo, está en el extremo inferior del espectro de rango de cuerpos de titanosaurios. Definitivamente era un titanosaurio de tamaño pequeño a mediano que, incluso para nosotros, sigue siendo un animal grande. Su hombro probablemente estaría a la altura de mi cabeza. Y el cuello y la cabeza están a un par de pies flotando por encima de eso.

Pero otros titanosaurios incluyen los dinosaurios más grandes que jamás hayan existido y los animales terrestres más grandes que jamás hayan existido. Algunos hallazgos recientes como Dreadnoughtus, Notocolossus y Patagotitan son solo decenas y decenas de toneladas más grandes. Mientras que Mansourasaurus & # 8211

IRA FLATOW: ¿Tienes alguna, tenemos una idea de por qué? ¿Por qué & # 8211 oh, & # 8217 has vuelto? Tuvimos un pequeño éxito digital allí.

ERIC GORSCAK: Qué, no lo siento. Continúe con su pregunta.

IRA FLATOW: Eso está bien. Es como estar en un teléfono celular y abandona. Eso es lo que tuvimos allí por un segundo. Permítame rehacer mi pregunta. Este dinosaurio vivió durante el período Cretácico tardío, los últimos días de los dinosaurios antes de que fueran exterminados. Pero los fósiles de esta época en esta parte de África son bastante raros. ¿Por qué? ¿Por qué son tan difíciles de conseguir?

ERIC GORSCAK: Correcto, esa es una gran pregunta. En parte, si nos fijamos en África, la mayor parte está cubierta de algún tipo de vegetación como pastizales, sabanas, selvas, selvas tropicales y todo eso. Entonces, la cantidad de roca expuesta en gran parte del continente simplemente se oculta al intentar buscarlas. Así que eso deja desiertos como el Sahara y algunos desiertos en el sur.

Pero cuando miras el Sahara y tratas de encontrar estos depósitos del Cretácico tardío, no hay mucho allí. Or of what we do know about this time period, it hasn’t really produced those fossils that we need to be, that are informative. So those fossils that have been collected are few and far between. There are only like a few bones here and there. So, yeah, it’s just a matter of just going out and just finding more of those deposits, better characterization of them, more science to be done to understand those rocks as well as finding the fossils in those rocks that can tell us more about what was living there.

IRA FLATOW: You know when I was looking, I was doing some research on this finding, I got involved in the whole, the continental movements, Pangaea. Isn’t that fascinating? I mean is that, is that how they got around? Why we find fossils of dinosaurs in different parts of the world because the continents were still butted together?

ERIC GORSCAK: Correct. During the Mesozoic, the age of dinosaurs, the Triassic and Jurassic, the first and second acts, if you will, for the age of dinosaurs, you had Pangaea. This one landmass. And dinosaurs were all over. And they all looked similar to one another.

But it wasn’t until the Cretaceous that the continents really started to take off and break apart from one. And one of the large questions is how’d this large-scale change in Earth’s history affect the different biotas on the different continents as they moved apart. And this has always been kind of a puzzle for paleontologists in especially the southern hemisphere. And but with recent decades of finding new fossils in South America, Madagascar, India, and Australia, we still have this question mark of Africa, the second largest continent, as well as being more or less in the middle of the previous Pangean super-continent. So there’s this giant chunk in the middle that’s still a question mark. And how does it connect the dots with the surrounding land masses with the different animals living on those land masses?

IRA FLATOW: Our number 844-724-8255. I open the phones with my own peril because we get so many people who want to talk about dinosaurs. You can also tweet us at @scifri. How did you get involved in, were you fascinated by dinosaurs as a kid? Is that why you got involved?

ERIC GORSCAK: Well that was also 30 years ago when I got really into dinosaurs at a very young age. But I was working at my doctorate, my PhD at Ohio University, where I started to do research on dinosaurs of the southern hemisphere and it became more focused on Africa and trying to fill in these gaps. And so the dinosaur group I mainly focused on was titanosaurian dinosaurs.

And so working my advisor, they had several skeletons from Tanzania. And then it just kind of branched from there with different projects, with different colleagues. I started working with different titanosaurs from, like I said, Tanzania, Malawi Kenya, and now Egypt.

So I just became this expert on titanosaurs from Africa. It was just knowing the people and just kind of got contacted. And the lead author, Hesham just showed me some pictures. And I was super excited when I saw those to just jump on board.

IRA FLATOW: But you also were looking at fossils in Antarctica, right? Now a lot of people say, how does a dinosaur survive in that cold? But that Antarctica was on the equator at one point, wasn’t it?

ERIC GORSCAK: A long, long time ago. But during the age of dinosaurs, it was slightly further north, but not too far from where it is now. But it was still connected to South America, Australia, and Indo-Madagascar was tucked in there along with Africa. So it was a completely different time in Earth’s history. And it is much warmer. So dinosaurs were already on there.

But as time went on, we still need to figure out who was living on Antarctica. We still have fragments of bones of dinosaurs there.

IRA FLATOW: And Antarctica, it’s a big continent. People don’t, they think of it, not as a continent, but there are mountains and things. And there’s land under there. What is it like to spot? How do you spot a dinosaur fossil under the ice or in the mountain? Does it just bubble up like the meteorites do? They just appear at the surface or you have to dig for them?

ERIC GORSCAK: Not quite. They’re not going to be frozen in ice. So we have to look for areas that have exposed rock that’s underneath that ice or just are not covered in ice. So the project I’m involved in was focused on the peninsula of Antarctica which is the northernmost part of Antarctica and also has, more or less, less ice and snow. So there is more rock exposed.

And so, me and several teams from across the United States and internationally, go there and look at the rocks and just see what’s eroding out. And just hopefully, with some luck, find some dinosaur bones.

IRA FLATOW: That’s that part near South America?

IRA FLATOW: They actually have flowers growing there in the summer. They have plants and stuff. I remember from my trip to Antarctica. So how does the Antarctic species play into this story of dinosaur or mammalian evolution?

ERIC GORSCAK: Yeah, with the dinosaur evolution, of the fragments that we have, it’s somewhat of a perplexing problem. We have some dinosaurs that we typically find in the northern hemisphere. Like these Ankylosaurs, your armored dinosaurs, a tooth of a Hadrosaur, your duck-billed dinosaurs. And those dinosaurs are, they’re found somewhat all over the world but are mostly known from like northern hemisphere. As well as a partial tailbone of a titanosaur was found on the peninsula. So we know we have a somewhat of a standard Gondwanan or southern hemisphere flavor of dinosaurs. But we also have a few oddballs making their way down there.

IRA FLATOW: And they naturally just crossed. There was a land bridge, right? Things were connected.

ERIC GORSCAK: Yeah, more or less. The southern tip of South America and the peninsula were still, more or less connected to each other. And Australia, like I said, was mostly attached to Antarctica as well.

IRA FLATOW: Now you know a lot about dinosaurs. How much would you like to know about dinosaurs? How fuzzy is our picture?

ERIC GORSCAK: It’s getting better. I can say that. I mean it’s always going to get better. More expeditions, more science, and more techniques are definitely opening up how we study dinosaurs in the past couple of decades. Computational methods have improved to do very large scale questions of like, how did they evolve, how fast did they evolve. As well they just have better imaging. CT scanning, making 3-D models. Really you can visualize the bones in a different way. You see inside the bones somewhat and then, kind of, yeah. And then you can share that data with other people across the world. But there’s still a lot more about what these dinosaurs are doing and how they did it biologically, physiologically.

IRA FLATOW: I have a fun tweet for you coming in. Can you tell us anything about titanosaur brains? And if you were a dinosaur, which one would you like to be?

ERIC GORSCAK: Oh boy. Yeah, the thing about like titanosaur brains is that, they’re somewhat rare. Skulls are typically a rare thing to find for titanosaurs. And that’s mainly because their bones in their skulls are very fragile. So they’re not likely to preserve. So knowing much about the brains of titanosaurs is very limited to how many skulls we have of them. There’s only like a handful of known titanosauran skulls.

Which dinosaur I would like to be? That’s a great question. I would probably choose some sort of owl. Birds are dinosaurs technically. So that would be my answer to the question. But if it was a non-avian dinosaur, let’s go with, I don’t know–

IRA FLATOW: No let’s go with you. Let me talk about your owl. I got about a minute left. Why would you choose an owl?

ERIC GORSCAK: They’re stealth predators. They’re nocturnal. I think barn owls look really cool. They’ve really neat things with their ears and sensory information to pick up things in the dark. I think it’s a really cool animal.

IRA FLATOW: OK. Guau. Hoo. That is a great choice. We have an owl outside my house. I hear it every night. So I’m going to be thinking about you.

Eric Gorscak, author of a study in Nature Ecology & Evolution. He’s a post-doc researcher at the Field Museum in Chicago. Thank you for taking time to be with us today.

ERIC GORSCAK: Thank you for inviting me.

When we come back, how all of your social media apps may be revealing more than you think. They may be keeping track of where you’re going, what you’re doing. Do you let them do that? Do you have any control whether you can let them do that or not? We’ll talk about all those issues about privacy. And what you give away, what you think you give away, and what you may be giving away. We’ll be right back after the break. Stay with us.


Dinosaur Unearthed in Argentina Could Be the Largest Animal That Ever Walked the Earth

A discovery nine years in the making may have yielded the largest land animal in our planet’s history.

Nobu Tamura, CC license

The bones, found in 2012 in Argentina, consisted of 24 humongous tail vertebrae as well as parts of the pectoral girdle and pelvis which indicate they could be a new member of the species titanosauria, a group of sauropod dinosaurs that just wouldn’t stop growing.

60-20 million years before a meteor ended their reign, gigantic dinosaurs were really hitting their stride. In the landmass which formed modern-day South America, titanosauria were reaching heights and lengths never before or since seen on Earth, as members such as Patagontitan, named after Patagonia where it was found, could reach up to 76 tons and grow to 122 feet from nose to tail.

Now a titanosaur from 98 million years ago, unearthed in the Candeleros Formation in Argentina’s Neuquén Province, is threatening to take the crown of biggest sauropod dinosaur ever found.

“It is a huge dinosaur, but we expect to find much more of the skeleton in future field trips, so we’ll have the possibility to address with confidence how really big it was,” Alejandro Otero, a paleontologist with Argentina’s Museo de La Plata, told CNN via email.

CTyS-UNLaM Science Outreach Agency

Load-bearing bones such as the femur or humerus would really help to shed light on just how big this plant-eating monster was, but while scientists are normally reserved in their writings, the corresponding study of the discovery reads that it “probably exceeds Patagotitan in size.”

The other titanosaur from the Candeleros Formation is Andesaurus, which is only a small-fry by comparison with the new discovery, reaching a mere 49-59 feet long. It is helpful though, for the scientists to be able to say for sure that during this particular period 98 million years ago, there was more than one titanosaur walking around.

As large as this new dino may be, it can’t hold a candle to the largest phyla in Earth’s history, which amazingly is still here today with us—the good ole’ blue whale, which can weigh up to 173 tons.

SHARE the Jurassic News With Your Friends on Social Media…


Ver el vídeo: Dinosaurio petrificado encontrado accidentalmente por mineros en Canadá