Viernes 24 de agosto de 1787 - Historia

Viernes 24 de agosto de 1787 - Historia

En Convención, —Gobernador LIVINGSTON, de la Comisión de los Once, a quien se remitieron las dos cláusulas restantes de la Sección cuarta, y las Secciones quinta y sexta, del artículo séptimo, entregadas en el siguiente Informe:

"Táchese tanto de la sección cuarta como se le haya remitido al Comité, e inserte: 'La migración o importación de personas que los diversos Estados, ahora existentes, consideren conveniente admitir, no será prohibida por la Legislatura antes de el año 1800; pero se puede imponer un impuesto o derecho sobre dicha migración o importación, a una tasa que no exceda el promedio de los derechos establecidos sobre las importaciones. '

"La quinta sección permanecerá como en el informe." La sexta sección se eliminará ".

El Sr. BUTLER, según la notificación, propuso que la primera cláusula del Artículo 7, Sect. 1, en cuanto a la condonación de deudas, se considerará mañana. Se detuvo en la división de opiniones sobre las deudas internas y las diferentes pretensiones de las diferentes clases de tenedores.

El general PINCKNEY lo secundó.

El señor RANDOLPH desea una reconsideración, con el fin de mejorar la expresión, y atender el caso de las deudas del Estado como lo hace el Congreso.

Sobre la pregunta para reconsiderar, -

Massachusetts, Connecticut, Nueva Jersey, Delaware, Virginia, Carolina del Sur, Georgia, sí — 7; New Hampshire, Maryland, nº 2; Pensilvania, Carolina del Norte, ausente.

Y mañana asignada para la reconsideración.

Se retoman las secciones segunda y tercera del artículo 9,

El Sr. RUTLEDGE dijo, esta disposición para decidir controversias entre los Estados era necesaria bajo la Confederación, pero será innecesaria por el Poder Judicial Nacional que ahora se establecerá; y se movió para tacharlo.

El Doctor JOHNSON apoyó la moción.

El Sr. SHERMAN estuvo de acuerdo. También lo hizo el Sr. DAYTON.

El Sr. WILLIAMSON estaba a favor de posponer en lugar de tacharse, para considerar si esta podría no ser una buena disposición, en los casos en que el Poder Judicial estuviera interesado o demasiado relacionado con las partes.

El Sr. GORHAM tenía dudas sobre la posibilidad de poncharse. Los jueces pueden estar conectados con los Estados que son partes. Se inclina a pensar que el modo propuesto en la cláusula sería más satisfactorio que remitir esos casos al Poder Judicial. Sobre la cuestión de posponer las secciones segunda y tercera, pasó en negativo, -

New Hampshire, Carolina del Norte, Georgia, sí — 3; Massachusetts, Connecticut, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Sur, no — 7; Pensilvania, ausente.

El Sr. WILSON instó a la huelga, el Poder Judicial es una mejor disposición.

La cuestión de eliminar las secciones segunda y tercera del artículo 9,

Hew Hampshire, Connecticut Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Sur, sí, 8: ¿Carolina del Norte, Georgia? no — 2; Pensilvania, ausente.

Artículo 10, Sect. 1. "El poder ejecutivo de los Estados Unidos recaerá en una sola persona. Su estilo será" El Presidente de los Estados Unidos de América "y su título será" Su Excelencia ". Será elegido por votación Legislatura. Desempeñará su cargo durante el término de siete años, pero no podrá ser elegido por segunda vez ".

Sobre la cuestión de conferir el poder a una sola persona, se acordó, nem. estafa. Lo mismo ocurre con el estilo y el título.

El Sr. ROTLEDGE presentó la moción de insertar, '' conjunta ', antes de la palabra "balota", como el modo más conveniente de elección.

El señor SHERMAN se opuso a ello, por privar a los Estados, representados en el Senado, de la negativa que les pretendía en esa Cámara.

El Sr. GORHAM dijo que estaba mal considerar, en todo momento, a quién representaría el Senado. El bien público era el verdadero objeto a tener en cuenta. Se produciría una gran demora y confusión si las dos Cámaras votaran por separado, teniendo cada una una negativa sobre la elección de la otra.

Sr. DAYTON. Sería bueno para aquellos que no consideraran cómo se constituyó el Senado, cuyo interés era mantenerlo oculto. Si se aprueba la enmienda, una votación conjunta otorgaría el nombramiento a una Cámara. Nunca podría estar de acuerdo con la cláusula con tal enmienda. No cabía duda de que las dos Cámaras coincidían por separado en la misma persona para la presidencia. La importancia y la necesidad del caso garantizarían una concurrencia.

El Sr. CARROL propuso tachar "por la Legislatura" e insertar "por el pueblo". El Sr. WILSON lo secundó; y sobre la pregunta, -

Pensilvania, Delaware, sí — 2; New Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Nueva Jersey, Maryland Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, no — 9.

El Sr. BREARLY se opuso a insertar el woird, "porro". El argumento de que los Estados pequeños no deben meterse las manos en los bolsillos de los grandes no se aplica en este caso.

El Sr. WILSON instó a la razonabilidad de otorgar a los Estados más grandes una parte mayor del nombramiento y al peligro de demora debido a un desacuerdo entre las dos Cámaras. También comentó que el Senado tenía poderes peculiares que equilibraban la ventaja otorgada por una votación conjunta en este caso a la otra rama de la Legislatura.

Sr. LANGDON. Este oficial general debe ser elegido por la voz conjunta y general. En New Hampshire, el modo de votaciones separadas de las dos Cámaras produjo grandes dificultades. La negativa del Senado heriría los sentimientos del hombre elegido por los votos de la otra rama. Estaba a favor de insertar "porro", aunque desfavorable para New Hampshire como Estado pequeño.

El Sr. WILSON comentó que, como el Presidente del Senado iba a ser el Presidente de los Estados Unidos, ese organismo, en casos de vacante, podría tener interés en poner obstáculos dilatorios en el camino, si se requiriera su concurrencia por separado.

Sr. MADISON. Si se aprueba la enmienda, la regla de votación otorgará al Estado más grande, en comparación con el más pequeño, una influencia de cuatro a uno solamente, aunque la población sea de diez a uno. Seguramente esto no puede ser irrazonable, ya que el Presidente debe actuar por el pueblo, no por los Estados. El presidente del Senado también debe ser ocasionalmente presidente de los Estados Unidos, y sólo por su negativa puede hacer que las tres cuartas partes de la otra rama sean necesarias para la aprobación de una ley. Esta es otra ventaja de la que disfruta el Senado.

Sobre la cuestión de insertar "conjunto", pasó afirmativamente, -

New Hampshire, Massachusetts, Pensilvania, Delaware, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, sí — 7; Connecticut, Nueva Jersey, Maryland, Georgia, no — 4.

El Sr. DAYTON hizo la moción de insertar, después de la palabra "Legislatura", las palabras "cada Estado tiene un voto".

El Sr. BREARLY lo secundó; y en la pregunta, pasó negativamente, —Connecticut, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Georgia, sí — 5; New Hampshire, Massachusetts, Pensilvania, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, no — 6.

El Sr. PINCKNEY presentó la moción de insertar, después de la palabra "Legislatura", las palabras "para cuya elección se requerirá la mayoría de los votos de los miembros presentes".

Y sobre esta cuestión, pasó afirmativamente, - New Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, sí — 10; Nueva Jersey, no - 1.

El Sr. READ propuso que, "en caso de que el número de los dos más altos en votos sea igual, entonces el Presidente del Senado tendrá un voto de calidad adicional", lo cual no fue acordado por una negativa general.

El Sr. GOUVERNEUR MORRIS se opuso a la elección del Presidente por la Legislatura. Se detuvo en el peligro de hacer que el Ejecutivo se desinteresara de mantener los derechos de su puesto, lo que conduciría a la tiranía legislativa. Si la Legislatura tiene al Ejecutivo dependiente de ellos, pueden perpetuar y apoyar sus usurpaciones por la influencia de los recaudadores de impuestos y otros oficiales, por flotas, ejércitos, etc. Cabal y corrupción están apegados a ese modo de elección. También lo es la inelegibilidad por segunda vez. De ahí que el Ejecutivo esté interesado en conquistar popularidad en el Legislativo, sacrificando sus derechos ejecutivos; y luego puede ingresar a ese cuerpo después de la expiración de su cargo ejecutivo, y disfrutar allí de los frutos de su política. A estas consideraciones, agregó, que los rivales estarían continuamente intrigantes para expulsar al presidente de su lugar. Para protegerse de todos estos males, propuso que el presidente "será elegido por electores que serán elegidos por el pueblo de los distintos estados".

El Sr. CARROLL lo secundó; y sobre la pregunta, pasó en negativo, —Connecticut, Nueva Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia, sí — 5; New Hampshire, Massachusetts, Maryland, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, no — 6.

El Sr. DAYTON propuso posponer la consideración de las dos últimas cláusulas del Artículo 10, Sect. 1, que no estuvo de acuerdo sin un recuento de los Estados.

El Sr. BROOM propuso remitir las dos cláusulas a un comité, de un miembro de cada Estado; y sobre la cuestión, falló, los Estados estaban igualmente divididos, -

Nueva Jersey, Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia, sí — 5; New Hampshire, Massachusetts, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, no — 5; Connecticut, dividido.

Sobre la cuestión planteada en la primera parte de la moción del Sr. GOUVERNEUR MORRIS, a saber: "serán elegidos por electores", como cuestión abstracta, fracasó, pues los Estados estaban igualmente divididos:

Nueva Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia, sí— 4; New Hampshire, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, no — 4; Connecticut, Maryland, dividido; Massachusetts, ausente.

La consideración de las restantes cláusulas del Artículo 10, Sect. 1, se pospuso hasta mañana, a instancia de los diputados de Nueva Jersey.

Artículo 10, Sect. 2, retomado, se transfirió la palabra "información" y se insertó después de "Legislatura".

A moción del Sr. GOUVERNEUR MORRIS, "él puede", fue tachado y "e" insertado antes de "recomendar", en la segunda cláusula del artículo 10, secc. 2, con el fin de que sea deber del Presidente recomendar y, por lo tanto, evitar el resentimiento o resentimiento por hacerlo.

El Sr. SHERMAN objetó la oración, "y nombrará oficiales en todos los casos no previstos en esta Constitución". Admitió que era apropiado que muchos funcionarios del departamento ejecutivo fueran nombrados así; pero sostuvo que muchos no deberían hacerlo —como oficiales generales del ejército, en tiempo de paz, etc. En esto radica la corrupción en Gran Bretaña. Si el Ejecutivo puede modelar el ejército, puede establecer un gobierno absoluto; aprovechando el cierre de una guerra, y un ejército comandado por sus criaturas. James II. no fue obedecido por sus oficiales, porque habían sido nombrados por sus predecesores, no por él mismo. Movió a insertar, "o por ley", después de la palabra "constitución".

A moción del señor MADISON, se tachó "oficiales" y se insertó "a las oficinas", con el fin de obviar dudas de que pudiera nombrar a los oficiales sin una creación previa de las oficinas laico la Legislatura.

Sobre la cuestión de insertar, "o por ley", como propuso el Sr. SHERMAN, —Connecticut, sí — 1; New Hampshire, Massachusetts, Nueva Jersey, Pensilvania, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Sur, Georgia, no — 9; Carolina del Norte, ausente.

El Sr. DICKINSON hizo la moción de tachar las palabras, "y nombrará a los cargos en todos los casos no previstos por esta Constitución"; e insertar, "y nombrará a todos los cargos establecidos por esta Constitución, excepto en ca

El Sr. RANDOLPH observó que el poder de los nombramientos era formidable tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo; y sugirió si no se debería dejar a la Legislatura en libertad de remitir los nombramientos, en algunos casos, a alguna autoridad estatal.

La moción del Sr. DICKINSON fue aprobada afirmativamente:

Connectieut, Nueva Jersey, Pensilvania, Maryland, Virginia, Georgia, sí — 6; New Hampshire, Massachusetts, Delaware, Carolina del Sur, nº 4; Carolina del Norte, ausente.

El Sr. DICKINSON luego propuso un anexo a su última enmienda, "excepto cuando por ley el nombramiento corresponda a las Legislaturas o Ejecutivos de los distintos Estados".

El Sr. RANDOLPH apoyó la moción.

Sr. WILSON. Si se acepta esto, pronto será una instrucción permanente para las legislaturas estatales de no aprobar ninguna ley que cree oficinas, a menos que se les remita el nombramiento.

El Sr. SHERMAN se opuso a "Legislaturas" en la moción, que fue tachada con el consentimiento de los promotores.

Sr. GOUVERNEUR MORRIS. Esto sería poner en el poder de los Estados decir: "ustedes serán virreyes, pero nosotros seremos virreyes sobre ustedes".

La moción fue rechazada sin un recuento de los Estados.

Ordenó por unanimidad, que se derogue la orden relativa al aplazamiento a las cuatro, y que en el futuro la Cámara se reúna a las diez y se levante a las tres.

Suspendido.


El monte Vesubio entra en erupción

El 24 de agosto, después de siglos de inactividad, el monte Vesubio entra en erupción en el sur de Italia, devastando las prósperas ciudades romanas de Pompeya y Herculano y matando a miles. Las ciudades, enterradas bajo una gruesa capa de material volcánico y lodo, nunca fueron reconstruidas y en gran parte olvidadas a lo largo de la historia. En el siglo XVIII, Pompeya y Herculano fueron redescubiertas y excavadas, proporcionando un registro arqueológico sin precedentes de la vida cotidiana de una civilización antigua, sorprendentemente conservado en una muerte súbita.

Las antiguas ciudades de Pompeya y Herculano prosperaron cerca de la base del Monte Vesubio en la Bahía de Nápoles. En la época del Imperio Romano temprano, 20.000 personas vivían en Pompeya, incluidos comerciantes, fabricantes y agricultores que explotaban el rico suelo de la región con numerosos viñedos y huertos. Nadie sospechaba que la fértil tierra negra fuera el legado de erupciones anteriores del Vesubio. Herculano era una ciudad de 5.000 habitantes y un destino de verano favorito para los romanos ricos. El nombre del héroe mítico Hércules, Herculano albergaba opulentas villas y grandes baños romanos. Los artefactos de juego encontrados en Herculano y un burdel desenterrado en Pompeya dan fe de la naturaleza decadente de las ciudades. También había comunidades turísticas más pequeñas en el área, como la pequeña y tranquila ciudad de Stabiae.

Al mediodía del 24 de agosto de 79 d.C., este placer y prosperidad llegaron a su fin cuando la cima del Monte Vesubio explotó, impulsando una nube en forma de hongo de 10 millas de ceniza y piedra pómez hacia la estratosfera. Durante las siguientes 12 horas, ceniza volcánica y una lluvia de piedras pómez de hasta 3 pulgadas de diámetro cayeron sobre Pompeya, lo que obligó a los ocupantes de la ciudad y de la ciudad a huir aterrorizados. Unas 2.000 personas se quedaron en Pompeya, escondidas en sótanos o estructuras de piedra, con la esperanza de esperar la erupción.

Un viento del oeste protegió a Herculano de la etapa inicial de la erupción, pero luego una nube gigante de ceniza caliente y gas surgió por el flanco occidental del Vesubio, envolviendo la ciudad y quemando o asfixiando a todos los que quedaban. Esta nube letal fue seguida por una inundación de lodo volcánico y rocas, que sepultó la ciudad.

Las personas que se quedaron en Pompeya fueron asesinadas la mañana del 25 de agosto cuando una nube de gas tóxico se derramó sobre la ciudad, sofocando todo lo que quedaba. Siguió un flujo de rocas y cenizas, que derrumbó techos y paredes y enterró a los muertos.

Gran parte de lo que sabemos sobre la erupción proviene de un relato de Plinio el Joven, que se encontraba al oeste a lo largo de la bahía de Nápoles cuando explotó el Vesubio. En dos cartas al historiador Tácito, contó cómo & # x201C la gente se cubría la cabeza con almohadas, la única defensa contra una lluvia de piedras, & # x201D y cómo & # x201Ca una nube oscura y horrible cargada de materia combustible se rompió repentinamente y exponer. Algunos lamentaron su propio destino. Otros rezaban para morir. & # X201D Plinio, que solo tenía 17 años en ese momento, escapó de la catástrofe y más tarde se convirtió en un destacado escritor y administrador romano. Su tío, Plinio el Viejo, tuvo menos suerte. Plinio el Viejo, un célebre naturalista, en el momento de la erupción era el comandante de la flota romana en la bahía de Nápoles. Después de que el Vesubio explotó, cruzó la bahía con sus barcos hacia Stabiae, para investigar la erupción y tranquilizar a los ciudadanos aterrorizados. Después de desembarcar, fue vencido por gases tóxicos y murió.

Según el relato de Pliny the Younger & # x2019s, la erupción duró 18 horas. Pompeya fue enterrada bajo 14 a 17 pies de ceniza y piedra pómez, y la costa cercana al mar cambió drásticamente. Herculano fue enterrado bajo más de 60 pies de barro y material volcánico. Algunos residentes de Pompeya regresaron más tarde para excavar sus casas destruidas y recuperar sus objetos de valor, pero muchos tesoros fueron abandonados y luego olvidados.


Hoy en la historia: 24 de agosto

El 24 de agosto de 79 d.C., el Monte Vesubio, que había estado inactivo durante mucho tiempo, hizo erupción, enterrando las ciudades romanas de Pompeya y Herculano en cenizas volcánicas, y se estima que murieron 20.000 personas. Esta es una foto infrarroja nocturna del cráter del Monte Vesubio cerca de Nápoles, Italia en 1943. (Foto AP) En 1814, durante la Guerra de 1812, las fuerzas británicas invadieron Washington, DC, incendiando el Capitolio (que todavía estaba en construcción) y la Casa Blanca, así como otros edificios públicos.

En la foto: Casa Blanca después de su destrucción por los británicos durante la Guerra de 1812. (Foto AP)

En 1932, Amelia Earhart se embarcó en un vuelo de 19 horas desde Los Ángeles a Newark, Nueva Jersey, convirtiéndola en la primera mujer en volar sola, sin escalas, de costa a costa. (Foto AP) En 1954, el presidente Dwight D. Eisenhower firmó la Ley de Control Comunista, declarando ilegal al Partido Comunista en los Estados Unidos. (Foto AP / Henry Borroughs) En 1981, Mark David Chapman fue sentenciado en Nueva York a 20 años a cadena perpetua por asesinar a John Lennon. (Chapman permanece encarcelado) (Foto AP / Handshuh) En 1989, la sonda espacial Voyager 2 sobrevoló Neptuno, enviando fotografías impactantes.

Esta imagen facilitada por la NASA muestra el planeta Neptuno visto desde la nave espacial Voyager 2, a una distancia de 4,4 millones de millas del planeta. (NASA vía AP)

En 2006, la Unión Astronómica Internacional declaró que Plutón ya no era un planeta en toda regla, degradándolo al estado de & # 8220 planeta enano & # 8221 Patricia Tombaugh, la viuda del descubridor de Plutón Clyde Tombaugh, calificó la decisión & # 8220 como decepcionante & # 8221 y & # 8220confusing. & # 8221 (AP Photo / Petr David Josek)

Comparte esta galería:

Hoy es sábado 24 de agosto, el día 236 de 2019. Quedan 129 días en el año.

Hoy & # 8217s destacado en la historia:

El 24 de agosto de 1814, durante la Guerra de 1812, las fuerzas británicas invadieron Washington, DC, incendiando el Capitolio (que todavía estaba en construcción) y la Casa Blanca, así como otros edificios públicos.

En este día:

En el 79 d.C., el monte Vesubio, que había estado inactivo durante mucho tiempo, hizo erupción, enterrando las ciudades romanas de Pompeya y Herculano en cenizas volcánicas, y se estima que murieron 20.000 personas.

En 1857, la sucursal de Nueva York de Ohio Life Insurance and Trust Company quebró, lo que provocó el pánico de 1857.

En 1932, Amelia Earhart se embarcó en un vuelo de 19 horas desde Los Ángeles a Newark, Nueva Jersey, convirtiéndola en la primera mujer en volar sola, sin escalas, de costa a costa.

En 1949 entró en vigor el Tratado del Atlántico Norte.

En 1954, el presidente Dwight D. Eisenhower firmó la Ley de Control Comunista, declarando ilegal al Partido Comunista en los Estados Unidos.

En 1959, tres días después de la condición de Estado hawaiano, Hiram L.Fong prestó juramento como el primer senador estadounidense de origen chino, mientras que Daniel K. Inouye prestó juramento como el primer representante estadounidense de origen japonés.

En 1968, Francia se convirtió en la quinta potencia termonuclear del mundo al hacer explotar una bomba de hidrógeno en el Pacífico Sur.

En 1981, Mark David Chapman fue sentenciado en Nueva York a 20 años a cadena perpetua por asesinar a John Lennon. (Chapman permanece encarcelado).

En 1989, la sonda espacial Voyager 2 sobrevoló Neptuno, enviando fotografías impactantes.

En 2003, el Departamento de Justicia informó que la tasa de delincuencia en EE. UU. En 2002 fue la más baja desde que comenzaron los estudios en 1973.

En 2006, la Unión Astronómica Internacional declaró que Plutón ya no era un planeta en toda regla, degradándolo al estado de & # 8220 planeta enano & # 8221.

En 2007, la NFL suspendió indefinidamente al mariscal de campo de los Atlanta Falcons, Michael Vick, sin paga después de que reconoció en los documentos judiciales que, de hecho, había financiado el juego en peleas de perros y ayudó a matar a algunos perros que no eran dignos del hoyo.

Hace diez años: todas las ventas bajo el programa Cash for Clunkers del gobierno llegaron a su fin, aunque a los concesionarios de automóviles se les dio más tiempo para presentar reclamaciones pendientes de reembolso. El ministro de justicia de Escocia, Kenny MacAskill, defendió su muy criticada decisión de liberar a Abdel Baset al-Megrahi, condenado por ser el terrorista de Lockerbie, por motivos de compasión.

Hace cinco años: un terremoto de magnitud 6.0 sacudió el norte de California y causó grandes daños en Napa y sus alrededores. Peter Theo Curtis, un periodista independiente estadounidense secuestrado y retenido como rehén durante casi dos años por un grupo vinculado a Al Qaeda en Siria, fue liberado menos de una semana después de la horrible ejecución del periodista estadounidense James Foley por militantes islámicos. Corea del Sur ganó el juego de campeonato de la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas, derrotando a Chicago 8-4 en South Williamsport, Pensilvania. En los MTV Video Music Awards, Miley Cyrus ganó el premio Video del año por & # 8220Wrecking Ball. & # 8221.

Hace un año: la familia del senador de Arizona John McCain anunció que había suspendido el tratamiento médico por una forma agresiva de cáncer cerebral. McCain murió al día siguiente. Robin Leach, presentador del programa de televisión de la década de 1980 & # 8220Lifestyles of the Rich and Famous & # 8221 murió en Las Vegas a la edad de 76 años. El índice S & ampP 500 terminó en un máximo histórico de 2.874,69, solo dos días después de la El mercado alcista de las acciones estadounidenses se convirtió en el más largo de la historia.

Copyright y copia 2021 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, escrito o redistribuido.


El debate en la Convención de 1787 sobre la prohibición de la trata de esclavos.

De los Madison Papers, vol. III., Págs. 1388 y siguientes.

El Sr. L. MARTIN, de Maryland, propuso variar el artículo 7, sección 4, para permitir una prohibición o impuesto sobre la importación de esclavos. En primer lugar, como cinco esclavos deben contarse como tres hombres libres, en el reparto de Representantes, tal cláusula estimularía este tráfico. En segundo lugar, los esclavos debilitaron una parte de la Unión, que las otras partes estaban obligadas a proteger, el privilegio de importarlos era, por lo tanto, irrazonable. Y en tercer lugar, era incompatible con los principios de la Revolución, y deshonroso para el carácter estadounidense, tener tal característica en la Constitución.

El Sr. RUTLEDGE, de Carolina del Sur, no veía cómo esta sección podría alentar la importación de esclavos. No temía la insurrección y fácilmente eximiría a los demás Estados de la obligación de proteger al Sur de ellos. La religión y la humanidad no tienen nada que ver con esta cuestión. El interés por sí solo es el principio rector de las naciones. La verdadera cuestión en la actualidad es si los Estados del Sur serán o no partes de la Unión. Si los Estados del Norte consultan sus intereses, no se opondrán al aumento de esclavos, lo que aumentará las mercancías de las que se convertirán en portadores.

El Sr. ELLSWORTH, de Connecticut, estaba a favor de dejar la cláusula como está. Que cada Estado importe lo que le plazca. La moral o sabiduría de la esclavitud son consideraciones de los propios Estados. Lo que enriquece a una parte enriquece al todo, y los Estados son los mejores jueces de su interés particular. La antigua Confederación no se había entrometido en este punto y él no veía mayor necesidad de incorporarlo a la política de la nueva.

El Sr. PINCKNEY, de Carolina del Sur - Carolina del Sur nunca podrá recibir el plan si prohíbe el comercio de esclavos. En cada propuesta de ampliación de los poderes del Congreso, ese Estado ha exceptuado expresa y vigilante la de inmiscuirse en la importación de negros. Si todos los estados se dejan en libertad sobre este tema, Carolina del Sur tal vez, gradualmente, pueda hacer por sí misma lo que se desee, como ya lo han hecho Virginia y Maryland.

En la Convención, se reanudó el artículo 7, sección 4.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, estaba a favor de dejar la cláusula como está. Él desaprobaba la trata de esclavos; sin embargo, como los Estados poseían ahora el derecho de importar esclavos, el bien público no requería que se les quitara, y como era conveniente tener el menor número posible de objeciones a la propuesto esquema de gobierno, pensó que era mejor dejar el asunto como lo encontramos. Observó que la abolición de la esclavitud parecía estar ocurriendo en los Estados Unidos, y que el buen sentido de varios Estados probablemente la completaría gradualmente. Instó a la Convención a la necesidad de despachar sus negocios. Coronel MASON, de Virginia. Este tráfico infernal se originó en la avaricia de los comerciantes británicos. El gobierno británico comprobó constantemente los intentos de Virginia de ponerle freno. La presente cuestión no concierne únicamente a los Estados importadores, sino a toda la Unión. El mal de tener esclavos se experimentó durante la última guerra. Si los esclavos hubieran sido tratados como podrían haber sido tratados por el enemigo, habrían resultado ser instrumentos peligrosos en sus manos. Pero su locura fue tratada por los esclavos como lo hizo por los conservadores. Mencionó las peligrosas insurrecciones de los esclavos en Grecia y Sicilia y las instrucciones dadas por CROMWELL a los Comisionados enviados a Virginia, para armar a los sirvientes y esclavos en caso de que fracasaran otros medios para obtener su sumisión. Maryland y Virginia, dijo, ya habían prohibido expresamente la importación de esclavos. Carolina del Norte había hecho lo mismo en esencia. Todo esto sería en vano si Carolina del Sur y Georgia tuvieran libertad para importar. Los occidentales ya están pidiendo esclavos para sus nuevas tierras, y llenarán ese país de esclavos, si pueden atravesar Carolina del Sur y Georgia. La esclavitud desalienta las artes y las manufacturas. Los pobres desprecian el trabajo cuando lo realizan esclavos. Impiden la emigración de los blancos, que realmente enriquecen y fortalecen a un país. Producen el efecto más pernicioso sobre los modales. Todo amo de esclavos nace como un pequeño tirano. Traen el juicio del cielo sobre un país. Como las naciones no pueden ser recompensadas ni castigadas en el próximo mundo, deben estar en este. Mediante una cadena inevitable de causas y efectos, la Providencia castiga los pecados nacionales con calamidades nacionales. Lamentó que algunos de nuestros hermanos orientales se hubieran embarcado, por afán de lucro, en este nefasto tráfico. En cuanto a los Estados en posesión del derecho de importación, este era el caso de muchos otros derechos que debían ser renunciados. Consideró esencial, desde todos los puntos de vista, que el Gobierno General tuviera poder para prevenir el aumento de la esclavitud.

El Sr. ELLSWORTH, de Connecticut, como nunca había tenido un esclavo, no podía juzgar los efectos de la esclavitud en el carácter. Sin embargo, dijo que si se lo consideraba desde un punto de vista moral, deberíamos ir más allá y liberar a los que ya están en el país. Como los esclavos también se multiplican tan rápido en Virginia y Maryland que es más barato criarlos que importarlos, mientras que en los pantanos de arroz enfermizos son necesarios suministros extranjeros, si no vamos más allá de lo que se nos insta, seremos injustos con Carolina del Sur y Georgia. No nos entrometamos. A medida que la población aumente, los trabajadores pobres serán tan abundantes que inutilizarán a los esclavos. La esclavitud, con el tiempo, no será una mota en nuestro país. En Connecticut ya se han tomado disposiciones para abolirlo, y la abolición ya se ha llevado a cabo en Massachusetts. En cuanto al peligro de insurrección por influencia extranjera, eso se convertirá en motivo de un trato amable de los esclavos.

Sr. PINCKNEY, de Carolina del Sur - Si la esclavitud está mal, se justifica con el ejemplo de todo el mundo. Citó el caso de Grecia, el hogar y los otros Estados antiguos, la sanción otorgada por Francia, Holanda y otros Estados modernos. En todas las edades, la mitad de la humanidad había sido esclava. Si se dejara en paz a los estados del sur, probablemente ellos mismos detendrían las importaciones. Él mismo, como ciudadano de Carolina del Sur, votaría por ello. Un intento de quitarle el derecho, tal como se propone, producirá serias objeciones a la Constitución, que deseaba que se aprobara.

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, declaró que era su firme opinión de que si él y todos sus colegas firmaban la Constitución y usaban su influencia personal, no serviría de nada para obtener el consentimiento de sus electores. Carolina del Sur y Georgia no pueden prescindir de los esclavos. En cuanto a Virginia, se beneficiará si detiene las importaciones. Sus esclavos aumentarán de valor y ella tiene más de lo que quiere. Sería desigual exigir que Carolina del Sur y Georgia se confederaran en términos tan desiguales. Dijo que el asentimiento real, antes de la revolución, nunca se había negado a Carolina del Sur, como a Virginia. Sostuvo que la importación de esclavos redundaría en interés de toda la Unión. Cuantos más esclavos, más producción para emplear el comercio de acarreo, más consumo también, y cuanto más, más ingresos para el tesoro común. Admitió que era razonable que los esclavos deberían pagar derechos como otras importaciones, pero debería considerar el rechazo de la cláusula como una exclusión de Carolina del Sur de la Unión.

El Sr. BALDWIN, de Georgia, había concebido que los objetos nacionales por sí solos estaban ante la Convención y no eran de carácter local, como el actual. Georgia se decidió sobre este punto. Ese Estado siempre ha supuesto hasta ahora que un Gobierno General perseguía a los Estados centrales, que querían navegar por un vórtice por todo aquello que su distancia le impedía obtener igual ventaja y que no podía comprarlo prudentemente cediendo poderes nacionales. A partir de esto, podría entenderse bajo qué luz vería ella un intento de resumir una de sus prerrogativas favoritas. Si se deja sola, probablemente podrá poner fin al mal. Como fundamento para esta conjetura, tomó nota de la secta de -: de la que dijo era una clase respetable de personas, que llevaron su ética más allá de la mera igualdad de los hombres, extendiendo su humanidad a los reclamos de toda la creación animal.

El Sr. WILSON, de Pensilvania, observó que si Carolina del Sur y Georgia estuvieran dispuestas a deshacerse de la importación de esclavos en poco tiempo, como se había sugerido, nunca se negarían a unirse porque la importación podría estar prohibida. Tal como está ahora la sección, todos los artículos importados deben estar sujetos a impuestos. Los esclavos solos están exentos. De hecho, esto es una recompensa por ese artículo.

El Sr. GERRY, de Massachusetts, pensó que no teníamos nada que ver con la conducta de los Estados en lo que respecta a los esclavos, pero debería tener cuidado de no sancionarlo.

El Sr. DICKINSON, de Delaware, consideró inadmisible, por todos los principios de honor y seguridad, que la importación de esclavos fuera autorizada a los Estados por la Constitución. La verdadera pregunta era si la felicidad nacional se promovería o imp [. ] dependió de la importación y esto debe dejarse al Gobierno Nacional, no a los Estados particularmente interesados. Si Inglaterra y Francia permiten la esclavitud, los esclavos son, al mismo tiempo, excluidos de ambos reinos. Grecia y Roma se sintieron infelices por sus esclavos. No podía creer que los estados del sur se negaran a confederarse por la cuenta aprehendida, especialmente porque no era probable que el gobierno general ejerciera inmediatamente el poder.

El Sr. WILLIAMSON, de Carolina del Norte, declaró la ley de Carolina del Norte sobre el tema, a saber: que no prohibía directamente la importación de esclavos. Impuso un derecho de 5 libras esterlinas a cada esclavo importado de África, 10 libras esterlinas a cada uno de otros lugares y 50 libras esterlinas a cada uno de una manumisión de licencias estatales. Pensaba que los Estados del Sur no podían ser miembros de la Unión si se rechazaba la cláusula y que estaba mal forzar algo que no fuera absolutamente necesario y con lo que cualquier Estado debía estar en desacuerdo.

Sr. KING, de Massachusetts, aunque el tema debe considerarse solo desde un punto de vista político. Si dos Estados no están de acuerdo con la Constitución, como se dice por un lado, él podría afirmar con igual convicción, por el otro, que se experimentaría una gran e igual oposición de los demás Estados. Destacó la exención de impuestos de los esclavos, mientras que cualquier otra importación estaba sujeta a ella, como una desigualdad que no podía dejar de golpear la sagacidad comercial de los Estados del Norte y Medio.

El Sr. LANGDON, de New-Hampshire, se esforzó mucho por otorgar el poder al Gobierno General. No podía, con la conciencia tranquila, dejarlo en manos de los Estados, que luego podrían continuar con el tráfico, sin que las opiniones aquí expresadas lo impidieran, que ellos mismos dejarían de importar esclavos.

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, se creía obligado a declarar con franqueza que no creía que Carolina del Sur detendría sus importaciones de esclavos en un corto período de tiempo, sino que solo las detendría ocasionalmente, como lo hace ahora. Movió a cometer la cláusula de que los esclavos podrían estar sujetos a un impuesto igual al de otras importaciones, lo que consideró correcto, y que eliminaría una dificultad que se había iniciado.

Sr. RUTLEDGE, de Carolina del Sur - Si la Convención cree que Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia alguna vez estarán de acuerdo con el plan, a menos que su derecho a importar esclavos permanezca intacto, la expectativa es vana. El pueblo de esos Estados nunca será tan tonto como para renunciar a un interés tan importante. Se mostró enérgico en contra de tachar la sección y secundó la moción del general PINCKNEY para un compromiso.

El Sr. GOUVERNEUR MORRIS, de Pensilvania, deseaba que se comprometiera todo el asunto, incluida la cláusula relativa a los impuestos a las exportaciones ya una ley de navegación. Estas cosas pueden formar un trato entre los estados del norte y del sur.

El Sr. BUTLER, de Georgia, declaró que nunca aceptaría el poder de gravar las exportaciones.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, dijo que era mejor dejar que los Estados del Sur importaran esclavos, que separarse de ellos, si lo convertían en una condición sine qua non. Se opuso a un impuesto sobre los esclavos importados, ya que empeoraba las cosas, porque implicaba que eran propiedad. Reconoció que si la facultad de prohibir la importación se diera al Gobierno General, se ejercería. Pensó que sería su deber ejercer el poder.

El Sr. REED, de Delaware, estaba a favor del compromiso, siempre que también se comprometiera la cláusula relativa a los impuestos sobre las exportaciones.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, observó que se había acordado esa cláusula y, por lo tanto, no podía comprometerse.

El señor RANDOLPH, de Virginia, estaba a favor de comprometerse, a fin de que, si fuera posible, se pudiera encontrar un término medio. Nunca pudo estar de acuerdo con la cláusula tal como está. Antes arriesgaría la Constitución. Se detuvo en el dilema al que estaba expuesta la Convención. Al aceptar la cláusula, se rebelaría contra los cuáqueros, los metodistas y muchos otros en los Estados que no tienen esclavos. Por otro lado, la Unión podría perder dos Estados. Probemos, entonces, dijo, la posibilidad de un compromiso.

Sobre la cuestión de la comisión de la parte restante de las secciones 4 y 5 del artículo 7 Connecticut, Nueva Jersey, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Hampshire, Pensilvania, Delaware - No, 3 Massachusetts, ausente.

[Por tanto, se volvió a comprometer todo el tema con el fin de llegar a algún compromiso.]

De Madison Papers, vol. III., Pág. 1.415.

El gobernador LIVINGSTON, de Nueva Jersey, del Comité de los Once, entregó el siguiente informe:

& quot; Tache tanto de la cuarta sección como se le remitió al Comité, e inserte, & quot; La migración o importación de tales personas como los varios Estados, ahora existentes, consideren apropiado admitir, no será prohibida por la Legislatura antes del año 1800. & quot

El informe de la Comisión de los Once siendo examinado,

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, se movió para tachar las palabras, `` el año mil ochocientos '', como el año que limita la importación de esclavos, y para insertar las palabras, `` el año dieciochocientos ocho ''. Sr. GORHAM, de Massachusetts , secundó la moción.

Sr. MADISON, de Virginia - Veinte años producirán todas las travesuras que se pueden aprehender de la libertad de importar esclavos. Por lo tanto, un período prolongado será más deshonroso para el carácter estadounidense, que no decir nada al respecto en la Constitución.

Sobre la moción, que fue aprobada afirmativamente, New-Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Maryland, Carolina del Norte. Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia - No. 4.

El señor GOVERNEUR MORRIS, de Pensilvania, estaba a favor de hacer que la cláusula se leyera de inmediato: `` No se prohibirá la importación de esclavos a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, & ampc ''. Esto, dijo, sería lo más justo y evitaría la ambigüedad por la cual, bajo el poder de naturalización, la libertad reservada a los Estados puede ser derrotada. También desea que se sepa que esta parte de la Constitución es un cumplimiento de esos Estados. Sin embargo, si los miembros de esos Estados se opusieran al cambio de idioma, no debería instarlo.

El Coronel MASON, de Virginia, no estaba en contra de usar el término & quotslaves, "sino en contra de nombrar a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, no fuera a ofender a la gente de esos Estados.

Señor.A SHERMAN, de Connecticut, le gustó más una descripción que el término propuesto, que había sido rechazado por el antiguo Congreso y que no agradaba a algunas personas.

El Sr. CLYMER, de Pennsylvania, estuvo de acuerdo con el Sr. SHERMAN.

El Sr. WILLIAMSON, de Carolina del Norte, dijo que tanto en la opinión como en la práctica, estaba en contra de la esclavitud, pero pensaba que era más a favor de la humanidad, desde el punto de vista de todas las circunstancias, dejar entrar a Carolina del Sur y Georgia en esos términos que excluir ellos de la Unión.

El Sr. GOVERNEUR MORRIS, de Pennsylvania, retiró su moción.

El señor DICKINSON deseaba que la cláusula se limitara a los Estados que no habían prohibido por sí mismos la importación de esclavos, y con ese fin propuso enmendar la cláusula, de modo que dijera: "La importación de esclavos en los Estados que lo permitan. lo mismo, no será prohibido por la Legislatura de los Estados Unidos hasta el año 1808 ”- que no estuvo de acuerdo con la nem con.

Se acordó entonces la primera parte del informe, enmendada de la siguiente manera: "La migración o importación de las personas que los diversos Estados existentes consideren oportuno admitir, no será prohibida por la Legislatura antes del año 1808".

New-Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Maryland, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia - No, 4.

[La carta del Sr. YANCEY, a la que se responde lo anterior, se encontrará en la segunda página del TIMES.]


El debate en la Convención de 1787 sobre la prohibición de la trata de esclavos.

De los Madison Papers, vol. III., Págs. 1388 y siguientes.

El Sr. L. MARTIN, de Maryland, propuso variar el artículo 7, sección 4, para permitir una prohibición o impuesto sobre la importación de esclavos. En primer lugar, como cinco esclavos deben contarse como tres hombres libres, en el reparto de Representantes, tal cláusula estimularía este tráfico. En segundo lugar, los esclavos debilitaron una parte de la Unión, que las otras partes estaban obligadas a proteger, el privilegio de importarlos era, por lo tanto, irrazonable. Y en tercer lugar, era incompatible con los principios de la Revolución, y deshonroso para el carácter estadounidense, tener tal característica en la Constitución.

El Sr. RUTLEDGE, de Carolina del Sur, no veía cómo esta sección podría alentar la importación de esclavos. No temía la insurrección y fácilmente eximiría a los demás Estados de la obligación de proteger al Sur de ellos. La religión y la humanidad no tienen nada que ver con esta cuestión. El interés por sí solo es el principio rector de las naciones. La verdadera cuestión en la actualidad es si los Estados del Sur serán o no partes de la Unión. Si los Estados del Norte consultan sus intereses, no se opondrán al aumento de esclavos, lo que aumentará las mercancías de las que se convertirán en portadores.

El Sr. ELLSWORTH, de Connecticut, estaba a favor de dejar la cláusula como está. Que cada Estado importe lo que le plazca. La moral o sabiduría de la esclavitud son consideraciones de los propios Estados. Lo que enriquece a una parte enriquece al todo, y los Estados son los mejores jueces de su interés particular. La antigua Confederación no se había entrometido en este punto y él no veía mayor necesidad de incorporarlo a la política de la nueva.

El Sr. PINCKNEY, de Carolina del Sur - Carolina del Sur nunca podrá recibir el plan si prohíbe el comercio de esclavos. En cada propuesta de ampliación de los poderes del Congreso, ese Estado ha exceptuado expresa y vigilante la de inmiscuirse en la importación de negros. Si todos los estados se dejan en libertad sobre este tema, Carolina del Sur tal vez, gradualmente, pueda hacer por sí misma lo que se desee, como ya lo han hecho Virginia y Maryland.

En la Convención, se reanudó el artículo 7, sección 4.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, estaba a favor de dejar la cláusula como está. Él desaprobaba la trata de esclavos; sin embargo, como los Estados poseían ahora el derecho de importar esclavos, el bien público no requería que se les quitara, y como era conveniente tener el menor número posible de objeciones a la propuesto esquema de gobierno, pensó que era mejor dejar el asunto como lo encontramos. Observó que la abolición de la esclavitud parecía estar ocurriendo en los Estados Unidos, y que el buen sentido de varios Estados probablemente la completaría gradualmente. Instó a la Convención a la necesidad de despachar sus negocios. Coronel MASON, de Virginia. Este tráfico infernal se originó en la avaricia de los comerciantes británicos. El gobierno británico comprobó constantemente los intentos de Virginia de ponerle freno. La presente cuestión no concierne únicamente a los Estados importadores, sino a toda la Unión. El mal de tener esclavos se experimentó durante la última guerra. Si los esclavos hubieran sido tratados como podrían haber sido tratados por el enemigo, habrían resultado ser instrumentos peligrosos en sus manos. Pero su locura fue tratada por los esclavos como lo hizo por los conservadores. Mencionó las peligrosas insurrecciones de los esclavos en Grecia y Sicilia y las instrucciones dadas por CROMWELL a los Comisionados enviados a Virginia, para armar a los sirvientes y esclavos en caso de que fracasaran otros medios para obtener su sumisión. Maryland y Virginia, dijo, ya habían prohibido expresamente la importación de esclavos. Carolina del Norte había hecho lo mismo en esencia. Todo esto sería en vano si Carolina del Sur y Georgia tuvieran libertad para importar. Los occidentales ya están pidiendo esclavos para sus nuevas tierras, y llenarán ese país de esclavos, si pueden atravesar Carolina del Sur y Georgia. La esclavitud desalienta las artes y las manufacturas. Los pobres desprecian el trabajo cuando lo realizan esclavos. Impiden la emigración de los blancos, que realmente enriquecen y fortalecen a un país. Producen el efecto más pernicioso sobre los modales. Todo amo de esclavos nace como un pequeño tirano. Traen el juicio del cielo sobre un país. Como las naciones no pueden ser recompensadas ni castigadas en el próximo mundo, deben estar en este. Mediante una cadena inevitable de causas y efectos, la Providencia castiga los pecados nacionales con calamidades nacionales. Lamentó que algunos de nuestros hermanos orientales se hubieran embarcado, por afán de lucro, en este nefasto tráfico. En cuanto a los Estados en posesión del derecho de importación, este era el caso de muchos otros derechos que debían ser renunciados. Consideró esencial, desde todos los puntos de vista, que el Gobierno General tuviera poder para prevenir el aumento de la esclavitud.

El Sr. ELLSWORTH, de Connecticut, como nunca había tenido un esclavo, no podía juzgar los efectos de la esclavitud en el carácter. Sin embargo, dijo que si se lo consideraba desde un punto de vista moral, deberíamos ir más allá y liberar a los que ya están en el país. Como los esclavos también se multiplican tan rápido en Virginia y Maryland que es más barato criarlos que importarlos, mientras que en los pantanos de arroz enfermizos son necesarios suministros extranjeros, si no vamos más allá de lo que se nos insta, seremos injustos con Carolina del Sur y Georgia. No nos entrometamos. A medida que la población aumente, los trabajadores pobres serán tan abundantes que inutilizarán a los esclavos. La esclavitud, con el tiempo, no será una mota en nuestro país. En Connecticut ya se han tomado disposiciones para abolirlo, y la abolición ya se ha llevado a cabo en Massachusetts. En cuanto al peligro de insurrección por influencia extranjera, eso se convertirá en motivo de un trato amable de los esclavos.

Sr. PINCKNEY, de Carolina del Sur - Si la esclavitud está mal, se justifica con el ejemplo de todo el mundo. Citó el caso de Grecia, el hogar y los otros Estados antiguos, la sanción otorgada por Francia, Holanda y otros Estados modernos. En todas las edades, la mitad de la humanidad había sido esclava. Si se dejara en paz a los estados del sur, probablemente ellos mismos detendrían las importaciones. Él mismo, como ciudadano de Carolina del Sur, votaría por ello. Un intento de quitarle el derecho, tal como se propone, producirá serias objeciones a la Constitución, que deseaba que se aprobara.

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, declaró que era su firme opinión de que si él y todos sus colegas firmaban la Constitución y usaban su influencia personal, no serviría de nada para obtener el consentimiento de sus electores. Carolina del Sur y Georgia no pueden prescindir de los esclavos. En cuanto a Virginia, se beneficiará si detiene las importaciones. Sus esclavos aumentarán de valor y ella tiene más de lo que quiere. Sería desigual exigir que Carolina del Sur y Georgia se confederaran en términos tan desiguales. Dijo que el asentimiento real, antes de la revolución, nunca se había negado a Carolina del Sur, como a Virginia. Sostuvo que la importación de esclavos redundaría en interés de toda la Unión. Cuantos más esclavos, más producción para emplear el comercio de acarreo, más consumo también, y cuanto más, más ingresos para el tesoro común. Admitió que era razonable que los esclavos deberían pagar derechos como otras importaciones, pero debería considerar el rechazo de la cláusula como una exclusión de Carolina del Sur de la Unión.

El Sr. BALDWIN, de Georgia, había concebido que los objetos nacionales por sí solos estaban ante la Convención y no eran de carácter local, como el actual. Georgia se decidió sobre este punto. Ese Estado siempre ha supuesto hasta ahora que un Gobierno General perseguía a los Estados centrales, que querían navegar por un vórtice por todo aquello que su distancia le impedía obtener igual ventaja y que no podía comprarlo prudentemente cediendo poderes nacionales. A partir de esto, podría entenderse bajo qué luz vería ella un intento de resumir una de sus prerrogativas favoritas. Si se deja sola, probablemente podrá poner fin al mal. Como fundamento para esta conjetura, tomó nota de la secta de -: de la que dijo era una clase respetable de personas, que llevaron su ética más allá de la mera igualdad de los hombres, extendiendo su humanidad a los reclamos de toda la creación animal.

El Sr. WILSON, de Pensilvania, observó que si Carolina del Sur y Georgia estuvieran dispuestas a deshacerse de la importación de esclavos en poco tiempo, como se había sugerido, nunca se negarían a unirse porque la importación podría estar prohibida. Tal como está ahora la sección, todos los artículos importados deben estar sujetos a impuestos. Los esclavos solos están exentos. De hecho, esto es una recompensa por ese artículo.

El Sr. GERRY, de Massachusetts, pensó que no teníamos nada que ver con la conducta de los Estados en lo que respecta a los esclavos, pero debería tener cuidado de no sancionarlo.

El Sr. DICKINSON, de Delaware, consideró inadmisible, por todos los principios de honor y seguridad, que la importación de esclavos fuera autorizada a los Estados por la Constitución. La verdadera pregunta era si la felicidad nacional se promovería o imp [. ] dependió de la importación y esto debe dejarse al Gobierno Nacional, no a los Estados particularmente interesados. Si Inglaterra y Francia permiten la esclavitud, los esclavos son, al mismo tiempo, excluidos de ambos reinos. Grecia y Roma se sintieron infelices por sus esclavos. No podía creer que los estados del sur se negaran a confederarse por la cuenta aprehendida, especialmente porque no era probable que el gobierno general ejerciera inmediatamente el poder.

El Sr. WILLIAMSON, de Carolina del Norte, declaró la ley de Carolina del Norte sobre el tema, a saber: que no prohibía directamente la importación de esclavos. Impuso un derecho de 5 libras esterlinas a cada esclavo importado de África, 10 libras esterlinas a cada uno de otros lugares y 50 libras esterlinas a cada uno de una manumisión de licencias estatales. Pensaba que los Estados del Sur no podían ser miembros de la Unión si se rechazaba la cláusula y que estaba mal forzar algo que no fuera absolutamente necesario y con lo que cualquier Estado debía estar en desacuerdo.

Sr. KING, de Massachusetts, aunque el tema debe considerarse solo desde un punto de vista político. Si dos Estados no están de acuerdo con la Constitución, como se dice por un lado, él podría afirmar con igual convicción, por el otro, que se experimentaría una gran e igual oposición de los demás Estados. Destacó la exención de impuestos de los esclavos, mientras que cualquier otra importación estaba sujeta a ella, como una desigualdad que no podía dejar de golpear la sagacidad comercial de los Estados del Norte y Medio.

El Sr. LANGDON, de New-Hampshire, se esforzó mucho por otorgar el poder al Gobierno General. No podía, con la conciencia tranquila, dejarlo en manos de los Estados, que luego podrían continuar con el tráfico, sin que las opiniones aquí expresadas lo impidieran, que ellos mismos dejarían de importar esclavos.

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, se creía obligado a declarar con franqueza que no creía que Carolina del Sur detendría sus importaciones de esclavos en un corto período de tiempo, sino que solo las detendría ocasionalmente, como lo hace ahora. Movió a cometer la cláusula de que los esclavos podrían estar sujetos a un impuesto igual al de otras importaciones, lo que consideró correcto, y que eliminaría una dificultad que se había iniciado.

Sr. RUTLEDGE, de Carolina del Sur - Si la Convención cree que Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia alguna vez estarán de acuerdo con el plan, a menos que su derecho a importar esclavos permanezca intacto, la expectativa es vana. El pueblo de esos Estados nunca será tan tonto como para renunciar a un interés tan importante. Se mostró enérgico en contra de tachar la sección y secundó la moción del general PINCKNEY para un compromiso.

El Sr. GOUVERNEUR MORRIS, de Pensilvania, deseaba que se comprometiera todo el asunto, incluida la cláusula relativa a los impuestos a las exportaciones ya una ley de navegación. Estas cosas pueden formar un trato entre los estados del norte y del sur.

El Sr. BUTLER, de Georgia, declaró que nunca aceptaría el poder de gravar las exportaciones.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, dijo que era mejor dejar que los Estados del Sur importaran esclavos, que separarse de ellos, si lo convertían en una condición sine qua non. Se opuso a un impuesto sobre los esclavos importados, ya que empeoraba las cosas, porque implicaba que eran propiedad. Reconoció que si la facultad de prohibir la importación se diera al Gobierno General, se ejercería. Pensó que sería su deber ejercer el poder.

El Sr. REED, de Delaware, estaba a favor del compromiso, siempre que también se comprometiera la cláusula relativa a los impuestos sobre las exportaciones.

El Sr. SHERMAN, de Connecticut, observó que se había acordado esa cláusula y, por lo tanto, no podía comprometerse.

El señor RANDOLPH, de Virginia, estaba a favor de comprometerse, a fin de que, si fuera posible, se pudiera encontrar un término medio. Nunca pudo estar de acuerdo con la cláusula tal como está. Antes arriesgaría la Constitución. Se detuvo en el dilema al que estaba expuesta la Convención. Al aceptar la cláusula, se rebelaría contra los cuáqueros, los metodistas y muchos otros en los Estados que no tienen esclavos. Por otro lado, la Unión podría perder dos Estados. Probemos, entonces, dijo, la posibilidad de un compromiso.

Sobre la cuestión de la comisión de la parte restante de las secciones 4 y 5 del artículo 7 Connecticut, Nueva Jersey, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Hampshire, Pensilvania, Delaware - No, 3 Massachusetts, ausente.

[Por tanto, se volvió a comprometer todo el tema con el fin de llegar a algún compromiso.]

De Madison Papers, vol. III., Pág. 1.415.

El gobernador LIVINGSTON, de Nueva Jersey, del Comité de los Once, entregó el siguiente informe:

& quot; Tache tanto de la cuarta sección como se le remitió al Comité, e inserte, & quot; La migración o importación de tales personas como los varios Estados, ahora existentes, consideren apropiado admitir, no será prohibida por la Legislatura antes del año 1800. & quot

El informe de la Comisión de los Once siendo examinado,

El general PINCKNEY, de Carolina del Sur, se movió para tachar las palabras, `` el año mil ochocientos '', como el año que limita la importación de esclavos, y para insertar las palabras, `` el año dieciochocientos ocho ''. Sr. GORHAM, de Massachusetts , secundó la moción.

Sr. MADISON, de Virginia - Veinte años producirán todas las travesuras que se pueden aprehender de la libertad de importar esclavos. Por lo tanto, un período prolongado será más deshonroso para el carácter estadounidense, que no decir nada al respecto en la Constitución.

Sobre la moción, que fue aprobada afirmativamente, New-Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Maryland, Carolina del Norte. Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia - No. 4.

El señor GOVERNEUR MORRIS, de Pensilvania, estaba a favor de hacer que la cláusula se leyera de inmediato: `` No se prohibirá la importación de esclavos a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, & ampc ''. Esto, dijo, sería lo más justo y evitaría la ambigüedad por la cual, bajo el poder de naturalización, la libertad reservada a los Estados puede ser derrotada. También desea que se sepa que esta parte de la Constitución es un cumplimiento de esos Estados. Sin embargo, si los miembros de esos Estados se opusieran al cambio de idioma, no debería instarlo.

El Coronel MASON, de Virginia, no estaba en contra de usar el término & quotslaves, "sino en contra de nombrar a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, no fuera a ofender a la gente de esos Estados.

Al señor SHERMAN, de Connecticut, le gustó más una descripción que el término propuesto, que había sido rechazado por el antiguo Congreso y que no agradaba a algunas personas.

El Sr. CLYMER, de Pennsylvania, estuvo de acuerdo con el Sr. SHERMAN.

El Sr. WILLIAMSON, de Carolina del Norte, dijo que tanto en la opinión como en la práctica, estaba en contra de la esclavitud, pero pensaba que era más a favor de la humanidad, desde el punto de vista de todas las circunstancias, dejar entrar a Carolina del Sur y Georgia en esos términos que excluir ellos de la Unión.

El Sr. GOVERNEUR MORRIS, de Pennsylvania, retiró su moción.

El señor DICKINSON deseaba que la cláusula se limitara a los Estados que no habían prohibido por sí mismos la importación de esclavos, y con ese fin propuso enmendar la cláusula para que dijera: "La importación de esclavos en los Estados que lo permitan. la misma, no será prohibida por la Legislatura de los Estados Unidos hasta el año 1808 ”- que no estuvo de acuerdo con la nem con.

Se acordó entonces la primera parte del informe, enmendada de la siguiente manera: "La migración o importación de las personas que los diversos Estados existentes consideren oportuno admitir, no será prohibida por la Legislatura antes del año 1808".

New-Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Maryland, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia - Sí, 7 Nueva-Jersey, Pensilvania, Delaware, Virginia - No, 4.

[La carta del Sr. YANCEY, a la que se responde lo anterior, se encontrará en la segunda página del TIMES.]


Viernes 24 de agosto de 1787 - Historia

Cumpleaños:
1912 Durward Kirby, presentador de televisión (coanfitrión de la Candid Camera original con Alan Funt)
1958 Steve Guttenberg, actor (Tres hombres y un bebé, Cocoon, Academia de policía)
1949 Joe Regalbuto, actor (Murphy Brown)
1960 Cal Ripken, Jr. (campocorto de los Orioles de Baltimore que jugó en 2.632 juegos consecutivos, rompiendo el récord establecido por Lou Gehrig de 2.130 juegos)
1965 Marlee Matlin, actriz (Hijos de un Dios menor, The West Wing)
1973 David Chappelle, actor y comediante (Show de Chappelle)
1981 Chad Michael Murray, actor (One Tree Hill, Freaky Friday)

Eventos:
79 d.C. El monte Vesubio entra en erupción, quemando Pompeya y Herculano
1787 Wolfgang A Mozart completa su sonata para viola en A, K526
1831 John Henslow invita a Charles Darwin a viajar con él en el HMS Beagle
1847 Charlotte Bronte termina el manuscrito de Jane Eyre
1853 Primeras papas fritas preparadas por el chef George Crum (Saratoga Springs NY) ¡YAY!
1891 Thomas Edison patenta la cámara cinematográfica
1909 Comienza la construcción del Canal de Panamá
1919 El lanzador de Cleveland Ray Caldwell es aplastado por un rayo (quien dice que el béisbol no es peligroso)
1949 Entra en vigor la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)
1989 Pete Rose es suspendido de por vida del béisbol por apostar

Vacaciones divertidas:
Día Nacional del Pastel de Melocotón, Día de la Música Extraña, Día del Abrelatas, Día del Cuchillo

Copyright del contenido y copia 2021 por Marian Samuels y Judith Hodges. Reservados todos los derechos.
Este contenido fue escrito por Marian Samuels y Judith Hodges. Si desea utilizar este contenido de alguna manera, necesita un permiso por escrito. Comuníquese con Lane Graciano para obtener más detalles.


Informe del Comité Selecto de la Cámara | 28 de julio de 1789

El señor VINING, de la comisión de los once, a quien se le remitió llevar el tema de las ENMIENDAS a la CONSTITUCIÓN de los ESTADOS UNIDOS, en general a su consideración, e informar al respecto, elaboró ​​un informe, que fue leído, y está como sigue:

En el párrafo introductorio antes de las palabras, "Nosotros, el pueblo", añaden, "el gobierno está destinado al beneficio del pueblo, y el establecimiento legítimo del mismo se deriva únicamente de su autoridad".

ARTE. Yo, SEC. 2, PAR. 3 — Tache todo entre las palabras, “directo” y “y hasta tal”, y en su lugar inserte, “Después de la primera enumeración habrá un Representante por cada treinta mil hasta que el número ascienda a cien después de lo cual la proporción será regulado de tal manera por el Congreso que el número de Representantes nunca sea menor de cien, ni mayor de ciento setenta y cinco, pero cada Estado siempre tendrá por lo menos un Representante ”.

ARTE. Yo, SEC. 6 — Entre las palabras “Estados Unidos” y “deberán en todos los casos”, tache “ellos” e inserte: “Pero ninguna ley que varíe la compensación entrará en vigor hasta que haya intervenido una elección de Representantes. Los miembros."

ARTE. Yo, SEC. 9 — Entre PAR. 2 y 3 insertar "Ninguna religión será establecida por ley, ni se violará la igualdad de derechos de conciencia".

"La libertad de expresión y de prensa, y el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y a consultar por su bien común, y a solicitar al gobierno reparación de agravios, no serán infringidos".

“Una milicia bien regulada, compuesta por el cuerpo del pueblo, siendo la mejor seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas, pero ninguna persona religiosamente escrupulosa será obligada a portar armas . "

"Ningún soldado será alojado en una casa en tiempo de paz sin el consentimiento del propietario, ni en tiempo de guerra, sino de la manera que prescriba la ley".

“Nadie será sometido, salvo en caso de acusación, a más de un juicio o una sanción por el mismo delito, ni será obligado a ser testigo en su contra, ni será privado de la vida, libertad o propiedad sin el debido proceso. de la ley ni se tomará propiedad privada para uso público sin una justa compensación ".

"No se exigirá fianza excesiva, ni se impondrán multas excesivas, ni se impondrán castigos crueles e inusuales".

“El derecho de las personas a estar seguras en su persona, casas, papeles y efectos, no será violado por la emisión de órdenes judiciales, sin causa probable sustentada en juramento o afirmación, y no describiendo particularmente los lugares a registrar, y las personas o cosas para ser confiscadas ".

"La enumeración en esta Constitución de ciertos derechos no se interpretará en el sentido de negar o menospreciar otros retenidos por el pueblo".

ARTE. 1 SEGUNDO. 10, entre el 1º y 2º PAR. insértese: "Ningún Estado infringirá la igualdad de derechos de conciencia, ni la libertad de expresión, ni de prensa, ni el derecho a ser juzgado por jurado en casos penales".

ARTE. 3, SEC. 2, agregue al 2d PAR. “Pero no se admitirá ninguna apelación ante dicho tribunal, cuando el valor en controversia no ascienda a mil dólares ni ningún hecho, juzgado por un jurado de acuerdo con el curso del derecho consuetudinario, podrá ser reexaminado de otro modo que de acuerdo con el reglas del derecho consuetudinario ".

ARTE. 3, SEC. 2 — Táchese todo el párrafo 3 e insértese: “En todo proceso penal el imputado gozará del derecho a un juicio rápido y público, a ser informado de la naturaleza y causa de la acusación, a ser confrontado con los testigos en su contra, contar con un proceso obligatorio para la obtención de testigos a su favor y contar con la asistencia de un abogado para su defensa ”.

“El juicio de todos los delitos (excepto en los casos de acusación y en los casos que surjan en las fuerzas terrestres o navales, o en la milicia, cuando estén en servicio real en tiempo de guerra o peligro público) será por un jurado imparcial de titulares libres de la vecindad, con el requisito de unanimidad para la condena, el derecho de impugnación y otros requisitos habituales y ninguna persona será considerada para responder por un delito capital o de otro modo infame, a menos que en una presentación o acusación por un gran jurado, pero si un delito cometerse en un lugar en poder de un enemigo, o en el que pueda prevalecer una insurrección, la acusación y el juicio podrán ser autorizados por ley en algún otro lugar dentro del mismo estado y si se cometen en un lugar que no esté dentro de un estado, la acusación y el juicio pueden tener lugar en el lugar o lugares que la ley haya ordenado ".

"En juicios de derecho consuetudinario se preservará el derecho a juicio por jurado".

“Inmediatamente después de ART. 6, lo siguiente se insertará como ART. 7:

“Los poderes delegados por esta Constitución al gobierno de los Estados Unidos, se ejercerán según corresponda, de modo que el Legislativo nunca ejercerá los poderes conferidos al Ejecutivo o Judicial ni al Ejecutivo los poderes conferidos al Legislativo o Judicial ni el Judicial los poderes conferidos al Legislativo o Ejecutivo ”.

“Los poderes no delegados por esta Constitución, ni prohibidos por ella a los Estados, quedan reservados a los Estados respectivamente”.


La deliciosa y escandalosa historia de Scotty Bowers, un ex infante de marina que aterriza en Hollywood después de la Segunda Guerra Mundial y se convierte en una legendaria escolta y proxeneta sexual de celebridades homosexuales en el clóset.

SINOPSIS

Scotty y la historia secreta de Hollywood es la deliciosa y escandalosa historia de Scotty Bowers, un apuesto ex marine que aterrizó en Hollywood después de la Segunda Guerra Mundial y se convirtió en confidente, ayudante de campo y amante de muchos de los hombres y mujeres más importantes de Hollywood. estrellas. En las décadas de 1940 y 1950, Scotty dirigía una estación de servicio a la sombra de los estudios donde conectaba a sus amigos con actores y actrices que tenían que ocultar sus verdaderas identidades sexuales por temor a redadas policiales en bares gay, el rechazo social y su carrera. suicidio. Una leyenda de Hollywood no reconocida, Bowers se encargaría de satisfacer los apetitos sexuales de las celebridades, heterosexuales y homosexuales, durante décadas.

"¿Quién diría que la historia podría ser tan excitante y divertida?" & # 8211 Estrella de Toronto

"Scotty ofrece más que solo lujuria". & # 8211 Village Voice

"Estamos constantemente reescribiendo nuestra historia colectiva, pero pocos de nosotros podemos hacerlo con tanta alegría diabólica como Scotty Bowers". & # 8211 NPR


Viernes 24 de agosto de 1787 - Historia

79 El volcán del Vesubio entra en erupción y sepulta a Pompeya en ceniza volcánica.

1456 Se termina de imprimir la Biblia de Gutenberg.

1814 Las tropas británicas incendian la Casa Blanca.

1853 Se preparan las primeras papas fritas (llamadas chips Saratoga) en Nueva York.

1891 Thomas Edison patenta la cámara cinematográfica.

1932 Amelia Earhart completa su vuelo a través de los Estados Unidos sin escalas. Ella es la primera mujer en hacerlo.

Cumpleaños famosos:

1929 Yasser Arafat (líder palestino)

1951 Orson Scott Card (el autor escribió El juego de Ender)

1960 Cal Ripkin Jr. (jugador de béisbol)

1965 Reggie Miller (jugador de baloncesto)

1973 Dave Chapelle (Comediante)

1981 Chad Michael Murray (Actor)

1988 Rupert Grint (el actor interpretó a Ron Weasley en las películas de Harry Potter)

Hoy en el Archivo Histórico:

¿Quieres saber qué personajes famosos nacieron en tu cumpleaños? ¿Ocurrió un acontecimiento interesante o un acontecimiento histórico en tu cumpleaños? Seleccione el mes y el día de su cumpleaños para ver más eventos divertidos e históricos y cumpleaños famosos de ese mes. Busque también los cumpleaños de su amigo. Descubra algo interesante en su cumpleaños o una celebridad genial y envíe un correo electrónico a su amigo con una divertida tarjeta de cumpleaños:


Viernes 24 de agosto de 1787 - Historia

El 30 de agosto de 1995, Estados Unidos y la OTAN lanzaron la Operación Fuerza Deliberada contra las regiones de Bosnia habitadas por serbios. Fueron los bombardeos más grandes de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Los aviones de la Armada y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos volaron más de 2.000 incursiones sobre Bosnia durante el ataque de tres semanas. Después de una pausa de cuatro días, los ataques aéreos se reanudaron el 5 de septiembre con mayor intensidad. Se expandieron desde el área de Sarajevo a un total de 70 zonas objetivo en toda Bosnia, incluidos los puentes necesarios para traer alimentos y suministros médicos. Las milicias serbias estaban prácticamente indefensas frente a los ataques. Murieron decenas de soldados y civiles.

La OTAN y Estados Unidos aprovecharon cínicamente un bombardeo de mortero en el mercado de Sarajevo el 28 de agosto como justificación del bombardeo masivo. Sin embargo, los líderes de los serbios de Bosnia negaron su responsabilidad por la atrocidad, en la que murieron 43, acusando que el gobierno liderado por musulmanes organizó el ataque para provocar una intervención estadounidense. El personal de mantenimiento de la paz de la ONU llegó a la conclusión de que un bombardeo similar en Sarajevo en febrero de 1994 había sido obra de fuerzas musulmanas.

En una conferencia en Londres el 21 de julio de 1995, las potencias de la OTAN acordaron un cambio de táctica a una campaña de bombardeos a gran escala contra los serbios de Bosnia. Después de la reunión, los contingentes de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU estacionados en territorio controlado por los serbios fueron trasladados a un terreno más seguro y las tropas de mantenimiento de la paz francesas alrededor de Sarajevo fueron reequipadas con armamento pesado.

El momento exacto de las redadas no fue determinado por la situación en Sarajevo, sino por el éxito de la invasión del ejército croata el mes anterior de la región de Krajina y su expulsión de un cuarto de millón de serbios. Fue el mayor caso de limpieza étnica desde que estallaron las guerras comunales en 1991, llevadas a cabo con el pleno apoyo del gobierno de Estados Unidos y prácticamente sin críticas en los medios oficiales.

A los pocos días de la ofensiva croata, Washington anunció un nuevo plan para la partición de Bosnia y los diplomáticos estadounidenses llevaron la propuesta a las principales capitales europeas. Algunos funcionarios de la administración Clinton declararon abiertamente que el propósito del bombardeo era obligar al régimen serbio de Bosnia a aceptar el plan elaborado por Estados Unidos para la división de la ex Yugoslavia según criterios étnicos.

Hace 50 años: Cuatro muertos, incluidos Los Angeles Times reportero, por la policía en la protesta de Vietnam

El 29 de agosto de 1970, unas 20.000 personas marcharon en el este de Los Ángeles contra la guerra de Vietnam. La manifestación fue organizada por el Comité Nacional de la Moratoria Chicana contra la Guerra de Vietnam, conocido más simplemente como la Moratoria Chicana. La marcha fue atacada por el Departamento de Policía de Los Ángeles, que mató a cuatro manifestantes, entre ellos Rubén Salazar, periodista de la Los Angeles Times y una figura conocida en el movimiento chicano.

La protesta se caracterizó por una gran hostilidad a la guerra de Vietnam, pero también se confundió con demandas nacionalistas pequeñoburguesas. Uno de los principales enfoques del Comité Chicano de Moratoria fue denunciar el reclutamiento de mexicano-estadounidenses en el ejército de los Estados Unidos en proporciones más altas que los estadounidenses blancos y negros. Algunos de los lemas propuestos por el Comité incluyeron “Traiga nuestro Carnales (hermanos de sangre) casa ”y la promoción de la idea de“ La Raza ”, que fue un llamado a la unidad de los pueblos étnicamente mexicanos.

La marcha comenzó en Laguna Park, donde se reunieron los manifestantes chicanos. Una vez concluida la marcha principal y los discursos, la policía de Los Ángeles intentó dispersar la manifestación atacando a los manifestantes con porras y gases lacrimógenos. Lo que había sido una protesta pacífica contra la guerra se convirtió en un motín policial. Algunos de los manifestantes resistieron y se enfrentaron con la policía, que detuvo a 150 personas.

Mientras despejaban las calles de manifestantes, la policía también disparó botes de gas lacrimógeno contra los edificios donde la gente se había reunido para refugiarse. Rubén Salazar fue asesinado mientras estaba de pie en uno de esos lugares, un café. Fue golpeado en la cabeza con una lata de gas lacrimógeno disparada por un oficial a través del frente de la tienda.

Salazar había sido un L os A ngeles Veces corresponsal extranjero que cubría la ocupación estadounidense de la República Dominicana en 1965, la guerra de Vietnam y la masacre de Tlatelolco en México. Más recientemente, había cubierto historias sobre el mal trato de los mexicano-estadounidenses por parte de la policía y en las cárceles. Salazar también, en enero de 1970, se convirtió en el director de noticias de la estación de televisión en español KMEX, donde cubrió la actividad del movimiento chicano. Había sido observado por el FBI, que recopiló archivos sobre su actividad en el movimiento chicano y su oposición a la guerra de Vietnam.

En una conferencia de prensa posterior a las manifestaciones, Rosalio Muñoz, líder de la Moratoria Chicana, hizo un llamado al presidente mexicano de derecha Gustavo Díaz Ordaz pidiéndole que “suspenda su reunión con Nixon hasta que los asesinos de Rubén Salazar sean llevados a justicia."

Pero Díaz Ordaz no tuvo ningún problema con la violenta represión policial de los manifestantes. Es una política que había adoptado en la masacre de Tlatelolco de 1968, donde la policía mexicana abrió fuego contra una manifestación masiva de estudiantes y trabajadores, matando a unos 400.

Hace 75 años: comienza la ocupación militar estadounidense de Japón

El 28 de agosto de 1945, 150 oficiales militares estadounidenses llegaron a la ciudad de Atsugi como la vanguardia de la ocupación estadounidense de Japón. Durante los días siguientes, miles de tropas estadounidenses se desplegarían en una operación que se extendería hasta 1952.

La ocupación siguió a la rendición formal de Japón el 15 de agosto. Ese anuncio, que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial, siguió al lanzamiento sin precedentes de armas atómicas en Hiroshima y Nagasaki por parte de la administración estadounidense del presidente Harry Truman, en un crimen de guerra que se cobró cientos de miles de personas. vidas. El ataque nuclear siguió a 12 meses de ataques aéreos estadounidenses, que ya habían destruido hasta una séptima parte de las áreas urbanas de Japón.

La rendición fue seguida por la supresión por parte del régimen imperial de elementos dentro del ejército japonés que se oponían a la capitulación ante Estados Unidos. Después de esto, los funcionarios japoneses viajaron a Filipinas para reunirse con el general estadounidense Douglas MacArthur, que comandaba las fuerzas aliadas en toda la región.

MacArthur, después de negociar los términos de la rendición, fue directamente a Tokio. Allí promulgó leyes por decreto, incluida una prohibición efectiva de izar la bandera imperial del "Sol Naciente" de Japón y otras actividades nacionalistas. MacArthur también emitió órdenes contra la violencia estadounidense contra civiles y la incautación forzosa de alimentos, en un intento por presentar la subyugación de la población japonesa por parte del imperialismo estadounidense como un ejercicio de conformidad con las leyes internacionales.

El 2 de septiembre, el gobierno japonés presentó formalmente un instrumento de rendición a los representantes estadounidenses. Cuatro días después, el 6 de septiembre, Truman aprobó una “política inicial posterior a la rendición”, centrada en asegurar que Japón no volvería a surgir como una potencia militar capaz de desafiar los intereses estadounidenses en Asia y establecer formas de gobierno democrático-burguesas.

Esta política estaba inextricablemente relacionada con los diseños de Estados Unidos de convertirse en la potencia hegemónica en la región de Asia y el Pacífico, incluso a través de la consolidación del nuevo orden de China, que luego se vio envuelta en una guerra civil entre el ejército campesino del partido comunista estalinista de Mao Zedong y el Partido Comunista Estalinista de Mao Zedong. fuerzas nacionalistas de derecha del Kuomintang, respaldadas por Estados Unidos.

100 años: trabajadores ocupan fábricas en Milán, Italia

El 30 de agosto de 1920, en lo que se convertiría en el apogeo del movimiento revolucionario de la clase obrera italiana en los “dos años rojos” (Biennio Rosso) de 1919-1920, los trabajadores de la industria metalúrgica de Milán, la capital industrial de Italia ocupó más de 300 fábricas en respuesta a un cierre patronal de los empleadores en la planta de Romeo ese lunes por la mañana.

Desde el final de la Primera Guerra Mundial en 1918, los trabajadores italianos habían sufrido una fuerte caída en el nivel de vida. El país fue devastado por la inflación y la desmovilización masiva de soldados creó una crisis de desempleo.

Las demandas de los trabajadores fueron inicialmente por salarios más altos, pero los empleadores encontraron que no podían convivir con los consejos de fábrica, establecidos independientemente de los sindicatos, que habían comenzado a regular la producción dentro de las fábricas. En abril, los trabajadores automotrices de Fiat habían comenzado a ocupar fábricas en Turín bajo la influencia de los comités de fábrica.

De las ocupaciones milanesas, un periódico informó: “Se llegaba a ellas a través de multitudes de mujeres y niños, yendo y viniendo con cenas para los huelguistas… Las entradas estaban estrictamente vigiladas por grupos de trabajadores. No se veía ni el fantasma de un funcionario ni de un policía. Los huelguistas eran maestros completos del campo ”.

El imperialismo italiano estaba frenético. No había logrado obtener ninguno de los objetivos geoestratégicos de más colonias y control del mar Adriático, en particular, que se había propuesto lograr cuando entró en la Primera Guerra Mundial en 1915 del lado de los Aliados. Ahora la situación había hecho imposible gobernar en casa con métodos tradicionales.

A principios de septiembre, casi 400.000 trabajadores habían ocupado fábricas. El gobierno estaba paralizado. Los campesinos y trabajadores agrícolas habían comenzado a ocupar las propiedades de los grandes terratenientes. El país estaba al filo de la navaja.

Las organizaciones oficiales de la clase obrera, el Partido Socialista en particular, se negaron a dar liderazgo a este movimiento de masas u organizar una toma del poder por parte de la clase obrera.

El Segundo Congreso de la Internacional Comunista, que acababa de reunirse en Moscú, emitió una severa advertencia:

“Proletarios de Italia, recordemos el destino de Hungría, que ha entrado en los anales de la historia como una terrible advertencia al proletariado de que en la lucha por el poder, así como después de la conquista del poder, debe mantenerse firme sobre sus propios pies, arrasando ¡Dejando a un lado todos los elementos de indecisión y vacilación y lidiando sin piedad con todos los intentos de traición! "

La ausencia de un partido revolucionario en Italia permitió que la situación cambiara rápidamente, y en 1922, Mussolini pudo realizar su Marcha sobre Roma y llevar su movimiento fascista al poder.


Ver el vídeo: DISCOVERY UNDERGROUND se celebrará en la madrugada del 24 al 25 de agosto